¿Dónde están los desertores mitómanos de la televisión anticubana de Miami?


Edmundo García (www.latardesemueve.com)

mentiras1Sobre Cuba siempre hay temas interesantes para trabajar; pero para los medios de esta ciudad solo sirve lo que permita difamar y atacar. Unos temas están más cerca en el tiempo, otros más lejos. Hoy quiero hablarles de uno relacionado con la historia reciente; con el “pasado” de hace unos cuatro o cinco años. Parece poco tiempo, pero en Miami se olvida demasiado pronto; por eso es una ciudad a la que los farsantes le pueden mentir impunemente una y otra vez. A veces, con la misma mentira. Parecería que Miami grita la letra de aquel bolero que decía: “Miénteme más, que me hace tu maldad feliz”.

Lo que les voy a contar fue sensación hace poco tiempo; pero igual que se infló, de pronto desapareció y los medios hacen todo lo posible porque no se recuerde. Los propios protagonistas han desaparecido de la escena. ¿Dónde están? ¿Qué ha pasado con sus vidas? Entre los años 2006 y 2009, quizás un poco más, hubo aquí una euforia con personas que aseguraban poseer y estar dispuestas a revelar en primicia, los secretos más importantes sobre Cuba.

Sucedió principalmente en televisión, en los programas que a las 8 de la noche tenían Oscar Haza (A mano limpia) y María Elvira Salazar (Polos opuestos). El auge que lograron en aquella época pasó ya; las cosas que se “revelaron” no conservan ninguna credibilidad. Nadie las refiere: ni los académicos, ni los periodistas y ni siquiera la gente común. Digamos que aquella fue la “época dorada” de la televisión anticubana en Miami. Lo que ahí se decía repercutía en la prensa escrita y en la radio al siguiente día.

Un grupo de desertores llegaron por entonces asegurando que tenían en Cuba altos cargos y posiciones que les permitieron estar muy cerca de la dirección del país. Todos prometían disponer de informaciones “clasificadas”

Recuerdo que ante tales promesas Oscar Haza le decía a los vulnerables televidentes de Miami: “Saquen las video caseteras (entonces no había la tecnología de ahora) y graben el programa de hoy para que sus nietos, biznietos y las futuras generaciones sepan cual es la historia real de Cuba, solo contada aquí”.

Toda aquella pamplinería resultó una mentira. Los “testigos” que aparecían por Miami eran en verdad unos tumbadores dedicados a estafar a la opinión pública y a meterse el dinero en el bolsillo a cambio de cualquier fanfarronería.

Tanto los productores como los presentadores de esos programas de televisión sabían que era falso lo que sus invitados contaban; pero no los cuestionaban porque ellos eran (y son) parte de la farsa. También son tumbadores que estafan a la opinión pública del sur de la Florida.

María Elvira Salazar y Oscar Haza hicieron de esto un pequeño central. Y se discutían a los mitómanos, se los arrebataban a mala cara, ofreciéndoles más paga y beneficios. Porque por todo eso se cobraba; desde 200 dólares a sumas injustificadas.

Aquella fue la época de las vacas gordas en la televisión de Miami; como la de otros negocios en los 80, con sus “scarface” y todo. En el delirio de ganarle a la competencia, María Elvira Salazar llegó a entrevistar a actores disfrazados como si fueran personas reales. Esto no solo lo copió Oscar Haza en el Canal 41 de Miami, sino hasta Fernando Hidalgo en su programa de variedades, cuando se disfrazó a sí mismo de Rafael Díaz-Balart y le respondió a un supuesto periodista sobre cosas que había hecho como empleado del dictador Fulgencio Batista. De más está decir que Díaz-Balart, fundador de la primera organización terrorista contra Cuba en el 1959, quedaba como un santo en la representación de Fernando Hidalgo.

Esto es perder el piso donde debe estar parado un profesional del periodismo. Para mal de Miami esta engañifa duró más de tres años. Aparecía un embaucador en un canal y después era sustituido por otro. El desplazado caía de pronto en la estación del frente o  iba a la radio; y ya en la debacle terminaba los fines de semana metiendo paquetes por un café y un pastelito de guayaba en la ventanilla del restaurante Versailles de la calle 8.

Esta gente, con contrato de “exclusividad” y todo, desapareció. Y yo me pregunto: ¿Dónde están metidos? Por ejemplo: ¿Dónde está el “agente Otto”, Delfín Fernández? Nadie sabe. Delfín se apeó en el 2007 en el programa de María Elvira Salazar y entre los tantos mitos que vendió estuvo un espectacular desvío hacia La Habana de un vuelo de la aerolínea panameña Copa, donde él se encontraba, supuestamente para secuestrarlo por el “daño” que sus revelaciones televisivas estaban causando a la revolución.

Según su cuento, tropas especiales combinadas de las FAR y el MININT de Cuba habrían rodeado el avión de Copa en la pista del Aeropuerto Internacional José Martí para hacerlo prisionero. Cosa que según Delfín él mismo evitó con una llamada a Otto Reich, un cómplice de lo peor de la extrema derecha cubanoamericana, a quien el desertor se pegó como una garrapata a un burro.

El llamado (por él mismo) “agente Otto” era conocido en Cuba por andar con un falso teléfono celular; uno de aquellos armatostes diseñados en los años 90, a través de cuya caparazón aparentaba conversaciones en voz muy alta con grandes personajes mundiales.

Delfín Fernández se dio el lujo de descubrir “Google map” en la televisión de Miami. Lo mismo que hizo la gente en su casa o en su escuela cuando Google estrenó este servicio de “zoom” o acercamiento cartográfico, Delfín lo paqueteó en los programas de Haza y María Elvira como si fuera una habilidad especial suya, o una técnica especial otorgada por los servicios de inteligencia norteamericanos para que él captara imágenes de casas de dirigentes e instituciones cubanas. Claro, podían estafar descaradamente a los viejitos del exilio histórico que no conocían internet. Y estos, ansiosos de sensacionalismo anticubano, se dejaban engañar.

Estas cosas se mostraban y se pagaban en la televisión de Miami. Al llamado “agente Otto”, una vez famoso, ya nadie lo recuerda. Lo último que se supo de él es que estaría afrontando un problema con la ley. Delfín contaba sus mentiras con la coherencia de un mitómano profesional. Esto y más se decía sin que María Elvira Salazar y Oscar Haza objetaran una coma. Muchos de los videos de esos programas, alguna vez disponibles en YouTube, ellos mismos los han retirado de la red; pero por suerte nuestro programa La Tarde se Mueve cuenta con un buen archivo por si hay que refrescar la memoria.

Por la época se apareció en Miami Dashiell Torralba con un video supuestamente sacado clandestinamente de Cuba, en combinación con un amigo, con el que iba a demostrar la opulencia de los dirigentes de la revolución. Pero lo único que mostró fue la sencillez con que vive el líder histórico de la revolución Fidel Castro. Siendo un jefe de estado, las imágenes mostraban la austeridad de una familia cubana. Los televidentes de Miami quedaron desencantados porque más que una denuncia parecía una promoción de la austeridad de la revolución. Dashiell terminó en delitos que la llevaron a prisión; y hoy vive fuera de Miami, en la costa oeste de la Florida.

También se apeó en Miami otra muchacha llamada Idalmis Menéndez, que venía desde España con el cuento de que había tenido acceso a conversaciones sobre cuestiones compartimentadas a nivel de Buró Político y de Estado Mayor de las FAR y el MININT. Fue difícil que se tragaran el paquete. Idalmis fue pagada para que dijera este tipo de cosas por la producción de María Elvira Salazar, desesperada por conseguir un poco de teleaudiencia.

Hay que decir que los jefes de producción de aquellos dos programas, Roberto Céspedes de “Polos opuestos” y Miguel Cossío de “A mano limpia”, que estudiaron periodismo en Cuba con muchísimos privilegios, son los grandes responsables de estas estafas informativas. Si no demandados, por lo menos deben ser rechazados por la cantidad de falsedades, hoy totalmente desacreditadas, que esparcieron en la comunidad. Con menos fuerza, ahora casi sin televidentes, siguen en eso todavía.

Oscar Haza pensó hacer el pan con un ex escolta de Fidel llamado Reynaldo Sánchez. Este señor fue sacado de esa responsabilidad porque incumplió con el Ordeno 1 del Comandante en Jefe, que prohíbe tener relaciones con personas residentes en el extranjero. Algo que sucede también en los Estados Unidos por una simple cuestión de seguridad presidencial.

Al salir de la escolta, Sánchez trabajó en Cuba como gastronómico y recibía muy buenas propinas de visitantes extranjeros, solidarios con la revolución, debido a las fotos que enseñaba en compañía de Fidel. Usando esas mismas fotos Sánchez se dio el lujo de decir en Miami unos paquetes tan grandes que hoy solo se evocan en son de burla. Entre otras cosas, dijo que estuvo con jeques y emires, que transportó esmeraldas, diamantes y armas con empuñaduras de oro hacia sitios escondidos que iba revelar. Y aunque ninguna de esas revelaciones fue hecha, Oscar Haza exclamaba para darle realce: “¡Cómo! Esto es la primera vez que se dice en público en Miami”.

A Sánchez me lo encontré un día y le aconsejé que en lugar de degradarse con más mentiras, mejor aprovechara los conocimientos adquiridos en Cuba poniendo una academia de defensa personal. Algo mucho más decente. Él mismo puede atestiguar que se lo recomendé.

Como dije anteriormente, toda esta pantalla es más inmoral aún porque tanto los productores como los presentadores sabían muy bien que se estaba mintiendo. Una descarada estafa a los desesperados televidentes de Miami.

También pasaron por la televisión en aquel entonces otros personajes menores. Carlos Calvo, que hizo su servicio militar en una garita en la zona de Santa Fe y Jaimanitas y se presentó como escolta y especialista en artes marciales. Hizo descripciones de las verduras y otros vegetales de un cantero del Punto Cero; y arriesgándose a una demanda acusó a actores de Hollywood y políticos de haber participado en desenfrenos sexuales en la zona de El Laguito; algo que jamás pudo probar.

Roberto Hernández del Llano se presentó como un mando de la Contrainteligencia Militar, con acceso a expedientes y secretos personales de altos oficiales de las FAR; y como prueba de esto la televisión de Miami presentó unos videos de fachadas y portales de casas, malamente filmados desde un auto en marcha. Un señor llamado Roberto Ortega, inmediatamente ascendido por María Elvira de Teniente Coronel a Coronel Jefe de los Servicios Médicos de las FAR, dijo tener datos sobre la producción de armas biológicas en Cuba y conocer supuestos “expedientes” sobre la vida sexual de la dirigencia cubana; dijo incluso haber tenido acceso a los archivos de un supuesto “Departamento de Chantaje y Difamación”, que desde luego solo él se creyó, porque ni la CIA, ni el FBI, ni la NSA dan crédito a semejante ridículo.

Y por último (hay otros que no cito), quizás el más pintoresco de todos, se hizo famoso en el Miami de 2006-2009 el “economista” Marzo Fernández. Parecido a un personaje del bufo cubano, tumbador nato, se presentó como fundador de la JUCEPLAN y poseedor de una lista de las grandes cuentas bancarias de Cuba. Hasta algún que otro medio norteamericano se fue con la de trapo con este señor.

En Miami se comenta en broma que Marzo Fernández, ilustre Presidente de la “Fundación Marzo Fernández”, debió vivir en Cuba en una especie de poliedro de infinitas caras porque cada vez que se habla de algún alto dirigente o celebridad él asegura que vivía al lado de su casa. De este sí sabemos algo: a veces asiste al programa de Armando Pérez Roura en Radio Mambí, donde el mismo zorzal de Ceiba Mocha tiene que andar con cuidado por sus tupes.

Aquí tienen una breve galería de antiguos famosos que hoy están en el olvido. Nadie los recuerda, a pesar de que este grupo puso el tupe en el cielo.

Comparado con sus paquetones, son hasta risibles los cuentos que traen los nuevos mitómanos que pasan por Miami; como el Coco Fariñas, Rodiles, Yoani, Berta Soler, Antúnez y otros. Así que saquen ustedes su propia cuenta: Si aquellos mentirosos de talla mayor fueron repentinamente borrados de la memoria, ¿cuán pronto no se borrarán del escenario los mentirosillos de hoy?

Artículos relacionados:

34 pensamientos en “¿Dónde están los desertores mitómanos de la televisión anticubana de Miami?

  1. Una de las estrellas del canal Mega TV María Elvira Salazar anuncio que abandona el canal para dedicarse a otros proyectos en la televisión nacional. Esta será la última semana de la cubana María Elvira en Mega TV donde conduce su programa María Elvira Live. Los directivos de Mega TV dijeron que fue un divorcio de mutuo acuerdo y que si María Elvira quisiera regresar algún día lo podrá hacer sin ningún problema. Los directivos además dijeron que Mega TV tiene preparada una gran sorpresa para cubrir el espacio de María Elvira Live. El programa María Elvira Live es visto por muchos cubanos ya que María Elvira trataba temas de la actualidad en Cuba y de los cubanos en Miami.

  2. Óscar y María Elvira siguen en la televisión y le pagan por lo que hacen, Edmundo tiene un programa de radio y tienen que pagar a una emisora para que lo transmitan, el es el poco creíble.

  3. Ahí te doy toda la razón , si eres profesional y creíble entonces sirves al sistema porque tienes buena audiencia y generas dinero,

  4. Jakarta, mijito, a quién pretendes engañar? La televisión de Miami es una reverenda porquería, la conozco y la he sufrido en carne propia y es verdad que pagan enormes cantidades de dinero a muchos mediocres para hacer programas mediocres y manipular a los mediocres como tú. Si adolece de algo la televisión de Miami es de falta de seriedad y de profesionalismo y no hay que ser fidelista, comunista, socialista o antiimperialista para reconocerlo, basta un poquito de honestidad y sentido común, por favor!!! Ni los americanos, ni los cubanos con medio dedo de frente le hacen el más mínimo swing, hay que ser muy muy estúpido para asimilar los shows de pésimo gusto que montan, tercermundismo del peor con dinero, shows infantiles e histéricos que el único objetivo que persiguen es engañar a los histéricos que desean confundir a toda costa deseos con realidades. Por favor!!!

  5. Sí vives en Miami ,existe una solución y espero que la conozcas para que no tengas que sufrir nunca más con la TV de Miami, todos los canales de TV cubana son gratis en proveedores satelitales. Tania, una mala noticia, en Cuba circulan con mucha demanda a través del mercado ilegal todos esos programas que críticas tanto.

  6. No es una mala noticia, querido, es una realidad, cada quien tiene la “libertad” de escoger lo que consume, pero ninguno de los que mandan en este mundo, ninguno de los que deciden políticas o disponen y administran millones, ningún intelectual, ni siquiera una persona con aspiraciones elevadas, consume esa basofia, esa la crean para manipular a gentes estúpidas, puros corderos. Nada, que este mundo es muyyy complejo y sobre todo muyyyy engañoso. Sigue viendo esa porquería de programas y ya verás lo lejos que llegarás en la vida, ay, Jakarta, si yo fuera tú, de verdad, apagara el televisor y me iba a disfrutar de un buen libro. No te puedo recomendar nada más, en Miami es tan difícil encontrar una propuesta cultural decente, no en vano es la ciudad kitsch de USA, por eso, hijo, mejor ve a acostarte que mañana tienes que levantarte bien temprano para ir a trabajar, precisamente para seguir aumentando la riqueza de los que producen esas porquerías televisivas que crean, no para ellos ni para sus hijos, no, para ellos están el buen teatro, el ballet, la música culta, las artes plásticas, los buenos museos, la mejor literatura, los viajes, el mundo; esos programas de televisión, querido, son concebidos para gentes como tú, para vaciarles el cerebro y , de paso, llenarlo de necesidades artificialmente creadas. Buenas noches y cuídate, estás rodeado!

  7. “Cada quien tiene la libertad de escoger lo que consume” eso fue lo único sustancioso que escribiste, espero que no te hayas ido de cuba por eso, por consumir lo que quieres y no lo que te imponen. Para terminar por mi parte porque creo que nos apartamos mucho del tema, una breve comparación, noticieros hay en las TV tanto de Miami como en cuba, la mesa redonda de cuba es el mismo estilo que los programas que Edmundo critica, los programas humorísticos están repletos de humoristas y músicos que constantemente vicitan la ciudad y nos muestran su humor y arte, novelas también son vistas aquí y allá , no hay casi diferencias, en todos lados estamos rodeados.

  8. En el noticiero y en la Mesa Redonda no hay ningún Oscar Haza ni María Elvira que gane millones por decir mentiras. Sí, alguien con talento puede llegar de aquí para malograrlo si permanece allá.
    Estaremos rodeados el día que aquí prevalezca lo que prevalece en Miami. Ese día se hará realidad tu sueño: Mal de muchos, consuelo de tontos.

  9. Ulises Toirac es uno de los humaristas cubanos mas populares de la isla en las dos ultimas decadas, esto es lo que dice sobre la Television Cubana.

    “En primer lugar las relaciones productivas dentro del Instituto son muy tensas. Al igual que en todos los demás frentes económicos de nuestro país, en la televisión cubana se vive una tensa situación productiva que determina en la calidad de su producto final…..
    http://enrisco.blogspot.com.es/2013/12/la-television-cubana-es-algo-serio.html

  10. Mi objetivo no es desmentir a Edmundo garcia, realmente es un comentario dentro del debate que se formo en cuanto a la calidad de la television en Miami, donde vivo por temporadas, la Sr.Tania dice que en Miami es “una reverenda porquería”, segun Ulices Toirac parece que a causa de la censura en cuba tambien es “una reverenda porquería”, creo que esa es la media a nivel mundial, la mediocridad.

  11. Iroel, en Miami tenemos de todo, los canales locales son 2 o 3, pequeñas empresas que no sobrevivirían si empiezan a poner ballet, opera y clases de literatura mundial, yo estoy de acuerdo que la mayor parte del tiempo la television no vale un kilo, aparte de eso hay cientos de canales con todo tipo de programacion, de todo, arte, cultura, deportes, historia, pornográfica, politica, cocina, ciencia ficcion, modas, farandula, cine, ciencia, comedia y todos los que ves tu en cuba.

  12. contra que tipo de cancer? las estadisticas de la OMS muestran a cuba entre las tasas mas altas de mortalidad en America Latina y en aumento.

  13. El caso es que en Cuba la disidencia no tiene ni un minuto en la radio ,ni aunque lo paguen, tiene Ud un tejado de vidrio y esta tirando piedras

  14. Tiene miles de horas en las transmisiones de todas las emisoras que financia EU contra Cuba con 30 millones de USD -más que toda la radio cubana junta”, cientos de miles de GB en los “cargues” que traen diariamente desde Miami.
    La verdadera voz de la “disidencia” es el gobierno de EU y a ese lo vemos en vivo varias veces a la semana en TeleSUR.

  15. En Cuba, lo que más se producen son HOMBRES y MUJERES de un valor extraordinario, solo algunos se convierten en Sansones y pierden la fuerza (y otra cosa) cuando se van y les cortan “el pelo” o no pueden adquirir en Walmart o Serrano el color deseado para ir a darse un tinte, que es lo que debieras hacer tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .