Gracias, médicos cubanos. Hasta pronto. Por Fernando Morais


Fernando Morais es uno de los más importantes escritores brasileños. Él ha dedicado este video a los médicos cubanos que regresan de Brasil y lo ha publicado en su blog “Nocaute“. En La pupila insomne lo hemos  transcrito y traducido para nuestros lectores. 

Hace unos 40 años más o menos, en 1977, yo estaba haciendo un reportaje en África, en la frontera de Mauritania, en camino a la República Saharaui, y en un una de las paradas escuché un grupo de personas en una aldea, junto a un pequeño oasis. Una fuente en una aldea que sería comparable a una favela brasileña, yo oí gente que hablaba español y fui hasta allá con mi guía árabe, vi que eran personas vestidas de blanco y les pregúnté si eran médicos y me respondieron “sí, somos médicos, médicos cubanos”, les pregunté: “¿cómo, qué están haciendo aquí?”, me respondieron “estamos trabajando aquí en África, ayudando países pobres”.

Fue la primera vez que yo vi al médico cubano trabajando por el mundo. País que puede pagar, paga, país que no puede pagar, no paga. Así funciona lo que se llama el internacionalismo proletario. Entonces, al ver al gobierno brasileño forzando a Cuba a tomar esa decisión que tomó, una actitud digna, una actitud que nos hace estar orgullosos de ser amigos de la Revolución cubana, al mismo tiempo nos deja profundamente melancólicos porque sabemos que quien va a pagar eso son los pobres que están esparcidos por millares de ciudades en los confines brasileños y que los médicos olorosos y limpiecitos que hacen cursitos caros en facultades caras aquí en el Sudeste jamás aceptarán poner sus pies allá. 

Esa gente, la mayoría de esas personas nunca había visto un médico en la vida. Hay documentales, hay películas, nosotros mismos hemos pasado un documental.

La decisión de Cuba… Bolsonaro pensó que bastaba mostrar los dientes a los cubanos e iban a bajar la cabeza, es que no sabe con quien se está metiendo. Cuba ha aguantado durante 60 años frente a la mayor potencia bélica, militar, la más agresiva que la humanidad ha conocido. Cuba aguantó agresiones diplomáticas, económicas y militares durante 60 años, del  otro lado del Estrecho de la Florida, y resistió. No ha de ser un gobierno como este de Brasil el que va a hacer a Cuba bajar la cabeza.

Yo me despido de mis amigos médicos cubanos que se van y quiero decirles a ustedes que nostros estamos en este momento muy avergonzados de ser brasileños. Un abrazo apretado, no solo mío, de millones y millones y millones de brasileños que tienen con ustedes una deuda que el dinero no va a pagar. Muchas gracias.

10 pensamientos en “Gracias, médicos cubanos. Hasta pronto. Por Fernando Morais

  1. Lo mas curioso es que los supuestamente “democraticos” nuevos gobernantes de Brazil actuen de esa forma para alagar a los enemigos de Cuba sin preocupacion alguna de afectar a los electores que los llevaron al poder.
    Lo que si es un hecho es que antes, incluso ni durante los gobiernos de Lula se habia podido encontrar una solucion a la grave situacion de salud de la poblacion mas pobre de Brazil por medios nacionales, ahora si forzados por el escandalo se vieran obligados a resolverlo, eso los brasileros se lo deberan a los cubanos.

  2. Pingback: Gracias, médicos cubanos. Hasta pronto. Por Fernando Morais – El Universal de Cuba

  3. Pingback: Gracias, médicos cubanos. Hasta pronto. Por Fernando Morais — La pupila insomne | Luíz Müller Blog

  4. Gracias a Fernando Morais y a los millones y millones de brasileños con decoro que, con sus gestos y palabras se acercan e esos médicos cubanos ejemplo de la dignidad mas consecuentemente proletaria e internacionalista. A veces participar con algún comentario en este sitio de La Pupila Insomne que dirige nuestro Iroel, deja una sensación e impulso sano y reconfortante al menos personalmente, es como compartir desde la seriedad y tenacidad, criterios, ideas y vivencias, y mientras tanto continuar la vida diaria con sus retos, cogiendo lucha y lo que sea necesario.

    La decisión del gobierno cubano de repatriar a los médicos del programa Mais médicos, no es una decisión apresurada ni evaluada como muchos ignorantes, a veces por poco conocimiento de las cosas han ido hablando, o como muchos otros cubanos, estos sí, miserables y acérrimos enemigos de Cuba, que han ido vomitando y paladeando odio, mentiras calculadas de la propia tierra que les vio nacer, y tergiversando los principios más sagrados que significa el ejercito de batas blancas, de cubanos y cubanas, que lejos de ser un ejército de ocupación con armas y corrupción, solo van provistos de armas de bienestar, de salud y de amor. Se han leído cosas aberrantes, de rencorosos obsesivos contra la revolución, hasta que eran mercenarios y contradictoriamente que eran sumisos explotados por gobierno de Cuba, en fin, como se dice, “la verdad es la primera víctima en una guerra” y esto es una guerra, que dura desde el 1ero de enero de 1959, una guerra sin cuartel contra los mayores criminales, abusadores y forajidos de la humanidad, un imperio a 90 millas que en “orden a su democracia y libertad” desde la llamada guerra fría ha eliminado, asesinado, más 30 millones de personas sin contar los cientos de millones de mutilados, vidas destruidas, familias y hogares.. Digamos que una máquina “democrática” de matar y siguen sumando…

    Si alguien creyera que esto es un proceso democrático, de elecciones en las que el pueblo brasileño ha elegido a semejante nazi-fascista, no sabe ni lo que habla, esto es una agenda imperial bien planificada, porque para eso son consumados expertos, digamos que comenzó con el primer golpe de Honduras, con el anterior “jefe forajido”, Obama, y ahora es Trump el que marca aparentemente la agenda de una manera más obstinada. Cuba sabe perfectamente de qué se trata la patraña ideada contra el programa de Mais Medicos y Cuba sabe perfectamente cómo defender la dignidad, pero no olvidemos que parece ha pasado inadvertido a muchos que el gobierno del pueblo, sabe defender a sus compatriotas en cualquiera de las circunstancias, y la seguridad física de los médicos y medicas cubanos quedó comprometida en un inmenso país como Brasil, en lugares de difícil acceso y que era muy fácil distinguir a los cubanos, porque son los únicos que están en los más pobres y peores lugares, y qué podía haber pasado con la seguridad y las vidas cubanas con un gobierno como el de Bolsonaro? A Cuba nadie le va a enseñar cómo resistir y vencer todas las patrañas y suciedades de esos forajidos, así como el detalle para mi inolvidable, de Obama queriendo pasar el brazo por encima del hombro de nuestro Raúl al final de aquella comparecencia pública de ambos, y Raúl en un rápido movimiento le dejó la mano colgando como un lechuguino al emperador Obama, con cara de “pasmao”, un Raúl experto en desquitarse las garras peludas de encima, a ¡¡Cuba se le respeta!! Yankees de mier… Cuando vosotros venís, nosotros ya hemos vuelto…

    Ahora están en plena labor de captación de médicos, as para que se entreguen al juego, para que no vuelvan a Cuba, en una palabra para que traicionen el espíritu internacionalista y muchas cosas más, para esa labor hay muchos miserables encargados ahora mismo en el propio Brasil y a través de otros medios, incluso intentando captar familiares para que así sea más fácil, y presentarlos en Miami como trofeos y portavoces contrarrevolucionarios, no es nada nuevo esto, ni siquiera los mercenarios al cargo. Como dice el compañero Victor Soler Artigas “hay que desenmascarar al seudo-revolucionario y llamarlo (traidor)”, pues el que traiciona principios es simplemente “traidor”, esa palabra se recoge en el diccionario de la lengua para definir esos personajes.

  5. Fernando Morais nos dice algo contundente,: “Fue la primera vez que yo vi al médico cubano trabajando por el mundo. País que puede pagar, paga, país que no puede pagar, no paga. Así funciona lo que se llama el internacionalismo proletario”. Ni más ni menos…

  6. – reciba nuestro abrazo de ” humanos ” . Esos que tienen razocinio y saben pensar además de hablar y escribir. Ahí está la diferencia Fernando. Mil gracias por tus palabras. En cuba tienes cubanos y cubania. Nadie podrá negar que duele haber tomado tal decisión – es toda verdad. Lo que ningún hombre puede permitir irrespeto por otro hombre y actuar unilateralmente a favor de sus intereses. Hoy el será amo y esclavo de sus actuaciones. Nadie puede negar que sentimos pena y dolor por millones de brasileños y también repugnancia por el verbo mágico y disritmico de Bolsonaro.

  7. Pingback: Thank you, Cuban Doctors | Resumen LatinoAmericano English

  8. Pingback: El extraño pluralismo mediático sobre los médicos cubanos. Por Iroel Sánchez | El Último Cóndor Americano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.