América Latina, Cuba y la embestida de la derecha


Omar Pérez Salomón
Memorial de América Latina Niemeyer

Monumento en el Memorial de América Latina, de Óscar Niemeyer

La desaparición de la URSS y el campo socialista en Europa del Este a principio de los 90, originó una enorme confusión y desorientación en la izquierda latinoamericana, y una euforia maliciosa de la derecha internacional, encabezada por el complejo militar industrial, que declaró  la clausura definitiva del socialismo y el triunfo total del capitalismo sobre todo tipo de modelo alternativo de desarrollo social.

La resistencia de los revolucionarios cubanos y el surgimiento de gobiernos progresistas a partir de finales de la última década del siglo XX, encabezados por figuras de la talla de Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Evo Morales y Rafael Correa, por citar solo algunos nombres, ha permitido una recuperación del trauma que representó ese acontecimiento, si bien es cierto que no es total, ni mucho menos.

Los avances de programas sociales en los últimos años en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Brasil y otros países de la región, ha traído como consecuencia la ofensiva actual de la derecha y la oligarquía latinoamericana, organizada y conducida por las fuerzas de poder del imperialismo estadounidense. La guerra económica y las acciones subversivas contra Venezuela, las manifestaciones opositoras en las calles de Quito, los intentos por sacar del gobierno a la presidenta brasileña, las presiones financieras contra Argentina y los intentos de paro del transporte público en El Salvador, son muestras de esa embestida.

Creo que Cuba está también en la mira de esa ofensiva; pero saben que los proyectiles utilizados tienen que ser de otro tipo. Los centros de estudio e investigación y los servicios especiales del imperio, saben que en la mayor de las Antillas la gran mayoría de la población defiende el proyecto revolucionario y el socialismo. ¿Cómo quebrar entonces la resistencia y cambiar el sistema político cubano si no existe una oposición interna que le haga este servicio?. Han optado por cambiar los métodos, la táctica y técnicas. El actual inquilino de la Casa Blanca tiene luz verde de los centros de poder del imperialismo para aplicar ese plan, al fin y al cabo el objetivo sigue siendo el mismo, destruir la Revolución.

El 12 de enero de 2009, Hillary Clinton, ex Secretaria de Estado aseguró en una declaración enviada al senador Richard Lugar,

“que el gobierno de Obama prevé realizar una revisión de la política estadounidense sobre Cuba y trabajar con miembros del comité y otros miembros del Congreso en la consideración de pasos adecuados para ayudar a avanzar los intereses y valores de E.U. en el contexto de las relaciones con Cuba”.

Más claro, ni el agua. Los revolucionarios cubanos no debemos caer en la tentación de negarse a sí mismos en los nuevos escenarios, más bien reafirmar principios con los cuales sí tenemos que ser intransigentes y firmes en su aplicación, como el antimperialismo, la solidaridad, la soberanía, la justicia y la igualdad.

Aquellos que con inaudita ingenuidad creen que Cuba y Estados Unidos ya no son enemigos ni rivales, sino vecinos, les recuerdo lo planteado por el padre de la patria, Carlos Manuel de Céspedes en 1870:(…)

“Por lo que respecta a Estados Unidos tal vez estaré equivocado; pero en mi concepto su gobierno a lo que aspira es a apoderarse de Cuba sin complicaciones peligrosas para su nación y entretanto que no salga del dominio de España. Siquiera sea para constituirse en poder independiente; este es el secreto de su política y mucho me temo que cuanto haga y proponga, sea para entretenernos y que no acudamos en busca de otros amigos más eficaces y desinteresados” [1]

Y por el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, cuando expresó:

“No confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos, sin que esto signifique, ni mucho menos, un rechazo a una solución pacífica de los conflictos o peligros de guerra. Defender la paz es un deber de todos. Cualquier solución pacífica y negociada a los problemas entre Estados Unidos y los pueblos o cualquier pueblo de América Latina, que no implique la fuerza o el empleo de la fuerza, deberá ser tratada de acuerdo a los principios y normas internacionales. Defenderemos siempre la cooperación y la amistad con todos los pueblos del mundo y entre ellos los de nuestros adversarios políticos. Es lo que estamos reclamando para todos” (…).[2]

La meta histórica de la izquierda es y será la aniquilación del capitalismo y la construcción de un mundo mejor, no plegado a la hegemonía imperialista. Renegar de ello, o asumirlo a medias, sólo es hacerle el trabajo más facil a quienes no han renunciado, ni renunciarán jamás, a sus pretenciones de dominación.

[1] Tomado del libro de Abel Enrique González Santamaría: “La gran estrategia”, Editorial Capitán San Luis, La Habana, 2013, p.106.

[2] Fidel Castro: “Para mis compañeros de la Federación Estudiantil Universitaria”. www.cubadebate.cu, 26 de enero de 2015.

16 pensamientos en “América Latina, Cuba y la embestida de la derecha

  1. Saludos; siguen soñando. los llamados izquierdistas del siglo XXI, viven en residencias, con carros deñ año y televisores de 60 pulgadas. los conozco en el nuevo vedado. apoyaría para Cuba un estado asociado a USA. de lo contrario ni en 200 años saldremos del hueco.

  2. jesusvalladareso, el nuevo vedado que dices debe ser fuera de Cuba, porque conozco a muchos revolucionarios que residen en ese barrio habanero, viven en modestas viviendas y andan en lada de hace 20 años o a pie. Aquellos que piensan que la solución a los problemas de Cuba está en la anexión a USA son de los incorregibles que la Revolución no pierde nada con renunciar a ellos. Por suerte son minoría.

    • Miguel,
      Yo también, estoy totalmente de acuerdo contigo.
      A parte de eso, quisiera añadir algo:
      Soy francesa y no cubana (y por eso, les pido que me disculpen por adelante si hago algunas errores de conocimiento de su país) pero conozco a Cuba hace desde 18 años y aunque la apertura actual con los E.U es mas que normal para que Cuba pueda por fin salir adelante o mejor decir “respirar como lo merecen todos los seres humanos”, aunque eso, no estoy de estas personas que se ponen tan alegres frente lo que se podría observar también como un regreso de los estadounidenses porque todos sabemos que es lo que le parecería normal a tanta gente en el mundo de los países de derecha y no solamente en los EU.
      En hecho, estoy muy preocupada porque sé que los cubanos tendrán que andar con los ojos bien abiertos y siempre mirar a los “vecinos” como un “virus que puede quedarse adormecido durante tiempo pero que nunca se ira totalmente sin ningún riesgo de recaída de la enfermedad”.
      Es una lastima pero la historia del mundo siempre nos ha enseñado que él que tiene un enemigo un día nunca mas podrá dormir con los 2 ojos cerrados en el mismo tiempo.

      • Si, Iroel, por supuesto.

        Y desde Europa no es facil hacerse una opinión cerquita de la realidad cubana porque ya tu sabes como trabajan nuestros países y muchos de sus periodistas (no digo “todos sus periodistas”, claro, pero muchos), por eso te agradezco de nuevo para el enlace bien claro con la situación de Cuba que representa tu blog para mi.
        Y de todo modo, dentro de poco (en octubre) vuelvo a Cuba, entonces veré quien dice la verdad …! (tienes que comprender estas ultimas palabras mías solamente como una broma, por supuesto, porque sé por adelante donde es la verdad y espero que no me guardaras rencor para esta broma en el medio de problemas tan importantes).

  3. Apuntaría solo que la disolución de la Urss y el campo socialista coronó un proceso, pero no fue el “orígen” de la confusión y desorientación de la izquierda revolucionaria en América Latina. La gran mayoría de los movimientos revolucionarios -derrotados y/o fracasados en los 60/70/80- tenían escaso vínculo con la Urss, a veces casi ninguno y en oportunidades choques con quienes aparecían como sus defensores oficiales.
    No parece casual que los reverdeceres de movimientos político-sociales en América Latina que sí menciona el artículo, tengan muy poca raigambre en ellos,y sí en cambio con los derrotados de entonces, aunque justo es reconocer que la mayoría de partidos llamados comunistas de América han optado por apoyos a los mismos. También justo es decir, que con mínimas o ninguna autocrítica respecto a la etapa anterior.
    Y no es un asunto menor. De incorrectos análisis de los procesos históricos, suelen devenir políticas incorrectas. Es un debate que en la izquierda revolucionaria latinoamericana, todavía nos debemos. Cierto es que intentos hay, pero muchas veces intentamos superarlo “por la positiva” (bajo ese rótulo en realidad se elude), que puede conducir -y de hecho conduce- al “posibilismo” o el “radicalismo”. Nos lo debemos.
    Chau

  4. Abrazo antillano, no entiendo como la anexion a U.S.A. pueda ser la receta a la solucion de los problemas de Cuba. Actualmente, existe un movimiento de cuidadanos del Estado de Texas que se encuentran enfrascados en un proceso para separarse del sistema federal y declararse Republica Indepediente de U.S.A. al igual que varios Estados de la Union estan evaluando ese proceso con el mismo proposito.

  5. Soy antimperialista y moriré siendo antimperialista, si ellos no existieran el mundo sería un mundo de paz.
    Los cubanos ni un paso atrás, nuestra REVOLUCIÓN SOCIALISTA no nos la quita nadie, que no se equivoquen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s