Toma la escoba. Por Ernesto Estévez Rams


Solo cuando los efluvios del planeta

llegan a tus narices te sobresaltas.

Hasta ahora, el hedor repugnante de ciertas geografías

ocultados quedaban debajo de perfumes celebrados

por los periódicos, por la televisión, por la radio.

Últimamente, también escondido en eso que llaman las redes.

 

Como si el enredo social del planeta fuera novedad

y no viniera andando desde hace tanto.

Como si no hubieran existido etonocidios,

ni barcos llenos de negros,

ni plantaciones, ni heces en forma de látigos.

Ni asiáticos tildados de monos, y los otros

vaporizados en bombas.

Como si Verdún no hubiese

sido una fiesta atroz del capital jugando al monopolio.

Y en Leningrado los niños no hubiesen tenido que comer pintura

para engañar al hambre.

 

Como si Rhodesia no hubiera existido, Ian Smith fuera

solo un personaje para asustar a niños de Zimbawe.

Ni apartheid, ni niños mártires de Soweto,

ni fosas llenas de muertos en Ruanda.

Ni sífilis inyectada a indias guatemaltecas

en nombre del avance de la civilización blanca.

Ni esterilizaciones forzadas. Ni experimentos humanos

en las selvas americanas.

Como si no hubiesen lanzado al mar cientos desde helicópteros,

ni otros en la boca de volcanes.

Niños sesgados de sus padres asesinados,

y luego privados de sus abuelas.

Como si Wounded Knee fuese el título de otro filme

de héroes blancos.

Como si el agente naranja

fuera el nombre publicitario de un extracto de jugo fortificado.

Como si Lynch y Crow fueran nombres cualquiera,

y la quema de cruces y la soga, preámbulo

de un suculento barbecue de negros.

 

El estupro y la pedastería,

accidente y no sistema.

 

Ahora que nos han vendido la idea,

que las redes han hecho al mundo más pequeño.

¿Dime tu que exploras en ellas?

¿Cuántas paginas vistas de Timor Leste?, ¿Angola?

¿Cuántas de Armenia miraste esta semana? ¿Pakistán?

¿Cuánto aprendiste de Jamaica?, ¿Dominicana?

¿Qué sabes de los negros haitianos?, ¿y los negros de otros lugares?

¿Cuánto nuevo de los trinitarios?

¿Cuáles amigos hiciste de Samoa, Viet Nam, Cambodia?

 

¿Cómo se visten en Yemen (Si las bombas

y la hambruna les permiten vestirse. Allí, quizás

ni haya pintura para engañar al hambre)?

¿Qué estrellas de actuación brillan en Mongolia,

triunfan en Sierra Leona, escandalizan en Bulgaria?

¿Qué libros llaman la atención en Albania, se comentan en Chile,

se prestan en Honduras?

 

¿Quién ganó el campeonato de Basket en Jordania?,

¿el de Volleyball en Costa de Marfil?

¿Qué club de football en Malasia?

No será que esa aldea global no es tan global.

No será que cuando te venden que vas,

en realidad te vienen.

No será que te acosan, te asaltan. Te roban la vista y por esa entrada,

mientras crees ver, en realidad te miran.

No será que te amaestran y te mutilan, te reducen y te venden.

Cómo un número, un gusto, una tendencia.

Un esclavo de sensaciones que se sintonizan.

No será que te tocan la flauta, te encantan

y te llevan a los parajes donde todo huele igual.

El fragancia engañoso que te venden

cuando en realidad te compran.

 

Despierta, hace rato que algo huele podrido

y no es de Dinamarca. Ahora que el hedor

inescondible llegó a tu nariz,

no estires la mano buscando un perfume,

toma la escoba.

Vamos a limpiar la casa.

8 pensamientos en “Toma la escoba. Por Ernesto Estévez Rams

  1. Conozco gente en mi país consagrados en cuerpo y alma a clubes de fútbol como el Real Madrid y el Barcelona. Un compañero de trabajo se acuesta sin cenar el día que el Madrid no mete más goles en la portería contraria que su rival. Para él, su presidente, Florentino Pérez, es la reencarnación de dios en la tierra. Otro no puede seguir en directo los partidos del Barcelona por el elevado nivel de ansiedad. Si tuvieran que tomar la escoba, sería para matar a escobazos a los coronavirus que tienen paralizada la liga española y la Champions. Su gran preocupación no es si pagaremos la clase trabajadora nuevamente la crisis sino el modo en que se va a resolver lo que resta del calendario futbolístico a nivel de Clubes en España y Europa. Nada de lo que plantea Ernesto Estévez forma parte de su cosmovisión personal. El problema es que no son una excepción en el universo cultural y político español sino la regla a lo largo y ancho de la piel de toro.

    Ni que decir tiene que lo que denuncia el autor nada tiene que ver con democracias consolidadas como la española, la norteamericana, la británica o la francesa. Aquí todos vivimos bajo el imperio de la ley y los derechos están garantizados. Somos el espejo en el que debe verse reflejado el resto del universo. No busquemos aquí a los culpables de lo que denuncia Estévez. Sólo mentes perversas como Hitler alteraron el curso normal de los acontecimientos. Quién en su sano juicio podría ser responsable de tan abominables crímenes e injusticias, a nivel individual o colectivo, dentro o fuera de las instituciones?

    Mucha gente sigue considerando a Jack el Destripador, Charles Manson y gente como ellos a los grandes asesinos en serie de Occidente. El conflicto que vivió Raskolnicov, quién consideraba irrelevante su crimen de una anciana para robarle en comparación con el magnicidio provocado por los uniformados ejércitos napoleónicos, es algo que ni se plantea en las sociedades occidentales. Quién podría asesinar en masa a sangre fría sin una justa motivación desde las instituciones democráticas o los civilizados mercados?

    Por supuesto que esto ha ocurrido una y mil veces y lo sigue haciendo, pero la mayoría de ciudadanos (los que viven de su trabajo o tienen un pequeño negocio) no pueden concebir que los mercados y las instituciones cometan crímenes de lesa humanidad y contra el medio ambiente por simple usura. Sin embargo ocurre y no es producto de la psicopatía sino de una forma de ludopatía, mucho más devastadoras a nivel social y ambiental.

    No es la clásica ludopatía que describió magistralmente Dostoyevski en El Jugador, fuerza incontrolable que arrastra al ludópata a tomar decisiones transgresoras y de fatales consecuencias para él y sus allegados sino otra en que se toman decisiones mucho más devastadoras para otras personas pero que el ludópata realiza cada vez con mayor resolución y ambición por sus resultados satisfactorios para él como jugador, dedicado a acumular y acumular riqueza sin límites y que valora cada decisión por su diferencial entre esfuerzo y recompensa, por su poder adictivo, prefiriendo siempre las más adictivas, aunque las consecuencias sean terribles para sus semejantes y el planeta.

    La mentalidad capitalista sufre una adicción invencible que la condena a un crecimiento sin límites, del mismo modo que la célula maligna crece hasta acabar con los recursos de todo el organismo y condenar a este y a ellas mismas al suicidio. Cuanto antes lo tengamos claro y sintamos la necesidad de intervenir y cambiar de modelo, menor será el desastre y mayores la opciones de no sufrir daños irreversibles. Ellos y sus peones no van a hacer nada ya que no conocen ni los frenos ni la marcha atrás y, lo que es más grave, como en toda adicción poderosa, carecen de autocontrol.

  2. “La Tierra ha vuelto a poblarse con sus muertos más antiguos. Han resucitado de sus huesos, utensilios y pinturas rupestres y viven en nuestra imaginación como los egipcios y cartagineses vivían en la de los hombres del siglo pasado.”
    Elías Canetti, 1981.

    Ahora las sociedades del bienestar, las que se llaman democracias occidentales, están conociendo su fragilidad, no son tan fuertes como se creían, tan superiores como se lo habían hecho aprender, sobre todo a creérselo. Sus héroes de Hollywood ya no parecen tan perfectos, pero sobre todo que no son salvadores, ahora las fronteras de la dominación tocan las de la vida, y multiplican los miedos que ni siquiera imaginaban, pero es muy difícil desestupidizar a todas esas masas enormes de las que nuestro Ernesto Estevez nos pone delante de nuestras narices, y que no saben distinguir ni “cuatro curas en una nevada” y no se han enterado que la insubordinación de los excluidos, de la multitud, de los pueblos en resistencia es ya una amenaza real, no a la hegemonía gringa solo, sino a través de ella, a la hegemonía capitalista en todo el sentido más amplio de la palabra.

    Entonces toda la estupidez en ese mundo virtual en el que nos hemos convertido, algo así como que, ni siquiera sabemos distinguir quien es en realidad, Juanito Alimaña, alias Juan Guaido, un payaso de feria ambulante que se auto-proclamó en una plaza de Caracas, la fina Altamira, “presidente interino” de Venezuela, y esa enorme masa en las redes no sabe ni que significa interino, en este caso lo más próximo les suena a la interina, que limpia el hogar, la chacha, ni saben en realidad sobre Venezuela, ni lo que significa un bloqueo criminal, un expolio a un pueblo entero, una guerra económica, donde las cosas básicas se convierten en una pesadilla, pero es tanta la estupidez que se leen cosas como, “si consigo sobrevivir al corona virus, no voy a sobrevivir cuando esto acabe al hambre” y se queda tan tranquilo el homo sapiens este…pues mijo, en Cuba se conoce hace 6o años lo que es vencer todo los virus que les han arrojado los HDP esos de a 40 millas, mientras te amaestraban y te mutilaban, te reducían y te vendían, como se puede leer al compañero Ernesto, .pero quizás aún pueda aprender que estas insubordinaciones de los pueblo excluidos son uno de los signos más elocuentes de los límites de un sistema que se autoproclama como eterno e infalible por los siglos de los siglos amen… el capitalismo.

    Los Asesinos de Ernesto Che Guevara, o de Gaitán, de Patrice Lubumba, por cierto cuantos de las redes conocen quiėn era la esperanza del África negra, aquel congolés de Kasai, que lo asesinaron los mismos que a nuestro Che,.. fueron esos de la CIA, con la complicidad de los belgas y algunos esbirros Katangueses , siempre el mismo guion; con el Che hubo esbirros batistianos.

    En cambio como nuestro compañero Sin-permiso dice en su magnífico comentario, de ese que se acuesta sin cenar el día que el Madrid no mete más goles, o a ese que le sube la tensión o le da ansiedad , con el Barcelona… Pues finalmente tendrán que entender que se ha puesto a la humanidad en la urgencia de barrer con la escoba las formas y contenidos capitalistas de organización social, incluidos esos futboleros, para crear otros menos destructivos, y desgraciadamente ese tipo de gente no están preparados para la revuelta que se avecina, la madre de las batallas, pero esta vez de verdad…y no precisamente a escobazos….

    Ayyy pobres de algunos escriban@s y comentaristas de ese becado blog cubano y autoproclamado, como la quinta esencia, de esa fragancia nuit de, “je ne sais quoi”… tan auto-carismaticos ellos….

  3. Excelente comentario, Tocororo, pero yo no hablaría del COVID-19 como si se tratara de un inocente meteorito que nos ha golpeado a todos por igual. Las aristas del coronavirus están demostrando que va a ser un nuevo y excelente pretexto para hacer profundas reformas en beneficio de los privilegiados del mundo, esos que se reúnen en la Trilateral y el club Bilderberg para organizar grandes cacerías en el mundo sin necesidad de solicitar la correspondientes licencias allí donde no cuentan con gobiernos serviles y dónde la propia especie y su patrimonio son el trofeo codiciado, tanto en caza menor como mayor. Demasiado perfecto para que sea el resultado del ciego azar de las leyes de la evolución.

    Nos han engañado ya muchas veces y con pavoroso éxito como para aceptar sin más que el COVID-19 es un nuevo caso de “rebelión en la granja”. Incluso con la burbuja inmobiliaria y los derivados financieros intentaron convencernos de que fue algo que nos golpeó a todos por igual y que nadie buscó premeditadamente. Si damos un giro de 180 grados a la praxis bancaria, de forma que el dinero blindado de los ahorradores se regala hasta a los indigentes y el problema de persuasión es de los banqueros para que los clientes se lleven todo el dinero que deseen (también para amueblar y comprar un coche), el resultado no puede ser otro que la subida espectacular de los precios y una vorágine constructiva que provocó millones de casas vacías, aeropuertos sin aviones y líneas de AVE sin viajeros, a lo que hay que sumar promotores y constructores a la fuga con el botín y deudas bancarias multimillonarias.

    La infartado economía de mercado, con grandes rentas de capital que no sabían dónde especular con su dinero ocioso y rentas de trabajo cada vez con menos poder de compra, buscó la reanimación con la macroestafas de la burbuja inmobiliaria y los derivados financieros con un doble objetivo por parte de sus promotores: darle rentabilidad al dinero ocioso y hacer reformas estructurales profundas acabando con la banca social, robando los ahorros a las rentas de trabajo y endosando el coste de la crisis al sector público para proporcionar la excusa perfecta a la hora de desmantelar la sociedad del bienestar y dar negocio a su capital bancario con los intereses de la deuda pública y privada.

    No sólo lograron engañar a la ciudadanía sobre el origen y resultados buscados de la crisis, gracias a falsimedia, sino que nadie tuvo que responder ante la justicia como responsables de la burbuja, una más entre cientos desde que los bulbos de tulipán llegarán a valer más que una casa hace siglos en el mayor paraíso fiscal hoy del mundo: Holanda. Alguien imaginaba que no volverían pronto a las andadas con proyectos más ambiciosos?

    El mercenario terrorismo yihadista sigue siendo el paradigma como pretexto para invadir y saquear recursos mientras la población, presa del miedo, busca la forma de salvar la vida, aunque sea en condiciones de vida infrahumanas de los refugiados fuera de sus fronteras. Por suerte el coronavirus no va a ser tan devastador pero todo apunta a que los efectos van a ser muy dramáticos para las clases humildes del primer mundo, la pequeña y mediana empresa (fagocitadas por las grandes corporaciones, también dentro de la UE), el Sur pobre y, en un principio, la economía china como gran objetivo (ante la impotencia de las medidas arancelarias) y la rusa.

    Si pensamos que cada año mueren en Madrid unas 5000 personas por la contaminación del aire y que 250.000 personas sufren algún tipo de cáncer en España al año (muchos de ellos evitables con un estilo de vida saludable) o que cada año mueren la mitad de españoles que se espera sean víctimas del virus por la gripe y sus complicaciones, habría que concluir que la pandemia está recibiendo una respuesta desproporcionada de sistemas sanitarios que son modelo de crimen organizado. En parte la respuesta se justifica en que compromete la vida de todos en el corto plazo ( fumar también lo hace en el largo plazo). Qué Cuba se emplee a fondo es comprensible porque lo hace en todas las patologías pero resulta menos comprensible cuando se trata de otras naciones, que han provocada enorme alarma social, pero que no están haciendo las cosas bien y cabe pensar que no es por casualidad sino para “perfeccionar” el modelo económico y social en temas como las pensiones y los elevados gastos de los enfermos crónicos y, sobre todo, para provocar el necesario shock de miedo que requiere el paquete de medidas “anticrisis” que recaerá sobre los humildes.

    Tanto España como Italia y Francia la clase trabajadora cuenta con buenas pensiones públicas, producto de décadas de lucha sindical y política, un ambicioso objetivo para las grandes rentas de capital. Llevo tiempo preguntándome cómo podría resolver el problema del déficit el nuevo gobierno de coalición en España y sólo hay una posible y satisfactoria para los trabajadores: un sólo pagador público que compense el déficit con los ingresos de impuestos progresivos (como en el caso de la sanidad) Gracias a un mes de infarto por una deficiente gestión del virus a Sánchez se le empieza a abrir la opción de hacer una reforma profunda de las pensiones ante un pueblo en pánico dispuesto a renunciar a muchas cosas con tal de salvar la vida, que sigue siendo lo prioritario y cuando lo demás pasa a ser todo lo relativo que se quiera. Seguro que incluye alguna novedad fatídica en su infame reedición de los pactos de la Moncloa.

    Pero no olvidemos que el PSOE es miembro de pleno derecho en la Trilateral y Bilderberg. Nos contarán algún día estos “rojos peligrosos” lo allí tratado? Con razón se pasó Sánchez dos investiduras mendigando el apoyo de las derechas a su candidatura, mientras despreciaba la coalición con UP. Para un viaje como este estas eran las alforjas adecuadas. A la derecha y extrema derecha antipatriota habría que mandarla a USA de enterradores en las fosas comunes, ya que es para lo único que sirven y el yanqui es su modelo sanitario. Saludos.

  4. Al hilo de tu comentario, Sin-permiso, de la cronología que haces tan interesante y buena. En efecto no podemos infravalorar el coronavirus, porque al fin y al cabo no ha salido por generación espontánea, sino de las mentes más perversas de dominación, esto es algo que personalmente lo tengo muy claro. Y aprovecho compañero Sin-permiso para comentar aquí en nuestra pupila algo que tenía ganas y que no se aleja del pensamiento que el Post nos transmite.

    Hay un sustrato maligno en la idea de manipulación con el coronavirus, y desde luego que sirve como arma perfecta para, digamos saldar cuentas que de otra manera no fuera posible, o al menos mucho más difícil. Podemos acudir a las primeras señales y que en tu comentario Sin-permiso lo dices muy claro, como por ejemplo liquidar la columna de la pensiones en el sistema capitalista por excelencia, no hablo de la frase facilona de que este virus va a liquidar los pensionados más viejos, pero bueno sería lo deseable para esos desalmados, ya que son los teóricamente más débiles a la agresividad de este coravid19; ni que va a haber por ahora una colosal catástrofe pandémica y con ello una selección en la fauna humana y solo los fuertes sobrevivirán, o cualquier otra teoría apocalíptica, pero un ensayo sí que es, no es el primero ni el último, el AIDS o conocido en español como SIDA, es un hecho muy estudiado y desarrollado que es un virus fabricado en laboratorios , pero esto es otra historia que podría ocupar demasiado espacio.

    En mi opinión es cierto que sirve entre otras cosas para causar el pánico, la sumisión total de la clase media y fundamentalmente abrir la vía al arma de destrucción masiva que se estaba quedando sin efecto, la de los paquetazos neoliberales en su fase domesticada- viral, pero todo esto lo dices muy claro en tu comentario Sin-permiso.

    Personalmente y sin caer en tesis conspiranoicas, decir que este virus es un arma bacteriológica no es un despropósito, y siendo así este virus se trabaja en un laboratorio, pero el armamento biológico no puede ser que alcance al que lo ha fabricado, se trata de que mate al “enemigo” en un corto espacio de tiempo relativamente, porque de lo contrario acabaría matando a los propios que lo han usado, sino ocurriría como con el ántrax que se quedó y tuvieron que cerrar una isla.

    Digamos en otras palabras, Bioterrorismo y complicidad de la falsimedia, esta es la combinación perfecta, un combinado esencial para conseguir los objetivos, pero es un juego peligroso que se puede escapar de las manos de sus promotores finalmente, pero no creo que sea este el caso en principio, a no ser que acudamos a mutaciones del virus fuera de control o cualquier otra estrategia. Así que lo que sí está claro es que el CV19 es una versión del SARS.

    ¿Porque la falsimedia es la combinación perfecta en este caso?, porque es la que se encarga de crear la matriz de, “peste china”, como la llama Vargas Llosa, cipayo, promotor, defensor y apologista del imperialismo gringo. El energúmeno de Trump ya ha lo ha dicho en algunos encuentros con la prensa que el culpable de esta pandemia es China, que la humanidad está en peligro por culpa de China y esta matriz se desarrolla en falsimedia y podemos ver en las redes verdaderos majaderos e ignorantes repitiendo esas matrices como cotorras, por cierto muchos cubanos de Miami.

    Pero si continuamos, y aprovechando las coyuntura, se ataca a Cuba, se recrudece el bloqueo y de paso el covid19 ya es anunciado como el principio del fin de la revolución ya que viene una lucha contra el hambre en la isla, el turismo no entra, las remesas tampoco van a entrar por la propia crisis generada en la yuma, y los supervivientes de la isla ya no querrán saber nada de la revolución…como he leído a algún majadero… Todo un banquete de glotonería y de nunca cumplidas promesas, que sigan pensándolo en sus sueños húmedos…

    Pero volviendo al tema del covid19 en una versión de SARS, hay un trabajo muy interesante de Alan Cantwell, en inglės que en otro momento puedo mostrarlo aquí en la pupila, en donde entre otras cosas dice que la nueva pandemia de SARS (síndrome respiratorio agudo grave) no debería sorprender. Durante más de dos décadas, los funcionarios de salud han advertido sobre nuevas enfermedades causadas por virus “emergentes”. Con cada nuevo brote de enfermedad se nos recuerda que el “siguiente” matará a millones de personas en el futuro, quizás sea este COV19, y se culpa a la naturaleza o a los animales, pero se sabe perfectamente que es un bioarma que tiene sus señas de identidad y se sabe perfectamente qué identidad tiene, en China con este ataque que ha sufrido se ha puesto a prueba el sistema social político y militar u conocen de dónde viene y quién lo llevó. Por cierto, ¿Recordamos cuando el régimen de los Bush, con aquella guerra que se inventaron de la lucha contra el “eje del mal” y que iniciaron después de las torres gemelas en 2001? y habiendo invadido Irak, acusaron a Cuba de producir armas biológicas?, fueron momentos que la locura imperialista podía haberse descontrolado y haber pretendido invadir la isla, fue cuando Fidel habló entre otras cosas sobre la guerra total del pueblo, la misma que ahora se contempla en algún caso similar.

    Ahora el régimen del energúmeno Trump intenta un bloqueo naval a la Rep. Bolivariana de Venezuela aprovechando el COVID19….
    Veremos que nos trae además del confinamiento y las muertes por miles de personas en el mundo y que ya a la cabeza mundial los norteamericanos, Este coronavirus…

  5. Pingback: Toma la escoba. Por Ernesto Estévez Rams | La pupila insomne – Blog de Ana María Palos

  6. Pingback: Barre todo lo podrido / ¿Qué es un Soviet? / La mujer trabajadora en el camino de su emancipación. – PRES.O.S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .