Le ofrecieron la cubana, pero buscó la española como un loco. Por Justo Cruz


Como “Cubano soy de pura cepa y mis raíces las defiendo con mi vida, …… y dondequiera que me encuentre amaré a mi Cuba querida”, quiero dar mi opinión sobre el deportista cubano nacionalizado español, Orlando Ortega y su negativa de abrazar nuestra bandera en un momento tan alto para su carrera deportiva.

Quiero dar mi opinión porque me duele que en su momento cumbre, el atleta cubano se haya olvidado de los suyos y sobre todo de aquellos que hicieron de él un deportista excepcional.

Quiero dar mi opinión porque me fastidia que algunos (los mismos de siempre, sobre todo los retrógrados y manipuladores) les haya molestado más la frase de Randy Alonso, cuando se refería al deportista cubano devenido español, como “ex-cubano”, que el desaire cometido por el mismo deportista cuando rechazaba aferrarse a su bandera en el momento de disfrutar su triunfo.

El hecho de que España y otros países de los llamados “poderosos” se sigan aprovechando de deportistas de otras nacionalidades para sumar medallas sigue sin jugar ningún papel en estas mentes retrógradas que se aprovechan de cualquier cosa para desacreditar a Cuba y a los cubanos que no piensen como ellos.

Por esta razón pongo a disposición de ustedes un extracto de un artículo del periodista español (ojo que no es de la Mesa Redonda) Orfeo Suárez cuando resumía en un artículo de forma muy objetiva lo que representa para España la victoria del atleta de Cuba, cito:

“El atletismo español recoge su primer fruto en Río con un acento que no es el suyo, pero con su propia bandera. Orlando Ortega nació en Cuba hace 25 años y fue nacionalizado a toda prisa, la misma con la que remontó en la final de 110 vallas hasta el podio. De hecho, hasta el 29 de julio, día de su cumpleaños, no supo si podría o no competir en los Juegos de Río. La plata, en la final olímpica más lenta desde Barcelona, es justa con su talla como atleta, un vallista de gran técnica, un competidor tremendo y regular, un ejemplo para una prueba deprimida en España, a la que devuelve la esperanza una plata de ultramar”.

Si nos guiamos por las palabras del periodista Orfeo no solo Orlando sino también el Estado Español debería agradecerle al Estado Cubano por el hecho de que sus deportistas estén contribuyendo a que España gane más medalla en eventos internacionales. Orlando Ortega no es el único.

Suena macabro pero es la amarga realidad de un mundo donde con dinero se puede comprar todo o casi todo, medallas y deportistas incluidos.

¿Por qué no discutimos entonces sobre esto?

El mismo periodista Orfeo daba en la clave cuando en su artículo afirmaba:

“Las nacionalizaciones en el deporte y, en particular, en el atletismo, con países poderosos que compran talento sin más, como Bahrein o Qatar, deberían ponderarse, limitarse a los casos en los que verdaderamente el atleta hace algo más que aprovecharse de unos medios. Sea dicho ahora, con todo el viento de cola que lleva a Ortega hasta el podio y a esta necesitada España hasta su sexta medalla en Río. No todo vale”.

Efectivamente “no todo vale”, deberíamos gritar todos los cubanos unísono y sin excepción. No vale nacionalizar a un deportista extranjero a toda prisa para sumar más medallas. No es justo.

A la mayoría de nosotros, cubanos y cubanas que vivimos “afuera” nos sucede que comenzamos a amar verdaderamente a nuestra patria cuando vivimos en el extranjero. Vivimos aferrado a nuestras raíces y a nuestro símbolos patrios como locos.

Yo no sé como se siente un español, pero nosotros los cubanos nos morimos de orgullo cuando en alguna parte del mundo descubrimos a nuestra bandera o algo que se relacione con nuestros símbolos patrios.

Siempre andamos por ahí buscándolos como locos.

Cuando me enteré que un cubano nacionalizado en España iba a correr en la disciplina de 110 con vallas, me “clavé” frente al televisor porque quería verlo ganar. Quería que aunque no estuviera “luchando” por Cuba ganara la carrera por el solo hecho de ser cubano. Porque así somos nosotros. Nos duele cuando nos enteramos de las deserción de uno de nuestros queridos deportistas pero seguimos apostando por sus victorias en cualquier terreno y bajo cualquier bandera.

Cuando Orlando Ortega supo que había ganado la medalla de plata en Rio salió corriendo como un loco a buscar la bandera y como no vino un español con una bandera española, apareció un coterraneo y le dio la cubana, pero él la rechazó, decidió en cambio seguir corriendo como un loco (aquí vale la redundancia) en busca de la española. El hombre se sintió más español que cubano en ese momento, a decir de sus propias palabras.

Y como cada ser humano es libre de sus actos. Si el atleta decidió ser español en ves de cubano en el momento de recibir la medalla que con tanto sudor ganó, entonces ¿por qué tanto alboroto por el comentario del periodista Randy Alonso?

Mi pregunta es retórica, porque todos o casi todos sabemos la respuesta.

Lo mismo de siempre.

El objetivo es desacreditar a Randy Alonso y a la Mesa Redonda. Se aprovecharon de la frase utilizada por el periodista cubano, la adulteran a sus antojos, le dan forma obviando el contenido para convertirla en una bola de esas que pica y se extiende hasta dar asco.

Eso es lo que estamos viviendo en estos momentos. En esta discusión sobre Orlando Ortega como siempre algunos siguen cogiendo el rábano por las hojas.

Cuando escuché a hablar a Orlando quedé boquiabierto frente al televisor. Y no se me ocurrió otra cosa que decir en voz alta, “que tipo más descarado, coño”. Me partió el alma escucharlo hacer un comentario tan bochornoso para la mayoría de nosotros los cubanos.

¿No hubiera sido más hermoso si hubiera corrido con las dos banderas, la cubana y la española?

El deportista cubano había dicho en una ocasión que “el peor enemigo de Orlando Ortega es el propio Orlando Ortega” y este episodio confirmó su tesis. No fue un lapsus mentis producido por la emoción del momento. Fue una frase dicha con conocimiento de causa, como lo fue también cuando dijo sus palabras de agradecimiento, cito:

“Le debo mucho a España, le doy las gracias a mi club, al municipio de Ontinyent y a mis amigo…. Estoy muy orgulloso de haber puesto el nombre de España bien alto”.

Pero aunque Orlando no lo haya dicho, él debe tenerlo claro, cada medalla ganada por un deportista cubano en cualquiera parte del mundo, desertor o no es un homenaje a la escuela cubana de deportes. A esa Revolución que gracias a su política educacional hace posible que deportistas como él logren llegar tan lejos.

Gústele a quién le guste y pésale a quién le pese. La medalla de Orlando Ortega es un homenaje a los valores del deporte cubano, a sus instructores y entrenadores, no al deporte español, mucho menos al atletismo, una disciplina en la que España desde hace algún tiempo se está aprovechado del deporte cubano para sumar medallas.

Soy de la opinión que Orlando Ortega ni es un “ex-cubano” ni mucho menos un “gusano”, no le pegan esas etiquetas. Lo primero es una cuestión de sentirse o no cubano, es personal y ya sabemos como él, en estos momentos se siente.

Lo segundo tampoco lo es. Cuba entera sabe lo que es ser un “gusano” y Orlando está muy lejos de ser uno de ellos.

Todavía no.

Para mi Orlando Ortega es un renegado porque abjuró a su bandera y así a su identidad nacional, se salió de los suyos para formar parte de aquellos que hasta ese momento habían sido sus rivales.

Como dijera nuestro inconfundible Alexander Abreu “Un cubano de verdad da la vida por su tierra, vive de frente y derecho, preparado pa’l combate y a su bandera se aferra”.

Él no, él se aferró a otra bandera. Ya es un español y se debe a la Corona. A nosotros los cubanos no nos queda otra alternativa que desearle suerte en su futuro y que no le pase lo que a Lino Martínez el último cubano que ganó una medalla para España en juegos olímpicos.

Yo no sé si él conocerá la historia, si no la conoce, le recomiendo que averigüe. Valdría la pena porque todos los días no son de fiesta y en España mucho menos.

Pero esto él lo sabe mejor que nosotros.

Yo sigo con mi tumbao:

Vengo de donde el sol calienta la tierra
La tierra donde nací, donde viviré
Por eso te traigo ahora mi canción
Para que sepas el por
qué a mí…….me dicen Cuba”

Justo Cruz es cubano residente en Alemania

37 pensamientos en “Le ofrecieron la cubana, pero buscó la española como un loco. Por Justo Cruz

  1. Yo no quería q ganara Ortega, me hubiera dolido muchísimo una farsa como la de un cubano dándole un título a otro país… En el deporte debería prohibirse esto y no limitar la suspensión a solo tres años como sucede actualmente. Yo desprecio esas acititudes q son traidoras x donde quiera q la pongas, pues si compites x otro país, puedes terminar compitiendo contra el tuyo, como el boxeador cubano nacionalizado x un país euroasiático q le eliminó a un boxeador nuestro. A mí no me sorprrendió su actitid con nuesra bandera, xq es una actitud q ya está prefijada en el individuo desde q se suma a ese circo amparado x el COI… Aunq no todos sean tan serviles. Hay q ver algunas opiniones irónicas y de rechazo en sitios españoles como El Mundo donde uno llega a poner: “Gracias, Fidel”. Pero asi también arremeto contra nuestras autoridades q impidieron q voleibolistas como Osmany Juantorena nos pudieran representar en eventos internacionales después de haberse quedado, para terminar alcanzando, también la plata, con el equipo de Italia. Politizamos tanto el deporte q tuvimos dos delegaciones en Rio, la nuestra y la “internacionalista”.

    • Entonces, por esta regla de tres, todos aquellos entrenadores cubanos prestando servicios en cualquier otro pais cada vez que tengan un deportista nuestro delante deberian prohibirle estar… Porque el entrenador del deportista es cubano. Lo que hay que leer!!!

  2. Leyendo uno de esos textos “indignados” por el asunto de la frase de Randy, que por supuesto aparecen en “cierta prensa”, recordè una distinciòn establecida por el insigne Fernando Ortiz: algo distinto de la cubanidad, es la cubanìa. La cubanidad, como la españolidad, la africanidad, o los rasgos de cualquier otra cultura, se tienen y se definen por las circunstancias, a veces azarosas, en que se nace, crece, y el aire, los modos, las costumbres, los modismos, la manera màs o menos general de comportarse, los alimentos que se pueden preferir o no, todo ello que puede otorgarse, màs o menos aproximadamente, a las personas nacidas y crecidas en un lugar del planeta, y que tampoco pueden generalizarse, ademàs de estar en evoluciòn… La cubanìa participa de todo lo anterior, PERO es una muy otra cosa, y en una palabra, es el sentido mìstico de pertenencia a una cultura, una patria, y sobre todo, el orgullo de llevar ese nombre donquiera que se estè, y en ultima instancia, la disposición a defenderla, y por todo ello, el deseo de llevar con orgullo sus sìmbolos màs sagrados, porque han sido defendidos por muchas generaciones con el sacrificio de sus vidas. Quien renuncia a la cubanìa, naturalmente deja de ser cubano, aunque lo acompañen, y aunque se quiera despojar, de los elementos de la cubanidad. Cubanìa es orgullo patrio sano, es el amor a los tuyos, a tu terruño pequeño, y a tu gente, a tu historia y tus grandes hombres, y es el considerar que si rechazas tu bandera ante los ojos del mundo, y donde todos se abrazan a las suyas, estàs ofendiendo algo màs grande que tù mismo hasta el punto en que te empequeñeces en tu dignidad: te ofendes, principalmente, a ti mismo…

    • Excelente articulo de Justo Cruz, no entiendo como hay gentes cubanas en los foros que celebren la actitud de un atleta que se haya olvidado tan rapido de sus origenes , del pais donde nacio y se formo a tal punto de rechazar su bandera , para mi no vale nada, el tiempo se encargara de darle lo que merece. ..

  3. me ha llegado al alma este escrito, muy bien dicho, lo apoyo totalmente con punto y comas, pero soy cubano hasta los últimos días de mi existencia y si me hubiera pasado eso, hubiera cogido las dos banderas, una porque me dio todo lo que soy y a la otra por haberme dado la oportunidad de participar en una Olimpiada, pero esa medalla la hubiera compartido.

  4. Lamentablemente no compitio por Cuba ,en este caso lo mas decente es abrazar la bandera que representas, aunque no dudo que su Corazon late Cuba como nos pasa a todos los que vivimos fuera de la isla.Me pregunto si los deportistas de otros paises que tienen entrenadores Cubanos y logren medallas en cualquier competencia debieran alzar la bandera de Cuba?

      • Estoy muy de acuerdo con la deportista y actual medallista olimpica, ante todo hay que ser agradecido en la vida,la nota no responde mi pregunta pero ya no busco respuesta,creo que con el atleta Ortega (ojo no es unico cubano ) su medalla y accion nos hemos ensañado y creado un melodrama ,estamos muy cerca de esa fina linea que es nacionalismo socialista.Donde esta el sentimiento internacionalista que nos caracteriza?

      • Gracias, Juan, como yo lo veo nuestro internacionalismo es ayudar a los débiles, los pobres que menos tienen, no con las potencias cuya riqueza le permite robar el talento que no formaron

        Saludos

    • Claramente que si compite bajo la bandera española debería entonces tomar la española…. o las dos. Pero ese no es el problema. El problema fue que no encontró una bandera española y fue entonces que le ofrecieron la cubana y el la rechazó para seguir buscando la española como un siervo. A esto es a lo que me refiero en el artículo y al hecho de que no haya mencionado la palabra Cuba en su agradecimiento. Pero lo más bochornoso en toda esta situación son los ataques y campañas contra Randy Alonso por haber utilizado la palabra “excubano” para referirse a este deportista que con su comportamiento no demostró otra cosa que ser un renegado de su propia identidad. La etiqueta de “excubano” se la puso el mismo. Auque soy de la opinión que “cubano” es una cuestión de ser o no ser. Un sentimiento propio de cada cual. El no quiso serlo en ese momento.

    • Por supuesto, sabemos de sobra que Ortega no compitio por Cuba. eso es redundante. De lo que se trata, es de la actitud de desprecio, de mancillar la bandera cubana, al punto de dejarla ahi, de lado como si fuera algo inservible. La conducta que debio haber tenido fue tomarla con el respeto y devocion y hasta emocion que toda persona siente por el enblema que simboliza a su patria. Y luego, haber levantado la del pais al cual le alquila o vende sus servicios, como es la realidad de los paises poderosos que tratan a deportistas como una mercancia, sino recordemos el lenguaje con que se refieren cuando futbolistas famosos son adquiridos – COMPRADOS por equipos ricos, europeos en su mayoria. Asi que, para esos ejecutivos el deporte en todas sus disciplinas es meramente una transaccion comercial. Lo digno, lo honorable, habria sido, como algunas opiniones leidas, que Ortega, hubiese tomado las dos banderas, pues lo que es se lo debe al pais que lo vio nacer, el que le dedica gran parte de atencion y cuidado, esfuerzo, etc. al arte, cultura, educacion, salud y deporte. Es triste, comprobar, por si todavia quedaba duda alguna, escucharle decir, que ” todo se lo debe a su actual empleador, jefe (la corona espanola) es apabullante, por que muestra que es un tipo desagradecido o desmemoriado al no reconocer lo que su patria le ha dado.

  5. No entiendo el chauvinismo a que se pueda llegar si este deportista compitió bajo la bandera española y como ciudadano español, por qué tenía que tomar la bandera cubana, si por Cuba no fue a las Olimpiadas. Cómo tampoco han abrazado la bandera cubana otros deportistas que participaron en estas Olimpiadas baja banderas como la de Turquía.
    Hay que tener presente que cualquier cubano que abandona la isla cae en la categoría de gusano, escoria o vende patria, un calificativo dado por el propio gobierno cubano .

  6. Vuelve el tremendismo Cubano a nublar el debate, mezclar asuntos para intentar mirar las cosas desde un lado o desde el opuesto es muy mala práctica porque se pierde la esencia de la controversia en los detalles en si. Aclaro algo, soy Cubano con ciudadanía Canadiense país al que emigre hace ya algún tiempo, para los tremendistas, no de pura cepa porque como me dicen mis compañeros de trabajo soy blanco y los cubanos “todos son negros” además no juego domino, a la pelota soy malísimo y no disfruto bajarme una botella de ron para matar el tiempo, fuera de eso si me reconozco Cubano orgulloso de ello y de disfrutar de la ciudadanía del país que me acepto y dio miles de oportunidades, para simplificar, eso es la patria la que te vio nacer, en cuanto a la revolución, el partido único y el socialismo tropical no me cuadran para nada, prefiero la socialdemocracia.
    En cuanto al abrazo a la bandera y a que bandera, El Sr. Ortega compite por España es completamente normal que busque la bandera del país que representa para mostrar en el estadio, quizás se sienta inclusive Español y hable con la Z, está en todo su derecho es una decisión personal y debe ser respetada. El Sr. Randy primero que todo como persona y más como periodista oficial en el programa estrella de la televisión Cubana no puede descalificar al Sr. Ortega como “excubano”, recordemos que Martí fue cónsul del reino del Uruguay y posteriormente de la Argentina en New York acaso él se atrevería a llamarlo excubano por firmar documentos y trabajar a nombre de otro país. Y finalmente en cuanto al robo de atletas, o de cerebro para hacer el debate más amplio, cada día más normal en este mundo globalizado, es mi caso y el de miles de Cubanos como Justo Cruz que hoy asemos vida fuera de Cuba, alguien les ha preguntado a las autoridades Cubanas si el Sr. Ortega fue incluido en el proceso de selección de los deportistas que asistirían a las olimpiadas, me remito a palabras de Alberto Juantorena en una previa situación similar con el vallista Dayron Robles artículo de Cubadebate que remito al final, “Si quiere competir por un Club o cuando corresponda, según el Reglamento IAAF por otro país, que lo haga. Es su decisión y la del club o país que lo acepte, pero por Cuba, repito, no podrá competir más.”, entonces compitió por España ya que Cuba no lo acepta, pues Cuba se lo pierde porque las autoridades deportivas y gubernamentales así lo deciden. Para la inmensa mayoría del pueblo corrió un Cubano y gano un Cubano, lo otro es politiquería.

    http://www.cubadebate.cu/opinion/2013/08/07/alberto-juantorena-es-una-total-mentira-afirmar-que-le-debamos-dinero-a-dayron-robles/#.V7xPR3arQuU

    • Gracias, Livio:
      Yo tampoco tomo ron ni juego dominó, soy malísimo en la pelota pero no me tomo la atribución de hablar por “la inmensa mayoría del pueblo”, a pesar que como la inmensa mayoría de ese pueblo expresó en la reforma constitucional de 2002 sí me cuadra el socialismo tropical, el Partido único y la Revolución.
      Saludos

      • Cuando el señor Cruz habla por “los cubanos que viven afuera”, entonces la atribución no merita comentario.

      • Gracias, Carbó: He releído el texto de Justo Cruz y esto es el fragmento referido a lo que usted comenta:

        “A la mayoría de nosotros, cubanos y cubanas que vivimos “afuera” nos sucede que comenzamos a amar verdaderamente a nuestra patria cuando vivimos en el extranjero. Vivimos aferrado a nuestras raíces y a nuestro símbolos patrios como locos.

        “Yo no sé como se siente un español, pero nosotros los cubanos nos morimos de orgullo cuando en alguna parte del mundo descubrimos a nuestra bandera o algo que se relacione con nuestros símbolos patrios.

        “Siempre andamos por ahí buscándolos como locos.”

        Lo demás parece decirlo desde un punto de vista individual.
        Saludos

  7. Más allá de las definiciones de tantos cubanólogos por cuenta propia que han surgido inesperadamente de la nada y de cualquier orilla del mundo a explicar qué cosa es la cubanidad, la bandera, el escudo y el copón divino, me gustaría recordarles a esos que se ofenden porque el deportista haya rechazado su bandera, que el primero que rechaza a cuanto deportista se va es el propio gobierno de Cuba. Innumerables son los casos de grandes del deporte que han sido borrados de la historia del deporte cubano, que han desaparecido de los libros, incluso, hasta de las estadísticas. Muchos han tratado de regresar y no los han dejado, otros han ofrecido donaciones al paupérrimo INDER y no se las han permitido. En cualquier lugar del mundo es un orgullo para un país tener un deportista en los mejores equipos del mundo, a nosotros nos enseñaron que eso es una traición. Así que no hay que formar tanto escándalo por eso, mucho menos en un país que ha vivido recostado a la sombra de la bandera de turno.

    • Gracias, Aquiles. Con todo respeto me parece al decir “un país que ha vivido recostado a la sombra de la bandera de turno” asumes una postura que descalifica todo lo que dijiste antes

      Saludos

      • Sí, quizás tengas razón y uno a veces se ciega y escribe encabronao, es probable, gracias

    • RESPUESTA porque sin ella no PuEDES quedarte para que salgas de tu ERROR. Aquiles Baeza

      Conforme el Ex- cubano Ortega que no hace falta mas cubanos como el en cuba ni afuera de cuba ” se lo regalo a España y que bese mil millones de veces su bandera y que tenga el escrupulo Ortega la proxima vez de no secarse el sudor con ella ”
      Como decia : el mismo gobierno de cuba y hasta el mismo Fidel castro Ruz tienen el derecho de poner Cuba sus leyes , Decretos y clausulas en el beneficio de todo un pueblo cubano , de sus fronteras y de la misma revolucion cubana del 1959 que ellos lucharon para darnos la libertad y derechos humanos y civiles cuando BATISTA, su POLICIA y ejercito de CASQUITOS mataban , abusaban , daban golpes, torturaban y muchas pata por c…. que repartian solo para reirse y gozar de los mas desvalidos y del pueblo.
      REFERENTE a lo inmoral , a la falta de Decoro Humano en el mismo , a la falta de Dignidad Humana y sus principios mas elementales de la Vida y ante ella , este Ex-cubano renege y PATALEO por denigrar y rechazar su bandera Cubana , que es su misma Patria , sus mismos Familiares, y entre parentises ” SI YO FUERA periodista YO entrevistara a su misma FAMILIA en CUBA , vecinos y amigos Para preguntarle que PIENSAn ellos de esta actitud CObarde, chavanaca y Baja de querer inmolarse como un Loco en Buscar la bandera española que aunque es y era su DEBER como ciudadano de españa que no le quito su derecho ni Mania , si repudio y siento indignacion como hombre y Cubano por su ignorancia y ridiculez ” el Tipo es un Ex-cubano , ” cuba esta en su derecho legitimo de imponer sus leyes en beneficios de un Pueblo y no de un Hombre Traidor y todos tenemos el mismo Derecho a BUSCAR nuestra BANDERA CUBANA y DEFENDERLA como ONDEARLA conforme ESTE Ex-cubano haria con su bandera de España en todo su derecho, asi que Todos en Cuba y yo mismo ESTAMOS en el mismo DERECHO .
      ! A Cuba se RESPETA ! ! A Nuestra BANDERA se Ama y se le rinde Culto y Respeto porque ella es Nuestra Madre despues de las que nos trajo al Mundo y precisamente Bajo el Cielo Cubano.

      • Gracias por tus palabras, asere, (o brother, suponiendo que de verdad vivas en NY) eres exactamente la razón por la que escribí mi comentario anterior, lo único que has agregado son las faltas de ortografía

  8. Aunque en el pasado no he coincidido con Justo, esta vez su artículo “retrató” mis sentimientos cuando sucedió. Mis felicitaciones! Aqui se habla de patriotismo, no en el sentido político, y Ortega no es patriota, la bandera no es de un “gobierno de turno” ni un producto comercial. Es algo que se siente y no se puede cambiar, salvo muy contadas excepciones. Bravo por Justo Cruz y porque no, por Randy

    • soy una persona mayor que vive en los ee.uu. miami
      en este caso y no hay dia que no recuerde a mi pa-
      tria siempre le digo a quien quiera oirme que no hayciudad mas maravillosa en el mundo que la Ha-
      bana, aunque aqui siempre este mostrando edificios
      destruidos, mis raices son campesinas, pero soy
      habanera por conviccion y haber vivido en ella la
      mayor parte de mi vida me da esa posibilidad. Es-
      to no tiene nada que ver con el cubano que despre-
      cio su bandera, a el lo considero indigno siquiera de
      mencionarlo en escrito alguno, pues no vale la pena
      tal cosa, ese gesto lo dice todo, desprecio a la isla
      qe lo vio nacer, renuncia a sus ancestros y al pasa-
      do de una isla que logro sus anhelos de independen-
      cia en su lucha contra Espana, aunque fueron frus-
      tados luego por ee.uu. con la enmienda Platt, pero
      al fin Cuba volvio a ser Cuba con el triunfo de la ==
      revolucion y aunque seamos un pais pobre, aqui
      les recuerdo a muchos que los cubanos tienen
      salud medica gratuita , escuelas y universidades
      que no les cuestan un centavo, atienden a ninos
      con problemas de retraso, debiles visuales como
      los hijos de mi cunado que concurren a una es-
      cuela especial y adelantan mucho como el mis-
      mo me cuenta, aqui la salud es el negocio mas
      grande de este pais, el cual se disputan diver-
      sas companias, creo que he escrito demasiado
      pero con este muchacho que no quiere ser cu-
      bano le diria el dicho ‘A UN BAGAZO, POCO
      CASO”.

  9. Dices que eres cubano de pura cepa pues las raices seran españolas. Si soy español y cuando visito Cuba no me siento extranjero. Y no me gusta la politica

  10. Quien rechaza la bandera de la patria donde ha nacido, será, en lo adelante, como un árbol al que cercenan sus raíces; podrá comprarse, o venderse como madera, pero no será capaz de retoñar, ni protegerá nidos en sus ramas, ni conocerá otra primavera; y cuando está mutilación es voluntaria, lleva consigo una dosis repugnante de indignidad.
    Volviendo al compromiso y al sentido de pertenencia que se adquiere con la patria, que es además definitivo, pienso en nuestro José Martí, quien la concebía en un altar y cito:
    “Cuando la patria crea un hijo, el hijo tiene el deber de demostrar todos sus adelantos, todas sus obras, todas sus esperanzas a la patria” (1875). Escenas Mexicanas.

    “El que de su patria reniegue, de las propias de su cerebro y extraña de su entendimiento sea, como un ladrón, privado” (1884). Nuestra América.

  11. Randy dijo excubano, en mi opinion, ni eso es, pues no todo el que nace en cuba es Cubano, el Che no nació en Cuba y fué un Cubano digno de esta tierra, por otra parte, un mal nacido no puede aferrarse a su bandera, Iroel,mis respeto para ti, un abrazo hermano

  12. Que lástima que los cubanos de a pie que son mayoría y que viven en Cuba sufriendo las carencias del día a día no tengan acceso a internet para poder comentar

  13. la bandera que debía pasear ortega era la española porque bajo esa bandera y esa nacionalidad estaba compitiendo, como muchos otros atletas también nacionalizados que ganaron medallas lo hicieron… es un sinsentido que luego de la carrera celebrara con otra bandera que no fuera aquella por la que oficialmente estaba allí… no comparto algunas ideas que expresan que debió haber salido a su recorrido de victoria con ambas banderas, eso me suena a complacencia y falta de objetividad que mezcla dos símbolos que tuvieron connotación distinta…

    su error estuvo en despreciar la bandera de su país, que es otra cosa… pudo haber salido de aquella situación actuando más decorosamente y luego haber paseado la bandera que correspondía por la pista, son dos cosas diferentes… pudo hacerlo bien y pudo haber dejado la diferencia marcada…

    un deportista puede y tiene el derecho si así el place de competir bajo otra nacionalidad, apoyado por otra federación… para mí no es diferente a aquel profesional que emigra de cualquier país en vías de desarrollo a uno del primer mundo a vivir y a trabajar… pero renegar de TU bandera, es una bajeza, seas deportista, ingeniero, médico o aprieta tuercas…

  14. estoy leyendo y no me asombra la existencia de un olvidadiso mas , a mi buen ver ya hasta resulta normal que le tiemblen los pies cuando les ofrecen un puñado de dolares o cualquier otra moneda , lo que no logro entender y no apruebo es que reniegen de ser quienes son . les acepto que se vayan en busca de mejoria economica ,ese es su derecho, pero que pretendan negar sus origenes no lo acepto . que se vaya el que se quiera ir y que viva su vida como mejor le paresca , pero que no olviden nunca que son tan hijos de vecino como cualquiera de nosotros . he escuhado esta frase y espero que no se olvide .. se puede ser cobarde pero no traidor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s