¿Una Helms-Burton nicaraguense? Por Iroel Sánchez


Este domingo 6 de de noviembre hay elecciones en Nicaragua. Todo parece indicar que el candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Daniel Ortega, vencerá con una ventaja indiscutible, a pesar de la injerencia externa que por distintas vías ha tratado de influir en los resultados, como demuestra exhaustivamente el sitio Nicaleaks

Pero… ¿qué pasará si, como todo parece indicar, vence la candidatura de Ortega? Pues ya está en marcha la estrategia para no dejarlo gobernar, golpeando duramente la economía nicaraguense hasta llegar a una situación de ingobernabilidad como se ha intentado en Venezuela y otros países con gobiernos que resultan incómodos a los intereses de Estados Unidos en la región.

La legisladora cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen (republicana) y su colega Albio Sires (demócrata), desde hace pocas semanas  impulsaron en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, una Ley de Condicionalidad de la Inversión en Nicaragua (Nica Act) que en en el Senado promueve el también cubanoamericano Ted Cruz. El objetivo es impedir créditos e inversiones imprescindibles para un país pequeño y pobre como Nicaragua, con el pretexto de  “violaciones a derechos humanos y retroceso de la democracia en Nicaragua”. Una especie de Ley Helms-Burton -“Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubana”- a la nicaraguense.

Así, la presión económica, junto al apoyo financiero a medios de comunicación privados financiados desde el exterior también revelado por Nicaleaks, se crean las condiciones para otro golpe “suave” contra un gobierno latinoamericano electo en las urnas. 

El hecho de que sean los representantes de la extrema derecha cubanoamericana los promotores en el Congreso estadounidense de la “Ley NICA”, muestra con claridad que toda esta estrategia continental busca golpear a la Revolución cubana dejándola sin aliados en la región, mientras, desde dentro de la Isla, el dinero del gobierno estadounidense que ese mismo sector maneja a través de grupos subversivos en Cuba busca hacer implosionar el sistema cubano.

Esto coincide, además, con el hecho de que se mantienen todos los efectos del bloqueo estadounidense sobre el mayoritario sector estatal de la economía cubana, a la vez que la inestabildad en Venezuela  -también impulsada desde Estados Unidos- crea dificultades con el abastecimiento energético y las finanzas externas de Cuba.

Se trata de la articulación regional de las fuerzas más reaccionarias, que ha sido durante el gobierno de Barack Obama mucho más efectiva -golpes de nuevo tipo en Honduras, Paraguay y Brasil avance de la desetabilización de Venezuela, Ecuador y Bolivia junto al regreso  neoliberal al gobierno en Argentina- que las de su antecesor George W. Bush. La probable victoria de Hillary Clinton en las elecciones norteamericanas del 8 de noviembre frente al impresentable Donald Trump no anuncia otra cosa, más si se recuerda que fue su esposo -Bill Clinton- quien aprobó la Ley Helms Burton contra Cuba, pactando con los mismos sectores que impulsan la “Ley NICA”.

(CubAhora)

 

 

 

9 pensamientos en “¿Una Helms-Burton nicaraguense? Por Iroel Sánchez

  1. Sin duda alguna que ese es el proceder de las serpientes (Co el perdon de las seropientes) es el Plan que les ordenan los capitales y gobiernos internacionales a las serpientes de nuestros paises, que deben de cumplirlos aunque se maten ellos mismos, Pero son muchas cosas juntas, muchos veneficios, una cesta amplia que le ofrecen a cada uno de los traidores, alli hay dolares, green card, proteccion, seguridad y libertad para hablar mal, criticar, calumniar, acusar falsamente a los de su pais que no estan de acuerdo con ellos,
    Los que les ordenan eso no pierden nada, salvo El Pijo del Rajoy. que ha tenido muchos meses sin dormir, Solo porque la base de su campaña fue Hecharle vainas a Venezuela,
    Pero aca nosotros tenemos un dicho, Amanecera y veremos,

  2. Pero por otro lado en los Estados Unidos estan sumamente preocupados por una supuesta ingerencia de Rusia en el proceso electoral de su pais, visto de conjunto su intromision en Nicaragua indicaria que no es precisamente una posicion de principios con relacion a la soberania de los pueblos lo que los mueve a meterse otra vez con Nicaragua donde ya dejaron un elevado saldo de destruccion y muerte cuando los enfrentamientos con la revolucion sandinista.
    Pero por lo que parece tendremos otra seccion de votacion para la Asamblea General de la ONU cada año para que puedan mostrar su prepotencia y desden con el derecho internacional.

  3. Resulta realmente nauseabundo que en Estados Unidos se hable de democracia y de derechos humanos tanto a la hora de calificar la política exterior como la interna. El martes próximo, la mayor contrariedad que sufrirán las grandes corporaciones y los plutócratas es que tendrán que entonar la expresión: “creíamos que íbamos a ganar los… (pongamos por caso: los republicanos) y hemos ganado los…. (demócratas). Miles de muertos volverán a votar, otros lo harán más de una vez y también habrá quienes voten con datos incorrectos, mientras que el nivel de abstención superará una vez más el 50% del censo electoral, sin olvidar los millones de ciudadanos que no tienen derecho al voto. Desde el uso de las máquinas electrónicas, el fraude electoral no ha dejado de aumentar.

    ¿Quién ganará las próximas elecciones en Estados Unidos? Quien demuestre estar mejor preparado para liderar los proyectos de crimen organizado que las grandes corporaciones han elaborado para los próximos años y cuyo éxito o fracaso depende de las decisiones que se tomen en la Casa Blanca. Poco importa la estrategia discursiva o las promesas electorales, ya que la democracia representativa no conlleva ni compromisos ni responsabilidades, funciona en derecho y de facto como una tiranía.

    Que un ultraliberal como Trump, admirador de Ronald Reagan, afirme que va a revisar los tratados internacionales y que va a hacer resurgir la economía real en Estados Unidos, es pura demagogia, ya que las leyes y tratados internacionales que han liberalizado y desregulado la economía global son el resultado de las políticas liberales que él defiende y no son fáciles de cambiar. Por tanto, son reclamos electorales dirigidos a una sociedad mayoritariamente zombi y bobalicona para edulcorar al sapo ponzoñoso que podría destapar la caja de los truenos en los próximos años, encontrándose la Nicaragua sandinista en el punto de mira, como lo estuvo en el punto de mira y se convirtió en un objetivo de guerra durante el gobierno de Reagan. Por otra parte, que nadie se haga ilusiones con los guiños de Trump a Putin, algo que ya hizo la Alemania Nazi con la URSS en los años 30 mediante el pacto de no agresión para ganar tiempo y posiciones frente al que era su principal objetivo militar.

    No importa quién gane las elecciones en Estados Unidos el próximo martes. La política que se va a hacer en los próximos años ya ha sido diseñada y pactada en los grandes centros de poder. Lo único que resta aclarar es qué candidato ha demostrado mayor grade de depravación y lealtad, aunque lo hagan en los pequeños círculos donde no está permitido mentir. En Phoenix, Trump declaró: yo soy más militarista que todos los que están reunidos en esta sala”. Poco podemos hacer los ciudadanos nicaragüenses, venezonalos, cubanos o españoles para detener este aquelarre disfrazado de democracia. Son los ciudadanos norteamericanos los que deben quitar el disfraz a la más infernal dictadura del capital en su propio beneficio y en beneficio del resto de la humanidad. No sólo va a depender de ellos que exista democracia y respeto a los derechos humanos en Estados Unidos sino también que pueda existir en el resto del mundo. Por tanto, más decisivo que el triunfo sandinista en Nicaragua el próximo domingo (que todos los progresistas deseamos) es que las bases críticas del Partido Demócrata y de la sociedad norteamericana sean capaces de protagonizar la revolución que su país y el mundo necesitan con urgencia.

  4. Pingback: ¿Una Helms-Burton nicaraguense? | Auca en Cayo Hueso

  5. Pingback: ¿Una Helms-Burton nicaraguense? | chichaalacubana

  6. Pingback: ¿Una Helms-Burton nicaraguense? Por Iroel Sánchez | Golpeando el Yunque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s