El neoliberalismo pretende convertir Argentina en la punta de lanza de la restauración conservadora


Argentina vive un momento crucial. El próximo 22 de noviembre se enfrentarán en la segunda vuelta presidencial el Frente para la Victoria y la alianza PRO+UCR, dos modelos antagónicos en términos políticos, sociales y económicos. No es una elección nacional más, sino una contienda que puede tener repercusiones continentales si la derecha llegara a acceder a la Casa Rosada, provocando un cambio en la actual correlación de fuerzas regional.

Desde la Red en Defensa de la Humanidad entendemos que se trata de una disputa de fondo, en la cual se debe intervenir con claridad. El empresario Mauricio Macri, aliado continental de Álvaro Uribe (Colombia), Henrique Capriles (Venezuela), Aécio Neves (Brasil), Guillermo Lasso (Ecuador), y Samuel Doria Medina (Bolivia), representa los intereses del capital concentrado que pretende revertir el ciclo continental abierto en 1998 tras el triunfo de Hugo Chávez. Detrás del cambio de discurso de Macri, y su apoyo a medidas como, por ejemplo, la Asignación Universal por Hijo, se encuentra una nueva estrategia de la derecha latinoamericana: no confrontar a priori con las políticas sociales implementadas por los gobiernos posneoliberales, que benefician a las mayorías populares de nuestra región. Afincada en esa estrategia la derecha ha forzado un ballotage que parecía poco probable semanas atrás: se trata de un trabajo solapado que, además, cuenta con los medios de comunicación hegemónicos como arietes de la opción conservadora.

Un posible triunfo del macrismo en la Argentina, representaría el reimpulso para las fuerzas de la derecha continental que pretenden vencer en Venezuela el 6 de diciembre, impedir la repostulación de Evo Morales a través del referéndum que tendrá lugar en febrero próximo en Bolivia y precipitar el derrocamiento “legal” de Dilma en Brasil. Por ello, la REDH llama a redoblar esfuerzos para que la candidatura del Frente Para la Victoria, integrada por Daniel Scioli y Carlos Zannini, se imponga el próximo 22 de noviembre, salvaguardando las conquistas populares de los últimos doce años y poniendo un freno a la “restauración conservadora” que se pretende instalar. Diez años después del No al ALCA, Argentina no puede (ni debe) volver atrás.

Secretaría Ejecutiva de la Red En Defensa de la Humanidad

Carmen Bohórquez (Coordinadora General de la REDH)

Omar González (REDH Cuba)

Ariana López (REDH Cuba)

Nayar López Castellanos (REDH México)

Horacio López (REDH Argentina)

Luciano Vasapollo (REDH Italia)

Marilia Guimaraes (REDH Brasil)

Hugo Moldiz (REDH Bolivia)

Katu Arkonada (REDH País Vasco)

Ángel Guerra (REDH Cuba/México)

Roger Landa (REDH Venezuela)

Enviar adhesión a : argentinaredh@gmail.com

6 pensamientos en “El neoliberalismo pretende convertir Argentina en la punta de lanza de la restauración conservadora

  1. Saludos, Tú no tienes experiencias en lo importante de las elecciones democráticas y por qué al presidente y otros hay q elegirlos directante. no es neoliberalismo ni ningún fantasma es sencillamente un pase de cuentas al relajo!

  2. Estimado : Gustavo Modarelli

    Gracias por tu atencion , Tu firme aclaracion y sinceramente ,desconocia de los mismos.
    Un abrazo… saludos..
    POS-DATA :
    Pido estas disculpas publicamente por anterior POST que me dirigia a este amigo visitante al blog. Para aquellos que lean y no sepan del mismo.
    ! Gracias !

  3. Pingback: Argentina: appello Rete in Difesa dell’Umanità | progetto cubainformAzione

  4. LA OPOSICION NEOLIBERAL SOLO RECURRE A GUIONES DE TERROR // roberto dante, Lanús, Argentina –

    Con Macri sólo nos espera el retroceso en aquello donde se halla avanzado. En el tema Derechos Humanos el retroceso seria total; pasaremos de una política de Estado sustentada en el principio de “memoria, justicia y verdad” a una centrada en la impunidad y el olvido. Todas los juicios que no tengan sentencia firme pueden ser revocadas y hasta caer en el indulto. En lo social: el hundimiento de quienes se encuentran en los sectores más empobrecidos. A mayor desnutrición, los niños, lo pagarán con mayores neuronas muertas: no hay futuro.

    Con Scioli no hay garantías de resultados opuestos a los de Macri. Pero la GRAN diferencia es que se cuenta con una juventud movilizada para luchar por las medidas que mejoren las condiciones populares. Y un poder sustentado en las calles que pueden, si Scioli no cumple sus “promesas”, arrojarlo a él al precipicio. Si sus políticos profesionales traicionan, podemos contar – sin dudas – con el fervor de una militancia que puede correrlos desde adentro.

    Revaluando:
    Es notable la capacidad oratoria de la Presidenta Cristina Fernández (no es un novedad), como su habilidad discursiva para crear un áurea de complicidad con cada uno de los integrantes de las multitudes que la escuchan. Pues no parece dirigirse a “las masas”, más, precisamente, elabora diálogos cómplices con la subjetividad individual de cada integrante de la multitud.
    Este párrafo no le va a compartir Cristina: Creo que aunque fue Néstor Kirchner quién construyó las bases para desarrollar el proyecto K, el cual es una realidad política (se lo comparta o no); es Cristina quién con su magnetismo y su claridad conceptual (también, se la comparta o no) supo motivar a sus bases que crecieron geométricamente después del retroceso en las elecciones parlamentarias del 2009.

    Si compartimos que las ideologías son estructuras superficiales productos de culturas determinadas por momentos históricos determinados. Sólo las estructuras profundas de la mente humana son universales. Hablamos de mitos, relatos, esquemas de razonamiento, metafísicas…Pues detrás de cada afirmación científica hay un acto de fe. “Sólo lo indeterminado es verdadero” -Einstein-

    Este marco teórico me permite interpretar, sin largos parlamentos, un hecho fundacional: La explosión militante de la juventud; después de casi 20 años de bostezos juveniles.
    Pero un día Rocío (17 años) dijo: “La gente se alejó de la política por tener que cuidar el último mango y nosotras estamos volviendo a pelear. No se trata de recuperar un proyecto perdido, sino de reconstruir una juventud que se reconozca como actor político”. (5º año, Colegio Mariano Acosta. (Pasiones de estudiantes, LAS 12, Pág. 12, 17 / 9 /2010), durante la toma de colegios secundarios en Buenos Aires, contra la política de destrucción de la Escuela Pública de Macri.
    Y se hizo la luz. Los topos abandonaron las cuevas y ocuparon las calles.

    El mérito de Cristina está en saber revelar y alentar la transmisión de los mitos, relatos y esquemas de razonamiento que unificaban la diversidad de tanta explosión militante. El crecimiento de la agrupación La Cámpora es un ejemplo del guiño cómplice de Cristina; pero hay que reconocer que La Cámpora tiene en la columna del “Debe” vicios de los viejos políticos y una adición a la Verdad Única que imposibilita el debate sobre la multiplicidad de ideas que deben nutrir el camino de las
    transformaciones sociales.

    A través del proceso histórico político tanto los gobiernos como las oposiciones y hasta las más crueles dictaduras militares proponían y hasta exigían la unidad nacional. Esta confusa utilización la vació de sentido. Debido a que las palabras maltratadas son como entidades fantasmales. Insustanciales.

    Es más rico partir de los problemas que ocasiona a la conducción política reconocer que se enfrenta a fuerzas en tensión en permanente movimiento. No olvidemos que: “nadie se baña dos veces en el mismo río”.

  5. Roberto: El FPV perdió la Prov. de Buenos Aires a manos de una impresentable como Vidal. Y, no sólo porque Anibal Fernandez sea un “piantavotos”, sino porque la gobernación de Scioli dejó insatisfecha a la mayoría. No es responsabilidad de la izquierda ¿verdad? En la Capital siempre existió la excusa de que los porteños somos gorilas. Yo creo que ganó otro impresentable, Rodriguez Larreta, porque la tarea del FPV no los ayudó mucho a diferenciarse: en la legislatura porteña, el PRO y el FPV votaban juntos las mismas cosas. También creo que es por eso que Sergio Massa (abiertamente de derecha ¿verdad?) no tiene problemas de consciencia a la hora de definir su apoyo a Scioli o Macri. Para él, son lo mismo. Todo depende de lo que negocie con cada uno. Es cierto que con Macri vamos rápidamente a los caños. Pero, con Scioli, también ¿Cómo vas a explicar, entonces, tu voto? ¿Qué va a responder Scioli, en el debate, cuando Macri le responda, en relación con la década infame menemista, que él no fue gobierno en esos años, pero que Scioli, sí, que fue Secretario de Deportes de Menem? Yo creo que debiéramos, Roberto, ir rompiendo con la dependencia con los partidos capitalistas. Mirá a Colombia: la izquierda votó a la derecha para que no gane la ultraderecha. Y, el lacayo Santos está llenando a Colombia con bases militares de los EEUU, y atacando a Venezuela a través de la frontera, con los contrabandistas y los narcos. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s