Venezuela: ¿La próxima Víctima? Por Pedro Pablo Gómez


A veces en nuestros análisis podemos perder las perspectivas del contenido en que los hechos, de forma aisladas y repercutidos por los interesados en crear una imagen acorde a sus intereses, tienden a darnos la impresión de lo inevitable y necesario de hallar una ‘’solución’’ compatible para todos los que formamos parte del problema.

En la actualidad, lo que ocurre en nuestro continente americano y particularmente los acontecimientos que ocurren en la tierra venezolana nos preocupan a todos los que queremos la preservación del proceso bolivariano que comenzó Hugo Chávez y también a los que pretenden liquidarlo de una forma u otra.

Uno de los problemas principales que se presentan a la hora de analizar objetivamente una situación es la no utilización de la memoria existente de hechos similares ocurridos en nuestras fronteras o fuera de ellas. Con Venezuela ocurre esto de alguna manera, todos vemos cómo se esta desarrollando a través de los medios occidentales y cómo se magnifica la oposición sistemática al gobierno del presidente Nicolás Maduro, con la actitud de la Asamblea Legislativa que encabeza Julio Borges, las manifestaciones y las agresiones directas a centros estatales por bandas dirigidas por connotados delincuentes y mercenarios pagados por las fuerzas reaccionarias y los mecanismos solapados del gobierno de los EEUU.

Por ello y tomando en cuenta el camino formado alrededor del ‘’problema venezolano’’ con el fiel apoyo de la lacayuna OEA y su presidente,Luis Almagro, me permito recordar parte del planteo psicológico expuesto claramente por uno de sus creadores el ex jefe de la CIA, Allen Dulles en su libro titulado ,’’El Arte de la Inteligencia’’, cuando para mantener saludable al sistema capitalista tenía EEUU que mantener las siguientes concepciones, sobre los gobiernos cambiables decía….

‘’En la dirección del Estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas y convertidas en un vestigio del pasado. Gracias a su diversificado sistema propagandístico’’.

‘’Estados Unidos debe imponerle su visión, estilo de vida e intereses particulares al resto del mundo…. Contaran siempre con el despliegue inmediato de las fuerzas armadas en cualquier zona, sin que les asista a ninguno de los países agredidos el derecho natural de defenderse’’

Y agrega además sobre los que intenten denunciarlos, ‘’solo unos pocos acertaran a sospechar e incluso a comprender lo que realmente sucede.Pero a esa gente la situaremos en una situación de indefensión, ridiculizándoles, desacreditarles encontrando la manera de calumniarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad destruyéndolos’’.

Esta política no es más ni menos que el método permanentemente utilizado por el sistema para lograr la imposición de sus intereses en todo el mundo, ya sea en Irán, el Congo, Guatemala, Brasil, Chile, Honduras, etc. Ahora Venezuela es el centro de los deseos de dominio imperial, en los momentos actuales las condiciones están creadas para actuar con sus ‘’legitimas’’intenciones de ayudar al pueblo a liberarse de este gobierno.

Solo nuestras acciones solidarias podrán enfrentar los deseos de EEUU de aplastar la revolución bolivariana.

Fuerza Venezuela, la lucha Continuará.

Anuncios

18 pensamientos en “Venezuela: ¿La próxima Víctima? Por Pedro Pablo Gómez

  1. Lo más lindo del caso es que¿ quien no conoce esos métodos cínicos e inmorales del imperialismo?, la izquierda , los gobiernos progresistas, y las potencias alternativas al imperio, se duermen en los laureles, y vienen actuar cuando ya el mal no tiene remedio , por eso corea del norte ha luchado y lo ha logrado ser suficiente en su defensa, Irán, también, y Venezuela tiene que pensar en esto también, hay algunos analista que plantean que la estrategia imperial es involucrar algunos ejércitos de países con gobiernos lacayos para endulzar y hacer más potable una posible agresión a Venezuela, y entonces los movimientos sociales y el resto de los países progresistas incluyendo a Cuba que vamos hacer

  2. “Estados Unidos busca una intervención multilateral en Venezuela”, revela informe del Comando Sur

  3. “Con los factores políticos de la MUD (coalición opositora venezolana) hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada bajo un enfoque de cerco y asfixia”, dice el extracto del informe que el almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur, envió a la Comisión de Servicios Armados del Senado estadounidense.

    Los detalles del documento los reveló el experimentado periodista venezolano Eleazar Díaz Rangel. El militar estadounidense asegura que sus “socios más cercanos de la MUD”, se comprometieron a utilizar su mayoría parlamentaria en la Asamblea Nacional “para obstruir la gobernanza, convocar eventos y movilizaciones, interpelar a gobernantes, negar créditos, derogar leyes”, aseguró el director del diario Últimas Noticias.

  4. Fase 2 de la operación

    En el mismo informe, Tidd explica a los senadores que “en la situación militar no podemos actuar ahora abiertamente, con las fuerzas especiales aquí presentes (en el Comando Sur)”, por ello los urge a concretar lo anteriormente planificado “para la fase 2 (tenazas) de la operación”.

    Para Díaz Rangel, la articulación del Comando Sur con los partidos opositores es lo que hace entender “el indefinido desarrollo de esas acciones vandálicas y armadas, y la confianza en que es ahora o nunca”.

    El ministro de la Defensa de Venezuela, el general Vladimir Padrino López, quien recientemente explicó que el país está enfrentando una guerra de cuarta generación, difundió el artículo de Díaz Rangel en su cuenta de Twitter, recomendando su lectura a la población venezolana.

  5. Posibilidades de intervención

    Eleazar Díaz Rangel estima que Estados Unidos no se arriesgará con una intervención directa contra la nación suramericana.

    “En mi opinión, aquí no se va a producir una acción militar directa. Estados Unidos busca una intervención multilateral en Venezuela. De allí las conversaciones de Donald Trump con los presidentes de Argentina, Paraguay y Colombia”.

    Precisó que muchos de los dirigentes de partidos opositores creen que, ahora sí, es el momento de acabar (a la fuerza) con el Gobierno de Caracas.

    “Incluso que un diario deportivo como Meridiano haya publicado un titular que asegura que ‘la salida está cerca’ es revelador de la convicción opositora, de que el chavismo está en una situación difícil de la cual no debería recuperarse”.

  6. Comando político y diplomático

    Este escenario de guerra tiene un puesto de mando en suelo estadounidense, así lo denuncia la periodista argentina Stella Calloni, quien ha dedicado buena parte de su labor informativa a exponer las formas de intervención que emplea Estados Unidos en América Latina.

    “Esta guerra tiene un comando político y diplomático en la Organización de Estados Americanos (OEA). Por ello acuso, personalmente, a Luis Almagro como responsable de todas las muertes que se han registrado Venezuela. Gracias a su intervención se ejecutan las acciones violentas que son golpistas, desde todo punto de vista”.

    Calloni alerta que los constantes informes militares son una amenaza y así deben interpretarse.

    “El Comando Sur y la OEA están preparando algún evento muy fuerte, para golpear muy duro al Gobierno. Por ello sostienen una guerra de cuarta generación, con una gran campaña mediática atroz, feroz, contra la hermana nación”.
    Venezuela resiste

    La periodista argentina indicó que las “grandes agencias de noticias” solo muestran al mundo a unas personas con máscaras en medio de nubes de gases lacrimógenos.

    “Es lo único que muestran. Le están aplicando a Venezuela lo que ya hicieron en Siria, Irak y Libia”.

    Ante ese cerco mediático y militar (que aplica el Comando Sur) la periodista argentina señala que se hace imperioso “destacar la enorme resistencia de Venezuela ante semejante ataque. Es una guerra lo que hay contra Venezuela, no es solamente un golpe de Estado. Son acciones perfectamente planificadas y dirigidas, en lo político, diplomático y militar”.

    Además, Stella Calloni detalló que los agentes externos cuentan en el país “con una oposición que entrega a su patria. A esa oposición no le importa si los invaden o no, solo les interesa volver a tener el manejo de un poder que les permitió mantener al 80% de Venezuela en la pobreza”.

    (Tomado de RT)

  7. Pingback: Venezuela: ¿La próxima Víctima?

  8. ¿A qué se están refiriendo exactamente los voceros norteamercianos cuando declaran que Venezuela es una amenaza para la seguridad y para la paz en la región? Es posible que el gobierno bolivariano, sin pretenderlo, se haya convertido en una amenaza internacional, como ocurrió con la URSS tras el triunfo de la revolución bolchebique, de ahí que Gran Bretaña, Francia, Alemania, Estados Unidos y Japón enviarán tropas a luchar contra ellos, aún cuando de lo único que se les podía acusar era de haber acabado con siglos de esclavitud y explotación. No hizo falta provocación alguna para que los saqueadores de recursos y enemigos de la especie convirtieran a los libertadores de la sociedad soviética en objetivo político y militar.

    La costumbre de utilizar una única narrativa en política internacional, la oficial de la clase dominante, provoca a menudo graves injusticias. Lo cierto es que las mayorías humildes de América Latina no venezolanas se han beneficiado profundamente a raíz del proceso bolivariano liderado por Chávez, y continuado ahora por Nicolás Maduro sin salirse del guión establecido por aquel (contrariamente a lo que aseguran presuntos intelectuales de izquierdas, ya que las vulnerabilidades y errores actuales ya existían en tiempos de Chávez, deslegitimando así el proceso donde más duele, en el ámbito de la izquierda). Por una parte, se han beneficiado muchos latinoamericanos con las políticas sociales y soberanistas que otros gobiernos aliados han puesto en práctica, bajo la inspiración y el apoyo del socialismo bolivariano. Por otra, ha sido y es un referente cultural de primer orden en el proceso de emancipación de las clases humildes respecto de la oligarquía parasitaria y del imperialismo económico, habiéndose convertido telesur en una herramienta fundamental para el cambio de conciencia en sociedades secuestradas por una tiranía mediática, de más devastadores efectos que las tiranías basadas en técnicas de represión. También habría que mencionar los beneficios directos de millones de latinoamericanos a través de las misiones financiadas con dinero venezolano y ejecutadas por personal cubano, como la operación milagro, que va a devolver la vista a 6 millones de excluidos de un derecho humano tan fundamental como es la salud.

    Es en este sentido que Venezuela se ha convertido en una amenaza para la seguridad de los saqueadores de recursos y violadores de los derechos humanos en el patio trasero, del mismo modo que las campañas contra la violencia de género se convierten en una amenaza para la seguridad y la paz de los maltratadores. Lo que resulta inaceptable es que se prioricen los injustos intereses de la clase dominante, cuya estabilidad y mejora es lo único que se persigue con estas campañas de acoso y derribo contra los gobiernos del cambio, a la hora de evaluar la gestión e influencia de gobiernos legítimos.

    Podríamos ir todavía más lejos en el análisis, ya que los gobiernos del cambio (como el venezolano) no sólo han priorizado los derechos e intereses de las mayorías secularmente explotadas y humilladas (base esencial de cualquier gobierno con aspiraciones democráticas) sino que han puesto en jaque (mate) las estructuras de poder profundamente antidemocráticas de los sistemas plutocráticos, como es el turnismo de partidos burgueses y el totalitarismo ideológico a través de aparatos bajo estricto control de la clase dominante. Desde la emancipación de América Latina y, sobre todo, desde la hegemonía de Estados Unidos, los gobiernos turnistas han perpetrado los mayores abusos y traiciones en la seguridad de que el partido sucesor (también compromisario de la clase dominante) tomaría el testigo y reconduciría la situación del mejor modo posible. Ahora la traición puede tener un alto coste con los gobiernos del cambio e incluso ser irreversible para los intereses de la clase dominante, de ahí que los gobiernos vendepatrias (como el de Argentina, Brasil, Colombia, México y Paraguay), los siguientes en la lista del cambio, estén valorando la destrucción del proceso bolivariano como algo prioritario para sus intereses y para la supervivencia de las plutocracias.

    Yo no descartaría lo que dice Juan Carlos Corcho sobre una posible intervención de la legión extranjera que gobierna en muchos países de América Latina, al servicio del imperialismo norteamericano, como sería el caso de Colombia, Paraguay (que un día fue víctima de algo parecido), Argentina, Perú y Brasil, en cuyo caso los ciudadanos humildes de estas naciones deberían de posicionarse a favor del gobierno venezolano, con mas poderosas razones que los españoles en la guerra de la independencia contra los franceses, que debimos abrazar los avances de la revolución en lugar de apoyar la monarquía absolutista e inquisitorial de la francesa casa de Borbón. El acelerado proceso de desarme de la guerrilla colombiana podría tener aquí su justificación, en la certeza de que, una América Latina sin la alternativa que representan naciones como Venezuela, Ecuador y Bolivia, despejaría el futuro de Colombia como república bananera, aunque fuera necesario ejecutar a miles de activistas, silenciados o ninguneados por los medios de persuasión de la tiranía local e imperial. Aquí reside el otro gran flagelo de América Latina: la existencia de un oligopolio mediático totalitario, contra el que el socialismo bolivariano y aliados supieron construir una clara alternativa con la democratización de los medios, la defensa del derecho a una información veraz y la creación de medios públicos y comunitarios.

    Esta y no otra es la desestabilización y transformación que el proceso bolivariano podría desencadenar en la región pero de ello deberíamos felicitarnos todos los demócratas y defensores de los derechos humanos. En sociedades divididas en clases sociales profundamente desiguales, los cambios siempre tienen que beneficiar a unos y perjudicar a las clases opositoras. Qué bueno sería que la pacífica y democrática desestabilización del proceso bolivariano acabara con los injustos privilegios de la oligarquía y del imperio. Durante años (incluso en vida de Chávez) lo que apreciábamos algunos y nos hacía dudar de las buenas intenciones del chavismo era la lentitud de los cambios. No vayamos a quejarnos ahora si se producen cambios importantes, con forme a lo establecido en el estado de derecho, ni de las consecuencias que ello pudiera ocasionar a los verdugos tradicionales del pueblo venezolano y latinoamericano.

  9. Pingback: Venezuela: ¿La próxima Víctima? | chichaalacubana

  10. Pingback: Venezuela: ¿La próxima Víctima?

  11. Pingback: Venezuela: ¿La próxima Víctima? Por Pedro Pablo Gómez – Soldado de Fidel

  12. Un aporte reciente con una entrevista a Thierry Meyssan, sobre el plan de EEUU en Venezuela, basado en la teoría del caos, la destrucción del estado.

  13. Con ocasión de un post sobre Corea de Norte se hablaba de una posible intervención en este país por parte de EEUU y sus aliados, personalmente dije que el objetivo real era Venezuela y según pasan las semanas se ve más claro que hay preparada una intervención en la hermana Rep. bolivariana, tú Alejandro en otro post dijiste en un comentario que había llegado la hora de la operación jaula para todos estos fascistas y criminales tal y como se llevó a cabo en el Escambray, yo estoy totalmente de acuerdo contigo, operación jaula !!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s