Aspectos clave de la revolución de colores en curso en Nicaragua. Por William Serafino


Ya son varios días de manifestaciones violentas en la nación centroamericana. Tanto el perfil del mensaje político como el comportamiento de los medios, además del empleo de métodos insurreccionales de protesta y por la propia historia de un país ocupado e intervenido por Estados Unidos en distintas oportunidades, indican que estamos en la presencia de un nuevo intento de cambio de régimen bajo el formato de revolución de colores. Con respecto a los objetivos y su pragmática global, nada nuevo. Socavar la paz de Nicaragua y fabricar las condiciones internas para una etapa de acoso geopolítico, se dibujan como los propósitos inmediatos de la operación.

Insurgencia 2.0

Roberto López, presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, anunció el lunes 16 de abril una serie de reformas con el fin de aumentar los aportes de trabajadores y empleadores a la seguridad social; también informó sobre la creación de un tributo especial a las pensiones del 5%.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) fue la primera organización de peso en rechazar los anuncios debido a que generaba “incertidumbre” y limitaba la creación de empleos por parte del sector privado.

Que específicamente este sector haya sido el primer doliente debería decirnos bastante sobre el cuerpo de “demandas” e intereses que inicialmente promovieron las manifestaciones. Un evidente ejercicio de solidaridad de clase. El país todavía hasta ese día estaba en calma total.

Al día siguiente de la información de las reformas surgió una cuenta en Twitter llamada #SOSINSS, el nombre en sí genera dudas sobre la razón particular de vincular la señal internacional de socorro (recurso operativo típico de las revoluciones de colores en redes sociales) con el Instituto de Seguridad Social. Su propio curso de acciones disiparía todas las sospechas 24 horas después.

En principio moldearon el sentido político que promovería la agitación. Las publicaciones iniciales construían una narrativa de cohesión ciudadana frente a las reformas, que por medio de un tratamiento selectivo de los impactos, se colocaba en aparente confrontación con el Estado, razón por la cual tenía un sorpresivo sentido de urgencia salir a protestar.

Este relato configuró un esquema de apoyo público inicial en los sectores medios y bajos a los intereses de la clase empresarial que luego se ampliaría hacia los medios locales (El Confidencial, La Prensa, entre otros) y los internacionales (Reuters, BBC, El País, etc.).

Después saltaron a instrumento de movilización y convocatoria. Apartando cualquier responsabilidad, se volcaron como medios de difusión y convocatorias de “plantones” en edificios gubernamentales, y en específico en las sedes del INSS, los cuales se transformarían en los puntos de partida de un violencia callejera en ascenso. Ahora sí se entendía el uso propagandístico del #SOS. Los conatos de protesta iniciaban y la violencia escalada rápida pero focalmente. 

El uso de esta cuenta parece haberle permitido a agitadores profesionales y sus nexos con capas de la criminalidad operar con flexibilidad en el terreno, suprimir la identificación con algún frente político ligado con la oposición nicaragüense y por ende con Estados Unidos, y camuflar bajo el ropaje de una acción ciudadana acciones de violencia extrema contra centros de salud, sedes de patrimonio cultural, centros de acopio y sitios gubernamentales. Ya el jueves y el viernes, el país estaba en tensión y trifulcas callejeras.

Los “plantones” no sólo fueron expandiéndose hacia varios puntos de la geografía nacional (en 8 departamentos aproximadamente), sino que fueron mutando progresivamente a cúmulos de violencia extrema donde resalta el uso de armas de fuego no convencionales para intensificar el choque con las fuerzas de seguridad, la alteración de la tranquilidad pública y la vialidad y el ataque armado contra distintos espacios públicos y la ejecución de saqueos a comercios.

La cuenta #SOSINSS, que ya había cumplido su papel como articulador de las protestas y convocante de primera línea en redes sociales, cambió su orden de prioridad hacia el control y direccionamiento del flujo informativo alrededor de los choques. Esto con el fin de glorificar la violencia, situar como víctimas a los actores que protagonizaban los choques con la fuerza pública y servir de fuente primaria para la prensa internacional, un aspecto fundamental en la posterior cartelización de cifras manipuladas en torno a los hechos.

Protestas marca USAID, criminalidad y el discurso del cambio de régimen

Como parte de la cartilla globalizada que describe una revolución de colores, las protestas en apariencia han sido ciudadanas, protagonizadas por los jóvenes y los sectores de la iglesia católica, antipolíticas (sin nexos con partidos tradicionales) y en principio con fines reivindicativos.

Lo que empezó con algunas manifestaciones dispersas en rechazo a las reformas del INSS, adquirió un esqueleto de movimiento ciudadano con vocación al choque callejero y la violencia armada, la clásica mutación de las revoluciones de color en busca de lograr mayores grados de confrontación que debiliten al Estado y lo coloquen en una situación defensiva.

En lo narrativo parece estar la intención de configurar un frente político (posmoderno) donde puedan articularse un conjunto de “demandas” gremiales prefabricadas por la USAID, lo que a su vez contribuye a reflotar la imagen de la oposición ampliando su base de apoyo político hacia “la juventud” y los “descontentos”. Es por esa razón que las protestas tienen un corte juvenil y universitario, son los extras que necesitan para desviar la atención de los grupos armados que inflingen los ataques más graves.

Porque el signo USAID en este nuevo intento de cambio de régimen en Nicaragua no sólo está en el profuso financiamiento que entrega a organizaciones políticas opositoras y ONGs locales, fondos que pudieron tener como destino probable el adiestramiento en tácticas de subversión y guerra urbana. Un total de 31 millones de dólares entregados nada más en 2016 han recibido bajo la cobertura de “Desarrollar las capacidades para la defensa de la sociedad civil”.

Eslogan que puede ser útil para promocionar foros y actividades académicas, pero también para dar asesoramiento en cómo enfrentar a las fuerzas de seguridad y hacer uso de bandas criminales con una presencia notoria en el país.

Este aspecto representa la porción más grande del financiamiento a estas organizaciones gestionado por la USAID en Nicaragua. Esta institución resalta públicamente que el dinero entregado tiene como finalidad desarrollar la gobernanza civil utilizando los medios de comunicación en el país centroamericano.

En nota del 16 de abril el portal Nicaleaks le daba rostro, nombre y apellido a los organizaciones financiadas que promovieron la violencia en las calles: “Esta mañana, los dirigentes de las ONG opositoras, como el Cenidh, CPDH, Fundación Violeta Barrios de Chamorro y Hagamos Democracia, entre otros, así como grupos políticos (FAD, MRS, etc,.) y medios de comunicación como la misma Prensa y Confidencial, amanecieron con los brazos y bolsillos abiertos en espera que la USAID siga destinando dinero para eternizar el estatus de vida que llevan”.

En esa exposición de motivos se ubica la sustancia política marca USAID en el curso de las protestas violentas. Muestra de ello es el Departamento de Estado de EEUU, que para mantener un clima de tensión permanente en las relaciones de EEUU con Nicaragua, emplea una narrativa de promoción de la libertad de expresión, la democracia y de mayor participación de la sociedad civil como condiciones “naturales” que deben imperar, animando claramente a la oposición a socavar el gobierno de Ortega mediante el uso de los medios de comunicación y con manifestaciones violentas. La utilidad práctica de la “gobernanza” a la que se refiere la USAID.

Como si se tratara de una imagen pasando por una fotocopiadora, los primeros “plantones” que rechazaban las reformas del INSS mutaron hacia un movimiento insurreccional que justifica su existencia en las mismas demandas del Departamento de Estado, agregando por supuesto la agenda “anticorrupción” y la ausencia de libertad de expresión, que también provienen de la oferta de productos políticos de la USAID. De un reclamo en apariencia reivindicativo, la razón política de la movilización se trasladó hacia exigencias de cambio político.

Y es que detrás de esa neolengua presentada como escala de valores indispensable para cualquier sociedad (la democracia liberal, la libertad de expresión, etc.), que pasa por encima del contexto cultural y político de cada país, se camuflan los nuevos atributos del poder global: la ampliación de la zona de control y sometimiento sobre el cuerpo social, político, económico e institucional de la periferia, mediante el uso de estructuras privadas (ONGs, medios de comunicación, programas de cooperación económica privada, etc.) que pujen por subordinar desde adentro al Estado y a la sociedad a las preferencias del capital financiero transnacional.

Lo que llaman el poder “blando”.

Geopolítica: Canal Interoceánico, la Nica Act acelera los motores y el poder del “poder blando”

A diferencia de las protestas también violentas del año 2015, dirigidas a simular un escenario de rechazo generalizado al Canal Interoceánico, éstas de 2018 reflejan un cambio de naturaleza por un lado, y por otro, los frutos tangibles de los últimos años de financiamiento de la USAID: el adiestramiento y proliferación de los medios y las redes sociales en Nicaragua fueron armas utilizadas para alterar la estabilidad política del país, quizás por primera vez con ese nivel de eficacia, capacidad y resonancia. 

En aquel momento fue el Movimiento de Renovación Sandinista, que buscaba perfilarse como una opción electoral seria para la oposición, la cara visible que organizó parte de las movilizaciones y asumió una pronunciada direccionalidad política.

Una realidad totalmente contraria a la luz de un movimiento de laboratorio que emergió de las redes sociales, que se organizó en la calle con agitadores con conexiones no visibles, adquirió un barniz juvenil y encontró su propia forma de oxigenarse empleando rumores y operaciones de propaganda para ablandar a las fuerzas de seguridad e inducir mayor inestabilidad.

Es así como se han agregado expresiones musicales juveniles y frentes de estudiantes universitarios como vanguardia ideológica y moral, y sobre todo como coberturas gremiales, de la operación de cambio de régimen. Sensibilizar a la opinión pública y utilizar las redes sociales para glorificar la violencia, toda vez que en el terreno los agentes criminales hacen el trabajo sucio, forma parte del manual global de las revoluciones de color. Nada nuevo, salvo la adaptación de sus fines en lo local.

En tanto método de laboratorio, sus objetivos son múltiples y no caminan siempre en una dirección lineal, sino adaptados a las condiciones y límites del Estado-víctima. Es por eso que las manifestaciones violentas no parecen tener un objetivo final en sí mismo, más bien podrían apuntar a generar condiciones de inestabilidad y “rechazo” interno con la suficiente resonancia para impulsar una operación de acoso geopolítico.

Por esa razón han concurrido a respaldar el choque violento en las calles y a tildar como “violenta” la contención de las manifestaciones, ONGs de la talla (por su presupuesto en dólares proveniente de EEUU, nada más) de Amnistía Internacional, de Human Rights Watch, ambas escoltadas por la Secretaría General de la OEA, la Unión Europea y los gobiernos de EUU y Costa Rica.

Por medio de esa persuasión se intenta estandarizar el tratamiento en torno a los choques callejeros, negando las propias coordenadas de la personalidad nicaragüense que asume la política con varios decibeles de intensidad, a su vez que glorifica como víctimas a los instigadores que dirigieron las manifestaciones a la violencia profesional.

Es probable que esta maniobra interna pueda servirle al Senado de los EEUU para acelerar la aprobación de la Nica Act, una ley dirigida a cerrar los canales de financiamiento del país en el sistema financiero internacional dominado por Washington. Según sus promotores, los senadores Marco Rubio, Bob Menendez, entre otros, la razón de su aplicación es la falta de elecciones libres, violaciones a la Ley, los derechos humanos y la corrupción del gobierno nicaragüense.

Ahora la oficialización del bloqueo financiero contra el país centroamericano podría venir bajo la excusa de defender a los manifestantes o para evitar una “mayor represión” por parte del sandinismo, haciendo uso de la ventaja comparativa que le da tener a la USAID como acto reflejo de la “sociedad civil” en “defensa de la democracia”.

“No voy a dejar de defender la democracia, eso es parte de nuestra política y seguirá siendo parte de nuestra política”: apoyándose esa misma premisa el embajador gringo Paul Trivelli se justificaba ante la prensa cuando, en 2006, ofrecía públicamente millones de dólares a todas las organizaciones que buscaran hacerle oposición, electoral o no, al gobierno de Daniel Ortega.

La capa fundamental de este nuevo intento de cambio de régimen en Nicaragua parece estar atravesado por una condición inalterable y sumamente conflictiva: su ubicación geográfica y el interés binacional entre Nicaragua y China por construir un Canal Interoceánico de 270 kilómetros que desplace al de Panamá como única arteria comercial entre los dos océanos.

La culminación y entrada en funcionamiento de este mega proyecto en el mediano plazo significaría una pérdida tangible en el control financiero y comercial de EEUU, lo que tendría implicaciones tanto en su posición de dominio sobre la región, como también en su estatus de rector comercial a nivel mundial, justo cuando emprende una guerra financiera de larga duración contra China.

Lo que se está jugando EEUU en Nicaragua es fundamentalmente la ventaja geoestratégica que desde principios de siglo XX le ha dado el Canal de Panamá. Y la urgencia geopolítica por impedir que el proyecto avance tiene su medida en el financiamiento entregado a la oposición durtante años y la sobredosis de violencia armada en los últimos días. Es indispensable para ellos un cambio de gobierno en Nicaragua para colocar una nueva administración que desista del Canal Interoceánico.

No en balde uno de los ganchos narrativos de las manifestaciones es la oposición férrea al proyecto, un aval político prefabricado pero no por eso menos útil para que la Nica Act cierre los grifos de financiamiento hacia el Canal.

Lo atestiguamos en la Primavera Árabe, durante el Maidán ucraniano, en el marco de la protestas en Brasil, y en 2014 y 2017 específicamente en Venezuela: las operaciones de cambio de régimen no culminan cuando lo hacen las protestas, sino que mutan y asimilan un conjunto de frentes que le dan una continuidad más agresiva desde el poder formal.

Lo ocurrido en los últimos días puede ser instrumentado para dar forma a sanciones económicas, complicar el posicionamiento diplomático del país y desmovilizar los objetivos políticos prioritarios del gobierno de Daniel Ortega mediante el acoso foráneo. Y ese es el cálculo inicial de fabricar una primavera a la nicaragüense adaptada a las capas de criminalidad y crimen organizado que tienen vida en el país y que pueden ser empleados si la agenda política propuesta se presenta como rentable. Habla también de esa capacidad de adaptación el rol de agitadores en el terreno que han tenido sectores de la iglesia católica. 

Mientras esta etapa germinal va agarrando una tonalidad más sobresaliente, los medios locales e internacionales ya cometieron sus respectivos crímenes elevando la cifra de muertes a 10, cuando en realidad murieron cinco -entre ellos un efectivo policial y el periodista del Canal 6, Ángel Gahona- para luego trasladar la responsabilidad de todos los hechos al gobierno de Daniel Ortega mientras se finge demencia por los daños humanos y materiales generados por los grupos violentos. Ninguna de las víctimas participaba en las protestas.

La fábrica globalizada de fake news se pone a prueba en Nicaragua y al servicio de grupos armados profesionales que ejecutan actos de violencia extrema. Y la siguiente maniobra de los medios está en pleno desarrollo: crear un mártir que evite una desmovilización de la violencia y otorgue una carga simbólica para mantener la agenda a flote en caso de un reflujo. Pareciera que Ángel Gahona cumple con las características necesarias en medio de la urgencia por una muerte política que le dé cuerpo físico a la confrontación.

La clase empresarial por su parte hace suya la violencia en las calles y opera en función de lograr una concesión del gobierno que luego sea vendida como una “victoria del pueblo”. Esto nos deja una fotografía lo bastante nítida para describir la técnica política del golpe blando y/o revolución de colores. Parafraseando: no se busca la caída del régimen por métodos directos, sino a partir del uso de las herramientas culturales, tecnológicas y políticas de la globalización, así como su propio discurso reinvindicativo, para provocar un cambio político que no tenga las huellas de un poder extranjero.

Lo sabemos en Venezuela, donde una exigencia reivindicativa (“referendo revocatorio”, “elecciones generales”, etc.) es utilizada como una demanda inalcanzable, pues todo se trata de encubrir bajo un reclamo vestido de ciudadano una agenda de violencia interna y cerco internacional y financiero promovida por Washington. Desde el año 2002.

“Un Estado y una política que no los deja constituirse como ciudadanos y un mercado que no les permite realizarse como consumidores (…) y si pudieran emigrar para mejorar sus condiciones de vida, lo harían”: esto dice una nota publicada en el medio local El Confidencial, quien ha intentado manufacturar un carácter juvenil de las protestas. Más que una acotación al aire, es quizás una demostración de que la política marca USAID tiene una capa social dónde calar culturalmente, pues cobran políticamente las crisis existenciales de la juventud emergente y globalizada, únicamente preocupada por el desarrollo de su “talento individual”, y acomodarse en un lugar de “éxito” dentro de la sociedad de consumo global.

Es la vía del poder blando por donde avanzan los rasgos más distintivos de la destrucción de la conciencia nacional, de su cuerpo social y ético, el sandinismo y el chavismo bajo la misma zona de peligro en lo cultural.

Otro desagradable guiño con Venezuela, por cierto, donde la base opositora (centrada en la clase media) que también fue víctima de la revolución de colores, hoy se debate entre irse del país, pedir una intervención extranjera a gritos o frustrarse a sí misma absteniéndose en las próximas elecciones presidenciales. Todo ese peso mientras siente en carne viva los daños económicos de la agenda posterior que resultó de las convocatorias de movilización y “plantones” que ella respaldó.

Traumas sociales que quedan sin resolver, toda vez que también sirve un activo político para un poder global igual de demente.

El porcentaje de poblaciones de acceso a Internet en el país centroamericano roza apenas el 19%; quedará esperar a ver si más allá de las redes sociales la grieta que dibujan los medios es tal, o si su alcance ya es suficiente para que opere el poder que de verdad financió la violencia.

(Misión Verdad)

 

16 pensamientos en “Aspectos clave de la revolución de colores en curso en Nicaragua. Por William Serafino

  1. Pingback: Uma falsa “revolução colorida” como a e 2013 no Brasil, assola a Nicarágua nestes dias | Luíz Müller Blog

  2. No soy pesimista y creo en los valores sembrados, pero, viendo, leyendo y escuchando; siento en mí interior un calor, una zozobra que me altera todo mi ser de vida. Estoy seguro que mi país es distinto y diferente a los demás, pero ahora con el cambio de Gobierno elegido de acuerdo a nuestras realidades y con la ausencia física de nuestros líderes históricos y el poder traspasado a una nueva Generación; nacida después del triunfo de la Revolución me pregunto: Podrían en el futuro próximo darse acontecimientos parecidos o iguales a lo que han estado sucediendo en el mundo y específicamente en nuestra área geográfica.?…. Hay condiciones que se han ido acumulando y que podrían llegar a ser el detonante del Eventos como estos..? Siempre, cuando he dado mi opinión, he dicho que se necesita la Batalla de Ideas, el trabajo político-ideológico, el combate temprano a las indisciplinas Sociales, el combate a la corrupción, la lucha por mejorar la calidad de vida del pueblo, rescatar la supremacia de la propiedad social de los Servicios en contra posición al privado, tener mucho cuidado con la dualidad de la moneda que vaya a afectar a grandes sectores de la población al unificarse en una sola, en fin, estos son mis Demonios que me preocupan y me quitan el sueño. “Batallas de Ideas”, ese es mi reclamo.

  3. En el discurso de hace solo unos días al recoger el premio Cervantes 2017, Sergio Ramírez, el poeta y escritor nicaragüense lo inicio así ”Permítanme dedicar este premio a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia, y a los miles de jóvenes que siguen luchando, sin más armas que sus ideales, porque Nicaragua vuelva a ser República.”, creo no tengo que aclarar quien es Sergio Ramírez. En cuanto a la participación de la juventud en todos estos movimientos políticos y esa idea de reclutamiento y manejo por medio de redes sociales o medios alternativos que aquí se plantea, dos cosas, las revoluciones siempre han sido obra de jóvenes, o hay que recordarles que Fidel Castro tenía solo 33 años al tomar el poder por las armas y su hermano Raúl 28 años, otra cosa, existen un cumulo de problemas económicos no resueltos e insatisfacciones de las poblaciones de estos países que ante cualquier mediad de ajuste que sean tomadas desde el poder pueden encender la mecha de las sublevaciones. En esto concuerdo con el Sr. Asdrubal en cuanto a la fragilidad del tiempo que veo, cuando el recién electo presidente asegura que “No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo la revolución en todos estos años. Vengo a cumplir el programa que nos hemos impuesto, con los lineamientos del Socialismo y la Revolución”. La revolución si prometió y en una buena parte de las cosas cumplió mientras fue revolucionaria, desde aquel alegato de “La Historia me absorberá” otra Cuba nació y de ello nadie creo tenga dudas, es tiempo de dejar de mirar para otro lado cuando los Cubanos esperan mucho más del camino que ha ido tomando esa revolución.

  4. Han tardado en ponerse de acuerdo en las tonalidades, pero parece, como afirma el articulista, que Nicaragua ya tiene un conato de revolución de colores. El triunfo apoteósico del Frente Sandinista en los procesos electorales, que le han dado una ventaja cada vez mayor sobre la oposición (pasaron en las presidenciales del 37,99% de los votos en 2006 al 62% en 2011 y al 72% en el 2016), representó una oportunidad para el cambio y el desarrollo de la democracia en una nación que años atrás protagonizó una revolución triunfal contra la oligarquía nacional y transnacional. Pero, como no podía ser de otra manera, obligó a la oligarquía y al imperio a activar el plan B, como en el resto de gobiernos del cambio, que es lo que ocurre siempre que la oligocracia burguesa corre el peligro de convertirse en una verdadera democracia, lo que tiene el desagradable defecto de dejar fuera de juego a las minorías, algo “intolerable” cuando se trata de los privilegiados y de los amos del patio trasero latinoamericano. Ya tardaban en hacerlo en Nicaragua. ¿Acaso Daniel Ortega no era uno de los nuestros? Los recientes disturbios nos han dado la razón de que en Nicaragua también hay un proceso de cambio positivo.

    El siempre oportuno y discreto de Don Livio nos ha aportado una pista más de la elección de estas fechas para activar el plan B: la entrega del premio Cervantes a un escritor mediocre, que tenía la irresistible doble cualidad de ser nicaragüense y sandinista arrepentido. Cuando compraba la revista sandinista “Barricada” siempre me pareció este señor anodino y poco confiable. Me atrevería a decir que Ernesto Cardenal era infinitamente mejor candidato al Cervantes que él, pero tenía el inconveniente probablemente de que no se hubiera prestado para hacer unas declaraciones como las que hizo este ser despreciable, que confunde a víctimas inocentes y ajenas a las guarimbas de los criminales financiados por el imperio con activistas luchadores por una democracia y unos derechos humanos que sólo podrían alcanzarse mostrando odio y desprecio hacia el país que inmerecidamente le otorgó el premio, hacia USA y hacia la oligarquía parasitaria de toda América Latina. Como en la película Bananas, la CIA siempre procura contar con hombres a favor de los procesos revolucionarios, a los que después les tocará liderar su autodestrucción. También es deplorable la colaboración de organismos internacionales que nacieron para defender los derechos humanos, pero a los que les cagó la moscarda, como es el caso de Amnistía Internacional, que tiene como principal patrocinador a la Fundación Ford (que ha cambiado la técnica de desestabiliar en América Latina mediante golpes de estado como los de Brasil, Chile y Argentiva a intentar desestabilizar mediante voceros blindados por la dictadura mediática).

    Había que montar las guarimbas nicaragüenses días antes de la entrega del Cervantes, ya que, de ocurrir con posterioridad, los muertos y los daños endosados al gobierno sandinista no habrían podido subir a la tribuna en que se entregó el galardón ni ser portada en todos los medios de la tiranía. La subida de unas décimas en las aportaciones de los trabajadores a la seguridad social (apenas el 6%), de algunas décimas más de los empresarios y del 5% en los pensionistas es insignificante con el vértigo de las subidas y las bajadas que se experimentan en los países capitalistas, subidas por ejemplo en impuestos indirectos a los trabajadores y bajadas en las prestaciones. Una minucia como está no debió alterar la paz social, menos todavía si era para mejorar las prestaciones a trabajadores y pensionistas. Pero hacía falta un detonante en el que se pudiera implicar a trabajadores, empresarios y pensionistas y el día D (23 de Abril estaba cerca). El hecho de que medidas de tan poco calado puedan desencadenar una respuesta de estas dimensiones da buena cuenta de las dificultades a la hora de hacer reformas en las democracias burguesas y de alcanzar la democracia y socialismo de forma pacífica. La burguesía jamás pensó en suicidarse, ni física, ni social, económica o culturalmente.

    Como en el caso de Venezuela, los daños tenían que cebarse en lo más brillante y visible de las conquistas del sandinismo: infraestructuras educativas, sanitarias y de todas clases, borrar con cal viva, balas y fuego los avances logrados en los últimos años. La destrucción de tan valiosos logros nada significa para quienes nunca hicieron nada por alcanzarlos. Nicaragua no tiene las mayores reservas de petróleo del mundo pero sí cuenta con un recurso estratégico de incalculable valor: la posibilidad de hacer un canal interoceánico, además del hecho de tener un gobierno emancipador. Ahora que Estados Unidos, Gran Bretaña con el brexit y los partidos ultraconservadores de Europa y el mundo quieren volver a convertir en trincheras las fronteras, va a ser una necesidad la conquista de nuevos mercados y su uso excluyente. Para China, las barreras arancelarias de USA y de otras naciones le obliga a buscar nuevos mercados y oportunidades, al igual que obliga a USA a establecer un férreo control sobre lo que sigue considerado su patio trasero. Ante el blindaje de tus principales competidores, no tienes más opción (en la dialéctica capitalista) que el desarrollo de los mercados internos, el colonialismo y el establecimiento de sólidas alianzas con otras naciones de carácter excluyente para aquellos. USA quiere golpear a China y a Rusia y para ello pretende blindar no sólamente sus fronteras territoriales sino también las de su patio trasero y todo lo que, desde su punto de vista supremacista, le pertenece en el planeta por derecho natural, divino y bélico.

  5. Se me olvidó comentar que el gobierno sandinista, consciente de lo que se le venía encima por intentar cumplir con su electorado, ha engavetado el proyecto de reforma de la seguridad social, por lo que, si de verdad está en marcha una revolución de colores en Nicaragua, seguirán los altercados en las calles y las medidas sancionadoras de las potencias imperialistas. También habría que destacar el papel indigno de una iglesia, que es la cara opuesta a la teología de la liberación, una iglesia que sólo puede ser la representación del anticristo, que legitima la riqueza en medio de la más insultante pobreza, que, en lugar de multiplicar los panes y los peces, multiplica el dolor y la impotencia de bocas hambrientas condenadas a la exclusión social, producto de una paternidad no deseada o mal planificada, una paternidad impuesta que conduce a la infelicidad de los progenitores y a la precariedad y esclavitud de los que nunca tendrán una oportunidad digna, al menos mientras el sandinismo no logre hacer las reformas necesarias y ello siempre será con la oposición de la oligarquía y el imperio.

    Si reaccionaron de forma tan alocada por una minúscula y seguramente positiva reforma de las prestaciones a la seguridad social, ¿cómo habría reaccionado la iglesia del anticristo si a los sandinistas se les hubiera ocurrido acabar con el dolor, la infelicidad y la desgracia de una paternidad irresponsable o no deseada? Yo espero un milagro de la primavera en América Latina, un milagro que convierta la paternidad en la más alta de las responsabilidades, además de un derecho, y que limite los nacimientos en función de la sostenibilidad económica y ambiental. Mientras esto no ocurra, la demografía seguirá siendo un cáncer para América Latina y la iglesia católica su agente causal principal. En la dialéctica del desarrollo positivo, no sólo cuentan las relaciones de producción, también las relaciones de reproducción, en que existir la imperiosa necesidad de que el hombre no se convierta en una mercancía, en moneda de cambio, en ganado al servicio de una minoría privilegiada.

  6. Pingback: Are We on the Eve of Another Nicaraguan Revolution? – Portal de la Izquierda

  7. Ya que usted menciona el canal inter oceánico que la administración Ortega entrego en concesión al grupo HKND (Hong Kong Nicaragua Development Corporation ) y su presidente el empresario y multimillonario chino Wang Jing.
    Desde mediados del 2017 sonaron las alarmas porque el empresario chino Wang Jing, encargado de la mega obra, dijo cuando ganó la licitación para la obra en el 2013, que en el primer semestre de 2017 comenzarían los trabajos, pues el tiempo se cumplió y no hay indicios de comienzo de la obra, ni sombra del empresario ni de sus planes, ademas se supo que Wang Jing había perdido el 85% de su fortuna en la bolsa de Shanghái hace un año.
    Al dia de hoy lo que se asume es que el proyecto del canal ha perdido interés a partir del debilitamiento del inversionista chino y la recién firma de acuerdos del gobierno Chino con el gobierno de panamá, y por otro lado se sabe que el gobierno nicaragüense no tiene capacidad de mover el proyecto por sí mismo. Es decir pasaría a integrar ese grupo de otros mega proyectos que también han quedado inconclusas en la administración Ortega, como la llamada refinería “El Supremo Sueño de Bolívar”, auspiciada por el fallecido Hugo Chávez o el proyecto hidroeléctrico Tumarín.

  8. Henry Kissinger acuñó la frase aquella de “Lo ilegal lo hacemos de inmediato. Lo inconstitucional tarda más tiempo” . Así que lo que eran invasiones, agresiones militares, bombardeos masivos (Vietnam), guerras no declaradas, dieron lugar a “golpes de estado” bombardeando el palacio, el congreso, o el palacio de la moneda, como en Chile, tanques y el ejercito al mando del HP de turno pero “nuestro HP”e implantar el terror en la población, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales, todo eso hace rato dejó paso a todo ese entramado de Revoluciones de colores y Primaveras, golpes blandos o suaves, Smart Power (preferido del Obama, Honduras, Paraguay..) Guerra Hibrida, guerra Psicológica, guerra sucia, terrorismo, bloqueo económico y financiero, sanciones unilaterales,.. Si en todo ese entramado falla una estrategia, le sucede otra y así sucesivamente, o se espera una mejor ocasión y si no se emplean todas ellas, como en Venezuela, y si tampoco da resultado para eso está la OEA, y los vasallos.

    La palabra reina es INJERENCIA, el rey de la injerencia y la subversión, es EEUU, a 90 millas. El vehículo fundamental es, la embajada y a través de ella todo otro entramado de ONG’s con sus guerras hibridas al uso-USA, pantallas de la CIA, como la USAID, NED, que a su vez, de forma independiente, financia a asociaciones, partidos políticos o sindicatos en cualquier país del mundo. IRI, Freedom House y la Open Society Institute de Soros, que ya ha salido en diferentes post de la pupila insomne. Las ONG’s promocionan la “democracia” en todos aquellos países que no son amistosos ni vasallos, esa es la premisa fundamental para exportarles la “democracia” de marras. Por supuesto no podemos olvidar la manipulación mediática, donde ahora mismo el buque insignia es internet, aquí ha sido la NSA quien ha controlado todo, con todas las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación y sus redes sociales que como señala el autor del post, William Serafino hay una cuenta en Twitter llamada #SOSINSS para hacerse eco de las historia personales de “afligidos” ciudadanos de “a pie” a quienes les afecta de manera “terrible” la reforma en este en Nicaragua, pero como el compañero Simpermiso brillantemente señala en sus comentarios, nada está hecho al azar y en Nicaragua tampoco, pues gracias al pusilánime de Don Livio, al que más tarde le voy a dedicar un comentario a su payasería, nos ha brindado sin saber, un “detalloso” premio cervantes a un mediocre escritor, no importa en este caso la calidad sino la cualidad y “ay ay mi amor, que me viene, que me viene, que me viene muy bien…”.
    Resulta que ahora de lo que se trata es de pedir la dimisión del presidente Ortega en la calles, pero que curioso, y quien lo pide? el 72% de la población que votó a Ortega en estas últimas la elecciones generales? A ver cómo nos comemos el cuento este…

    Simpermiso, además de saludarte y decirte que tu presencia en el foro es muy gratificante tanto como compañero, como por la calidad de tus comentarios-trabajos, que creo son una referencia en el foro de la pupila para muchas cuestiones, quiero felicitarte por la inclusión y dedicatoria a esa iglesia oficial latinoamericana que como en Venezuela es golpista y aliada de las fuerzas más reaccionarias y fascistas del hemisferio y como de manera sutil citas la necesidad de una paternidad responsable y que no se conviertan mas tarde en “niños de la calle” cómo en esta América latina se ha hecho tan patente, , por cierto, ninguno de esos niños son cubanos…..

  9. Gracias a tí, Tocororo. Tus comentarios también son una grata referencia en este foro, al igual que los de Alejandro y tantos otros pupilenses, a lo que hay que sumar el valioso trabajo de Iroel y articulistas que escriben para la Pupila Insomne. Si hay un espacio en el que los humildes podemos jugar con ventaja es en el de las ideas, a condición de que nos dotemos de herramientas de clase para su difusión y confrontación con las de los adversarios. Vivimos en sociedades basadas en técnicas de persuasión y, mientras sea así, habrá posibilidades de derrotar a nuestros enemigos en las urnas, si nos dotamos de las palancas y puntos de apoyo culturales apropiados. “Ya no soy un ser humano sino una idea”, afirmó recientemente Lula. Podrán encarcelarlo, e incluso asesinarlo, pero lo importante es que Lula como idea (su pensamiento y su obra) estén siempre presentes, como Fidel y Chávez. Todavía nos queda mucho por hacer. No seamos dogmáticos. Tengamos siempre abierta la mente, dispuestos a cambiar todo lo que deba ser cambiado con tal de mejorar las condiciones de vida de nuestra especie. Saludos.

  10. Como muestra un botón, como muestra D. Livio. Ya vamos incorporando la frase para definir a los privilegiados de la arcadia “democrática” que tan caritativa y desinteresadamente ha acogido a todos los huérfanos de ‘democracia” que anidan en el submundo autocrático y tiránico de las dictaduras que se resisten a ser libres y D. Livio, el nuestro, se ha convertido en un benefactor y además en un promotor convencido de “democracia” a través del mundo, e incluso leyendo sus comentarios ya va haciendo sus pinitos como periodista de investigación, eso si, amarillista, pero no importa, el caso es ayudar a expandir la “democracia”.
    En un anterior post, el compañero Simpermiso definió el salón de la casa de D. Livio como un bebedero de patos, es la mejor manera que yo podría haber leído como definición del “psico-livio”, no quiero imaginar lo que será el WC doméstico de D. Livio, estará en llama…

    Si leemos a D. Livio investigator’s, trata de revolucionarios a guarimberos, la máxima expresión de terrorismo urbano, que queman hospitales, bibliotecas, centros educativos, centros oficiales y como colofón, a personas vivas, y no contento con eso compara a Fidel y a su hermano Raúl que también eran jóvenes, con los revolucionarios descoloridos guarimberos, y se permite una licencia ocurrente y muy picante, uyyy, cuando titula “la historia me absorberá”. Cuando visite Cuba vacacionalmente, D. putrelivio, habrá que saludarle, “Quiquiribú Mandinga” …

  11. Pingback: Aspectos clave de la revolución de colores en curso en #Nicaragua. – Alma Cubanita

  12. La última moda imperial “revolución de colores” no por nueva, si no por sacarla del escaparate. Excelente, pero por qué el ocultismo de la prensa. Este artículo debía estar en los periódicos y todo el pueblo estaría al tanto de lo que se cocina. Gracias

  13. Sr. Tocororo aparte de ofender como es su costumbre, usted no tiene nada que aportar a este debate que podamos calificar de al menos inteligente, o con sentido ya que estamos debatiendo desde la madures de conceptos y opiniones sensatas. Tal parece que a usted siempre le toca exponer el trabajo sucio. Es por ello que le pregunto algo directamente, usted me está amenazando con eso de “Cuando visite Cuba vacacionalmente, D. putrelivio, habrá que saludarle, “Quiquiribú Mandinga” …”. Pues ahí nos veremos y quizás aprenda que quiso decir el apóstol cuando escribió “La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía”.

  14. D. Livio y esa perreta? se le ha virao el moño? He buscado en sus comentarios ese supuesto aporte inteligente, lúcido, o con sentido, tal y como dice, y no lo encuentro por ninguna parte caballero, mucho menos madurez de conceptos y ya no digamos opiniones sensatas, esto último ni al que asó la manteca.
    Ud. detrás de esa apariencia bonachona y sensata como Ud. mismo se define, se esconde alguna mortificación, sin especular Don. Livio, o quizás algo peor, porque si se lee entre líneas su comentario en este post: “existen un cumulo de problemas económicos no resueltos e insatisfacciones de las poblaciones de estos países que ante cualquier mediad de ajuste que sean tomadas desde el poder pueden encender la mecha de las sublevaciones”, ummmm, muy sensato Genaro.
    Comparar la juventud de Fidel y Raúl con la de unos embozados “guarimberos” es de una madurez de conceptos que asusta y bueno, más arriba se puede leer esos dos inteligentes y lúcidos comentarios de Don. Livio, para muestra un botón, pero como me ha botado del “debate” no puedo aportar nada…

    Dónde ve D. Livio alguna amenaza en su estancia vacacional? Por saludarle “Quiquiribú Mandinga”? pero Don. Livio es que la diáspora le ha hecho olvidar el significado de esta locución que pertenece al mundo afrocubano que viene a ser como: “todo se acabó, no hay solución”. Vamos que ni pintado el saludito, D. Livio…

    También “Quiquiribú Mandinga” https://www.ecured.cu/Quiquirib%C3%BA_Mandinga
    No podía faltar este otro “Quiquiribú Mandinga”

  15. Pingback: Aspectos clave de la revolución de colores en curso en Nicaragua. Por William Serafino | argencuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s