Daniel Chavarría novela la vida del líder de los Tupamaros, Raúl Sendic


El escritor Daniel Chavarría, Premio Nacional de Literatura de Cuba y autor que homenajeará la próxima Feria del Libro en la Isla, trabaja en estos momentos en una biografía del legendario líder del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros de Uruguay, Raúl Sendic. 

Daniel nos ha hecho llegar el prólogo de su nueva obra que compartimos con los lectores de La Pupila insomne

Prólogo del autor

Daniel Chavarría

Yo fui un comunista del que Sendic se habría burlado. Mi afiliación al PC uruguayo no provino de luchas obreras, campesinas, o pedreas estudiantiles. Ni por haber leído a Marx o a Lenin. Ni por padecer en carne propia ninguna injusticia o violencia. Yo fui comunista por obra de dos franceses: Víctor Hugo y una muchacha, llamémosle Henriette. El primero me hizo vibrar y llorar a la edad de doce años, ante el trágico destino de Jean Valjean; y me sembró la intuición de que la sociedad burguesa era inmoral, abusiva, y creaba leyes pérfidas contra los humildes. Y Henriette, cintura flexible, piernas de campeonato y un paso inolvidable, me enamoró a los 19 años; me adoctrinó de apuro con un marxismo de barricada, y me arrastró a las pegatinas nocturnas del PC francés y al ramassage de periódicos viejos para Presses Universitaires de France.

Cuando entré al PC uruguayo en 1957, tras cinco años de convivencia entre comunistas europeos y compatriotas, algo había entendido de cuestiones sociopolíticas y económicas, y ya podía por mis propios medios, desechar el mito de la Suiza de América; pero me tragué completo el otro, de que nuestra relativa bonanza montevideana durante los años 40, lo era de todo el país y se debía a nuestro civismo y a los beneficios que nos reportaran las exportaciones de trigo y lana durante las dos guerras mundiales.

Otra falacia muy en boga durante mi adolescencia y juventud,   atribuía a los uruguayos un antimilitarismo visceral y congénito, que nos habría vacunado contra toda dictadura. Yo mismo, durante mucho tiempo, me ufané en divulgar patrañas criollas sobre nuestra prosperidad de clase media, que se permitía el lujo de exhibir bichicomes gordos, por el mucho y buen alimento que encontraban en los tarros de basura. (Doy fe de que mi económica abuela, cocinera de nuestra familia de padre obrero y madre maestra, cuando cocinaba veinte milanesas gordas para cinco personas, envolvía en papel de estraza las que sobraban, las bendecía, y las colocaba en lo alto de la basura.)

De Marx y Lenin, yo sólo repetía lo que se me pegara de oído, pero no leí sus obras hasta pasados los cuarenta, cuando me exiliara en Cuba, y de modo muy fragmentario e insuficiente. Creía de buena fe en que la única vía para llegar a la justicia social y derrotar al poderoso imperialismo yanqui, consistía en apoyar la unidad del movimiento obrero mundial, capitaneado por la heroica Unión Soviética y el camarada Stalin. Ese era también el ideario de mis compañeros y nos movía, en primer orden, el amor a la humanidad. De modo que todo el que no siguiera esta línea, como los troskos o anarcos, favorecía la insidia de nuestros enemigos. De esa miopía y torpeza me honro todavía. Nunca me he arrepentido, porque creía con sincera bondad y sin cálculo, en lo que divulgaban las publicaciones soviéticas de los años cincuenta.

No obstante, mi militancia en el Seccional Puerto del PC uruguayo sólo duró un año y medio. En el 59 me designaron para trabajar en la solidaridad con la Revolución Cubana. Y esa tarea me abrió los ojos sobre cuánto sectarismo irracional padecía mi partido de aquellos años. Desafiliado en el 61 y ya fuera del Uruguay, tuve mis coqueteos con el trotskismo y desde entonces, fui un férreo creyente en la urgencia de la lucha armada.

A Sendic lo oí mencionar a fines de los 60 cuando colaboraba con guerrillas colombianas. Luego, en el 70, ya exiliado, me ufané de que los tupamaros se fugaran de Punta Carretas y secuestraran a Dan Mitrione, tierno amante de los perros y profesor de tortura para los esbirros de la policía en Montevideo. Pero la colosal estatura política e intelectual de Raúl Sendic, sólo pude aquilatarla en el 87. Ese año regresé a Cuba de un rápido viaje al Uruguay, tras 24 años ausente del Río de la Plata, con una docena de libros escritos por autores de indudable autoridad documentaria y ética.

Desde entonces veneré al Bebe Sendic, como al héroe nacional que es hoy; pero cuando ya me acerco a los 80, veo con tristeza que ni siquiera en Cuba se lo conoce bien. Y me decidí a difundir su vida pasmosa para presentarlo a un gran público latinoamericano que simpatiza y apoya las causas justas, aunque jamás lea ensayos ni literatura política. Pero muchos consumen narrativa de ficción, por llegar más rápido y con menos trabajo al corazón que la verdad científica; como llega una cápsula de glucosa a la sangre, antes que una cucharada de azúcar. Quiero movilizar la emoción, pero no sólo de mis compatriotas que ya conocen y se han emocionado lo suficiente con el gran líder. Me dirijo también a las mayorías que al menos lo respetan por sus hormonas o por su inteligencia justiciera. En cuanto a los muchos que todavía lo odian, no son enanitos de este cuento.

Sin falsear los hechos, apelaré a esa licencia permitida al autor de biografías para insertar diálogos o pensamientos que no existieron como tales, pero corresponden por su tipicidad, a los esperados de ciertos personajes en situaciones concretas.

Considero una injusticia que ya casi a un cuarto de siglo de su muerte, el Sendic profundo, dual, visionario político, originalísimo y osado en el pensamiento y el combate, sea todavía un desconocido fuera del Uruguay.

Para desagraviarlo con una obra de fácil lectura, hay autores mucho más autorizados que yo, residente fuera de la patria desde el 61; pero he pensado que mi oficio de novelista puede contribuir a divulgarlo con una versión abarcadora y amena que llame el interés del Continente, desde el Río Bravo a la Patagonia. Para ello, creo indispensable no  obstruir la amenidad de su vida novelesca, con una cascada de información sobre la discrepancia ideológica, controversias tácticas y sutiles matices entre las muchas izquierdas de nuestra compleja historia política, que no entenderían los lectores de Nuestramérica.

En resumen, esta obra es colección, amalgama y síntesis de lo mejor que he leído sobre su liderazgo guerrillero, humanismo y pensamiento augural. A mi aire, a mi estilo, y en algunos casos con segundas partes, coro y orquesta, vaya pues, esta novela histórica; y mi gratitud para todos los hombres de letras, ensayistas, investigadores, testimoniantes y periodistas que cito en mis notas y bibliografía general. En muchos casos dan respaldo verídico a mi ficción, e inspiran anécdotas, viñetas y mucha dramaturgia. Gracias a ellos, mi otrora culto profano a Sendic, es hoy reverencia concienzuda ante su genio múltiple.

27 pensamientos en “Daniel Chavarría novela la vida del líder de los Tupamaros, Raúl Sendic

  1. MUY BIEN POR LA PINCELADA CULTURAL QUE SIGNIFCARA Y SIGNIFICA ESTA OBRA CON LA VIDA DE RAUL SENDIC UN HEORE REVOLUCIONARIO DE URUGUAY Y AMERICA, RENOVANDO LA GESTA DE LA GUERRILLA TUPAMARA.
    ESPERO PODER COMPRAR LA OBRA Y DISFRUTAR DE SU LECTURA QUE CON SOLO LEER EL PROLOGO INSINUA UNA PROSA FRESCA E INTELIGENTE QUE APELA, SEGUN DICE, “A LAS HORMONAS Y LA INTELIGENCIA”.
    EN LA LUCHA REVOLUCIONARIA LA SUMA DE HORMONAS E INTELIGENCIA CONDUCEN A FERREAS CONVICCIONES, AHI ESTAN SANDINO, MARTI,EL CHE Y CARLOS FONSECA COMO EJEMPLOS.
    !PUPILENSES DEL MUNDO,UNIOS!
    DESDE NICARAGUA,
    VICENTE MALTEZ MONTIEL,
    MEDICO INTERNISTA Y PERIODISTA.

  2. Iroel, siempre te sigo en temas que, a mi modesto entender, son de trascendente importancia y, consecuentemente, me encargo de difundir.
    Pero esto sobre el “Bebe”, de mi compatriota Chavarría, es algo para comentar, como por acá se dice: “Te pasaste compañero”…
    Un abrazo inmenso, que trascienda lo virtual y distancia geográfica, y espero ese libro con ansiedad. Gracias !

  3. Desde Uruguay, gracias compañero por tu conceptualización, a mi juicio, acertadísima !

  4. Hay hombres que luchan un día y son buenos.
    Hay otros que luchan un año y son mejores.
    Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.
    Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.
    Bertolt Brecht

  5. Gracias a ti, Martha. Es un honor para “La pupila insomne” que Daniel nos haya concedido el privilegio de dar esta noticia. Algo más que nos une a cubanos y uruguayos.

  6. Iroel, cuando salga a la venta, me gustaría saber como poder comprarlo desde el exterior (en mi caso España) pues hay varios amigos interesados.
    Saludos,
    Miguel A.

  7. Raúl no se hubiera burlado,
    este dato habla de que no lo conicó.
    Qué Pena.
    Mariela
    (mis hijos fueron el año pasado a Uruguay, y una vecina me envió de obsequio, un libro autroía de chavarría)

  8. Escribí un libro “Raúl Sendic, su pensamiento revolucionario” que se vende en las librerías de por acá. Si a Chavaría le interesa, estoy a sus órdenes para colaborar con su libro con el mismo entusiasmo que colaboré con el “SENDIC” de Blixen.

  9. Cher Michel,

    Encore un article concernant Chavarria…Tu étais vraiment dans l’actualité.

    Roger

  10. Gracias Daniel.
    Yo recuerdo con mucho agrado un libro que se publicó en Cuba con cartas de Sendic a sus hijos. Quizás estudie la carrera universitaria que hice en parte por una de esas cartas. Y siento gran admiración por Raúl.

  11. Desde Uruguay, nos sumamos a las palabras de Martha.
    Y saludos para el autor Etcheverría, y para a la pupila, que siempre tiene “el iris atento”.

  12. Agradezco me hayan motivado a profundizar en la vida de Raúl Sendic con este prólogo. El libro constituirá un digno homenaje al combatiente latinoamericano que no se rindió . Había leido algo en Pasaporte 11333, libro escrito por un cubano que no recuerdo el nombre, en relación al contexto histórico del Uruguay a finales de los 60 e inicios de los años 70. Gracias.

  13. Hacen falta muchos Sendic en nuestra Amèrica para liberar a los pueblos oprimidos por los imperialistas, muchos Sandinos, Fonseca Amador, Fideles, Che. Bien por Daniel por recordarnos a tan importante personaje de las luchas en uruguay, felicidades Iroel por publicar cosas de estas.

  14. Saludos a los compañeros y camaradas: Un gran luchador por su patria, los comentarios los voy a omitir, solo le envio un mensaje a Iroel Sánchez, deseo escribir en tu blog mi nueva novela: “El anticristo del siglo XX1 dedicada a la HUMANIDAD y dedicada con mucho “amor” a los yanquis, los únicos responsables de los miles de asesinatos contra los explotados del mundo. Estoy muy seguro que los comentarios ddel libro escrito del camarada Daniel Chavarría sobre el gran patriota Raúl Sendic. Sobre los comentarios del fascista, autoritario, y criminal del candidato Romney de atacar a Cuba y a Venezuela, pues les hago un gran señalamiento, recibirán su merecido y muy grande, será peor que los hechos de “Playa Girón”.

    Solidaridad con los excelentes argumentos y comentarios de los compañeros del blog.

    “El hombre que piensa en asesinar no merece llamarse ser humano, tan solo es una bestia sin sentido de razonamiento”

  15. Estimado Chavarria: te recuerdo que para los uruguayos,hay una figura histórica que nos aglutina,que es Jose Artigas y en quien todos nos reconocemos e identificamos. En particular desde la izquierda hemos insistido en la reinvindicacion de sus ideas,en contraposición con las oligarquías criollas aliadas del gran capital internacional. Han existido un conjunto de dirigentes lucidos,que expresan diferentes sensibilidades de la izquierda nacional,y sin duda,Raul Sendic,lider tupamaro,es una prueba de ello. En esta larga lucha, del movimiento popular uruguayo,han habido muchos héroes,algunos mas conocidos y muchos otros ,de los cuales ni sabemos el nombre,otros que están desaparecidos y los seguimos buscando hasta lograr,verdad y justicia. Vaya nuestro homenaje y reconocimiento para Liber Seregni,Raul Sendic,Zelmar Michelini,Gerardo Gatti,Hector Rodriguez,Rodney Arismendi,Jose Pedro Cardozo y tant@s hombres y mujeres que dieron todo ,para que decia el jefe de los orientales “Que los infelices ,sean los mas privilegiados”.

  16. Gracias domezzzz, por recordarme el nombre. Retomé la lectura de algunos temas imprescindibles que no podemos olvidar, especialmente lo relacionado con sus encuentros con el agente CIA Daniel Mitrione, del que reveló mucho sobre la manera de trabajar de este asesino y torturador profesional ajusticiado por los Tupamaros. Gloria a todos los combatientes uruguayos. Saludos.

  17. En todo caso, gracias a ti Daniel, por continuar la difícil tarea de seguir sacando a luz la historia uruguaya de aquellos años, la verdadera, de mujeres y hombres que brindaron todo de si, carne, sueños y esperanzas, por otro destino para todos, y que tanta tierra se le ha echado encima, así como también, la de todos sus luchadores sociales.

  18. Soy chilena exiliada en Suecia, ahora ya hace 25 anos ciudadana sueca, conoci muchos Tupamaros en la Kodak, donde yo trabajaba, en la epoca de Allende venian a Chile y eran bienvenidos, Todos muy educados y luchadores como los jovenes chilenos que acompanamos y apoyamos al presidente Allende.

  19. iroel, sé que podemos colaborar con * la pupila insomne * de daniel, recien estoy llegando
    de machu pichu con un compañero de raúl sendic en su lucha y de la carcel de punta carretas, cuando le comenté del libro de daniel me dice que a él nunca le consultaron sobre * el bebe * para ningún libro… en caso que daniel quiera contactarse con él …
    que nos escriba…
    saludos desde montevideo

  20. Del novelista leí “El ojo dyndimedio” y me atrapó.
    Espero confiado la publicación de su novela sobre “el Rufo”.
    También le sugiero novele la vida de Gatti. Hace unos meses fue publicada una biografía-histórica-política-ideológica, escrita por Universindo Rodríguez López y una historiadora y periodista cuyo nombre ahora no recuerdo (espero me sepa disculpar el olvido).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .