¿Series y películas sobre Los Cinco?


Iroel Sánchez
“Cuanto más amplio sea el uso del mercado, menor será el número de cuestiones en las que se requieren decisiones expresamente políticas y, por tanto, en las que es necesario alcanzar un acuerdo”.
Milton Friedman, Capitalismo y libertad
El libro de Fernando Morais

El libro de Fernando Morais

Varias veces habló sobre ello el Presidente de Venezuela Nicolás Maduro en su programa “Contacto con Maduro” -transmitido por TeleSUR- al que invitó a “Los Cinco”, héroes de la República de Cuba que permanecieron 16 años en prisiones estadounidenses por evitar acciones terroristas contra su país y que regresaron a la Isla el 17 de diciembre de 2014, quienes visitan la patria de Bolívar por estos días.

“De esos 16 años que ustedes estuvieron resistiendo en condiciones dantescas en Estados Unidos seguramente se queda corta la serie esta ‘Prison break’, ante los relatos de estos hombres. De estas historias saldrán varios libros, varias películas, varias series televisivas.
“Ponemos a la orden la Villa del cine para que la vida de ustedes se conozca, en inglés, en francés, en árabe, en todos los idiomas”

Así anunció Maduro la voluntad de su gobierno para llevar al audiovisual la historia de Los Cinco. Luego, al hablar con René González, uno de los antiterroristas, sobre su Diario, escrito en los días del juicio fraudulento a que se les sometió en Miami, el presidente venezolano sugirió que este podría ser útil para el guión de la producción audiovisual.

La historia de estos hombres que no pudieron ser ni doblegados ni comprados logró sumar en la batalla por su libertad a jefes de estado, parlamentos, intelectuales, movimientos sociales, Premios Nobel y artistas de todo el mundo. Celebridades cercanas a la gran pantalla como John Le Carré, Sean Penn y Danny Glover se incorporaron a la lucha por su liberación y varios libros se escribieron sobre ellos.

El escritor brasileño Fernando Morais publicó en 2011 un volumen que con el título Los últimos soldados de la guerra fría se convirtió en best seller en su país y se habló en ese momento de la posibilidad de una película brasilera-estadounidense con base en esa obra pero no se ha llegado a saber nada sobre el proyecto. Es presumible que en Cuba, donde se han realizado varios documentales sobre Los Cinco, los costos de un filme de ficción sobre el tema han impedido la concreción de la idea que ahora propone Maduro.

Lo extraño es que, al revisar la red, sólo la prensa venezolana y la agencia de noticias alemana DPA hablan del asunto que imaginé sería hoy noticia de primera plana en los medios cubanos, tan dados a anunciar a bombos y platillos las coproducciones cubanas con países europeos, muchas veces reproductoras de estereotipos coloniales sobre la realidad de la Isla. El silencio puede tener dos causas: o los periodistas cubanos y sus editores no vieron a Maduro con Los Cinco en TeleSUR, o tal noticia no es prioridad para nuestra prensa. No sé qué es peor, pero en todo caso se hace evidente algo que he dicho antes: los temas relacionados con la lucha ideológica encuentran demasiado poco espacio en nuestros medios.

Recientemente escribí que estamos sometidos de un bombardeo creciente de símbolos procedentes del Norte que no es espontáneo:

“nuestros adversarios, tan promotores del libre mercado y con la economía más poderosa del mundo, -a pesar de lo que dijo Obama en Panamá: “yo no estoy atrapado por la ideología”- no dejan la imposición de su ideologia a la casualidad. Wikileaks ha revelado hace muy poco cómo la Casa Blanca sigue encargando a Hollywood producir el cine que necesita su política exterior y antes divulgó cómo uno de nuestros ilustres visitantes estadounidenses -el director de Google Ideas, Jared Cohen–  se reunía con los ejecutivos de Bollywood -centro de producción de cine en la India, con gran distribución internacional- para ofrecerles fondos a cambio de insertar contenidos del interés de los Estados Unidos.”

Que la oscura relación entre Hollywood y el Pentágono está documentada de larga data como describe la revista Pijamasurf  pero que no es un asunto del pasado lo evidencian recientes producciones del estilo Operación monumento Jack Ryan. Operación sombra: 

“Lo que vemos, y hay que llamarlo por su nombre, es una sociedad semisecreta, a caballo entre el poder político-militar y el poder de entretenimiento-económico, intercalando posiciones hasta fundirse en un aparato de control único. La sociedad del espectáculo en la que vivimos no es solamente la casualidad del mercado libre y de la naturaleza humana de buscar entretenimiento o de consumir historias. Lo sabían los grandes políticos griegos: el teatro es el perfecto escenario de adoctrinamiento justamente porque los ciudadanos no lo rechazan reempaquetado, glamorizado y supuestamente libre de la ideología política oficial. El cine es el aparato de adoctrinamiento más poderoso inventado hasta la fecha porque simula la realidad al incorporar todas las artes en un mismo flujo, convirtiéndose en una extensión de nuestros sueños, de nuestras imágenes mentales y, por lo tanto, penetra el inconsciente, donde  implanta sus semillas.”

De nuestro lado, como decía en el texto “¿Sin símbolos pero sin amo?” resalta

“la escasez crónica de personajes e historias que encarnen desde la ficción audiovisual, con efectividad comunicativa, valores con los que se identifica nuestro proyecto económico y social”.

Un peligro que puede lastrar proyectos como los propuestos por Maduro y que ha dañado muchos buenos propósitos es querer convertir el arte en propaganda. Pero no es mejor el realismo socialista a la inversa de la maquinaria mediática global a la que sólo le interesan los cubanos para utilizarlos con una intencionalidad política adversa a la Revolución, como ha denunciado al canal Russia Today el actor Enrique Molina.

La norma para Cuba es un Código Hays, no escrito pero gestionado por la “mano invisible del mercado”, que censura cualquier visión que no cumpla con el estereotipo que la misma hegemonía mediática ha impuesto. Para determinados productores extranjeros Centro Habana se ha vuelto el Cañón del Colorado del western cubano donde solo caben prostitutas, proxenetas y delincuentes -extrañamente ubicados en el país menos violento de Latinoamérica- y  el único móvil para un personaje que diga creer mínimamente en la Revolución -que al parecer se sostiene del aire, o peor, a sangre y fuego, porque en otros lugares la vida de la mayoría en esas condiciones desata insurrecciones- es el de la simulación, el oportunismo y la corrupción. Más que arte, ese tipo de producto ocupa el lugar del periodismo de guerra ¿sicológica?, el encargo está en el aire y la demanda crea la oferta.

Ante un panorama como ese, el planteamiento de Nicolás Maduro es una gran oportunidad para ejercer la libertad de expresión y, como corresponde al buen arte, abordar un fenómeno tan complejo y contradictorio para los espectadores bombardeados por un discurso muchas veces tan monocorde como el “oficialismo” contra el que se dice protestar: Que estos hombres -quienes dicen ser cubanos comunes y corrientes- hayan insistido en sacrificar 16 años de sus vidas en la cárcel por un “proyecto fracasado” y retornar a un país que -según los medios occidentales- está en ruinas, donde el hambre y los deseos de emigrar son el día a día a la población y para colmo, sean reconocidos por ésta como héroes. Sin dudas, es algo que, según demuestra el libro de Morais, puede ser una historia de éxito pero de esas de las que muy casualmente el democrático mercado audiovisual no quiere saber.

21 pensamientos en “¿Series y películas sobre Los Cinco?

  1. Felicitaciones Iroel por tu análisis; ahora con la “normalización” de las relaciones con el imperio del norte, la batalla de las ideas se hace más necesaria que nunca pues, como tu bien dices: “..estamos sometidos de un bombardeo creciente de símbolos procedentes del Norte que no es espontáneo.” y que “Más que arte, ese tipo de producto ocupa el lugar del periodismo de guerra ¿sicológica?, el encargo está en el aire y la demanda crea la oferta.”
    Siempre hubo y habrá quien se encandile con las lucecitas hollywoodenses, lástima que en este caso sean algunos periodistas cubanos.
    Saludos,
    Miguel A.

  2. Primero que todo mis respeto por estos 5 cubanos que aceptaron un trabajo arriesgado y claro esta las consecuencias de sus acciones, también respeto la otra parte de la red infiltrada que ante su salida a la luz pública decidieron bajar la bandera. Para usted claro esta no son héroes pero en la vida real son personas que también aceptaron el reto y obraron a lo que su conciencia les dictaba en el momento de enfrentar la realidad. Siempre he pensado que habrá pasado por la cabeza de Rene el piloto en control del único avión no derribado, al ver que se le habría fuego directo a sus compañeros de vuelo y pretender guardar calma a sabienda que existía completa premeditación de los hechos. Pero mire usted Cuba tiene más de 5 héroes, o acaso no son héroes también los miles de cubanos que en la época de las incursiones internacionalistas dieron hasta su vida por tierras extrañas, de los que sobrevivieron la guerra y volvieron a su vida normal hoy ni se habla de ellos, fíjese usted no existe en Cuba una pared donde leer y dejar respeto a esos miles de hombres que creyeron luchar por lo justo aunque hoy la realidad de esos países nos abofetee por tanta equivocación y sacrificio. O acaso no son héroes también los que día a día cumplen con su trabajo a sabiendas que el salario que recibirán solo les cubrirá la primera semana si acaso, la heroicidad es sobreponerse a las encrucijadas de la vida. Sr Iroel la película de la vida real para una inmensa mayoría de los cubanos es muchísimo más complicada que las películas todas, pero respóndame usted honestamente, desde cuando Iroel no se baja del carro y toma una guagua para sentirse rodeado de pueblo, desde cuando Iroel no se sienta a meditar porque “los últimos soldados de la guerra fría” a su regreso a la patria se les ha ofrecido una vida tan diferente a esos miles de soldados cubanos que desde la primera línea de fuego allanaron un camino, que en el pasar del tiempo ha perdido hasta su destino. Si por equivocación segunda lo nombraran presidente del ICAIC bienvenido sea series y películas de los 5 y de los millones de cubanos que yo considero héroes.

    • Livio:
      Quien no asumió el sacrificio no puede ser igual que quien optó por él en momentos de gran incertidunmbre. René no sabía de ninguna “premeditación en los hechos” pero el gobierno de Estados Unidos que permitió ese vuelo a sabiendas de las advertencias cubanas sí.
      Estoy entre esos “miles de cubanos que en la época de las incursiones internacionalistas dieron hasta su vida por tierras extrañas, de los que sobrevivieron la guerra y volvieron a su vida normal” y en todos los municipios del país hay un panteón que les rinde honor. A mi mwe basta con compartir con mis hijos mi admiración por quienes conocí en esa etapa. La realidad no nos abofetea, nos contempla orgullosa.
      Para tu tristeza no tengo carro. Tomo guagua pocas veces Livio porque vivo en el mismo barrio que tú vivías, muy cerca de mi trabajo, y la mayoría de los lugares que se relacionan con él y cuando no dispongo del servicio de transporte voy caminando a todas partes.
      No te preocupes que no quiero ser presidente ni de mi CDR.

  3. Ocurre con frecuencia que la izquierda pierde oportunidades como la sugerida por Iroel, y en la que el único requisito inviolable es que SEA ARTE. Otro ejemplo es el de Orlando Cardoso Villavicencio (El Villa), que bastante hazaña hizo con mantener la dignidad, no volverse loco y estar entre nosotros, ya Coronel. Home run para Iroel

  4. iroel, hace poquito rolando pérez betancourt tocó el tema de la relación entre el pentágono y hollywood… resulta que el pentágono revisa y autoriza los guiones y además chequea en el set para que no se viole nada… claro, abastece de equipo militar, medios de transporte, aparataje, etc… lo interesante es que el vínculo entre cine y ejército es mucho más viejo que lo que uno puede imaginar…

    • lo de cardoso villavicencio es impresionante… los cinco sabían al menos que el país estaba con ellos, podían escuchar radio, pintar y hacer otras cosas elementales como bañarse, por ejemplo… villavicencio ni siquiera sabía si cuba sabía que estaba vivo, mucho menos si lo estaban localizando o negociando… su estado en la prisión somalí recuerda al de un tipo abandonado en una isla, sin ropa, con barba larga, pelo largo… limpiando con petróleo aquel espacio… para mí lo de villavicencio es incomparable, sin quitar mérito a los cinco, no es esa mi intención, mi respeto para todos, todos son héroes de este país y todos tiene el mérito suficiente, mucho que sufrieron y se sacrificaron… pero lo de villavicencio para mí es algo que merece de seguro una buena película porque fue excepcional que lograra salir cuerdo de aquello…

      • Cardoso Villavicencio es una persona supernoble, he tenido el privilegio de compartir con él, visitar su casa.
        Es un cubano de pies a cabeza. Pero es que sin chovinismo es que cuando le someten a prubas como esa sale lo mejor de nuestra gente. ¿Qué me dices de Félix el médico que enfermó de Ébola y regresó allí, ya sabiendo lo que le esperaba?
        PD: Todos ellos dan para varias películas pero no creo que los productores europeos se interesen en sus historias.

      • mira, iroel, la gente que fue el ébola fue porque quiso ir, porque tienen un compromiso como profesionales tremendo y lo demostraron y fue reconocido incluso por organizaciones internacionales… lo que pasa es que el ébola es noticia, funciona como titular… pero lo que hizo la brigada cubana en pakistán fue impresionante, por ejemplo… félix es un médico comprometido que vio su trabajo interrumpido y por suerte tuvo tiempo de regresar… ya el gesto de valentía lo dio cuando dijo que iba allá, desde ese momento para mí es valiente, el retorno es ser consecuente con su compromiso como profesional…

      • yo no dudo que en otros países hayan profesionales comprometidos con su trabajo, de hecho, muchas organizaciones humanitarias internacionales trabajan muy duro y las componen personas de muchos países, no nos es exclusivo el compromiso con los valores humanos si bien es cierto que generalmente el profesional cubano que coopera en la relación sur-sur es altamente valorado…

      • sí, en eso usted tiene razón… es cierto que ganan mucho dinero, porque también es verdad que lo ganan pero yo digo que a veces hacen cosas que el dinero no hace… por ejemplo, esos cubanos que haití llegaron a un lugar -no recuerdo el sitio exacto- plantaron su hospitalito y no había banco de sangre y entonces que hirieron?… pues pusieron la de todo el grupo de cubanos para contar con sangre para las urgencias, se la sacaron ellos mismos… el dinero no compra esa actitud…

      • Han ido y van también sin dinero, allí a donde otros por el mismo o más dinero no quieren ni saber que esos “oscuros rincones” existen.
        Y se convirtió en masivo cuando correr esos riesgos no reportaba ni un centavo.

      • el problema es que las misiones médicas cubanas empezaron casi con el inicio de la revolución, no estoy claro en que año fue la primera que fue hacia argelia, pero cuba distaba mucho de la cantidad de médicos de hoy y aún así mandó médicos a argelia… en qué año fue eso exactamente?… sé que fue temprano pero no sé exacto el año…

      • gracias, yo me imaginaba que era antes de 1965 pero no quería decirlo sin elementos… bueno pues entonces este mayo se cumplen 52 años de la primera misión médica cubana… en medicina cuba ha hecho mucho por los demás, los niños de chernóbil son un ejemplo, no sé si con la situación actual que vive ucrania eso se haya terminado pero eso siguió aún cuando desapareció la urss y una vez escuché que cuba había atendido más niños de ese accidente que los que había atendido el resto del mundo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s