Las aspiraciones de Hillary sobre Cuba. Por Néstor García Iturbe


Ya Hilary pronunció su discurso de aceptación.  Nuestra prensa, se encargó de transmitir sus puntos de vista sobre el evento.  Una noticia dada a medias, o donde faltan elementos, carece de objetividad y da la impresión de que se quiere crear un criterio sobre bases poco serias y profesionales.

Cuando digo, transmitir sus puntos de vista sobre el evento, es porque en momento alguno  se habló de los abucheos a los oradores de la cúpula del partido demócrata, los delegados de Sanders protestando por las trampas que había realizado el quipo de Hillary para escamotearle la victoria al que proponía toda una serie de medidas de beneficio para los más desposeídos, la represión policial contra los que protestaban por la nominación, el arresto a una periodista de TeleSur por estar filmando las protestas, además del escándalo de los e-mail y sus consecuencias para la llamada Seguridad Nacional de Estados Unidos, las opiniones de toda una serie de representantes de grupos de izquierda estadounidense que consideran a Hillary un representante de la clase dominante y su más fiel aliado. Muchas de las noticias que se difundieron terminaban resaltando lo dañino y peligros que pudiera resultar Trump, copiando el objetivo de los Demócratas de desviar la atención de los problemas de Hillary hablando de los de Trump. Muchos cayeron en la trampa.

En ese momento la noticia era difundir lo que sucedía en la Convención Demócrata, no las campañas contra Trump.

Como formando parte del espectáculo está la aprobación de la Plataforma Política, el 21 de julio se conoció esta.  La plataforma `pudiera considerarse la guía programática por la que el partido y en especial el presidente, si es electo, llevará a cabo su labor.  La misma incluye distintos aspectos, tanto relacionados con la situación interna de Estados Unidos, como de su política exterior.

Como es de esperar, dentro de la plataforma se dedica un espacio a lo que será la política de Hillary en relación con Cuba, claro está, si sale presidente.  La plataforma establece:

“En Cuba, continuaremos lo iniciado por Obama con su histórica apertura y terminaremos las restricciones de viaje y el embargo (bloqueo). También estaremos al lado del pueblo cubano apoyando su habilidad para decidir su propio futuro y disfrutar de los mismos derechos humanos y libertades de las que disfrutan la personas en cualquier lugar.

“En Venezuela forzaremos al gobierno a respetar los derechos humanos y responder al criterio de su gente.” 

Agregué lo de Venezuela por estar en el mismo párrafo de la plataforma, lo cual considero esta hecho a propósito.

(In Cuba, we will build on President Obama’s historic opening and end the travel ban and embargo. We will also stand by the Cuban people and support their ability to decide their own future and to enjoy the same human rights and freedoms that people everywhere deserve. In Venezuela, we will push the government to respect human rights and respond to the will of its people.)

Entonces, de acuerdo con la plataforma, si Hillary es elegida, continuarán las acciones de subversión política contra la Revolución, mantendrán el  financiamiento y dirección   de los grupúsculos, seguiremos teniendo Radio y Televisión Martí, continuarán tratando de dar más poder económico a lo que ellos consideran la Sociedad Civil y el sector privado, Seguirán acusándonos de violar los derechos humanos y de que en nuestro país no existen libertades como las que existen en cualquier lugar del mundo, sobre todo si son países serviles a Estados Unidos.

Dicen que terminarán con las restricciones de viajes a Cuba y con el bloqueo.  El mismo canto de sirena que nos ofreció Obama cuando se inició el proceso de restablecimiento de relaciones y que no se ha materializado, seguimos con el bloqueo  y con las restricciones de viaje. De devolución del territorio ocupado por la Base Naval estadounidense en la Bahía de Guantánamo ni hablan, parece que eso estará en el plan  de los próximos  aspirantes.

En fin, no encuentro nada nuevo en la Plataforma, más de lo mismo y continuar con los planes de Obama de destruir la Revolución Cubana, utilizando otros métodos, después de reconocer que los que utilizaron distintas administraciones, demócratas y republicanas, durante cincuenta años, habían fracasado.

Insisto en la forma en que debemos enfocar lo que está sucediendo en Estados Unidos en relación con las elecciones, debe ser de la forma más objetiva y amplia posible, sin tratar de crear una opinión desfavorable hacia alguno de los candidatos, sobre los que politólogos estadounidenses  han  dicho  resultan los peores que han aspirado a la presidencia desde que se fundaron los Estados Unidos.

La opinión que tratemos de crear en Cuba no beneficiará a cualquiera de los aspirantes, los cubanos no votamos en estas elecciones. Serán los estadounidenses, utilizando un sistema electoral caótico, cuyos resultados están muy lejos de reflejar la verdadera voluntad del pueblo y menos sus intereses, a los que se les presentará un resultado, siempre el que más convenga a las grande corporaciones y al 1 por ciento que acumula la mayor riqueza del país.

En ocasiones algunos compañeros hablan de estas elecciones, como si fueran verdaderamente libres, limpias, sin  fraudes y escándalos  que se ponen de manifiesto desde las primarias.  Como si aquel fuera un sistema electoral que verdaderamente pudiera calificarse como propio de una Democracia Representativa.

El análisis político debe primar sobre el criterio personal, o el apuro al copiar un cable de una agencia estadounidense, para nosotros sacar una noticia.

12 pensamientos en “Las aspiraciones de Hillary sobre Cuba. Por Néstor García Iturbe

  1. Pingback: Las aspiraciones de Hillary sobre Cuba. Por Néstor García Iturbe | Golpeando el Yunque

  2. ¿Qué entenderá la belicista e imperialista Clinton por “derechos humanos y libertades de las que disfrutan las personas en cualquier lugar”? Muy grande tiene que ser el desprecio de esta señora hacia los cubanos si lo que desea son los mismos derechos que han logrado con sus “guerras humanitarias” para afganos, iraquíes o libios. Cuando el imperio no tiene nada que ofrecer a un pueblo que vive fuera de sus confines respecto de las condiciones de vida que le ofrecían u ofrecen regímenes nacionalistas, sino que tiene el firme propósito de usurpar los derechos adquiridos y saquear sus recursos, la conversión en estado fallido se convierte en una necesidad. En estos países mencionados ha resultado muy fácil condenarlos a las condiciones de vida de la edad media o a la huida a ninguna parte gracias a los servicios prestados por el aliado terrorismo yihadista, financiado y entrenado por ellos mismos y por sus aliados en el primer y tercer mundo (como Arabia Saudi y Turquía). Las jóvenes afganas, que lucían minifalda y estudiaban gratis en la universidad cuando Afganistán mantenía relaciones con la URSS, ahora están obligadas a utilizar el burka y soportar toda clase de humillaciones. Para los jóvenes libios, que tenían sanidad y educación gratis, así como ayudas económicas a la hora de contraer matrimonio, el tsunami imperialista, que no disponía de ninguna fórmula racional para explicarles que la guerra humanitaria no tenía otro objetivo que despojarles de sus derechos y riquezas, les ha condenado a ser refugiados en ninguna parte o pasto del fanatismo yihadista. Estos son los derechos humanos y las libertades que la Clinton reserva a los pueblos desestructurados y rebeldes del vigente orden imperial.

  3. Excelente análisis profe, lo d la plataforma puro cuento, más de lo mismo. Ahora bien, ya sabemos que o la Hillary (otro Obama pero mujer, con todo lo que eso significa) o el extremista y archienemigo de los inmigrantes de Trump, ¿para Ud. quien será más beneficioso para Cuba (lo que para nada quiere decir que lo será para el mundo)? Y fíjese bien, esta pregunta amén de conocer un poco la reencarnación y consecuencias de la política norteamericana de los últimos 20 años, para mí con un asterisco enorme consideraría más llamativo al loco de Trump, por lo que significaría para la Ley de Ajuste y el bloqueo.

    • Hillary es un peón del sionismo y como tal va a llevar a este país a una guerra continua; los israelitas buscan la bronca y los americanos la pelean.
      La cagástrofe de Bush el pequeño sería una pálida parodia de la situación en que la Clinton sumiría a este país.
      Siendo usa como es, según palabras de Shamir, el más importante de los territorios ocupados ( wall street, reserva federal, Hollywood,Congreso y Ejecutivo ) el espectáculo macabro de Netanyahu despreciando al presidente y obteniendo aplausos atronadores y votaciones por unanimidad, la perspectiva de una presidenta que en el primer día de su gobierno enviaría una comisión a Israel a buscar órdenes, da miedo.
      Recordemos que en la Torah se recomienda el trato de los judíos a los goyim o gentiles por el concepto de que Jehova hizo a los gentiles con forma humana para que así pudieran servir a los judíos.

  4. Estos dos partidos son más de lo mismo, nada los diferencia, hay que ser muy ignorante para creer que la Clinton es mejor, pero es verdad que a algunos ilusos los puede confundir cuando se pone al Trump como un fascista, y bien que lo es y no se dice lo mismo de su contrincante, porque son como dos gotas de agua.

    De lo que sí estamos seguros que los revolucionarios cubanos, cualquiera que sea el presidente del imperio, seguiremos, sin prisas pero sin pausas como dijo nuestro querido presidente RAÚL, el camino victorioso hacia lograr el perfeccionamiento de nuestro SOCIALISMO, y de ahí no nos apartará nada y nadie.

    • De acuerdo con el concepto más ortodoxo de “fascista” la señora Hillary lo es más que el Donald; está más comprometida en la relación negocio-estado.
      Ved el filme El fascismo corriente.

  5. Iroel;
    A veces disentir es difícil porque al tratar un punto aislado del discurso parece que se disiente del conjunto. Yo suscribo la mayor parte del artículo.
    El partido depublicano (sic) ha realizado dos convenciones. El rojo se ha quedado sin otro recurso que apoyar al Donald, a quien mastica pero no traga. Las reservas del ala roja para con Trump son las mismas del azul. Las trampas y la demagogia de los últimos son tan evidentes que una gran porción demográfica, la masa silenciosa, que casi nunca vota, ha despertado con el discurso irreverente de Trump, y es una fuerza tremenda.
    ¿No sería bueno un poquito de paz?, se pregunta en una conferencia de prensa donde lo cuestionan por una frase desafortunada acerca de Rusia. Ya la Clinton no tiene con quién guerrear y ahora formaría jodienda con Rusia si llegara a presidenta.
    Después del escándalo de la Wasserman y su campaña, podemos estar seguros de que la Clinton goza de inmunidad entre los medios de prensa y el aparato de poder.
    Según Voltaire creo, es un favor de Dios el que tu enemigo haga el ridículo. Y ya toda la fauna demócrata en rara alianza con el republicanismo bushiano, está haciendo el ridículo.
    Para un ciudadano despierto, la promesa de continuidad del gobierno obamista, debería provocar escalofrío.

  6. Hillary es una perfecta HdP que rio cuando mataron al Gaddafi y hace poco prometió más guerra contra al Assad (lo cual puede llevar aun enfrentamiento militar con Rusia). Y su afán respecto a Cuba es jodernos, sin más allá ni más acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s