El disidente al que Carromero y Esperanza Aguirre no quisieron ayudar


Iroel Sánchez
Los 'Bukaneros' animan las gradas del Rayo Vallecano.

Los ‘Bukaneros’ animan las gradas del Rayo Vallecano.

“Había más gente, estábamos en una calle entre la casa de mi tío y la mía, y entonces tres policías secretas nos paran, nos piden la documentación, accedimos a entregársela, nos preguntaron dónde íbamos, yo les dije que a casa de mi tío, estábamos justo ya casi debajo de la ventana de la casa de mi tío, y entonces un policía secreta, vestido de paisano, saca de unos matorrales algo, una bolsa, y me pregunta que dónde voy con eso, que qué era eso que llevaba yo ahí.

“Sacan lo que hay dentro de la bolsa y vemos que era como una especie de artefacto casero o algo así, que tampoco creo que llegase a ser un explosivo como dicen, no sé, era algo que tenía gasolina y no sé qué más. Así que me dicen que si estoy loco, que dónde voy con eso, yo les digo que se están equivocando.

“En ese momento en esa calle había mucha gente, pero fue a nosotros a quienes nos pararon. Los tres secretas llamaron a otros y vinieron más policías, muchos.”

El relato anterior no es de una “víctima de la dictadura castrista”. Su protagonista no es favorecido por la cobertura de los medios españoles y el dinero que, tramitado por personas como el asesor de un ayuntamiento madrileño Ángel Carromero, les llega desde EE.UU.  Carromero acaba de recuperar su puesto laboral luego de salir en libertad vigilada desde una cárcel española, donde debió cumplir la pena impuesta por un tribunal que en Cuba lo reconoció culpable de llevar a la muerte en un accidente de automóvil a dos “disidentes” a los que abastecía con dinero y tecnología. Llegado desde La Habana, en virtud a un convenio para el cumplimiento de penas en territorios nacionales, suscrito en 1998 entre Cuba y España, el político del Partido Popular enviado a la Isla caribeña en misión secreta como parte de la estrategia norteamericana de “cambio de régimen” y responsable de la muerte de dos personas, sólo permaneció en una prisión ibérica menos de una semana, pero el testimoniante del relato que encabeza este artículo estuvo encarcelado 56 días sin que se le sometiera a juicio por una causa a todas luces política.

Alfonso Fernández, Alfon, fue detenido la mañana del 14 de noviembre, fecha de la más reciente huelga general contra el Gobierno de Mariano Rajoy, cuando se dirigía a un piquete informativo con su familia. Su delito es pertenecer a los Bukaneros, colectivo hincha del equipo de fútbol Rayo Vallecano que tiene más de 250 jóvenes entre sus filas, y que se ha hecho célebre por sus carteles en las gradas del estadio del barrio madrileño de Vallecas.  Letreros como “Lucha obrera. Huelga contra el capital” o “1400 policías en el Congreso y tu marido sigue fugado. Cifuentes dimisión”, en referencia a la Delegada del gobierno español en Madrid y los negocios turbios de su esposo, son la literatura enarbolada por el colectivo al que pertenece Alfon. 

Por si hiciera falta alguna prueba adicional del carácter del régimen al que se enfrentan Alfon y sus compañeros, le contó el joven de apenas 21 años a la periodista Olga Rodríguez que en la cárcel le negaron la entrada del libro con la entrevista que Ignacio Ramonet le realizara a Fidel Castro.

Dice la dirigente del Partido Popular, y expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que Cuba es una dictadura, sin embargo, es en España donde se encarcela por actividades políticas a los jóvenes y se le prohíbe a los detenidos la lectura de materiales difundidos en el mundo entero por su valor histórico y cultural. Para colmo de paradojas, los “disidentes” que Carromero mató en Cuba con su actuar irresponsable, a pesar de sus relaciones con un gobierno extranjero que se ha propuesto cambiar el orden constitucional vigente en la Isla, estaban en la calle; pero el principal vínculo político que llevó a la cárcel a Alfon es con los muchachos de un barrio de Madrid que quieren que en su país gobierne el pueblo y no el capital.

Artículos relacionados:

14 pensamientos en “El disidente al que Carromero y Esperanza Aguirre no quisieron ayudar

  1. A ese chuchumeco de carromero, han debido aplicarle todo el peso de Las Leyes o de La Ley. El estuvo en Cuba como injerentista, como espía. Es increíble como, el joven Alfons y su novia son llevados a prisión en Españistán, por solamente querer ir a una manifestación, PIQUETES, creo que les llaman. La manera tan viciosa como los trataron, y todas las calumnias que les inventaron… Ellos, saben muy bien lo que hizo ese corroñero allá en Cuba. Para eso es que están a las órdenes de los EE. UU y de la OTAN. Kiss our bums and use our ‘tihs’ as tooth paste…Obedescan…

  2. El trato de favor que ha recibido Carromero aplicándole el 3er grado y poder dormir en su casa, ha causado gran indignación entre los presos por causas similares (causante de muerte por conducción imprudente) y entre el personal de prisiones, que ven como este señor sale tan campante de la carcel por la presión ejercida por la dirección del PP.
    Asi es como ve la justicia este gobierno y aplica la única ley que conoce al dedillo: “la del embudo”.
    Pensar que nos quedan tres años más soportando a esta gentuza, ¡que jodienda!.
    Saludos,
    Miguel A.

  3. Estos hechos que nos cuenta Iroel no han ocurrido en Somalia, paradigma mediático mundial de los estados fallidos, ni en Cuba, paradigma mediático mundial de las dictaduras comunistas (junto a Corea del Norte) sino en un estado que se autoproclama “social y democrático de derecho”, dispuesto a defender la democracia y los derechos humanos en cualquier rincón del mundo donde lo ordene la “comunidad internacional” (que equivale a decir la tiranía imperial).

    Comparado con el caso de los cinco heroes que cumplen injusta condena en Estados Unidos, lo ocurrido con Carromero demuestra que, en un plano internacional, no vivimos bajo el imperio de la ley y de la razón sino de la fuerza y la sinrazón. Había que deslegitimar a Cuba como estado de derecho y país miembro de la ONU. Aceptar la sentencia equivalía al reconocimiento del régimen comunista, un contrapunto en la campaña de desestabilización, existiendo además una poderosa razón, la de proteger los intereses de un alto cargo del PP al que hubo que rescatar tras fracasar en la misión encomendada.

    Por otra parte, el caso de Alfon contiene todos los ingredientes de lo que significa la transformación de un estado basado en la represión en otro basado en técnicas de persuasión, pero solo de forma superpuesta, sin que aquel desaparezca realmente. También demuestra la fragilidad de los modelos basados en técnicas de persuasión. La detención de Alfon bajo falsas acusaciones y sin las debidas garantías, los insultos y vejaciones que sufrió, su permanencia en prisión durante dos meses y las calumnias de medios como el periódico de extrema derecha ABC no han tenido el eco social que merecía el caso ni por supuesto el que hubiera tenido de haber ocurrido en Cuba. El apoyo mostrado por Izquierda Unida, movimientos sociales e intelectuales (creo que uno de ellos inició una huelga de hambre reclamando su liberación) no han logrado sensibilizar una opinión pública secuestrada por los grandes medios burgueses. Lo que viene a demostrar este caso y todos los graves acontecimientos asociados a la crisis económica es que en una sociedad profundamente desigual, corrupta e injusta se puede seguir defendiendo el modelo mucho mejor (sin renunciar a las viejas prácticas de los estados represivos) si se cuenta con el control de los grandes medios, de forma que se pueda sensibilizar la opinión pública en aquello que interesa (lo trivial, lo morboso y lo cavernario) y desensibilizar, manipular o dejar fuera de encuadre lo que moleste. Y era precisamente la labor que los bukaneros venían realizando con sus pancartas en el campo del Rayo Vallecano (grupo anticapitalista, antifascista y antirracista al que pertence Alfon) lo que interfería y ponía en peligro el trabajo mercenario de los grandes medios de comunicación.

    Cualquiera que conociera España en los últimos años de la dictadura y la compare con la España actual será plenamente consciente de cómo los grandes medios de comunicación se han adueñado de la creación de opinión pública frente a fórmulas populares como las pintadas, las pancartas y las radios libres o las pequeñas, progresistas e independientes empresas editoriales. Hoy es muy difícil encontrar pintadas o carteles en las calles de las ciudadades, algo típico y de enorme calado en los tiempos de la lucha contra el franquismo y que uno agradece cuando recorre Cuba y las contempla como poderosa respuesta a las mentiras e injustas pretensiones de la tiranía. Las pancartas de los bukaneros en el campo del Rayo era y es un acto subversivo de enorme impacto que no pasó desapercibido para quienes tienen que velar por el orden burgués y no les importó cometer todos los graves abusos de este caso. Me preguntó si el movimiento de los indignados y otros movimientos alternativos sabrán hacer una lectura adecuada del modelo de los bukaneros como creadores de opinión pública en sociedades secuestradas y aborregadas por los grandes medios burgueses.

  4. Espana ya es una repûblica bananera… que pena pero se conviteron en eso,al elegir a Rajoy y su camarilla que gobierna para la extrema derecha y el pueblo que se pudra…. hasta cuando se cansaran de soportarlo??

  5. Hasta un niño lo sabe: El dinero yanqui y los medios de comunicación al servicio de USA

  6. Es un delincuente el “CARROÑERO” como delincuentes son quienes lo dejan salir libre en la mayor impunidad luego de propiciar la muerte…

  7. En cualquier momento el relato que inicia este post puede ser “usado”, con el necesario cambio de nombres, por los “disidentes” o por las “damas” de verde (por las que preguntó algún malintencionado por ahí) para acusar a Cuba de violar los derechos humanos.
    Lo de Carroñero, solo conociendo quienes y cómo “gobiernan” en España, era de esperar. Imagino que le estén preparando algún premio por el “sacrificio personal” que hizo por la “democracia” en Cuba, como les prepararán más encerronas jóvenes como Alfons y a todo el que les moleste.
    Es que todos saben que viven de y para dos cosas: los dólares y la mentira.

  8. Iroel, para ver si entendemos “la moral” ó la lógica de los medios de comunicación de los enemigos del régimen cubano, los que parecen caer constantemente en contradicciones cuando de darle prensa a las “violaciones” de los derechos humanos dentro de Cuba se trata, mientras que muchas veces ignoran hechos que suceden dentro de sus propios países, analicemos algunos elementos en los que pudieran estarse valiendo para comportase así.
    Para los dueños de la prensa extranjera, atacar a Cuba es una prioridad no solo para defenderse ellos mismos, sino que también basándose en que -con muy pocas excepciones- tampoco en los países del excampo socialista “pasaba” nada a lo que pudieran darle prensa mientras tenían el control los comunistas. O sea, que allí no se torturaba, ni se apaleaba a la gente en manifestaciones, ni se desaparecía a nadie, ni se mandaba a los disidentes a manicomios para que los volvieran locos, ni nada de nada. Sin embargo, una vez que esos países dejaron de ser socialistas, se convirtieron en los gobiernos más reaccionarios, difamadores y anticomunistas del mundo, así como los que mantienen una política más dura hacia nosotros. Esa es la lógica de la prensa extranjera reaccionaria; ellos están convencidos que aunque en Cuba no “pasa nada”, si mañana se cayera el régimen que no pateó a nadie, que no torturó, que no desapareció a nadie, que no mandó al manicomio a ningún disidente, que dejó que los agentes de la CIA operaran descaradamente en la isla, que dejó que muchos oportunistas vivieran bien del dinero que les pagaban los enemigos de Cuba, que etc., etc., etc. Si Cuba corriera con la misma suerte que la que corrieron los países del excampo socialista, pues no pasaría mucho tiempo antes de que un demonio de odio crónico hacia el comunismo se generara en Cuba a niveles quizás aun superiores a los que existen en los países que componían al campo socialista, un demonio que repetiría incesantemente “que no vuelva esa pesadilla” que no vuelva la pesadilla que nos impidió el sueño del lujo (ahora un ruso tiene para su uso personal el más caro yate del mundo con un valor de unos mil doscientos millones de dólares; mas que lo que vale un enorme crucero de recreo)… que nos impidió el sueño del desplante… que nos impidió tener dinero con el que poder comprar las mas bellas y jóvenes mujeres aun después de viejos. Sobre ese demonio de odio todos están apostando… todos están apostando en que luego del socialismo en Cuba, nuestra nación se convertiría el mejor aliado anticomunista de América… en el más reaccionario de los gobiernos del mundo.

  9. Más allá de tus sofismas, el gobierno cubano sería en la situación que describes el peor enemigo de su propio pueblo, como fue Yeltsin en la exURSS, porque el lujo y el dinero serían para unos pocos.
    Ya en lugares como Polonia, Checoslovaquia, etc, la fiebre anticomunista pasó https://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/07/13/polonia-la-eurocopa-y-una-pelicula-aun-por-conocer/ y comienzan a despertar en la pesadilla neoliberal. Como relata el filósofo Fdez Buey al contar un cruel chiste de la Rusia postsocialista: De todo lo que nos decían los comunistas, había algo que era verdad: El capitalismo es peor!

  10. Me pregunto si Raul Sobrino no habrá recurrido a la ironía para justificar las críticas de la prensa burguesa al socialismo cubano o el fanatismo anticomunista que siguió a la caída del campo socialista, fundamentado todo ello en que el socialismo jamás predicó con el ejemplo. Que me perdone si no estoy en lo cierto. Yo tengo una opinión muy diferente. Seguramente es cierto que en los países que integraron el campo socialista se recurrió a la represión de los derechos civiles de un modo inaceptable, pero no creo que fuera mayor la violencia ejercida sobre los derechos humanos de los ciudadanos que la practicada en las sociedades basadas en técnicas de persuasión, sirva como ejemplo la dramática situación que hoy se está viviendo en el llamado mundo libre (incluido el primer mundo), producto de la manipulación, la corrupción y el abuso de poder.
    La verdadera razón de que existan gobiernos alocadamente reaccionarios y anticomunistas tanto en los países excomunistas como en los que un día se acercaron al socialismo por la vía socialdemócrata (Suecia, Holanda, Dinamarca) o los que sufren el azote del fundamentalismo religioso (Afganistán, Libia) es que son las sociedades que, por haber conocido las mieles del socialismo y haber sucumbido por la traición de sus gobernantes y la injerencia de las grandes potencias, requieren de un mayor nivel de fanatismo mediático anticomunista, manipulación ideológica y barbarie neoliberal al ser por ello las sociedades que antes se alzarían contra un sistema tan criminal como es el neoliberalismo. Del mismo modo que sólo había una forma violenta y cruel de arrebatar a afganos y libios las conquistas de su etapa socialista (el fanatismo religioso), el resto de los pueblos que un día fueron socialistas están siendo objeto de un ferreo control y manipulación que les está arrebatando importantes conquistas de aquella etapa. A Olof Palme y su legado socialista no lo podían derrotar en las urnas, de ahí que vieran la necesidad de asesinarlo para implantar el neoliberalismo en Suecia, un modelo que, como en el resto del mundo, beneficia solo a grandes corporaciones con elevada movilidad en las ventajas diferenciales que ofrece la economía global. Por tanto, que a nadie le extrañe que quienes hoy gobiernan en esos países (los mayores enemigos del socialismo y de quienes todavía lo defienden en dichas naciones) sean hoy hoy los mayores enemigos de Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .