Cuba y EE.UU.: Entre el qué y el cómo


Iroel Sánchez

cuba-usaPocas horas antes del anuncio por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos sobre la reapertura de embajadas en sus respectivas capitales tres temas resonaban en la agenda noticiosa internacional: La demonización del gobierno griego por someter a referéndum la aceptación de las propuestas de la Unión Europea sobre su economía, las protestas en España contra la denominada Ley Mordaza que castiga fuertemente la expresión en la calle y en Internet y el reconocimiento a Cuba por ser el primer país a nivel mundial en eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo.

Todo ello fue pasado a segundo plano por las cartas intercambiadas por los mandatarios de EE.UU. y Cuba, las intervenciones del presidente Barack Obama y su Secretario de Estado John Kerry y la “Declaración del gobierno revolucionario” emitida desde La Habana sobre la apertura de embajadas en las respectivas capitales.

Entre las cosas que Barack Obama dijo en el jardín de la Casa Blanca estuvieron:

“No podemos hacer rehén al futuro de Cuba por lo que ocurrió en el pasado. Y de eso se trata, una opción entre el futuro y el pasado. Estadounidenses y cubanos están listos para seguir adelante”

“Sí hay quienes quieren darle la vuelta al reloj y redoblar la política de aislamiento, pero es necesario darnos cuenta que ese enfoque no funciona. No ha funcionado por 50 años, aleja a Estados Unidos del futuro de Cuba y sólo hace la vida más complicada para los cubanos”

“No se puede secuestrar el futuro de Cuba por decisiones que se tomaron en el pasado. Los cubanos y estadounidenses están listos para avanzar, es momento de que el Congreso haga lo mismo”

“Hay estadounidenses que quieren viajar a Cuba. Hay empresas estadounidenses que quieren invertir en Cuba”

“Con este cambio podremos incrementar sustancialmente nuestros contactos con el pueblo cubano, tendremos un mayor equipo en nuestra embajada y nuestros diplomáticos podrán desplegarse más a lo largo de la isla”

“También he dejado claro que seguiremos teniendo algunas diferencias muy serias, eso incluye el respaldo de Estados Unidos de valores universales como la libertad de prensa y reunión y la posibilidad de acceder a información y no vacilaremos en criticar actos que contradigan esos valores”

Las dos últimas expresiones ratifican  lo que el investigador Tracey Eaton declaró y documentó ampliamente a La pupila insomne la pasada semana sobre el incremento de los fondos para los  “programas de promoción de la democracia”  -“los Estados Unidos van aprovechar como una oportunidad establecer relaciones con Cuba para seguir con estos programas”- y que aparece en recientes informes del Congreso y el Departamento de Estado cuya evaluación del 25 de junio de 2015 de los Derechos Humanos país por país comienza diciendo “Cuba is an authoritarian state led by Raul Castro” y define como la principal limitación a los Derechos Humanos en este país la “incapacidad de los ciudadanos para cambiar el gobierno”.Pareciera que Washington aspira a que el pueblo cubano le haga el trabajo que miles de millones de dólares estadounidenses invertidos en el acoso, la subversión y el terrorismo no han podido realizar.

A pesar de ello, los Congresistas de Miami no tardaron en desatar su ira. Ileana Ros-Lehtinen acusó a Obama de “estar comprando un legado”, para Carlos Curbelo es un “elemento más a conseguir en la lista personal del Presidente Obama para construir un legado, pero no va a promover nuestros intereses nacionales y temerariamente confiere legitimidad a una dictadura militar absolutamente ilegítima” y para Marco Rubio se trata de “concesiones unilaterales a ese regimen odioso”.

Jeb Bush, hermano de George W.  y quien como Rubio es candidato a la nominación republicana para aspirar a la Casa Blanca declaró que “la verdadera prueba” de la efectividad de la política de Obama no son “logros diplomáticos dudosos sino si el mejoramiento de las relaciones entre La Habana y Washington avanza la causa de los derechos humanos y la libertad del pueblo cubano”. Desde la candidatura Demócrata al mismo puesto Hillary Clinton dijo que “la nueva embajada en La Habana nos ayuda a entrar en contacto con los cubanos y a incrementar los esfuerzos que contribuyan a cambios positivos. Buen paso para EE.UU. y el pueblo cubano”.

El debate sobre Cuba entre las élites estadounidenses vuelve a ser el cómo, no el qué, y por supuesto ellos determinan qué cambio es positivo o negativo para nosotros. No importa que la politiquería trate de arrimar la brasa a su sardina, es obvio que Cuba vuelve a obtener otra victoria: luego de más de medio siglo de intentar cambiar por la fuerza el camino escogido por los cubanos, los intercambios de todo tipo con la sociedad cubana serán ahora la vía para restablecer la dominación. Veremos quién cambia a quién. No es soberbia, es historia: Aún cercada, la Revolución cubana cambió a América Latina y a buena parte de África, en contra de las políticas de Washington, ¿o es que EE.UU. no necesita cambiar y el contacto con Cuba de los norteamericanos será en una sola dirección?

Mientras tanto, no hay dinero en EE.UU. para derrocar la Ley Mordaza en España ni para apoyar el referéndum de los griegos. Los programas que permiten que los niños cubanos nazcan más sanos que los estadounidenses seguirán contando únicamente con presupuestos aprobados por la Asamblea Nacional de Cuba, un presupuesto que seguramente tendrá más recursos sin bloqueo y con turismo norteamericano viajando a la Isla, como Obama ha pedido al Congreso que autorice. (Publicado en CubAhora)

20 pensamientos en “Cuba y EE.UU.: Entre el qué y el cómo

    • Mira, Perico. Creo que uno de los objetivos de estos personajes es que nos entretengamos con ellos mientras la verdadera “oposición” se prepara desde otro lugar.

      La contrarrevolución vestida de contrarrevolución está derrotada y Estados Unidos lo sabe. Sin masa entre los intelectuales cubanos, Washington intenta cazar entre quienes ponen contenidos en la Red para que se muevan -como explica el libro de Stonor Saunders- “en la dirección que uno quiere por razones que piensa son propias”. ¿Qué buscaba el Segundo Jefe de la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana en un encuentro de blogueros y tuiteros cubanos sino relanzar el fracasado puente destruido por la mediocridad de sus emisarios locales? Pero el rechazo provocado indicó claramente que es más efectivo el acercamiento desde un tercer país y el cultivo de la vanidad por medios y periodistas occidentales, que tan efectivo resultó en tiempos de la perestroika soviética. Lo describe el libro La caída del imperio del mal, que he citado en otras ocasiones y donde uno de los más célebres “disidentes” soviéticos durante la Guerra Fría que es también uno de los más críticos analistas de los efectos de la perestroika en la antigua URSS, Alexander Zinoviev, afirma:

      “Uno de los efectos más poderosos utilizados por Occidente para lograr la disgregación de la sociedad soviética fue la vanidad de los ciudadanos soviéticos. Yo la llamaría tentación de notoriedad, en la que cayeron con asombrosa ligereza y decisión muchas personalidades influyentes. Occidente aprovechó esta debilidad de los políticos soviéticos y de las personalidades de la cultura, al igual que los colonizadores y conquistadores occidentales supieron aprovechar la debilidad de los indígenas americanos por las bebidas alcohólicas. Dejaban que los indios se alcoholizaran y luego conquistaban enormes territorios e inmensas riquezas a cambio de «agua de fuego».

      “Los primeros que picaron en el anzuelo de la notoriedad fueron los disidentes soviéticos, seguidos de los hombres de la cultura y los deportistas. Los burócratas del partido y el estado no tardaron en envidiar su «fama mundial», y se arrojaron sobre el «agua de fuego» de la fama apartando a codazos a los disidentes, críticos con el régimen, escritores, músicos y muchos otros cuyos nombres, hasta entonces, salían en los medios de comunicación occidentales. Los burócratas aventajaron a los que les habían precedido, arrancándoles la bandera del antisovietismo y el anticomunismo. Mijaíl Gorbachov, jefe del estado soviético y del PCUS, fue el campeón de esta lucha por el «agua de fuego» de la notoriedad, distinguido por su traición sin precedentes con toda clase de honores y títulos, como el de «hombre del año» e incluso «de la década». Por este auténtico auge de su fama en Occidente, Gorbachov habría traicionado no sólo a su pueblo sino a toda la humanidad… En realidad eso fue lo que hizo con sus aliados en Europa y otras regiones del mundo. Otros Judas soviéticos de alto copete siguieron los pasos de Gorbachov: Yakovlev, Shevardnadze, Yeltsin,… El afán desenfrenado de cosechar elogios y notoriedad en Occidente llegó a ser el principal acicate de los reformadores soviéticos.”

      La idea es ver quiénes están más cerca y cultivar en ellos la actitud que acaba de describir el Primer Vice Presidente Miguel Díaz Canel en la clausura del Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, al referir “el oportunismo de aquellos que quieren marcar distancia y convertirse en “personajes” haciendo guiños al enemigo” y llamar a “diferenciar al que plantea dudas y criterios con honestidad en nuestros espacios de debate, del que busca notoriedad, sobre todo fuera del país, con posiciones oportunistas.”

      Ahora están aislados pero quienes manejan los hilos no tienen apuro. La oportunidad esperan verla llegar en 2018 con la convocatoria a la reforma constitucional y la salida de la escena política de la generación histórica de la Revolución, momento para el que proponen el regreso del pluripartidismo al país. Creen se las anunció el Presidente Raúl Castro al afirmar: “no resulta saludable estar reformulando continuamente la Carta Magna de la Nación y comoquiera que efectuar una reforma constitucional nos tomará necesariamente un tiempo prudencial, ya que si bien algunas cuestiones pueden modificarse por el propio Parlamento, otras más importantes requieren además la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos en referendo; deseo esclarecer que en mi caso, con independencia de la fecha en que se perfeccione la Constitución, este será el último mandato”. Para ese momento ya tendrán su propuesta legitimada entre quienes logren confundir a base de invitaciones y aplausos, conectada internacionalmente con gobiernos cercanos a Washington y vinculada con sectores influyentes de la emigración cubana en Estados Unidos. La presencia en auditorios nacionales del codirector del Cuba Study Group, Carlos Saladrigas, un hombre muy vinculado a la estrategia de “cambio de régimen” de Washington contra la Revolución, devenido opositor de última hora al bloqueo, lo confirma.

      No creo en golpes de pecho de quienes apoyaban el bloqueo y ahora lo creen un obstáculo. Hasta los aliados de Estados Unidos en todo el mundo condenan el bloqueo, ¿por qué no lo harían sus aliados cubanos? En 1954, la misma CIA que organizó el derrocamiento de Jacobo Arbenz en Guatemala le orientaba a los integrantes del Congreso por la Libertad de la Cultura (CLC) en América Latina hacer una declaración condenando el golpe de estado en el país centroamericano, como se explica en el libro de Olga Glondys El exilio republicano español y la guerra fría cultural. La CIA –dice Glondys- “vio una excelente oportunidad para intentar vencer la desconfianza de los intelectuales latinoamericanos, presentando una genuina cara izquierdista y prodemocrática del CLC”. Incluso el jefe del CLC –al igual que su miembro cubano Jorge Mañach- criticó el comunicado finalmente emitido porque tenía una mención al “totalitarismo soviético”, lo que era perjudicial para el organismo, dadas las acusaciones que se le hacían de estar pagado por el Departamento de Estado. Llamo la atención otra vez sobre “el tercer país”, el CLC funcionaba desde París, no desde Estados Unidos.
      https://lapupilainsomne.wordpress.com/2014/04/16/milton-friedman-pasea-por-la-habana-repartiendo-agua-de-fuego/

      • Muy lúcido tu comentario..por eso te leo tanto..eres mi blog brújula…..
        pero molesta saber como los sietemesinos se dejan llevar por las fanfarrias y cuentos de Yoani SPAM Sánchez y demás…por suerte no es conocida en Cuba porque ella misma se lo ha ganado debido a su ego y su estilo literario burques.
        Gracias por tu comentario…y por el tiempo que dedicastes….
        aqui te regalo una nueva entrega: Increíble ver esta foto..Yoani Sánchez se reunió en la Fundación FAES con un terrorista convertido en intelectual y 2 estafadores…
        saludos y gracias.

      • “Los burócratas del partido y el estado no tardaron en envidiar su «fama mundial», y se arrojaron sobre el «agua de fuego» de la fama apartando a codazos a los disidentes”…entonces, según Zinoviev, tú eres mas preocupante que la gente a la que Tribble le pasó el brazo por arriba o les agilizó su visa para ir a estudiar a USA. Tú ya tienes ventaja en esa carrera.

      • Suponiendo se un “burócrata del estado o el Partido”, muy raro cuando no tengo a nadie bajo mi mando ¿Cuántas veces me has visto elogiado en la prensa occidental, o diciciendo algo que a ellos les pudiera agradar?

      • ¿”Suponiendo”? Es posible que “ahora” no tengas a nadie “bajo tu mando”(por dónde anda el buen Jacomino?). Pero coordinas un “proyecto” cuyo presupuesto: ¿De dónde sale?…ah, tigre, y que conste que yo si colaboré con la ECURED con un artículo 100 original! Y tal vez porque “no te he visto” es por lo que eres más “preocupante” o “sospechoso” ( citándote!) para algunos que también se han leído a Zinoviev y tienen esa misma concepción tuya sobre el escenario futuro donde “tenebrosos” agentes como Elaine Díaz, Harold Cardenas o Carlos Alberto Pérez, puedan escribir lo que piensan, ir a estudiar a donde sean capaces de obtener una beca y sentarse a tomar una cerveza con Conrad Tribble viendo un partido del Munich contra el Barcelona……sin temor a que un personaje “sin subordinados”, les corte el acceso a Internet…por “sospechosas disidencias”( Eh…y vuelvo a citarte!)

  1. Iroel, excelente y oportuno artículo.
    Ahora más que nunca hay que estar muy atentos para defender y poner en alto el nombre de Cuba Revolucionaria.

  2. Iroel, dices que los “niños cubanos nazcan más sanos que los estadounidenses”, pero, ultimamente parece ser que estan naciendo menos “niños” en Cuba, ademas, tengo entendido que el mejor pais para un bebe nacer es Suiza, los EEUU tienen la posicion 16 y nuestra isla anda por el 40 (lo cual no esta mal), el estudio lo realizo la revista “The Economist”.

    La ley mordaza, si los españoles votan por Podemos la podran derogar, el referendum griego, no creo que tengan ni el dinero para realizarlo, no son cosas que los EEUU, esten interesados en meter el “dedito”, eso es cosa de los “Alemanes”, nuestra isla, es otra cosa, estamos en el traspatio de los EEUU (la geopolitica existe), ademas tenemos una ciudad, que es casi un provincia de ultramar (Miami), agregale una batalla politica de mas cinco decadas, entonces, mejor quedarnos con las embajadas, si total, Uds (los cubanos de la isla) han sabido manejar bien a los presupuestados de la USAID y los planes para desarrollar democracia en Cuba, hoy estamos mejor que ayer…esa es mi opinion desde esta orilla.😉 Saludos

  3. Ahora si el picheo viene al duro, tenemos que ponernos las botas, criticar es importante pero lo es mas aun el formar parte de los proyectos para mejorar nuestra vida ciudadana, por ejemplo que fácil es criticar la gestión de un diputado pero cuantos de nosotros estamos dispuestos a ser ellos?
    Saludos

  4. Es facil de imaginar que el programa contra Cuba es de llenar el escenario cubano con el desarrollo economico de actividades que parasiten el sistema, internet, television y los deportes, una cumbre de celebridades bien pagadas, de cerebros privilegiados, de gentes afortunadas y que al final los grandes planes sociales como salud y educacion sufran las consecuencias y no se puedan pagar por el estado.

    Es lo del resto del mundo. Raul dijo en Panama ” No nos dejaremos deslumbrar “

  5. Pingback: Cuba e Stati Uniti. Tra il cosa ed il come | progetto cubainformAzione

  6. No puedo negar que me simpatizan tus artículos (tal vez porque tienes la edad de mi hija).

    En ellos muestras tus criterios con argumentos sólidos y bien pensados –y con muy buen nivel de redacción–, los cuales jamás se alejan “ni un tantito así” de lo que desde acá llamamos _la versión oficial_.

    También me agradan tus respuestas a los comentarios, pues “te defiendes como gato bocarriba”, sin ofender a los que disienten de tus opiniones.

    (Me encantaría que pudieras formar parte del personal de la embajada en Washington, y mejor aún, que pudieras estar en el consulado de la Florida en Tampa o en Jaialía si no en Miami con toda tu familia. ¿Existen posibilidades de que ello ocurra?)

    • Jaja.
      Fernando, creo en la embajada de Cuba en Washington y nuestros consulados habrá gente muy capaz.
      Yo prefiero estar aquí y tener a mi familia junto a mi.
      Gracias por tus opiniones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s