Cuestionar el reguetón no es necesariamente un prejuicio. Por Carlos Ávila Villamar


Después de leer tantos análisis sobre reguetón, he identificado dos premisas fundamentales acerca de la cultura que están implícitamente asumidas en la mayoría de ellos. La primera, la de los más críticos, afirma que la cultura es un condicionante de la sociedad, y que por tanto el reguetón es malo, porque empobrece el gusto musical y promueve los valores más ruines. La segunda premisa, sostenida por analistas que hablan desde una neutralidad cómplice, afirma que la cultura -en este caso el reguetón- es una expresión de la sociedad, y por tanto no debe ser juzgado. No espero posicionarme en el centro de estas dos posturas, cosa que sería muy fácil e improductiva, solo quiero reducirlas a su argumento de fondo, y evitar por tanto declaraciones irresponsables.

Discutir sobre moral o sobre belleza es posible, cuanto más, si las distintas posiciones aceptan axiomas comunes sobre moral o belleza. Pasemos entonces a armar un análisis del reguetón como fenómeno basándonos en estos dos campos, en estas dos arenas movedizas.

La cultura condiciona la sociedad, eso no se discute. Los niños quieren ser como los héroes de los audiovisuales de moda. La cultura es una expresión de la sociedad, eso tampoco se discute. Los superhéroes no serían tan exitosos de no existir un público inicial de inadaptados, solitarios, personas con la necesidad de tener otra identidad. Superman y Spiderman son perdedores convertidos, por acto de magia, en seres poderosos, ahí está su encanto. El doble carácter de la cultura, el de condicionante y el de expresión de la sociedad, es particularmente visible en el caso del reguetón. Muchos cantantes esbozan palabras, frases, maneras de gesticular que son luego reproducidas por sus seguidores. Y esos seguidores existen por una combinación de varios factores: la estupidez que porcentualmente posee un segmento de población cualquiera, sin importar su nivel de desarrollo o el sistema al que se adscriba, la ignorancia inducida por una mala educación y el consiguiente florecimiento de valores ingenuos, y por último (este factor no existía en un principio) a causa del gigantesco aparato de propaganda consciente e inconsciente que tiene el reguetón en nuestros días.

Hay dos grandes acusaciones al reguetón como condicionante de la sociedad. La primera es moral, porque tanto la letra de una buena parte de las canciones como sus más frecuentes videos son una exaltación al consumismo más crudo, a la delincuencia, al dominio de un género sobre el otro. La arena movediza moral, en este primer aspecto, no resulta tan movediza, porque la mayoría de los legitimadores del reguetón no cuestionan en sí los axiomas por los cuales son condenables estas conductas, lo que cuestionan es la responsabilidad del reguetón en estas conductas cuando aparecen en la sociedad. Grandes obras literarias o cinematográficas contienen en alguna medida semejantes exaltaciones de valores que tenemos por negativos, lo que sucede es que no hay un bombardeo constante de novelas o películas que exalten la pederastia, por ejemplo, solo hay casos más o menos aislados, cuyos efectos han resultados casi nulos, también, porque no han existido las condiciones para una estampida de pederastas. Y bueno, sabemos que la violencia cinematográfica o televisiva sí ha provocado fenómenos sociales, puesto que está más generalizada. En regiones como Centroamérica, donde existen las condiciones sociales idóneas, un bombardeo cinematográfico y televisivo de exaltación de la figura del delincuente ha contribuido al crecimiento desmedido de la delincuencia juvenil. El reguetón en ese sentido tiene brazos larguísimos, dada la cantidad de veces que puede sonar una misma canción durante el mismo día, en el oído del mismo oyente, y dadas las preexistentes condiciones sociales de América Latina.

La segunda acusación al reguetón como condicionante de la sociedad es estética, y resulta más compleja de analizar.

Una pieza de piano o una pintura abstracta constituyen lo más parecido que existe al arte puro, aquel que puede prescindir de conceptos previos como el lenguaje, en el caso de las canciones con letra, o como las figuras que se llevan al lienzo en una naturaleza muerta o un desnudo, y que el espectador pronto reconoce. El arte puro, a pesar de esto, no existe. La pieza de piano está sujeta a nuestro modo de escuchar la música, que se basa en compases de 4/4 o 3/4, en el caso de los valses, y la contemplación de la pintura abstracta puede depender de una cosa tan simple como nuestro modo de leer (los árabes, que leen de derecha a izquierda y de abajo hacia arriba, comienzan a ver una imagen desde la esquina inferior derecha, eso cambia su modo de entender la distribución de colores y formas). Ni hablemos de cuánto la memoria de piezas musicales o pinturas anteriores afecta nuestra percepción de una pieza musical o una pintura en el presente. No hay un valor innato en ninguna obra de arte.

Asignamos el valor de acuerdo a valores adquiridos. El arte cuyo poder de impacto sea más dependiente a su contexto suele borrarse pronto de la memoria de la gente. El arte cuyo poder de impacto sea menos dependiente suele trascender. Pero nunca se sabe en cuánta medida se depende o no, o en cuánta medida cambiará un contexto dentro de los próximos años. Decir que una u otra canción pasará o no la posteridad siempre será un juicio apresurado, lo que se puede hacer es hablar de novedad y poder de conmoción en el presente. No debe el lector confundir estos términos con la popularidad que tenga una canción, sino con su capacidad de cambiar en un hombre la forma de escuchar música. Casi todos los géneros musicales que hoy existen, con sus respectivos públicos, partieron de una o dos canciones capaces de fundar una nueva sensibilidad. Las grandes obras de arte se escurren por las grietas de nuestras mentes y encuentran espacios nuevos, cuartos que al verlos por primera vez nos parece que los conocimos siempre. En esta capacidad epistemológica y en nada más encuentro el valor de una obra de arte. El reguetón, como sabemos, hace lo contrario con la sensibilidad de sus oyentes.

Salvo una que otra frase ingeniosa o una fusión remotamente interesante, el reguetón se basa en repetir hasta el delirio lo mismo: la innovación o la sutileza son conceptos desconocidos en él. Me da gracia que haya gente que afirme que existe una variante nueva de reguetón, más extrema, llamada trap. El trap en la práctica resulta más de lo mismo, es solo una etiqueta que hace parecer que existen cosas nuevas dentro del género. El trap es una estrategia comercial, no una corriente. El ritmo del reguetón, monótono hasta niveles inimaginables, se mantiene invicto únicamente por la empobrecida sensibilidad de la mayoría de sus oyentes, tan cómodos y adaptados a unas pocas fórmulas, que llegan a despreciar prácticamente todos los demás géneros musicales.

En el subconsciente de las personas que escuchan asiduamente reguetón, la música se divide en divertida (o sea, bailable, o sea, reguetón) y aburrida (música para escuchar). Lo gracioso es que casi todas las personas que escuchan reguetón dicen lo mismo, que no les gusta tanto, pero que lo bailan en fiestas y clubes nocturnos, que en realidad les gusta más tal cantante de moda, cuyo nombre implique una menor connotación negativa. Por supuesto, esos otros cantantes no les gustan de verdad, solo los tienen como fachada, un esnobismo de tercera clase, por así decirlo. Para los oyentes asiduos de reguetón, toda la música en inglés, así como toda la música cubana que no sea reguetón, no puede considerarse bailable, se haría para escuchar, es decir, para disimular. En su mundo existen los que aceptan que les gusta el reguetón, y los pretenciosos que fingen no gustarle. No estoy exagerando, hablo en serio.

Vale la pena hacer una salvedad: creo que el reguetón tiene un puñado de buenas canciones («Atrévete», de Calle 13, «La tortura», de Shakira, «Bailando», de Descemer Bueno…), lo que pasa es que cuando una canción de reguetón resulta lo suficientemente buena, el mismo público deja de considerarla reguetón.

Ha quedado claro hasta ahora, según entiendo, por qué creo que el reguetón carece de valores estéticos, y lo que es peor, por qué termina empobreciendo el gusto musical promedio de un país. Existe, sin embargo, un último argumento a favor de la neutralidad, tal vez el más interesante, y el que los oyentes de reguetón menos utilizan: es cierto que el reguetón es música chatarra, pero ocupa un lugar que siempre tendrá que ocupar algún género musical. Una parte significativa de la bachata, la timba, así como buena parte de la música electrónica y del hip hop, apenas son un poco mejores que el reguetón. Luego quedan dos salidas. Uno puede aceptar o no que siempre habrá música chatarra. Si lo aceptamos, la crítica al reguetón se volverá un sollozo inútil. Si no lo aceptamos, queda una última paradoja estética: ¿es preferible que todo el mundo escuche Chopin en lugar de reguetón o bachata? La instintiva respuesta positiva es problemática. Borges se pregunta en algún momento si es preferible una biblioteca que esté constituida únicamente por La Eneida, repetida en tomos incontables, o una biblioteca que contenga La Eneida junto a otros textos de calidad diversa, a veces dudosa. Termina prefiriendo la segunda, porque la calidad de una biblioteca no se mide por la calidad promedio de sus volúmenes. De igual modo, vale la pena preguntarse si la calidad cultural de una sociedad se mide por el gusto promedio de sus individuos.

La respuesta a esta última, ingeniosa defensa, es que la diversidad y la propia supervivencia de los otros géneros musicales se ve amenazada por el reguetón. El riesgo de la monotonía, ejemplificada en los incontables e idénticos volúmenes de La Eneida, el arte encumbrado, se expresa en realidad en las incontables e idénticas canciones de reguetón, interpretadas por incontables e idénticos artistas, que literalmente roban el espacio y las fuentes de ingreso de músicos verdaderos.

El reguetón, además, se manifiesta de una manera mucho más violenta y excluyente contra otros registros culturales de lo que lo hacen otros de los llamados géneros chatarra. El oyente promedio de reguetón, como he explicado, suele cerrarse mucho más de lo que se cierra el oyente promedio de bachata o de música electrónica, porque la cultura que subyace detrás de las canciones prefiere el regodeo en sí misma, enseña que la idiotez es motivo de orgullo. En resumen, y ya asumiendo una postura sobre si el reguetón debe o no ser censurado, diré que prefiero una sociedad donde la idiotez sea perseguida a una donde sea exaltada.

42 pensamientos en “Cuestionar el reguetón no es necesariamente un prejuicio. Por Carlos Ávila Villamar

  1. “En resumen, y ya asumiendo una postura sobre si el reguetón debe o no ser censurado, diré que prefiero una sociedad donde la idiotez sea perseguida a una donde sea exaltada.”…ojalá los que tienen que tomar decisiones culturales no suscriban tu postura…en el pasado el rock, la nueva trova y otras yerbas sufrieron a tipos como vos…la cultura de un pueblo, sobre todo que quiere construir un nuevo tipo de sociedad, se construye con inteligencia y no con censuras aunque parezcan “idioteces” …a pensar no ha censurar…Acá tenes lo que hace la pupila asombrada…la idea es insistir e insistir nunca censurar…
    Saludos

  2. Maño, en primer lugar me parece siempre graciosa la comparación que se hace del reguetón con el rock, la nueva trova, el mambo… No, no tienen nada que ver. Es el reguetón el que está censurando al resto de la música, y de espontáneo no tiene nada. Nuevamente, como dije en el artículo, no parto de un prejuicio. Contra el rock y contra la trova existían prejuicios. Contra el reguetón existen argumentos. Acabo de mostrarlos. Bueno, lo importante acerca de la censura. No quiero decir que se expulse a nadie de un trabajo porque escuche reguetón, quiero decir que no se difunda en la televisión, en la radio, en los centros recrativos, nocturnos, playas, piscinas y sobre todo escuelas. Eso es censurar también, y la censura no es necesariamente negativa. Si nuestro estado no lo hace con el reguetón es porque tristemente no tiene el control para hacerlo. Insistir ? Sermonear? Nunca ha funcionado ni lo hará.

  3. La censura no es la solución, no lo será nunca. Yo escucho todo tipo de música incluida reguetón, y soy de los que en muchas ocaciones voy a una discoteca y me molesto porque el DJ lo único que pone es reguetón y reguetón hasta el cansancio. Pero sigo pensando que la censura no dara la solución al problema. Imáginese que a usted le gusta el chocolate y le digan que no lo puede comer más porque alguien dijo es dañino, se moletaria seguro ¿no?. Lo que si creo que se pudiran crear políticas para que el reguetón que sea difundido y más escuhado sea el reguetón bueno (con buenas letras y buen mensaje, que no aga alución a la violencia ni discrimine a la mujer) porque existe ese tipo de reguetón. La sensura traeria más problemas que soluciones.

  4. La censura siempre es negativa porque coarta el derecho del otro, la libertad del otro…cuando digo insistir es en educar, educar el odio en otras cosas y para ellos no es que se censure esa música popular sino que se exija un equilibrio sin prohibirla pero además hacer propuestas culturales que enamoren otras músicas ..salvo Silvio y su propuesta de conciertos en los barrios dime cuando llevamos a una Sinfónica al Juanelo y luego me decís. ..todas las músicas serán capaces de conmovernos en determinadas circunstancias, tenemos que educar a que el individuo se sensibilice ante ella. ..
    Cuando escuche por primera vez en mi vida a Glinka no me gustó, un compañero ruso de entonces me dijo cuando sientas el Dux ruso, tu corazón lo aceptará. ..tenía razón.
    Insistir insistir con más cultura nunca censurar.
    Saludos

  5. ” Para mi concepto y PRINCIPIO como ser Humano , Para mis oidos y la Musica que tanto Ama mi ser y alma , mis sentimientos, mi Vida , PUEDO afirmar desde el Primer dia que Horrorizado y REPUGNANTE escuchaba solo unas letras de ese POBRE ‘ reguetón ” Ni es musica Para mi ni Tienen letras Para una cancion ”
    MEDITANDo yo siempre en preservar la cultura y esta Historia de mi Patria de Cuba , Preservar esos Valores de Cuba , Defenderlos hasta mis ultimas conscecuencias , ” ESTE TIPo de MUSICA se INTRODUJo en mi CUBA con idea de ATACAR a los valores y Cultura de mi Cuba como Tambien con la idea de algunos MORDERLE la MANO al Sistema POLITICo de CUBA y a la revolucion Cubana ” a traves de las letras pobres de una cancion.
    Sinceramente; nadie que diga que estoy Loco , esta idea la tube desde ese primer dia , NO comtemplo Todo ese reguetón ” ya cuando se PONIA de querer ellos Ponerlo de Moda , me refiero al mismo Principio de el mismo ” Pero de todas formas ” Pienso que el ” reguetón ” Empobreze al Alma , y a la Cultura Cubana “

  6. Empezaré por una pregunta no tan obvia: ¿Cómo se pasa de “colaborar” con OnCuba, la única revista norteamericana con una corresponsalía permanente en La Habana, a ser un informador abducido, que expone sus opiniones, más bien sus prejuicios, en un medio igualmente politizado, desde una anacrónica perspectiva oficialista, como lo es La pupila insomne? Que podrías elegir digo. ¿Acaso fuiste seducido y estás pasando un año adicional de servicio militar en la Brigada de la Frontera en Guantánamo antes de incorporarte al servicio diplomático? En fin. Usted sabrá. Lo primero que debería hacer alguien que se dedica profesionalmente a opinar es formarse y luego cuestionar lo que piensa que sabe. Asumir que su argumentario, en este caso el suyo, quise decir, el tuyo, está limitado a exponer, para su desgracia, públicamente, una serie de prejuicios de tipo estético pero sobre todo ideológico, un desconocimiento supino sobre las dinamicas socioculturales, la composición sociodemográfica de la nación cubana, los orígenes y proyecciones de los fenómenos artísticos pero también, sobre todo, la actualidad económica depauperada que afecta al pueblo. Vamos por parte. El reggaetón es un subgénero musical esencialmente urbano, caribeño, que arrastra, para bien y para mal, muchas de las peculiaridades de una propuesta musical despojada de pretensiones intelectuales evidentes, que no ideológicas. Tu artículo, cosa curiosa, insiste en establecer una diferenciación clasista en la que en teoría un muy bien formado e informado periodista cubano, caucásico, habanero, joven, se dedica a satanizar un fenómeno que en el peor de los casos debería ser sometido, ojalá ocurra, al análisis científico desde el arsenal que ofrecen la antropología y la sociología, no tanto desde la musicología, donde al parecer todo ya está dicho, que tampoco es así. Estás en tu derecho de ser un detractor del género pero en algún momento te atreves a establecer tu lista de éxitos al respecto. ¿Lo odias un poco? ¿Lo odias a medias? ¿Lo odias del todo? ¿Tu supuesta capacidad intelectual te sitúa muy por encima de sus “cultores” y del público masivo que consume el género, por demás adictivo hasta el paroxismo? ¿Te has preguntado por qué su consumo es multitudinario? ¿Has hecho algún estudio que avale los evidentes o supuestos efectos negativos que ha ocasionado el reguetón a la cultura cubana, de la cual tú pareces ser un supremo defensor, autorizado para romper lanzas? Imagino que para tí la rumba, que es un género igualmente urbano, machista, patriarcal, violento, misógino, no debería formar parte del patrimonio intangible de la nación cubana? ¿De veras que la cultura condiciona la sociedad? ¿Te has puesto a pensar que quizás el reguetón sea el síntoma y no la enfermedad crónica, en este caso, el fracaso estruendoso de un sistema educativo disfuncional y estancado? ¿De veras que la violencia viral que afecta América Latina en pleno se debe al efecto que causa la música urbana, es decir, el reguetón? No me jodas. No estoy diciendo que el género sea ideológicamente inocuo. Eso sería pecar de ingenuo, pero de ahí a adjudicarle todas las culpas de la crisis de valores que evidentemente afecta a la sociedad cubana contemporánea me parece de un fariseísmo incuestionable. ¿Tienes alguna propuesta qué hacer, en concreto, para revertir los efectos “nocivos” del consumo masivo del reguetón? ¿Enviamos a los que lo escuchen a campos de reeducación existencial y sentimental? Se te va a quedar pequeña la capital de Cuba y las áreas verdes aledañas. Lo que te recomiendo, humildemente, es que escuches, no reguetón, no vaya a ser que acabes enfermo del alma, con una alergia incurable, o peor aún, que seas contagiado por la fiebre del género y acabes perreando con una mulata de armas tomar en La Piragua o dónde sea. Escucha a la gente. Bájate de tu torre de marfil. Abandona tu burbuja de seguridad. Pedalea en un bicitaxi. Agárrale el pulso a la ciudad de La Habana, que es algo más que Vedado y Playa. Luego, cuando hayas caminado un poco por los barrios eufemísticamente periféricos entenderás, al fin, por qué la gente se deleita con el reguetón.

  7. Pingback: Cuestionar el reguetón no es necesariamente un prejuicio. Por Carlos Ávila Villamar | argencuba

  8. Me parece que a este comentarisa se le fue la catalina y aprovecha la diatriba infundada e exagerada contra Carlos para despotricar contra el socialismo, nuestra política cultural, sistema de educación y nuestro blog. Al compañero Carlos, le sobran méritos y pedigrí para escribir sobre estos temas. El único que ha sido abducido e inducido por el pensamiento hegemónico es el comentarista de marras a quien le ruego no equipare a la columbia, el guagancó ni el yambú con reggaetón. Y mucha honra a nuestra BF, Orden Antonio Maceo, inexpugnable bastión antiimperialista y ejemplar entre ejemplares.
    Karl Marx y La Conspiracion Capitalista del Reggaetón:

    Marx y el reggaeton: ¿por qué al capitalismo le urge crear un ejército de empleados de reserva?
    https://culturacolectiva.com/musica/por-que-al-capitalismo-le-urge-crear-un-ejercito-de-empleados-de-reserva/

  9. Alejandro, más allá de algunas cosas para señalar del comentario de Rolando me quedo con su esencia, si se quiere encarar un tema de esta índole con los prejuicios de Carlos y su propuesta simplista no llegaremos a buen puerto, adquirir una cierta cultura no puede ser sinónimo de perder el origen al cual pertenecemos…te dejo el documental de Silvio que se positivamente que lo has visto pata refrescar la esencia de la opinión de Rolando

    Pero ya que entraste en el tema político del asunto, te diré algo, Cuba era un país anticomunista por excelencia, y hoy tenemos medio millón de afiliados o más al partido comunista de Cuba, la más grande revolución dentro de la revolución fue la cultural y hay que seguir haciendo sobre todo cuando se introducen cambios económicos necesarios que mal aplicados envenenan como todo lo que toca el Capitalismo, Cuba siempre fue agredida culturalmente y siempre encontró respuestas inteligentes para hacerle frente no sin errores pero proponiendo caminos nuevos, reza el dicho si mahoma no va a la montaña que la montaña vaya a mahoma…busquemos nuevas soluciones para viejos problemas…quien te dice que la pupila asombrada se pueda llevar con shows en vivo a los barrios. ..como cuando se llevaba el cine a principio de la revolución que nadie conocida o muy pocos. ..no soy especialista en la materia …cultura cultura y diversidad es el camino.
    Saludos

  10. Alejandro, más allá de algunas cosas para señalar del comentario de Rolando me quedo con su esencia, si se quiere encarar un tema de esta índole con los prejuicios de Carlos y su propuesta simplista no llegaremos a buen puerto, adquirir una cierta cultura no puede ser sinónimo de perder el origen al cual pertenecemos…te dejo el documental de Silvio que se positivamente que lo has visto pata refrescar la esencia de la opinión de Rolando

    Pero ya que entraste en el tema político del asunto, te diré algo, Cuba era un país anticomunista por excelencia, y hoy tenemos medio millón de afiliados o más al partido comunista de Cuba, la más grande revolución dentro de la revolución fue la cultural y hay que seguir haciendo sobre todo cuando se introducen cambios económicos necesarios que mal aplicados envenenan como todo lo que toca el Capitalismo, Cuba siempre fue agredida culturalmente y siempre encontró respuestas inteligentes para hacerle frente no sin errores pero proponiendo caminos nuevos, reza el dicho si mahoma no va a la montaña que la montaña vaya a mahoma…busquemos nuevas soluciones para viejos problemas…quien te dice que la pupila asombrada se pueda llevar con shows en vivo a los barrios. ..como cuando se llevaba el cine a principio de la revolución que nadie conocida o muy pocos. ..no soy especialista en la materia …cultura cultura y diversidad es el camino.
    Saludos

  11. Hoy en día guardamos celosamente la imagen de mil casas eclécticas idénticas y deterioradas, impidiendo por razones patrimoniales demolerlas y hacer ciudades nuevas. No hablo de grandes edificios o ejemplos excelentes, sino del común. El argumento es que son parte de nuestra historia e identidad. Llevándolo a la creación artística, como la identidad está en constante desarrollo, dentro de un siglo deberíamos guardar celosamente todas las composiciones reguetoneras, que son expresión genuina del sentir social, lenguaje cotidiano, sentimientos, acordes, creatividad, valores, que nos rodea hoy en Cuba, o sea nuestra identidad actual. Lo duda? Camine un poco. La cultura condiciona a la sociedad que la crea, o viceversa. El reguetón es una expresión del estado de la sociedad cubana. En otro estado de cosas, no tiene esa cabida ni aceptación, por muy animal o básico que resulte. En un siglo, un museo y un eusebio leal del reguetón! O comencemos a cambiar desde ahora nuestra visión de todas las cosas, porque el chanchán es tan básico o tonto como el reguetón, el órgano oriental repite la misma música, y hay dos o tres cancioneros más que realmente no aportan nada sino vacío. El reguetón es el nieto descarnado también de todo eso.

  12. rolando, le confieso que me ha alimentado las ganas de escribir, solo que no para usted. su primera pregunta es muy interesante. trate de responderla solo

  13. Para mi el ” Reggaeton ” nunca existio ni existera, una musica sin letra y una LETRA SIN MUSICA que solo a las personas de escasa inteligencia y aquellas con ” BAJAS AUTOESTIMAS ” ven en ella lo que en sus vidas miran y como se desenvuelven, personas sin talentos, me refiero a sus FANS y a muchos de ellos, para mi es agredir a mi Cultura Cubana , a mi Historia de Cuba y asi mismo se la canto a cualquiera, Decir REGGAETOn es como decir Fango , Lodo (o) Tierra antes de llover esa Musica sin sentido y muchas con hasta dolor de PARTO.
    MUSICA para mi es aquella y esta misma , por ejemplo :

  14. y por ultimo , esta belleza de cancion, la misma belleza de nuestra Cuba y nuestro Pueblo Cubano,Para mi esta si es musica , aquellos que escojan sus canciones y musicas, yp me quedo con la de cuba, con la educasion de Todo un pueblo , con la inteligencia de todos los cubanos , aquellos , quienes primero anteponen a todo su mismo Respeto Y dignidad Por la Vida y no por lo vulgar de ella.

  15. El señor Rolando Leyva Caballero se refirió al autor del artículo como “caucásico”, entre otras cosas. Me van a perdonar mi ignorancia, pero no conocía yo la existencia de caucásicos en Cuba. Pero bueno, después de leer que “el Reggaeton es un subgénero musical” se puede esperar cualquier cosa. Ahora resulta que un engendro pedestre o bazofia se constituye, de manera postmoderna, en “subgénero musical”. Después de esto, Qué Dios nos agarre confesados.

  16. Una de las leyendas rurales de la Cuba de principios de la Revolucion, narraba que una brigada cultural llego a un pueblo aislado de la campinha cubana y hallo que los pobladores se conocian muchas obras de la musica clasica, sinfonica o como quieran llamarle. Aquel pueblo, mayoritariamente analfabeto, por un extraordinario accidente radioelectrico, solo podia sintonizar a Radio Musical Nacional y por tanto su consumo cultural diario era aquella musica que se asocia usualmente a los antipodas de lo popular.

    Traigo a colacion la anecdota porque la relacion entre popularidad y calidad es muy compleja. Como es compleja la relacion entre lo que se consume culturalmente y la realidad social que le da sustento. Y complejo significa que esta lejos de una linealidad donde causa y efecto son relaciones evidentes.
    Tampoco pueden obviarse que en el mundo de hegemonias culturales transnacionales en que vivimos, resulta dificil creer que generos como el raegueton son realmente productos “populares” salidos de realidades y no productos de laboratorio de la maquinaria de consumo cultural en que se ha convertido la industria del entretenimiento global. Con independencia de que el regeaton este alimentado de determinado substrato social y realidad economica, su dinamica rebaso desde un comienzo y hasta ahora esa posible (probable ?) raiz para convertirse en un mero producto comercial banal sin contraparte aparente en una vertiente no comercial o mas genuina. Eso lo diferencia de otros generos o subgeneros, o lo que les de la ganade llamar, tambien populares.

    La salsa puede ser muy comercial y muy mala pero tiene una contraparte clara en obras de tremendisima calidad del mismo generos o de sus fuentes como el son o el merengue, o la cumbia, etc. La rumba puede tener obras muy malas y baratas pero tiene una contraparte en una rumba de altisima calidad de los papines o Tata Guines etc. Pueden haber boleros muy malos, bobos, sentimentalones pero todos podemos identificar las obras maestras de tantos maestros y maestras del genero. Hay hip hop de textos antologicos como contraperte de otro nihilista, aburrido o banal. Y el regaeton ? Tiene hasta hoy contraparte autoctona y genuina ? Tiene hasta hoy contraparte que escape del afan ultimo y unico de vender ? De complacer a un consumidor amaestrado en su monotonia musical y de textos de pobre factura poetica ?

    Pero coincido con Manho en que la batalla no es contra un genero musical. Acaso alguien se atreva a negarle al regaeton la posibilidad de redimirse? Y si manahana sale un poeta del regaeton que lo rescata con textos de poesia genuina ? Cercenaremos esa posibilidad con un gesto de mano que biblicamente se erige en juez supremo de un genero y lo declara mas alla de toda redencion. La musica, como cualquier otra arte, no es un fenomeno circunscrito a su esfera, rebasa la misma para proyectarse como fenomeno social. La monotonia ritmica del regaeton puede estar condenada a no ganar altura ( eso que lo afirme un musiciologo o algun entendido) pero eso no la hace socialmente inutil, incluso en terminos redentores. Como lo es el hip hop, que tambien es musicalmente monotono pero es fruto, largamente gestado, de las tribus urbanas desclasadas de los EE.UU que la fue haciendo expresion de su inconformidad. Su poesia cruda cumplia y cumple una funcion social de rebelion: es liberadora y es util a pesar de ser ritmicamente monotona.

    Ver en el regaeton el mal es perderse con los arboles sin ver el bosque. Esa misma industria colosal del consumo pseudocultural nos impone una mal llamada musica latina o mejor “latin music” para reducirnos hasta la estupidez generos musicales propios de nuestras culturas hasta hacerla papilla mediocre. Y cuantos detractores del regaeton no se percatan de ese peligro y la consumen placidos y tatararean sus obras banales y llenas de lugares comunes ? Cuanta mediocridad y banalidad en la misma Shakira que menciona el autor, incluida la obra que menciona, y que por no ser explicitamente grosera ya es “salvada” ! Cuantas personas consumen una aparente musica “culta” que no es otra cosa que la misma mona de la pseudocultura vestida de seda y son victimas del enganho, amaestrados tambien por las artes de estafador de esa maquinaria cultural transnacional. Cuantos detractores del regaeton bajan las defensas con el Yani de turno, que no sera grosera, pero es igual de mala y aburrida y tampoco tiene realmente contraparte de calidad. Cuantos enemigos del regaeton caen rendidos a la aparente grandiosidad de una musica mediocre porque se toco a los pies del Partenon ?

    Cuantos ofendidos por el regaeton caen rendidos a musica igualmente misogena porque esta no expresa su machismo con groserias pero no por ello es menos machista ? Hay menos violencia en una cancion que diga “Yo se que yo le gusto a esa mujer y ella sera mia sin remedio …” que en un regueton ? Hay menos violencia de genero en una cancion que justifique el feminicidio ejecutado por un aberrado que espera la muerte en la prision del SinSin que en un regaeton ? Todo ello sin la gran factura musical que la redima mas alla de su letra.

    La batalla es cultural, no de censuras, y lo es no contra un genero musical, sino contra una maquinaria creadora de un consumo desenfrenado de pseudocultura esteriotipada que corroe nuestras raices musicales y cercena la capacidad de esta ultima de seguir desarrollandose, renovandose y revolucionandose sosteniendose sobre lo verdaderamente genuino de su propia historia.

  17. Ernesto, he leído detenidamente su comentario. Dígame y por favor sea sincero, ¿de verdad cree que es posible un reguetón de calidad? suponiendo que sea posible y que siga siendo reguetón y no otra cosa, ¿quién exactamente lo financiaría en un principio y quiénes exactamente se convertirían en sus oyentes? ¿cómo se propagaría socialmente? estoy convencido de que no es posible hacer un reguetón de calidad, porque en tal caso se estaría haciendo otro género (y ojo, q las letras son lo de menos), pero si se pudiera, estoy convencido de que nadie lo haría, y si alguien lo hiciera estoy convencido de que nadie lo escucharia. Puede usted buscar en google los intentos por hacer reguetón cristiano, por ejemplo (repito, ponerle una letra politicamente correcta es como tratar de coser un huevo roto). Sobre la censura, creo que mucho más importante que la famosa censura política, por ejemplo, sería una honorable censura estética. Usted no pondrá en el cine esa película porque es muy mala y está destinada a decepcionar al espectador, usted no va a imprimir ese cuaderno de cuentos inmaduro y derivativo, usted no tocará en espacios públicos porque usted no es un artista.

  18. “Ernesto, he leído detenidamente su comentario. Dígame y por favor sea sincero,”

    Siempre soy sincero. Ahora bien, haces preguntas para las cuales no tengo respuesta. Como no sere yo quien haga las letras de calidad, no puedo decir si alguien las hara. Tampoco puedo negarlo. Lo demas, sobre financiamiento, divulgacion etc no va al punto esencial. Quizas nadie la financie y nadie la divulgue y nadie la oiga, pero eso no negara el hecho de que exista esa obra de calidad.
    Yo puedo compartir contigo el escepticismo sobre si el reagueton puede redimirse. De hecho lo comparto. Pero no me atrevo a eregirme en el absoluto. Me gusta que me sorprendan, sobre todo cuando me prueban que estoy equivocado. De cualquier modo tu comentario soslaya lo principal del mio. La batalla es contra la vulgaridad, la groseria, el mal gusto, la misognia, la violencia, el consumismo. No contra un genero. Si lo centramos contra un genero podemos darnos un tiro en el pie por su potencial de volverse boomerang. La batalla es contra la pseudocultura, se disfrace de regueton, o de Yani, o de Shakira, o de Ricky Martin, no importa de que se difrazca. Y esa batalla es cultural, no de censuras. De educacion, no de cercenar. Yo coincido en que la radio y la TV no puede permitir que se usen sus espacios para productos explicitamente groseros, sexistas, misogenos, chabacanes pero de cualquier genero, incluyendo obras de otros generos populares tan groseros, sexistas y violentos como cualquier regaeton. Estoy en contra de que se censure por genero. Defiendo el derecho del reagueton a no ser censurado per se, precisamente porque no me gusta.

  19. ! POOR FAVOR ! ! Porque tengamos LANA no somos CARNEROS ni siervos y mucho menos somos incredulous e ignorantes !

    ? Porque UTDS Traen a este AGLOMARDO y a los ilusos aquellos que el REGGAETON es musica y es arte , como tambien HABLAN de Los EXTRANJEROS y sus Musicas de REGGAETON ?
    ” Aqui no estamos hablando del Mundo , ni de ningun PAIS < aqui estamos VENTILANDO un REGGAETON Empobrecido y NEFASTO que se canta en Cuba y al principio de esa musica algunos ilusos y ignorantes la hicieron contra la misma sociedad de Cuba , contra el mismo Pueblo Cubano aeternamente agradecido de un Socialismo , de una revcolucion Cubana , de un Gobierno de Cuba y esa musica al nacer en Cuba no se CANTO para atacar al Bloqueo CRIMINAL ECONOMICO que a destruido las mismas BASES de una economia de Cuba y a destruido a muchos jovenes Cubanos perdiendo muchos sus identidades y valores morales, Esa musica de porqueria era introducida en Cuba Para a manera de PROTESTAD atacar y morderle la mano al el Gobierno de Cuba por jovenes que ni sabian que HACIAN si no avergonzarse a lo menos sus mismos padres de esas musica .
    Seamos realistas, " que despues la misma Fue cambiando pero con la misma PESTE a Vomito de PERRO , no lo negamos , pero esa musica NO era para diversion de un Pueblo Cubano Si no para agredir con MENTIRAS y palabras de Doble sentido a un Sistema POLITICO cubano y que para colmo ! Muchos INGRATOS aun hoy mismo Culpan a la revolucion Cubana del 1959 Por todas estas calamidades Sociales y economicas y no Tienen UTDS el valor y el decoro Humano como aquellos mismos musicos algunos Hoy en Miami " Pidiendo Comidad y ayuda a traves de la Internet despues de sus FRACASOS Y Frustaciones personales de CANTARLE al Verdadero Culpable "
    a mi lo que me duele MAS es ver a un Hombre o Mujer mal agradecidos y que no reconoscan la VERDAD de CUba .
    HABLEN Claro " no le echen mas agua al chocolate, aquellos oportunistas dobbler moral que escriben Hoy aqui aprovechandose de un valor y de una dignidad en que les dejan escribir y publicar sus BASURAS de cvomentarios.

  20. Deberíamos preguntarnos cómo se insertó el reguetón en nuestra sociedad, cuáles medios y dinámicas propiciaron que se divulgara y asentara en algunos grupos, y quiénes son sus mecenas. Su origen esta ligado a sociedades muy distintas a la nuestra donde se ejerce una violencia estructural por parte de los grupos de poder, y el racismo, la misoginia y la corrupción constituyen el modus vivendi. Contiene un fuerte componente de individualismo, antivalores y creencias ajenas al modelo de nación que aspiramos construir, todo lo cual contribuye a que se propaguen en nuestro medio relaciones de dominación y subordinación. Censuremos al reguetón y manifestaciones afines utilizando prácticas culturales inteligentes que logren controlarlos y transformarlos en productos con otras esencias y concepciones.

  21. La simbiosis de lo “culto” y lo “popular” en nuestra cultura, de Piano pa´ Rumba.

    Frank Fernández y su Guaguanpiano:

  22. ! gracias …Alejandro !
    ” por haber ” subido este regalo de Musica, de guaguanco,algunas veces bailado por mi, un regalo magistral de nuestro maestro Frank Fernandez ” si te fijas bien y todos UTDS < cuando la camara de video le Muestra a este maestro del Piano y del Arte de la Musica, Cantar tambien ese guaguanco,
    ver a ese grupo de cubanos " que se muestra el mismo Respeto , el cariño y carisma de nuestra gente en Cuba , de esa solaridad que muchos no se daran de cuenta de lo que quiero decir : " Por ejemplo : TU (o) yo mismo , cualquier ser Humano , de cualquier parte del Mundo , hasta un marciano, un extraterreste, Un chino , un japones, un Ruso , " llegan a Cuba , hacen cualquier pregunta, se ponen a conversar, hablan de cualquier tema, se ponen a compartir un trago, y hasta llegas a casas de cualquier Cubano, te sientas en su Sala, te brindan lo poco que tienen , te comparten lo poco que hay en esa familia, te reciben como un Familiar mas ! coñO! " Que cualquier Hombre (o) Mujer Cubano mismo , que VIVAN afuera de esa isla de Nosotros Cubana ? Digame UTDS ?
    ? Es igual? Cualquier de nosotros podemos hacer ESTO mismo, se Puede hablar y entablar una conversacion cualquiera con un Hombre (o) Una Mujer )
    ? Digame ? existe esa cultura , esa educasion , esa hermandad , esa MENTE SANA, Esa Humanidad, "
    Entonces mirando yo este Video, ma parecio estar en Cuba, Con esas mismas Ropas , con esos mismos tennis,
    ! UTDS se lo Pueden decir a cualquier Cubano < sin nada , con esa misma Humildad y sencillez ! UTDS son mas felices que aquellos que Rien Por no Llorar Porque ni lagrimas Tienen nbi conocen Para mostrar lo que hay en mi Cuba querida , " Quizas muchos no me entiendan , nunca , pero yo si entiendo a mis sentimientos , a mi corazon , ay a esta Cultura mia Cubana de la Cual dia a dia yo se representar donde quiera que me pare porque mi Cuba es grande y hay que REspetarla y este Guanguanco es Nuestra musica de Cuba , de los primeros negros que llegaroan del africa y supieron JUnto al mismo Indio Hatuey engrandecer a nuestra Cultura Cubana. " entre todos, Porque para mi es lo mismo un ser Humano de Hoy que los que poblaron por primera vez nuestra Digna Tierra Cubana.

  23. Alejandro, gracias por compartirnos esta joya.
    Oye hace falta que Corcho se pronuncie sobre esto que es lo suyo.
    abrazo

  24. Para mi no hay géneros de música malos, solo hay artistas buenos y artistas malos, se puede hacer una canción en regueton que no sea vulgar, que sea culta, que trasmita una idea o un pensamiento, el genero es solo la forma de expresar ese sentimiento, se puede cantar una canción en opera y ser una canción vulgar, así que para mi no es cuestión de genero, sino del que canta ese genero

  25. La primera impresión que me da, Ay,,Rolando el mio, sin ninguna crítica, es que algo no me “suena” bien en tu forma ni tu manera de utilizar las palabras, valga el tema de que hablamos en este post. Si nos dirigimos a buscar este subgenero musical que dices es el Reagan-tom, no coincido en lo que perreas, pero sobre gustos no hay nada escrito dicen.
    Cuando leo a Carlos, a mi no me dice eso de ¿Lo odias un poco? ¿Lo odias a medias? ¿Lo odias del todo?, responde, no responde, responde a medias., Carlos habla en su introducción de dos premisas: ” los más críticos, para los que la cultura es un condicionante de la sociedad, y por tanto el reggaetón es malo, porque empobrece el gusto musical y promueve los valores más ruines”. Y La segunda premisa,” los que hablan desde una neutralidad cómplice, afirmando que la cultura es una expresión de la sociedad y por tanto no debe ser juzgado”. A partir de esas dos premisas enfoca su argumentación, y desarrolla un tema como el reggaeton de la manera más “sociable”. En cambio la postura tuya Rolando o defensa de los reggueton, es como sus letras, perreando… como el ejemplo ese de la mulata, que parece que vas a descubrirnos ahora las mulatas, y oye donde quedan las mulatas chinas, las trigueñas, las jabatas, y las “caucásicas cubanas” Ufff…
    En fin Rolando el mio, no, no te odio un poco, ni a medias, ni tampoco del todo, simplemente ignoro tu manera, ignoro como subgénero que dices es el Reagan-tom, no porque no lo escuche, sino simplemente porque no es un subgénero musical, será otra cosa, y para defender el reggeaton no hace falta apretar la mandibula contra Carlos, periodista cubano caucásico, (parece boletín policial mayamero, caucásico, umm) ni tratarlo de burbuja andante, ni enemigo del ciclotaxi, este habitante habanero en el clasista vedado, ausente de lo periférico, que son parece los que ignoran el supremo ritmo reggeton que lo “cuestiona” todo, en especial al “oficialismo”, y a este blog también, según parece, eso Rolando no es ni perrear, eso es perreta, como te dice Alejandro…..

  26. Me he dicho, tranki Toco, tranki, esta vez no, porque va a pensar Cuban1 que soy un prepotente, o perseguidor de los de a pie o cederista, pero es que Cuban1, si me pides el pescao, te lo doy, pero es que despues de leerte, mia, tuya, dale, yo… ponte pa’ tu numero!

  27. Apretaandoo compañero Alejandro, te invito arroyando este año, te parece? con la conga santiaguera, ya puestos ,con ritmo moderno….

  28. Me llegó al corazón….la Conga de los hijos de El Cocoyé, el barrio Los Hoyos, la Placita de Santo Tomás, punto de convergencia donde radicaron revolucionarios y músicos de la estirpre de Guillermón Moncada, Quintín Bandera, Flor Crombet, los hermanos Maceo y Grajales, Frank y Josué País, Pepito Tey, Tony Alomá, Salvador Pascual, Otto Parellada, Joaquín Méndez, Vilma Espín, entre otros. Saludos.

  29. Así mismo Alejandro, abre que viene el cocoyé.. En carnaval, Santiago es alegre y segura como sus buenos hijos. (Méndez Cominches). Todos esos hijos e hijas de Santiago que nombras es La flor y nata, héroes y combatientes, Floro Bistel, con todos ellos y muchos más se eriza la piel. Santiago es mucho Santiago.
    He puesto ese video de conga cocoyé porque pareciera ser que leyendo a ese comentarista Rolando es el reggeton reivindicativo (??) habitante de los barrios marginales, residuales o vaya Ud. a saber, como si hablara de otra dimensión cubana fuera de las torres de marfil y burbujas de seguridad donde habitan los oficialistas o algo asi se sobreentiende, qué clase de bonitillo este comentarista..

  30. Aquí les dejo “Lo fiel de una gran verdad”, de Joaquín Méndez Cominches e interpretada por Las Bayamesas con la Orquesta de Pachito Alonso, premio en el Concurso de Música Adolfo Guzmán, en 1981.

  31. ! Que gran Verdad esta Cancion y de aquellos que serviran para serles mas fiel a su Verdad, como a la misma Verdad con la cual hemos sabido Vivir y morimos Por ella !
    ! Gracias Alejandro , una vez mas por subir este Video , y esta verdad de una musica bella por la orquesta de panchito Alonzo , que por cierto : vino a mi mente ahora mismo un recuerdo; hace muchos años, precisamente en San Rafael y Amistad, ciudad Habana , habia una tienda grande, como la misma Tambien aquella en la esquina de esta , Flogar, ten cents , pero esta , no recuerdo el nombre, la puerta estaba en la misma esquina, yo entraba y de pronto , escuchaba una risa grande de un hombre mulato, que muy amigable y social , compartia palabras y gestos un hombre alto si mas no recuerdo, hablaba muy jocosamente, era aquel Hombre pancho Alonzo, se me quedaba en mi recuerdos , aquella manera de el reirse con aquellas tenderas cubanas de nosotros ,es decir : nuestra Mujer Cubana, ellas usaban cuando aquello , ropas blancas, (o) negras, aquel tipo era muy carismatico, tenia un grupo a su alrededor,fue algo pasajero que surgia de pronto entre risas y palabras, una mujer que entraba tambien decia ” ese es pancho Alonzo,
    no olvide nunca aquel incidente.
    Es esta una verdad como la misma Verdad de esta musica y cancion .
    ! gracias una vez mas !

  32. A continuación trasmito esto de la autoría del Tirador Corcho.

    ´´Para mi lo mas peligroso del regueton, no es ni si quiera la grosería, o la violencia que promueven alguno de sus textos y sus cultores, eso, tal vez la familia y la escuela lo pueda enmendar, el problema es más profundo , el regueton atrofia a la propia condición de algunos de los porque nos consideramos humanos , el regueton es mono ritmatico, el regueton es mono melódico ,el regueton es mono todo , el regueton es mono, el regueton es ruido, el regueton no es música, al menos no es la música del siglo veinte uno, en la armonía es lo más trivial que se pueda escuchar, el regueton es una regresión a un estadio primario del desarrollo de la especie humana, el ser humano comenzó a serlo cuando fue capaz de ir perfeccionando y a la vez complejizando sus sistemas de señales comunicativas, y la música es una y tal vez la mas importante de ellas ,la especie humana fue mas humana, cuando sus señales comunicativas se fueron convirtiendo en mas polirritmaticas y mas polifónicas , cuando sus armonías se fueron complejizando y de la monofonía pasaron al intervalo, es decir dos voces, a la triada tres voces, al acorde, cuatro o mas voces ,el regueton ha reducido a su minima expresión muchas de las peculiaridades que nos distinguen y nos difiere del mundo animal ,y las consiguientes consecuencias , hoy es un gran problema hacerle una prueba de actitud a nuestros niños para que ingresen a un conservatorio para que estudien música, por lo general lo que reproducen son ruidos, y para eso están los artefactos, el ser humano es capaz de hacer melodías con armonias y ritmos ricos y diversos , ustedes los reguetoneros se han agenciado el derecho, sin ni si quiera saber a quien les hacen el favor, de mutilar ,frenar,y atrofiar lo que tantos siglos costo para que dejaramos de ser monos , para convertirnos en seres especiales ,humanos, por favor a sus cultivadores piensen en en eso, y si tienen talento , no rompan la lógica cadena del desarrollo humano en desarrollo, no sean tan egoístas, yo estoy seguro que si conocen las consecuencias de sus actos ustedes no lo desearían para sus hijos´´. Juan Carlos Corcho Vergara

  33. Creo que la diatriba en el caso cubano es contra el cubaton, regueton con fuertes influencias de nuestra música contemporánea como la llamada timba, timba como “ella quiere que le den” de la charanga habanera, musicalmente muy superior al cubaton pero tan “vulgar”(para nada me molesta la vulgaridad) como el “Chupi chupi” o “bájate la minifalda hasta la espalda” que el escrito da como buen regueton, sin embargo la charanga goza ampliamente de la aceptación popular y los medios de difusión nacional así como de los críticos, ¿será porque es música puramente cubana?. Finalmente le digo, no se preocupen tanto por regueton cubano, los mayores exponentes viven más aquí en Miami, vivo aquí, que en Cuba, incluso tienen una emisora de radio casi exclusivamente para ellos, ahí caen ustedes en un problema peor , esa gente está ganando mucho dinero y probablemente no pague impuestos en cuba porque solo entran con lo que permite la ley y mantienen el resto en EEUU, pero esos músicos “mediocres” viven mucho mejor que el resto y eso los convierte en símbolos a seguir,

  34. Saludos también para ti Alejandro.
    De parte de Corcho que tiene problemas con su pc y se borraron los contactos. Necesita restablecer comunicación contigo y con Tocororo.

  35. Gracias Rodolfo por facilitar el aporte del compañero Corcho, yo la verdad, no me quedaba a gusto sin escucharle en este tema que estoy seguro habría sido más intenso con su presencia y de alguna manera habrá que solucionar ese problema del pc. Yo trataré de comunicarme con él por otros medios. Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s