El presunto “fin del ciclo progresista”


Ángel Guerra Cabrera

eu-senala-america-latinaDesde hace algún tiempo se ha decretado por las derechas, sectores de izquierda desorientados de América Latina y el Caribe(ALC), y también de Europa, el fin de lo que llaman ciclo progresista. Basan su afirmación en especulaciones muy alejadas de un auténtico trabajo de campo y del conocimiento, o la correcta interpretación, de la historia de luchas de nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños. O, simplemente, la sustentan en sus deseos.

Existen, sin duda, elementos de carácter objetivo y subjetivo que han llevado a una disminución en el ímpetu ofensivo de los llamados gobiernos progresistas. Por demás, es bien sabido que los procesos populares y revolucionarios no son linealmente ascendentes todo el tiempo sino sufren marchas y contramarchas, flujos y reflujos por bien dirigidos que estén y por mucho consenso popular que hayan ganado.

Pero antes de entrar a ese asunto creo importante decir que prefiero otra denominación para esos gobiernos a la de progresistas, más adecuada en mi humilde opinión a la realidad de ALC después del ascenso a la presidencia de Venezuela por Hugo Chávez(1999). Por eso los califico como gobiernos que en distintos grados son independientes de Estados Unidos, se distancian de los dictados del Consenso de Washington, abogan activamente por la unidad y la integración latino-caribeña y por un mundo multipolar. Si atendemos a estos rasgos podemos decir que cumplen con ellos en alguna medida: Antigua y Barbuda, Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía,  San Vicente y las Granadinas, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Retomando el hilo, es evidente que la desaparición en 2013 de un líder de cualidades tan descollantes  como Hugo Chávez, desaceleró, no obstante los valiosos esfuerzos del digno Nicolás Maduro, el ritmo de avance que llevaban la unidad e integración de nuestra región. A ello se unieron la abrupta caída del precio de las materias primas, entre ellas el petróleo; el haber entrado algunos de los países mencionados en recesión como Venezuela y Brasil, o disminuido su crecimiento, con la consiguiente disminución de fondos para los programas de redistribución de la riqueza y el golpe al poder adquisitivo de la población; además, el tener que recurrir al crédito internacional, fundamentalmente de China, para compensar la caída de sus ingresos en divisas. Debemos añadir errores e insuficiencias en la gestión de los gobiernos y en la ejecutoria de sus partidos.

Pero antes de 2013 ya había comenzado otra variable fundamental: la contraofensiva de Estados Unidos y las oligarquías contra los gobiernos independientes y contra la unidad e integración de ALC, desde el ataque yanqui-uribista a territorio ecuatoriano y el restablecimiento de la IV Flota por Washington(2008), hasta los golpes de Estado exitosos contra los presidentes Zelaya y Lugo en Honduras(2009)  y Paraguay(2012)  y los derrotados en  Bolivia(2008)  y Ecuador(2010) contra sus homólogos Evo y Correa.

Todo ello antecedido por el golpe y boycot petrolero  en Venezuela(2002-2003) y continuado en la última década con un permanente acoso desestabilizador contra esos gobiernos. Empeño en el que las llamadas industrias culturales estadunidenses – incluidos los conglomerados corporativos de comunicación de ALC-, sustituyen literalmente como armas de guerra a los ejércitos mediante el envenenamiento, embrutecimiento y engaño de millones de personas. Lo vemos clarísimo estos días en Brasil, Ecuador y Argentina. Sumemos los programas estadunidenses que forman activistas en las técnicas de las revoluciones de colores, que incluyen el uso de las redes sociales digitales.

Hoy vemos que además del embate prioritario contra Maduro, atacan a fondo a Correa, Dilma y Lula, y hostigan a Sánchez Serén.  Pero no hay tal fin de ciclo. Lo que sí hay es golpismo de derecha debido a su imposibilidad de ganar elecciones a esos gobiernos.

La razón es sencilla. Pese a la crisis económica internacional que golpea también y duro a países desarrollados como Estados Unidos, Alemania, Francia y Japón los gobiernos independientes de Washington tienen logros sociales incomparables en ALC que llegan a quienes nunca tuvieron nada. Entre ellos sacar de la pobreza a millones de personas, llevado a las aulas a millones de estudiantes, extendido apreciablemente la atención médica y elevado la calidad de vida de sus poblaciones. Volveré sobre el tema.

Twitter: @aguerraguerra

10 pensamientos en “El presunto “fin del ciclo progresista”

  1. Ángel Guerra Cabrera, trata de justificar los “huerfanitos” de la izquierda latinoamericana, la incapacidad de esta, para crear riqueza y justicia social al mismo tiempo, esta mas que demostrada, la corrupcion que ha traido la izquierda es harto conocida, Brasil, Venezuela y Argentina como ejemplos de esta corrupcion gubernamental basta.

    El Sr, Guerra, afirma…”los gobiernos independientes de Washington tienen logros sociales incomparables en ALC que llegan a quienes nunca tuvieron nada. Entre ellos sacar de la pobreza a millones de personas, llevado a las aulas a millones de estudiantes, extendido apreciablemente la atención médica y elevado la calidad de vida de sus poblaciones.”…muy bonito en papel, como las antiguas revistas, URSS, China Popular, Sputnik, etc, pero, si vemos la realidad, Venezuela tiene tal grado de delicuencia, que es uno de los paises mas violentos e inseguros de mundo, Brasil tiene una corrupcion gubernamental tan alta que la presidencia se “tambalea”, Argentina es el paraiso de los estafadores de bancos y el mejor productor de bonos basuras mundiales, los indigenas del Ecuador quiren eliminar y protestan al nativo graduado de Harvard, etc. En Cuba, podemos decir que el desafio mas grande que tiene el Gobierno Cubano, es precisamente el balancear la educacion, lo servicios de salud, transporte, etc en una economia cambiante y al mismo tiempo aumentar el nivel economico de los ingresos de los cubanos.

    Independientemente de los caminos que tomen los izquierdistas latinoamericanos, considero que la economia cubana, tomara el rumbo del capitalismo (ya esta en marcha), pues es la unica solucion a los problemas inmediatos que tiene el pais, producto del sistema economico esclerotico y burocratico, que han adoptado los cubanos por tanto tiempo.😉 Saludos

    • Tony: Yo conocía ese dicho de ver la mitad llena del vaso, o la mitad vacía, según la mirada optimista, o pesimista, que uno tenga.
      Pero, esta novedad de que la mitad vacía es “la realidad”, y la mitad llena, “una alucinación”, me va a dejar pensando durante meses.
      PD: Ya estamos haciendo colectas para que los fondos buitre tengan acceso a una alimentación saludable. Y, para el juez Griesa levantamos un monumento a la lucha contra la corrupción. Es muy parecido a La Piedad, de Miguel Angel, sólo que el juez está en brazos del Rey Salomón, y tiene uno de sus pulgares en la boca.
      Carita sonriente, y saludos.

  2. Es exatamente eso. El fin del ciclo progresista es uma leyenda que difunden los siervos del imperialismo como si eso fuera inevitable. Esconden las tramoyas que están urdiendo hace tempo. El enemigo no duerme.

  3. Muy buen artículo, verdadera advertencia a dudas que pueden aparecer en sectores vacilantes. Anota con justeza dificultades que se presentan a los gobiernos de A.L. que desarrollan vías alternativas al neoliberalismo, en particular las económicas con la caída de precios de materias primas, que siguen siendo su principal fuente de divisas. También la ofensiva del Imperialismo centrada en Venezuela, Ecuador y Brasil -su principal apuesta del momento- por vía económica pero también -y con mucho énfasis- a través de los grupos mediáticos, una guerra sucia que se extiende por todo el continente. Pone énfasis, con razón, en el golpe que ha supuesto la muerte del Comandante Chavez. Y con razón, ha sido solo un duro golpe para Venezuela y para todo el continente, en un momento en que el rol de la conducción es fundamental.
    Como el compañero termina su artículo con un “volveré sobre el tema”, no creo apropiado ir mas allá, pero recuerdo viejas enseñanzas. Decían que, por método, hay que reducir los fenómenos a sus contradicciones internas -allí también se hacían presentes las externas-, y siendo lo de América Latina muy particular, quizá habría que profundizar un poco en ellas. No con ánimo de transformarlas en determinantes, en absoluto. Solo -y nada menos- para poder, tal vez, echar un poco de claridad sobre una frase que se repite a menudo pero se deja sin aclaración igual cantidad de veces: “consolidar y profundizar el modelo”. El Imperalismo solo existe a condición de avasallar. Varía tácticas y políticas, pero esa es su esencia. Los nuevos fenómenos, solo pueden “consolidar” “profundizando”. Y éste es un problema y un debate que hoy debe estar presente. En modo alguno para cuestionar, algo a lo que lamentablemente somos históricamente afectos. Pero eso también es otra historia. Me quedo -a la espera- con la última frase de Guerra Cabrera.
    Chau

  4. Otro progresista que muerde el polvo, el primer ministro griego Alexis Tsipras, dijo hoy que renunciara a su cargo, producto de una revuelta dentro de su propio partido Syriza, el exministro de economia griego, Yanis Varoufakis, dijo en su blog que el acuerdo firmado por Tsipras, es una ”humillante capitulacion”…cuantos mas tienen que morder el polvo de la derrota antes que el ciclo llegue a su final?😉 Saludos

  5. Yo pienso que no sólo no hay que temerle al fin de un ciclo como el que llevó a la integración en la UNASUR, y a la ruptura de la obediencia a las potencias imperialistas, sino que hay que prepararlo, cuando aun las fuerzas progresistas sigan teniendo el respaldo de los pueblos. El realineamiento acelerado de fuerzas, a nivel mundial, no presagia nada bueno. Canadá ha hecho ajustes no sólo en Relaciones Exteriores (cierre de consulados en el exterior), sino en Comercio. Han cerrado dependencias que facilitaban exportaciones, y apuntan a disminuir el comercio exterior y a dirigir sus inversiones hacia economías emergentes (Sudamérica, entre ellas, o China.) Se está acabando cualquier posibilidad de cooperación entre el capitalismo occidental y el oriental, y la guerra económica está dañando a ambos bandos. Quizá llegue el momento en que tomen la decisión, antes de debilitarse excesivamente, de resolver la hegemonía en el plano militar.
    Y, Latinoamérica y el Caribe somos piezas importantes en el tablero mundial, así que se acortan los tiempos para decidirse por ser chicha, o limonada.
    Yo espero que un eje entre Cuba, Venezuela, Ecuador y Bolivia complete la revolución socialista, y se constituya en el liderazgo que necesita la región para seguir por ese camino.
    Porque el capitalismo mundial, en sus disputas, golpea las economías regionales, pero a pesar de que no tienen nada que ofrecer, como ocurre en Europa, se las arreglan para culpar por los retrocesos a los gobiernos progresistas, a quienes presentan como improvisados aventureros corruptos. Y, es peligroso descansar en políticas redistributivas fácilmente reversibles, sin mostrar que lo que cambia en nuestras sociedades es su estructura, y los avances ya no están en riesgo por una mala elección de un partido progresista.
    Sin romper la unidad regional en la diversidad, ojalá los gobiernos de vanguardia alumbraran una Internacional que profundizara en las cuestiones tácticas y estratégicas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s