Miami: Jaque mate a la “nueva disidencia” cubana


Edmundo García (La Tarde se Mueve)

Jaque mateLa reforma migratoria cubana ha liquidado por sí misma toda esa algarabía mediática que existía alrededor de la llamada “nueva disidencia” que a base de blogs, twitter, facebook, correos electrónicos, memorias flash y entrevistas en la radio y la televisión de Miami supuestamente iba a acabar con la revolución cubana. O a “cambiar el régimen”, que es como ellos le llaman usando el lenguaje de quienes les dirigen.

En una entrevista realizada por Manuel Alberto Ramy a Jesús Arboleya, publicada en Progreso Semanal el pasado 21 de octubre (http://progresosemanal.us/20131021/estimular-contacto-pueblo-pueblo/), el conocido analista cubano hace una observación con la que en sentido general estoy de acuerdo y me gustaría compartir con los lectores: “En mi opinión, el problema fundamental del lobby cubanoamericano, y de la política hacia Cuba en general, radica en su desgaste y la inviabilidad de sus propósitos, tanto en las actuales condiciones como de cara al futuro. En el caso específico de la comunidad cubanoamericana ello se manifiesta en la incapacidad para reproducir la base social de la contrarrevolución, como ocurría en el pasado.”

Creo que tiene razón Arboleya cuando concluye que la “nueva” contrarrevolución ni siquiera puede reproducir la de por sí escasísima base social que consiguió en los años 60, por un breve periodo de tiempo, la vieja contrarrevolución. Y eso se nota claramente en la creciente pérdida de interés que los medios radiales y televisivos, las instituciones, la prensa escrita, los blogs, webs y en general la opinión pública de Miami han mostrado respecto a las últimas visitas de estos asalariados al sur de la Florida, en comparación con la teatral acogida que se les dispensó hace solo unos meses. Pongo algunos ejemplos.

Yoani Sánchez llegó a Miami el jueves 28 de marzo después que todos la vieron moverse en Washington DC en un carro similar a los usados por el Servicio Secreto y rodeada de escoltas. Aterrizó y fue a la Ermita de la Caridad donde las autoridades religiosas le habían preparado un servicio personal. El propio Arzobispo de Miami Thomas Wenski se personó en la Ermita como si hubiera llegado una jefa de estado. Entre marzo y abril Yoani fue omnipresente en Miami. Eduardo Padrón le entregó una medalla a nombre del Miami Dade College en la Torre de la Libertad; el Alcalde Luigi Boria del Doral y el Acalde de Coral Gables James Cason le entregaron las llaves de esas ciudades; FIU y la Universidad de Miami la homenajearon académicamente y la Fundación Nacional Cubano Americana le celebró un ostentoso banquete en un Country Club, complementado después con artículos celebratorios a Yoani en El Nuevo Herald, firmados por Jorge Mas Santos y Carlos Saladrigas.

Un buen día Yoani anunció su regreso a Cuba y, de repente, se dejó de hablar de ella en Miami. Ya hoy casi nadie comenta de su blog, ni de su libro, ni de sus “hazañas” en el enfrentamiento a la policía. Su esposo Reinaldo Escobar se encuentra desde hace unos días en Miami y solo un canal de televisión le ha invitado a divagar un poco sobre la situación cubana. Hace unos días Yoani estuvo de nuevo de visita en los Estados Unidos, en New York y Denver, y los medios de Miami no le prestaron atención. El Nuevo Herald, el principal medio del sur de la Florida, se ha desentendido de Yoani; quien ahora ha ido a parar a las anodinas páginas del Diario Las Américas, un libelo con ascendencia franquista y batistiana.

No más irse Yoani subió Berta Soler al circo de Miami. A Berta la pasearon por los mismos sitios, le otorgaron condecoraciones muy parecidas y llegó a tratarse públicamente con la congresista Ileana Ros-Lehtinen como si fueran vecinas. La famosa Dama de Blanco fue por lo claro y dijo que ella había venido a buscar apoyo monetario. Se llevó decenas de miles de dólares a Cuba donde no ha hecho otra cosa que preocuparse por su bienestar personal. Hace pocos días Berta Soler llegó nuevamente a Miami para seguir a Washington DC a recoger el premio Batalla de Creta, y apenas una noche, sin repercusión alguna, un canal de televisión local le hizo las mismas preguntas para que ella recitara lo consabido.

También repitió visita un personaje menor como Antonio Rodiles. La primera vez pasó por varios medios pero ya la segunda, cuando asistió como delegado a un evento en Miami de la auto titulada Asociación de Estudios de la Economía Cubana, él mismo tuvo que subirse a su portal Estado de Sats un video sobre su participación porque nadie se sintió interesado como para tomar la iniciativa.

También llegaron a Miami con mucho bombo mediático Rosa María Payá y su madre Ofelia Acevedo. La prensa manipuladora hizo coincidir su visita con otra de las letanías de Ángel Carromero en España, y ciertamente consiguieron alguna efímera atención de los medios miamenses. La familia Payá regresó a Cuba y volvieron a los pocos días con la única novedad de traer sus bultos para quedarse a residir permanentemente fuera de la isla. Salvo la repetición de aquello de la “investigación independiente” que solo ellos entienden, y el saludo de cortesía de algún personaje que en Miami se convierte en noticia, lo que más se ha comentado de los Payá es que se han hecho ciudadanos españoles.

Han realizado visitas largas y extenuantes a Miami Guillermo Fariñas y Jorge Luis García Pérez, más conocido como Antúnez. Fariñas regresó a Cuba con más de 60 mil dólares, y desde la isla ha tratado de justificar sus ingresos ante los acreedores con payasadas del tipo de tirarse bajo una perseguidora y presentarse en una reunión entre cocheros y autoridades aparentado que le sacaba dividendos políticos. Aunque algunos medios de Miami informaron sobre estos hechos, nadie le dio importancia y la noticia se esfumó el mismo día que la presentaron.

Para tratar de retener un poco de la base social que pensaron encontrar en Miami y que le ha dado la espalda, Fariñas fue más receptivo con el llamado exilio histórico, llegándose a vincular con Hubert Matos y Luis Posada Carriles, como demuestra una foto que ha recorrido internet. Y visitó la tumba de Jorge Mas Canosa, financista de atentados contra Cuba y sus dirigentes, en compañía de su viuda. También hay testimonio fotográfico de ello.

Antúnez continúa en Miami donde igual que Fariñas ha entendido que debe prestarle alguna atención a los viejos exiliados porque las nuevas generaciones de emigrados no se tragan sus mentiras. Eso explica las visitas de Antúnez a la sede la Brigada 2506 para rendir homenaje a los mercenarios que invadieron a Cuba por Playa Girón; sus reuniones en la Casa del Preso, su entrega a los proyectos del Directorio de Orlando Gutiérrez y otras organizaciones derechistas de Miami.

La pérdida de interés general en estos llamados opositores confirma, como decía al principio, la afirmación de Arboleya: nadie cree en ellos. Unos los rechazan porque son muy jóvenes y no se identifican, otros porque aunque vivan en Miami sienten como cubanos y no toleran a estas personas que son pagadas para hablar mal de su país natal. Y los viejos exiliados porque ven con mucha sospecha a este tipo de “opositores” de probeta que salen de Cuba, visten de traje y se hospedan en lujosos hoteles, critican al gobierno cubano y luego regresan cargados de dólares.

Esas personas del llamado “exilio histórico”, que vivieron una época de la historia de Cuba donde la lucha de clases estaba bien candente, no pueden creerles a estos acomodados. Como no les creen los mismos periodistas y presentadores de televisión que tienen que entrevistarlos sin saber a ciencia cierta qué les van a preguntar ya.

¿Quiénes creen en estos llamados “disidentes”? ¿Cuál es su base social real? Dentro de Cuba ninguna. Fuera de Cuba, en Miami, solo aquellos que reciben dinero para organizarle sus giras de turismo de contrarrevolución.

La reforma migratoria cubana, paso por paso, jugada por jugada como si se tratara de una partida del Gran Maestro cubano Leinier Domínguez, le ha dado jaque mate a estos empleados siempre dispuestos a hablar mal de su país si media una paga.

Artículos relacionados:

11 pensamientos en “Miami: Jaque mate a la “nueva disidencia” cubana

  1. La independencia de Cuba y la soberania del pais no las puede cambiar nadie, ni dios mismo, mientiras el pueblo cubano aguante, pero hay que pensar menos en Miami y los batistianos y en acelerar mas el proceso de cambios, que cualquiera se cansa de ir a velocidad de tortuga. No es cosa de chocar, por supuesto, pero que el sistema, regimen, castrismo, o como quieran llamarlo, hay que cambiarlo, eso nadie puede dudarlo, que esta bien dicho en el ultimo Congreso. El mimetismo y la mania de echarle la culpa a los demas es un mal nacional. Es un asunto de los americanos si quieren seguir desacreditandose y tratando de darle atras al reloj de 1959, los fisicos y la genbte racional saben que es imposible, y que el viaje en el tiempo es hacia adelante, pero tenemos que montarnos en esa nave y no quedarnos congelados en el tiempo. Por suerte acaban de reunificar la moneda. Ahora falta reunificar el sentido comun, que no somos chinos, ni rusos, ni arabes ni americanos: somos cubanos, que es una deficion para decir que siempre nos pasamos de la raya, segun patriotas verdadros que nos conocieron de cerca en los momentos de pelea por la independencia. Teoricos nos sobran; gente que se levante temprano y siembre un platano, no. Apostatas, ni decir que tenemos en abundancia, es casi una moda; loros, mas que en el zoologico nacional, depredado en el periodo especial, que hasta las zebras nos comimos. Es el costo de la sobrevivencia frente al desastre ruso, pero ahora parece que queremos imitar a los chinos (dios nos ampare de imitar a los coreanos y a los sirios). Nada, que la vida es sueno, y los suenos, suenos son, aunque sean nuestros: la gente come huevos, no periodicos.

  2. Dicen que un pesimista es uno que siempre está viendo lo malo de la vida y un optimista es el que ya lo vió.
    Todo lo que dice Edmundo está claro y lo suscribo 100%, pero ¿no es un poco machacón el tono burlón de las reseñas sobre las visitas de los disidentes cubanos? Es lo mismo sobre lo mismo, como si no se supiera.
    Yo le propongo una cosa; ¿por qué no analizamos una por una las proposiciones de estos individuos _que no son disidentes porque nunca fueron revolucionarios_ y las comentamos y combatimos con nuestros propios criterios y argumentos?
    ¿Por que matamos al mensajero e ignoramos el mensaje?
    Yo siempre he defendido el derecho de Yoani de trabajar como corresponsal de agencias de prensa extranjeras. No veo nada de malo en eso.
    El que trabaja para el gobierno cubano que lo defienda. Si yo no defiendo a Hilton me botan pa la calle, pero me busco otro trabajo y sanseacabó…
    ¡Qué triste es tener que buscarle sentido a las cagástrofes del gobierno cubano!

  3. ¡Y remata la frontera con los Estados Unidos!   La pobreza, el desempleo y el crimen organizado nos condujeron al vado donde todo es turbio y feo. No ha escuchado San Mateo los dolores y chillidos. “Ciertos Bancos y Partidos” saturan la amoladera ¡Y remata la frontera con los Estados Unidos!   Lety Sánchez Sánchez La Damisela Verde Veracruz, México.

  4. Edmundo tiene razón en algunas cosas, en otras no porque esta prejuiciado con su apoyo incondicional a la revolución cubana

  5. No exactamente, si estas equivocado y defiendes la revolucion, estás equivocado, te puedo dar varios ejemplos en esta semana que termina sobre la vigencia de la disidencia cubana, pero si te doy esos ejemplos estoy desmintiendo a Edmundo y entonces no públicas mis argumentos porque o son mentiras o son la opinión de los EEUU que quieren cambio de régimen en Cuba.

  6. Paquita, no se de qué barrio eres, pero seguro que no es cubano. Ciertamente ninguno de los que se autoproclaman “disidencia cubana” ha sido capaz de luchar con ética e independencia por lo que llaman “cambio de régimen”. Resulta que quienes están propiciando el cambio y son sus autores y ejecutores no son ninguno de esos “actores de la disidencia”, sino el gobierno y el pueblo cubanos, juntos, en un proceso lleno de contradicciones, doloroso y fructífero como un parto; si no lo crees, lee más noticias y analízalas, sin prejuicios, pregunta en la calle si estás en Cuba, hazlo, sin pena, el cubano no se oculta para decir lo que piensa. Puede que algún periodista o algún medio de cualquier tendencia no lo publique, pero eso no impide que se diga lo que le pasa a cada quien por la cabeza, descarnadamente. Los que están dando la pelea hoy somos todos nosotros, el pueblo de Cuba, completo. En cada cuadra, centro de trabajo o de estudio, a través de criterios emitidos en los lugares más inverosímiles, e incluso, a veces, hasta inapropiados. También en programas de televisión, en obras de teatro, en canciones, en audiovisuales, en blogs, no solo de intelectuales, sino también de arquitectos, trovadores, periodistas, economistas, historiadores, estudiantes universitarios, cubanos todos, residentes en Cuba. Te invito a que leas los comentarios en esos sitos, expresan la gran diversidad de ideas y posturas que nos caracteriza y el amor que nos une por encima de todas las diferencias y discrepancias. Te invito a participar en los foros reales y virtuales y a ser testigo excepcional de un extraordinario proceso de cambios, de un ejercicio de crítica profunda y a veces despiadada, siempre sincera…ahhh , eso si!!!… quienes estamos construyendo el futuro de Cuba no necesitamos recibir dinero por emitir criterios o reunirnos o expresar nuestras discrepancias, lo hacemos DE GRATIS, ASUMIENDO EL RIESGO DE INCOMPRENSIONES, DE CHOQUES, DE DISCUSIONES,PERO SIEMPRE DESINTERESADAMENTE, porque luchamos por el bien de todos, en el mejor interés de todos, de la Nación, quizás por eso tampoco somos noticia. Si recibiéramos dinero, estaríamos en primera plana y comprometidos con los criterios de los dueños de ese dinero (que son además dueños de las primeras, segundas e infinitas planas de los medios) y tendríamos que decir lo que ellos quieren que digamos, aunque fuera un acto innoble y de traición, como por ejemplo, que estamos de acuerdo con el Bloqueo; porque dado el caso, si no lo decimos, Paquita, ay mi madre!!! pobre de nosotros, nos dejarían sin dinero, dejaríamos de pasear por el mundo a costa de otros y seríamos omitidos de ese espectáculo cursi, vacío y patético que arma el lobby anticubano, más de derechas que la ultraderecha, sobre todo, porque ellos también cobran muy buena pasta por todo ese circo millonario que tienen montado! Noooo querida, en Cuba hay muchos problemas, pero esos no los van a resolver esos disidentes de pacotilla, ni el lobby anticubano Paquita, esos los tenemos que resolver nosotros. Aquéllos son, lamentablemente, Paquita, víctimas de su propia ignorancia y ceguera políticas. Parafraseando al gran Hemingway; que nadie pregunte por quién doblan las campanas, las campanas doblan por ellos…

  7. Seguro que la disidencia cubana no comenta nada de la votación en la ONU sobre el bloqueo y que muchos de esos “disidentes” apoyan que se refuerce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.