¿Es Joe Biden un libertador de la internet? Por Iroel Sánchez


El viernes 16 de julio, en los jardines de la Casa Blanca y antes de abordar el helicóptero rumbo a la residencia de descanso en Camp David, Joe Biden declaró a la CNN que «la desinformación en las redes nos mata». En particular el Presidente de Estados Unidos se refería a las publicaciones en la red digital Facebook sobre la vacunación contra la COVID-19 y acusaba a esa empresa de no hacer nada para evitarlas.

Facebook es la misma empresa que opera WhatsApp, y en ambas  redes se han difundido no pocas noticias falsas relacionadas con la pandemia de la COVID-19 en Cuba. Pero si el Presidente, el Primer Ministro o cualquier otro dirigente cubano dijera lo que Biden, el dispositivo de medios de comunicación e influencers que su gobierno financia contra la isla emprendería de inmediato el linchamiento del autor de semejante frase en nombre de la «libertad de expresión».

No importa si se trata de la «expresión» de los viejos medios tradicionales, los creados en la época de Bush, los surgidos en la época de Obama o en la de Trump, la participación en la guerra de desinformación contra Cuba es unánime para quienes dicen reclamar pluralidad. Desde la agencia UPI diciendo que el «puerto» de Bayamo y el Hotel Habana Libre habían sido tomados por los invasores de Playa Girón hasta el «Rey, tú sabes que yo soy bióloga» en los inicios de la pandemia de COVID-19, el que paga por desinformar sigue estando a 90 millas al norte de Cuba.

Sin embargo, todas las empresas de redes sociales digitales (Twitter, Facebook y Google) no han escatimado vías para bloquear las cuentas de medios rusos como RT y Sputnik, y en el caso de Google hasta desaparecerlos de las búsquedas en internet de manera temporal. También es un hecho  que muchas cuentas de medios de comunicación, funcionarios y periodistas cubanos en Twitter han sido bloqueadas desde EE. UU. en momentos de relevancia política. Recientemente ha corrido igual suerte la cuenta de la Federación Estudiantil Universitaria, que agrupa a cientos de miles de jóvenes cubanos.

Los vínculos orgánicos de esas empresas con los servicios especiales y el Departamento de Estado norteamericanos están muy documentados por las revelaciones de Snowden y Wikileaks, y alcanzaron un esplendor particular en los dos mandatos de Obama durante los que Biden fue vicepresidente. El gobierno Obama-Biden es señalado como el que más ha perseguido a los informadores en Estados Unidos, incluso con ventaja sobre el de Richard Nixon, considerado hasta entonces el más obsesivo en ese aspecto.

Fue la alianza con las grandes empresas tecnológicas la que condujo al ejecutivo encabezado por el mencionado dúo demócrata a perseguir con saña, hasta llevarlo al suicidio, al genial y muy joven informático Aaron Swartz por convertirse en un líder de la difusión libre del conocimiento en internet. Swartz, acosado por el fbi, fue sometido a un proceso a nivel federal, en el cual el gobierno lo hizo enfrentar 35 años de cárcel y un millón de dólares de multa. ¿Su delito? Descargar una base de datos con resultados de investigación científica financiada con dinero público con la intención de liberarla en internet para acceso de todos los interesados. A diferencia de Biden, que habla de libertad y la persigue, Aaron fue consecuente: en 2008 había publicado un manifiesto denunciando «el robo privado de la cultura pública».

No hubo clemencia de quien ahora dice preocuparse por el acceso a la información de los cubanos, y utiliza figuras mediáticas convenientemente mayamizadas para hablar de libertad. Nada  importó que Swartz, siendo apenas un adolescente, hubiera contribuido de manera sustancial a elementos que son hoy de uso corriente para compartir información en internet, como el rss y el Creative Commons, que han aportado mucho más a la humanidad que quienes pagan lo mismo canciones que cocteles molotov como parte de un plan para desatar algo que aportará tanto al interés nacional estadounidense como a un baño de sangre a 90 millas de EE. UU.

La única libertad que interesa a un gobierno  cuyos ministros fueron designados por una corporación bancaria, según consta en los correos electrónicos entre Citibank y el equipo de transición de Barack Obama, filtrados por Wikileaks, es la libertad de hacer dinero, y Aaron Swartz era una amenaza para ello.f0207001

Como vicepresidente, el actual Presidente de Estados Unidos no movió un dedo para que Cuba pudiera acceder a internet a través de los varios cables submarinos de fibra óptica que pasan a pocos kilómetros de sus costas y que se han mantenido prohibidos para las empresas cubanas. Hubo que financiar una conexión de 1 062 km de distancia, a un costo de 70 millones de dólares, que se extiende desde Camurí, cerca del puerto de La Guaira, en Venezuela, a la playa Siboney, en Santiago de Cuba. Tampoco desbloqueó los muchos sitios de información científica y tecnológica bloqueados para los desarrolladores informáticos cubanos.

Eric Schmidt, alguien que conoce bien tanto a Aaron Swartz como a Biden, visitó Cuba en 2015 siendo ceo de Google. Entonces estuvo en la Universidad de Ciencias Informáticas, donde varios estudiantes y profesores le expresaron sus quejas por no poder acceder a sitios de su megaempresa dedicados al desarrollo de software. Schmidt dijo que les daría facilidades para un acceso «por la izquierda», como se dice en cubano, y un profesor presente le respondió: «nosotros no queremos brincar la cerca, queremos entrar por la puerta como todos», y el ejecutivo estadounidense se comprometió a hablarlo con su gobierno, precisamente el mismo del que Biden formaba parte. Lo que ha ocurrido desde entonces hasta el día de hoy es que esa situación, lejos de mejorar, ha empeorado, pero Joe Biden se ha comprometido a dar «internet sin censura a Cuba» ¡y gratis!

¿Un negocio más para empresas tecnológicas como las que se llenaron los bolsillos con dinero de los contribuyentes norteamericanos, diciendo se vería en La Habana una televisión que nunca se ha visto? Muy probablemente. Biden llama «Estado fallido» a Cuba, pero no hay nada más fallido que los «creativos» intentos durante 60 años del gobierno estadounidense por cambiar el régimen en la isla. Perdón, sí lo hay, es el modo en que los terroristas y extorsionadores de Miami han embaucado durante el mismo periodo a los gobiernos estadounidenses.

(Granma)

24 pensamientos en “¿Es Joe Biden un libertador de la internet? Por Iroel Sánchez

  1. Pingback: ¿Es Joe Biden un libertador de la internet? « Guerrero Boliviano

  2. Pingback: Cuba: Is Joe Biden An Internet Liberator? | Resumen LatinoAmericano English

  3. Ciertamente es para E.U, Cuba en Internet, un gran peligro si hemos sabido defender nuestra Revolución, acosados hasta el grado superlativo del asedio, del sitio, del asalto, del rodeo, del cerco, (sinónimos) en fin del bloqueo, y no han logrado ni un ápice de sus intereses, se les hace casi imposible lograrlo ahora con el desarrollo de las TIC, y mira que han gastado dinero de los contribuyentes americanos, para toda su campaña mediática y nada.
    Recuerdo cuando buscaba información sobre el tema, a raíz de la acertada aprobación en nuestra ANPP de nuestro Decreto Ley 35; las reflexiones que en su momento realizaba nuestro Comandante, entre sus tantas enseñanzas nos mostró que también seriamos invencibles en la utilización adecuada de la internet, y en el uso respetuoso y correcto de las tecnologías, estas frases son ilustrativas de su percepción profética :
    “(…) una computadora conectada a la red de Internet es ya una posibilidad de hacer llegar un mensaje, un pensamiento a millones de personas en el mundo”.
    Fidel Castro Ruz, 3 de julio de 1998.
    Internet, a través de su famosísima fibra óptica, está comunicando todos los continentes, de lo cual nos alegramos, para poder trasmitir nuestras verdades y nuestros mensajes”.
    Fidel Castro Ruz, 13 de agosto del 2001.

  4. Querido Iroel Sánchez, querida Clara Danger Cleber,

    me pregunto por qué no tienen Internet abierto y gratuito en la propia Cuba, para que cada casa tenga acceso libre. El principio de una verdadera Internet es la interconexión de redes locales, “the Inter-connection of local Net-works”.

    En la región de Cuba, esto significa que al principio eres independiente y puedes actuar libremente. Las redes locales están hechas y organizadas por la gente de las comunidades y estas redes locales se conectan con sus redes vecinas. Técnicamente, esto no es un problema al principio.
    También puede organizar la conexión por el Caribe por su cuenta. Y también puede organizar la conexión con otros continentes a través de Venezuela y Brasil, Nicaragua y México. No necesitas a Norteamérica porque es una sociedad mafiosa pura. Y tampoco necesitas a Google.
    En tu blog, querido iroel, utilizas el traductor de Google. ¿Por qué no deepl.com?

    No necesitas una dirección de correo electrónico de Gmail o Hoymail o cualquier otra tontería. Cada red local puede establecer un servidor de correo y un servidor de listas de correo. También puede instalar el servidor de wordpress en cualquier red local, así como el resto de software de código abierto de flujo y grupo.

    Ahora me pregunto por qué no quieren independizarse. ¿Por qué despotrican contra los colonizadores de Europa Occidental, entre los que se encuentra Estados Unidos, en lugar de hacerse verdaderamente independientes? ¿Por qué siempre corren detrás de los us-dólares?

    Todavía no conozco la estructura exacta de las telecomunicaciones en Cuba. Pero sé que Google fue invitado a organizar Internet en Cuba. Y Cisco también está activo allí. ¿Por qué no lo hacéis vosotros mismos? No necesitas esta basura de ellos.

    Saludos cordiales, willi
    Asunción, Paraguay
    willi.uebelherr@riseup.net
    con http://www.DeepL.com/Translator

  5. Gracias, amigo Willi, aquí puede leer sobre redes comunitarias en Cuba
    https://revista.jovenclub.cu/redes-privadas-y-wifi-joven-club/
    http://www.cha.jovenclub.cu/servicio-wifi-a-redes-privadas/
    http://www.adelante.cu/index.php/es/noticias/de-camagueey/22215-joven-club-implementan-servicios-wifi-para-redes-privadas
    Cisco y Google intercambiaron durante la etapa de Obama con instituciones cubanas pero no más allá, nadie los invitó a “oprganizar internet en Cuba”
    Sobre sitios de Google bloqueados para Cuba puede leer aquí http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/informatica/2021-05-26/comunicaciones-en-cuba-poner-bits-y-bytes-al-bloqueo
    Saludos

  6. Querido Iroel,

    gracias por su respuesta. Pero, ¿por qué “Redes Privada”? Las telecomunicaciones nunca pueden ser privadas. Es siempre un proyecto colectivo para el libre acceso al conocimiento libre y la libre comunicación.

    Todavía no he leído los textos a los que se refiere. Pero el título realmente me sorprendió. Tiene mucho que ver con el hecho de que rechazo las construcciones estatales porque siempre actúan para las élites privadas y nunca para el pueblo. El pueblo no necesita un Estado. Cicerón en Roma hace 2000 años ordenó teóricamente lo existente: Por las élites, para las élites, contra el pueblo. En este sentido, las construcciones estatales son siempre privadas.

    La consecuencia de esto es que las personas se organizan en comunidades. Y lo más importante para ello es la economía local para la producción de medios de vida materiales. La economía siempre necesita las infraestructuras técnicas y las telecomunicaciones son nuestro instrumento de cooperación.

    Leeré los textos y luego los comentaré.

    He leído su texto en alemán en el blog “Amerika21”. Fue tomada del Granma.
    https://amerika21.de/blog/2021/08/253557/joe-biden-ein-befreier-des-internets

    Por eso también publiqué mi comentario en el Granma, por supuesto. Pero aún no se ha activado. Sospecho que nunca se estrenará allí.
    http://www.granma.cu/pensar-en-qr/2021-08-22/joe-biden-el-libertador-de-internet-22-08-2021-23-08-33

    Un cordial saludo a todos, willi
    Asunción, Paraguay

  7. Querido Iroel,

    he leído los 3 textos que has enlazado. Mi conclusión: la privatización de la comunicación. Los 3 textos se refieren a lo mismo que conocemos desde los años 70: La privatización de las telecomunicaciones.

    El punto de partida fue la creación de redes locales en todas las regiones del planeta que se interconectan. Estas redes locales funcionan de forma autónoma y en su momento fueron universidades. Una de las personas más importantes fue Jonathan Postel, que siempre abogó por una red pública y, por lo tanto, también instaló los RFC (“request for comment”) para que todas las definiciones fueran de “código abierto”. Todas las personas de este planeta tienen libre acceso a esta base de datos con todas las definiciones relativas al transporte de datos en Internet.

    Ronald Reagan ya impuso en su momento que este sistema de transmisión de datos debía ser privado y su mayor enemigo fue Jonathan Postel, que trabajaba por un sistema de transporte público y de libre acceso.

    Ahora veo que el Club de la Juventud de Cuba está aplicando exactamente los mismos principios que formuló Ronald Reagan. Y eso en Cuba. Eso es exactamente lo que quieren Obama, Google y Cisco y todos los demás. Así que no tienen que actuar ellos mismos en Cuba porque el club de jóvenes de Cuba lo hace en su nombre.

    Hablemos de los principios básicos de una InterNet:

    Las redes locales autónomas de todas las comunidades, organizadas y apoyadas por la gente de sus comunidades, se conectan. Así y sólo así se crea una InterNet, la conexión de las redes locales. estas son las rutas locales. La forma en que se realicen las conexiones entre las casas dentro de la red local depende enteramente de los habitantes de estas comunidades.

    Para distancias más largas, para reducir el número de nodos, se aplica el mismo método a los llamados centros regionales, las ciudades.

    Tenemos dos niveles en las telecomunicaciones: transporte y aplicación. Separamos estrictamente estas áreas. Internet es sólo un sistema de transporte de datos digitales en forma de paquetes. En este sistema no nos preocupan los datos, sino sólo la información de transporte de los paquetes. La única tarea es asegurarse de que los paquetes lleguen al receptor exactamente como fueron enviados. La comprobación y corrección de errores forma parte del sistema de transporte y es transparente para el nivel de aplicación. Esto significa que el TCP (Protocolo de Control de Transporte) y el UDP (Protocolo de Datagramas de Usuario) ya no son necesarios. Sólo trabajamos con los paquetes IP, compuestos por las cabeceras (información de transporte) y los datos.

    Para Cuba, todo esto sería muy sencillo. Lo mismo ocurre con todos los países del ALBA.

    Ahora a la plantilla de la Inter-Net. Estimado Iroel, basta con ver las carreteras y calles entre los pueblos y ciudades de Cuba. Entonces verás lo que es Internet. Y luego miren las telecomunicaciones en Cuba y entonces verán lo que es un Inter-Star (la interconexión de puntos estelares). Y lo que se ve en Cuba, se ve hoy en todo el planeta. En ninguna parte hay una InterNet.

    con saludos cordiales, willi
    Asunción, Paraguay

  8. No, amigo, Joven Club es un sistema de educación en informática y computación con más de 600 instalacuiones en Cuba, crado por Fidel Castro, que ha graduado a millones de cubanos de forma gratuita y ha integrado esas redes surgidas aisladamente en un sistema nacional para compartir conocimiento, y distintos servicios. Saludos.

  9. Querido Iroel, por qué no:
    ¿Red de municipios o Red de pueblos y ciudades o Red de municipios?

    En todos los textos encuentro la referencia a la venta de servicios. Todavía no he encontrado nada sobre la estructura interna. Ni quién fabrica el hardware. Pero esa es la información importante para mí, no lo que estas personas escriben sobre sí mismas y lo que hacen.
    con saludos cordiales, willi

  10. No puedo editar mi comentario.
    “¿Red de municipios o Red de pueblos y ciudades o Red de municipios?”
    debería significar:
    “¿Red de municipios o Red de pueblos y ciudades o Red de comunas?”

    Las comunas son especialmente importantes para mí porque representan la conexión entre una comunidad local y una economía local.

  11. Querido Iroel,
    tal vez le resulte desagradable que aproveche esta oportunidad para continuar el discurso. Si te sientes incómodo, por favor, házmelo saber.
    Su texto también fue publicado en el blog “Guerrero Boliviano”:
    https://illimaniguerreroboliviano.wordpress.com/2021/08/23/es-joe-biden-un-libertador-de-la-internet/
    Pero lo más importante para mí es otro texto que encontré allí:
    Cuba’s cultural counter-revolution
    Max Blumenthal, 25.07.2021
    https://thegrayzone.com/2021/07/25/cubas-cultural-counter-revolution-us-govt-rappers-artists-catalyst/
    La contrarrevolución cultural cubana
    Max Blumenthal, 28.07.2021
    https://thegrayzone.com/2021/07/28/contrarrevolucion-cubana-raperos-artistas-gobierno-ee-uu-catalizadores-protestas/
    Aprecio mucho a Max Blumenthal de Grayzone, porque mira muy de cerca. Y me queda claro la ineptitud de los actores estatales en Cuba.
    Todos sabemos que EE.UU. trata de interferir en todas partes para generar sus vasallos. Pero sólo pueden hacerlo porque hay enormes deficiencias internas en estos países. Señalar con el dedo a actores externos no es suficiente. Y se nota especialmente en el sector de las telecomunicaciones. Tengo experiencia de esto de Venezuela (con Hugo Chávez y Nicolás Maduro), Nicaragua (Danuiel Ortega y su clan), Ecuador (con Rafael Correa) y Bolivia (con Evo Morales).
    Del hecho de la dolarización en Venezuela, de la base fija del dólar en Ecuador, del acoplamiento fijo del bolívar al dólar estadounidense en Bolivia, podemos ver cómo estos países se hacen voluntariamente dependientes. Y para Cuba me parece lo mismo.
    Hugo Chávez tenía 3 tesis centrales, que apoyo mucho:
    – Independencia o Nada
    – Poder Popular o Nada
    – Comunas o Nada
    Sólo conozco estos locales centrales de Venezuela y para mí son la clave para América Latina, pero con la red global para la tecnología libre. La tecnología es siempre la base de una economía local y regionalmente independiente y debe formarse necesariamente en las infraestructuras técnicas locales. Pero nada de esto he encontrado hasta ahora en mis 10 años en América Latina.
    Y en primer lugar para una libre cooperación dentro y fuera de las regiones, refiriéndonos aquí a los estados del ALBA, es absolutamente necesaria una buena y autodeterminada telecomunicación. Lo único que se interpone es la burocracia en América Latina, tal como la describió el Che Guevara en su texto “Contra el Buerocratismo”.
    con saludos cordiales, willi
    Asunción, Paraguay

  12. Gracias. Conozco el texto de Blumenthal. Por cierto, el hecho de que EU gaste tanto dinero en derrocarlo y lo bloquee no habla a favor de que el estado cubano sea inepto ¿Cómo es su contribución en Paraguay para derrotar allí a EU, se ha logrado con su valioso aporte más independencia en Paraguay que la que hay en Cuba?
    En cuanto a las Telecomunicaciones le recomiendo este dossier q acaba d salir en la revista Eptic https://seer.ufs.br/index.php/eptic/issue/view/1128
    donde hay un texto mio sobre ese tema
    https://seer.ufs.br/index.php/eptic/article/view/15741/12101
    Saludos

  13. Querido Iroel,

    gracias por los enlaces. Ahora tengo tu dirección de correo electrónico para los textos que son demasiado grandes para el blog. Y, he leído que eres un profesional. Genial. Y, “Revista Eptic” y sus temas activan inmediatamente mi interés.

    Para mí no tiene mucho sentido discutir sobre las construcciones estatales. Para mí, las construcciones estatales son superfluas porque todas son parasitarias y siempre sirven a los intereses de una pequeña élite y nunca al pueblo. Esto ya está claro en el proyecto de Cicerón y nunca ha cambiado.

    Para nuestro futuro sigo una frase de Buckminster Fuller:
    No luchamos contra lo viejo, sino que creamos algo nuevo que hace que lo viejo sea superfluo.

    No creo que lo que hoy llamamos “Internet” pueda reformarse razonablemente. Necesitamos algo más: una verdadera InterNet.
    Por lo tanto, propongo debatir lo que puede ser una verdadera InterNet, qué condiciones son necesarias para ello y quién tiene que realizarla. El Estado, sea cual sea, desde luego que no.

    Si estás abierto a esta discusión y tu blog no lo permite, podemos pasar a los correos electrónicos. Pero debemos hacer posible que todos sus lectores participen. Creo que una discusión privada reducida en este tema es un error.

    Leeré tu texto con calma y luego lo comentaré. Creo que la versión en inglés no está disponible. Con deepl.com no hay problema. El portugués también es posible.

    Saludos cordiales, willi

  14. Gracias, pero no tengo tiempo para la discusión que propones. Sobre el estado, coincido con el periodista Víctor Hugo Morales: “Fuera del Estado, para los más vulnerables no hay mundo, no hay dignidad, no hay nada que valga la pena. Y la guerra enmascarada en los valores de la libertad de expresión es impiadosa, constante, cruel y mentirosa. Sin Estado no hay democracia, porque es el que puede arbitrar en la despareja relación de las fuerzas en pugna.”
    Saludos

  15. Querido Iroel,

    sí, eso es lo que esperaba: “No hay tiempo”. Es el argumento para evadir la argumentación.

    Faltan en su consideración las personas que siempre forman las comunidades locales de vida. Es su forma de existencia. Las construcciones estatales se superponen a ella, como se hace en el cristianismo. Se priva a las personas de su verdadera forma de existencia y los aparatos creados artificialmente ocupan su lugar. Karl Marx también suscribió esta forma de pensar. Pero no Friedrich Engels y mucho menos Rosa Luxemburg.

    La telecomunicación es un muy buen ejemplo de los despropósitos que surgen cuando los aparatos se adueñan de ella. No se habla de autoorganización, sino de “educación” por instancias. ¿Pero a dónde? ¿Y qué pasa si los objetos de la actividad estatal, el pueblo, no lo quieren? ¿Y si, por el contrario, quieren utilizar las posibilidades de la telecomunicación de forma autodeterminada y, a cambio, estos sistemas también se realizan de forma autodeterminada?

    Estamos hablando aquí de la cooperación global directa de las personas y usted está contrastando esto con sus instancias estatales y privadas. Se habla de Internet, la red de redes, pero no existe en ninguna parte. ¿En qué realidad vives?

    En su texto en “Revista” nunca habla de la telecomunicación en forma de Internet, un sistema de transporte de datos digitales en forma de paquetes, lo que se necesita para ello y cómo se puede realizar. Sólo se habla de algunas formas de aplicación, pero nunca del contenido. Como ingeniero en informática técnica, debería saber realmente lo que son las telecomunicaciones y no conformarse con cómo las entienden y utilizan los demás.

    El potencial en Cuba, como en todos los países del grupo ALBA, es enorme. Pero su uso es impedido masivamente por los apparatchiks y los burócratas, porque no quieren el autoempoderamiento y la autodeterminación del pueblo. Quieren objetos y no sujetos autónomos.

    gracias y saludos, willi
    Asunción, Paraguay

  16. Gracias, si quiere decidir cómo uso mi tiempo, de qué debo escribir y qué debo decir, está mostrando usted ser peor que los peores burócratas y apparatchiks. Gracias por el aprendizaje, le saludo muy afectuosamente. Ha sido suficiente.

  17. Querido Iroel,
    Según mi experiencia hasta ahora en los países del grupo ALBA, esto lleva a la censura. Pero, querido amigo, puedo vivir con ello y no me afecta. Hay mucho que hacer, tanto en la teoría como en la práctica, y no puede surgir el aburrimiento.
    Saludos a todos, willi

  18. Gracias, hay algo peor que el aburrimiento, es la ignorancia, y aún peor es el prejuicio que opera como reflejo condicionado. Le dejo, con la esperanza de que le sea útil esta reflexión de uno de los fundadores del ALBA y maestro de Hugo Chávez, Fidel Castro “La mentira afecta el conocimiento; el reflejo condicionado afecta la capacidad de pensar.” Chao

  19. Hola Iroel,

    en realidad, quería poner fin a este debate por mi parte, pero no puedo dejar sin respuesta la siguiente afirmación suya:
    “Fidel Castro, … y maestro de Hugo Chávez”.

    No, Iroel. El maestro de Hugo Chávez fue Kleber Ramírez de Mérida, que le enseñó que todas las sociedades humanas se apoyan en las comunidades. Ni Martha Harnecker ni Michael Lebowitz entendieron todo esto. Tampoco lo hizo Heinz Dieterich.

    Hugo Chávez dijo una vez que si tenía dudas sobre economía, se dirigía a Fidel Castro. Una persona que no tiene ni idea de economía nunca podrá ser profesor. Conozco la “República Democrática Alemana”, también llamada RDA, “Deutsche Demokratische Republik DDR”, y sé de su decadencia y de sus catástrofes autoorganizadas. Berthold Brecht también lo entendió bien y siguió sentado entre las sillas.

    Sólo en Venezuela era posible un discurso abierto cuando Hugo Chávez aún vivía. Después de eso, también se acabó. Y todos los países del grupo ALBA que visité tienen y tuvieron el mismo problema: un aparato estatal parasitario e inflado que chupa todos los recursos y quiere centralizar y monopolizar todo. Esta es la enfermedad que yo también habría visto inmediatamente en Cuba, si alguna vez hubiera visitado Cuba. Mis amigos de Venezuela me habían desaconsejado encarecidamente, diciendo: Si haces lo mismo allí que aquí en Venezuela, al día siguiente estarás en la cárcel y al siguiente te deportarán.

    No pude juzgarlo, pero sospecho que tenían razón. Todos los intentos por mi parte de entrar en un debate fáctico sobre las telecomunicaciones con personas de Cuba que también saben de este tema han fracasado. Y ahora quieres seguir en el nivel de hostilidad personal. No estoy a su disposición para eso.

    con saludos, willi
    Asuncion, Paraguay, willi.uebelherr@riseup.net

  20. Gracias, parece que Hugo Chávez tenía otra opinión

    Nada más lejano de la RDA que Cuba, por algo aquella se extinguió con la urss y Cuba siguió en pie y admira a Brecht. Ya comprendo sus prejuicios. Saludos

  21. Hola Iroel,

    el elemento esencial de coincidencia, a pesar de un alto grado de diferencia en las mentalidades, es la razón de ser del Estado. El Estado se eleva a la categoría de soberano político y, por tanto, se sitúa por encima del soberano real, la población, y también por encima de la constitución constituyente. Esta es la situación que tenemos en la región en el Oeste y en el Este.

    Hoy vuelve a ser especialmente evidente. Se está organizando un plan, se está declarando un virus como el gran enemigo, que nadie ha visto nunca. Todo se vende como protección de la “salud pública”, aunque sólo se trata de la instalación de la superioridad estatal a remolque de la industria farmacéutica. La “guerra contra el terrorismo” no ha funcionado. Hoy se declara una guerra contra un “virus”. Un virus formado por miles de millones de virus.

    Sospecho que en Cuba también se está representando este teatro con toda su fuerza. Una oportunidad para restaurar el desintegrado reconocimiento de las autoridades estatales. La insensatez y la irracionalidad de las construcciones estatales, desde su ficación teórica en Roma con Cicerón hace más de 2000 años aclarada ejemplarmente en todos los escritos con algún espíritu, parece no haber llegado aún a los actores de los aparatos estatales de violencia. Y, si tenemos en cuenta el largo tiempo y la variedad de posibilidades para adquirir una visión clara sobre el tema del Estado, entonces la única conclusión que queda es que esta razón de ser del Estado debe ser defendida por todos los medios. Aunque nos lleve al completo olvido.

    Si volvemos al tema de las telecomunicaciones, vemos lo mismo. Completamente inapropiado desde el punto de vista de los hechos, con el único enfoque del control de la población como objeto y apéndice, la mayor mierda se vende como una nueva tecnología de alto nivel, aunque debajo sólo hay basura.

    Y así todos estos hechos se repiten en los excesos de la corrupción organizada. Soy un niño quemado de la región de Alemania y veo los elementos de la RDA por todas partes en América Latina, que por supuesto también eran dominantes en el “Oeste”.

    ¿Hasta cuándo se contentará la gente con estas estúpidas historias sobre construcciones estatales necesarias? ¿Cuándo empezarán por fin a tomar sus vidas en sus manos?

    El conflicto entre Karl Marx y Mikhail Bakunin en la 1ª Internacional, que llevó a su disolución por parte de Marx porque Bakunin era demasiado popular, nos muestra la incapacidad de enfrentarse a la realidad. Karl Marx desperdició 30 años ocupándose de los mecanismos de explotación del capital en lugar de preguntarse cómo pueden vivir las personas de forma pacífica y cooperativa entre sí “sin dominación de las personas sobre las personas”.

    En cambio, se dejan asustar y aterrorizar como niños pequeños por cada nube de niebla.

    Para mí, todo es un gigantesco jardín de infancia global.

    con saludos, willi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .