Estado de Derecho: Entre Cuba y el mundo*


Carlos Fernández Liria

Estado de derechoSupongo que todos estaremos de acuerdo en que no basta con que la Constitución diga que hay Estado de Derecho para que admitamos que, en efecto, lo hay. Fundamentalmente, decimos que una sociedad está en Estado de Derecho cuando en ella hay una división de poderes, es decir, cuando el poder que legisla, el poder que juzga y el poder que gobierna son independientes entre sí, de modo que, por ejemplo, el gobierno puede ser llevado a los tribunales para ser juzgado con arreglo a unas leyes que no han hecho ni jueces ni gobernantes.

Sigue leyendo

“Lo que siento es que no existe el poder político o que es sólo un agente del económico.”


Raquel Quilez/El Mundo

Alberto San Juan

A propósito del estreno de una obra dedicada a Federico García Lorca, el actor español Alberto San Juan, argumenta en esta entrevista por qué brinda “por un Sáhara libre, por el fin del capitalismo y el triunfo de lo humano”

No es amigo de las medias tintas. Alberto San Juan Sigue leyendo

Sobre chalecos y héroes


Iroel Sánchez
Fidel Castro comparte con combatientes en el Sur de Vietnam, en 1973.  Foto: Jorge Oller

Fidel Castro comparte con combatientes en el Sur de Vietnam, en 1973. Foto: Jorge Oller

En 1979, el líder cubano Fidel Castro viajó a Nueva York para intervenir ante la Asamblea General de la ONU, en calidad de presidente del Movimiento de Países No Alineados. Un periodista norteamericano que lo acompañaba en el vuelo  hacia Estados Unidos le preguntó si él no usaba chaleco antibalas. A la pregunta no le faltaba lógica pues precisamente se dirigían al país desde donde se han fraguado más de 600 planes contra su vida. Sin embargo, la respuesta de Fidel fue abrir su chaqueta y mostrar el pecho desnudo para seguidamente decir: “mi chaleco es moral” Sigue leyendo

Chacumbeles en Madrid


Iroel Sánchez

Aznar: "Viva Cuba libre"

Poco se sabe de Chacumbele aunque la mitología popular cubana lo recuerde todavía bajo la idea de que “él mismito se mató”. Se dice que el tal Chacumbele era algo mujeriego y murió apuñaleado por su esposa al ser sorprendido en un acto de infidelidad. Cierto o no, el personaje ha quedado en la memoria de los cubanos para referirse a aquel que, por traspasar cierto límite, termina haciéndose daño.

Y en Chacumbele pensaba viendo las noticias que llegan desde España acerca de los presos liberados por el gobierno cubano que han arribado a ese país en fecha reciente. Verlos posar junto a José María Aznar –acompañante de George W.Bush y Tony Blair en la génesis de la invasión a Iraq- al grito de “Viva Cuba libre” no ayuda mucho a vender su imagen de “disidentes pacíficos”. Juzgados y condenados en Cuba por sus vínculos con el gobierno norteamericano, estas personas parecieran necesitar siempre aproximarse a un padrino poderoso. Sigue leyendo