Cuba-EEUU: Hablemos de indultos y presos políticos. Por José Manzaneda


José Manzaneda

José Manzaneda

Medios de todo el mundo publicaban la noticia: el Gobierno de Cuba ha decidido poner en libertad a 3.522 personas presas, como gesto humanitario ante la visita del Papa Francisco a la Isla (1).

El Papa –recordemos- visitará también EEUU en esta gira. Y hace unos días, en Washington, más de 60 organizaciones sociales, encabezadas por Pastores por la Paz, pedían al Presidente Obama que siguiera el ejemplo de Cuba en la liberación de presos (2). A este reclamo, como era de esperar, no han dedicado una línea los grandes medios internacionales.

Haciendo una regla de tres, si la población carcelaria de Cuba es de 57.000 (3) personas, y la de EEUU de 2,3 millones (4) –la mayor del mundo- la Casa Blanca debería liberar a 141.000 personas encarceladas para alcanzar la magnitud de la medida tomada en La Habana.

Pero el mensaje de los medios no ha sido en sí el indulto humanitario en la Isla, sino el hecho de que entre las personas amnistiadas no figuran los supuestos “presos políticos” (5).

Ante los micrófonos de agencias y televisiones de todo el mundo el “disidente” Elizardo Sánchez Santacruz reclamaba la libertad de 60 personas presas en Cuba por “razones políticas o por procesos políticamente condicionados”.

El mensaje a la opinión pública internacional, una vez más, es que en la Isla, a pesar de las excarcelaciones de 2010, aún existen 60 “presos políticos” (6). Y que –por consiguiente- la Unión Europea y EEUU deben seguir presionando políticamente a La Habana (7).

Pero ¿qué tipo de “presos políticos” contiene dicha lista? En ella se incluyen, por ejemplo: a los mercenarios salvadoreños que en 1997 pusieron bombas en hoteles de La Habana y asesinaron a un turista; a una persona que mató a cuatro vigilantes para robar un yate y emigrar a EEUU; a cuatro exmilitares que, en 2007, ejecutaron a dos rehenes en el intento de secuestro de un avión; y a decenas de integrantes de comandos de ultraderecha que, procedentes de Miami, cometieron numerosos atentados en la Isla (8).

¿Por qué los medios no hablan de esto? ¿Por qué no nos dicen que estas personas cumplen pena por acciones violentas, algunos con gravísimos delitos de sangre?

Si aceptamos como “preso político” la definición de Amnistía Internacional, que afirma que es “todo preso cuya causa contenga un elemento político significativo”, podríamos encuadrar a algunas de estas personas en dicha categoría (9). Pero, según el mismo razonamiento, ¿por qué dichos medios se niegan a denominar “presos políticos” a los más de 500 miembros de organizaciones armadas en las cárceles españolas? (10)

¿Y por qué esos medios rechazan la consideración de “presos políticos” –o, en este caso, “de conciencia”- a las decenas de independentistas vascos que están en prisión por militar en partidos ilegalizados, y no por acciones de  violencia? (11) Es el caso del dirigente Arnaldo Otegi, cuyo reclamo de libertad por parte de tres expresidentes latinoamericanos y tres Premios Nobel de la Paz ha sido silenciado absolutamente en dichos medios (12) (13).

Pero volvamos a la gira del Papa Francisco y a su segunda escala: EEUU. Leemos que el Estado de Arkansas –uno de los 31 estados con pena de muerte y que no la aplicaba desde hace 10 años- ejecutará a cinco presos en las próximas semanas (14) (15). En contraste, Cuba, aunque aún la mantiene en su Código Penal, mantiene una moratoria desde hace 12 años (16).

Pero esto… tampoco será tema de análisis en los grandes medios internacionales.

Otros textos de José Manzaneda

(1)   http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150911_cuba_indultara_3500_presos_visita_papa_lav

(2)   http://www.cubainformacion.tv/index.php/solidaridad-con-cuba/64605-comienza-jornada-en-washington-contra-el-bloqueo-con-un-llamado-a-que-eeuu-imite-a-cuba-en-la-liberacion-de-presos

(3)   https://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/05/22/granma-informa-sobre-las-prisiones-y-los-reclusos-en-cuba/

(4)   http://www.rebelion.org/noticia.php?id=197859

(5)   http://www.excelsior.com.mx/global/2015/09/15/1045787

(6)   http://www.dw.com/es/cuba-no-indultar%C3%A1-a-disidentes-por-la-visita-del-papa/a-18714279

(7)   http://www.abc.es/internacional/20150916/abci-ue-deberia-exigir-cuba-201509151905.html

(8)   http://www.cubainformacion.tv/index.php/contrarrevolucion/64145-disidentes-cubanos-defienden-a-criminales

(9)   http://www.naiz.eus/es/actualidad/noticia/20130404/ai-define-como-presos-politicos-a-los-miembros-de-grupos-armados

(10)          http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/presos-ETA-carceles-espanolas_0_2331366854.html

(11)          http://www.rebelion.org/noticia.php?id=109612

(12)         http://www.naiz.eus/media/asset_publics/resources/000/162/325/original/20150324_declaracion_freeotegi_es.pdf

(13)          http://www.eldiario.es/euroblog/Leopoldo-Lopez-politicos-estrategia-espanol_6_430866953.html

(14)          http://noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/politicas-de-la-pena-de-muerte/arkansas-retomara-las-ejecuciones-de-presos-tras-diez-anos-sin-aplicar-la-pena-capital_KX6S3jvxvIKkONSk0LBbn6/

(15)          https://es.wikipedia.org/wiki/Pena_capital_en_Estados_Unidos

(16)          http://www.ipsnoticias.net/2010/12/pena-de-muerte-cuba-reafirma-moratoria-de-hecho/

5 pensamientos en “Cuba-EEUU: Hablemos de indultos y presos políticos. Por José Manzaneda

  1. Tengo la plena convicción de que los 3522 presos indultados son personas reeducadas en las cárceles cubanas y listas para la reinserción social, mientras que los presos cuya reivindicación reclama la tiranía imperial (en Cuba, Venezuela y resto de naciones que velan por su independencia) siguen siendo mercenarios y criminales que no se arrepienten de su conducta antisocial y cuya liberación se reclama para que el crimen organizado pueda alcanzar sus objetivos.

    Sin embargo, en pocos artículos como este y medios como La Pupila Insomne uno tiene la oportunidad de conocer la verdad y reflexionar sobre la mayor arma de destrucción masiva de las democracias burguesas: falsimedia. En los vasos comunicantes mediáticos al servicio de la oligarquía capitalista, al trabajo desestabilizador y destructivo de sus mercenarios se les denomina “guerras humanitarias” y “presos de conciencia” a aquellos que son ajusticiados por los encargados de proteger la paz social y de velar por la seguridad de los ciudadanos más vulnerables: los que han perdido o corren el riesgo de perder sus bienes y derechos en naciones como Afganistán, Libia, Iraq, Yugoslavia y Siria, convertidos en carne de cañón y en los esclavos del siglo XXI, que huyen de sus naciones (transformadas en estados fallidos) para ser la mano de obra barata que necesita el primer mundo y deteriorar las condiciones de vida de la clase trabajadora nativa. Algo parecido podría ocurrir en América Latina si los planes desestabilizadores alcanzaran su objetivo.

  2. Iroel: Hay razones en los EEUU para que se silencie este tema. Seleccioné párrafos explicativos de tres fuentes distintas. Por favor, si te parece muy largo, cortá todo lo que te parezca superfluo.

    Programa de las Américas
    “Estados Unidos encarcela  al más alto porcentaje en el mundo de su población – 730 de cada 100 mil- cerca de dos y medio millones de personas.  Aunque sólo tiene el 5 por ciento de la población del planeta, 25 por ciento de la población mundial encarcelada se encuentra tras las rejas en este país.” (…)
    “En otras palabras, mientras que el comportamiento en general de la sociedad mejora, el gobierno de Estados Unidos amplía el criterio de privar a las personas de las libertades más fundamentales. Esta red ahora atrapa más hombres, mujeres y niños que en cualquier tiempo en la historia.”
    El primer contrato (se firmó), en 1984, fue a la Corporación Correccional de América (CCA, por sus siglas en inglés)
    ¿Como ingeniárselas para promover el negocio si se es una industria de prisiones de lucro? Primero que nada, teniendo la seguridad de que exista una corriente firme de presos. Por cada ser humano enviado tras las rejas, la CCA o el segundo gigante de la industria, el Grupo GEO, ganan aproximadamente 122 dólares por día. En el último año, la CCA reportó un 1.7 billones de dólares de ingresos en bruto, cerca de la mitad procedieron de contratos gubernamentales.
    Es un poderoso incentivo para encerrar a la gente. En años recientes, la estrategia más poderosa para la “ampliación del mercado” en la industria de prisiones privada ha sido criminalizar a los inmigrantes.

    “La demanda de nuestras instalaciones puede afectarse de manera adversa por la atonía de la aplicación de la ley,  indulgencia en las condenas o las normas de libertad sobre palabra y las prácticas en las sentencias, o sobre la descriminalización de ciertas actividades que actualmente están vedadas por nuestras leyes criminales. Por ejemplo, cualquier cambio respecto al control de las drogas y sustancias ilícitas o la inmigración ilegal puede afectar potencialmente el número de personas arrestadas, convictas y sentenciadas, reduciendo la demanda del uso de las instalaciones correccionales donde podemos tenerlos.” (p.19)
    “Dependemos de las agencias gubernamentales con las que tenemos contratos para que provean reclusos para las instalaciones que administramos”.

    Cuando Arizona aprobó el proyecto de ley SB1070 para aumentar el poder policial para detener a cualquier sospechoso de no tener papeles de inmigración, a 30 de los 36 copatrocinadores del proyecto se les descubrió que habían recibido cantidades significativas de contribuciones a sus campañas de las compañías de prisiones privadas.

  3. (sigue)
    RT Sepa más

    Encarcelar a los indocumentados es un negocio lucrativo para las empresas privadas de reclusorios en EE.UU., que desde 2000 gastaron más de 32 millones de dólares en el cabildeo para dirigir más fondos a nivel federal para los centros privados de detención.
    Hace diez años, unos 3.300 inmigrantes indocumentados se contenían en prisiones privadas. Ahora, ese número ha crecido hasta más de 23.000. Con este aumento de los detenidos, las empresas privadas de reclusorios en EE.UU. han visto aumentar su ingreso de 760 millones de dólares a 5.100 millones.
    Según las revelaciones de AP, el senador John McCain recibió 71.000 dólares después de que dejara de apoyar un proyecto de ley que daría a los inmigrantes indocumentados un camino para recibir la ciudadanía. El republicano John Boehner, que votó a favor de las iniciativas que ayudarían a reducir la inmigración ilegal, recibió 63.000 dólares. A los Comités del Partido Republicano, que en general apoyan un sistema de inmigración duro, les dieron 450.000 dólares en donaciones, mientras que los demócratas recibieron menos de la mitad de esa cantidad.

    Una gran parte de las empresas que cabildean fondos para las cárceles privadas se han trasladado a los estados fronterizos de EE.UU., como Texas, u otros estados que tienen un alto número de inmigrantes, como Florida.

    El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) tiene planes de construir o ampliar las cárceles privadas para inmigrantes en Newark, Nueva Jersey, en los suburbios de Chicago y en el desierto de Mojave California.
    Mientras que el presidente Barack Obama urge a buscar alternativas para mejorar la situación de los indocumentados en el país, el Congreso puede aprobar cualquier nivel de financiamiento de las detenciones que quiere, dejando un hueco especial para las cárceles privadas.

  4. (final)

    BBC Mundo
    ¿Y por qué es más económico encarcelar a un hispano que a un blanco no hispano?
    Según la investigación llevada a cabo por el estudiante de doctorado Christopher Petrella, ello se debe a que los presos negros e hispanos tienden a ser más jóvenes que sus pares blancos no hispanos y por lo tanto requieren de menos cuidados médicos.
    las cárceles estadounidenses gestionadas por compañías privadas -que en la actualidad albergan a más de 120.000 personas- seleccionan a reclusos de estas minorías porque son más baratos de mantener.

    “hay muy pocos negocios que obtengan tanto dinero de las administraciones públicas”.

    “La prisiones privadas presentan incentivos económicos perversos. Si uno de los principales objetivos de la encarcelación es la rehabilitación de los presos para que puedan reinsertarse en la sociedad, crear un modelo de negocio basado en aumentar los niveles de encarcelamientos no da a las compañías privadas ningún tipo de incentivo para que rehabiliten a los presos”.
    Petrella recuerda las críticas que se han vertido contra las compañías que gestionan las cárceles privadas por gastar millones de dólares en convencer a los legisladores para que se impongan condenas más duras que aumenten el número de reclusos en las prisiones o por requerir en sus contratos con las administraciones un nivel mínimo de ocupación de sus instalaciones.”

    Bueno, Iroel, creo que estas cuestiones dejan en claro cual es la autoridad moral de estos campeones de los reclamos humanitarios.
    Espero que los cubanos, una vez que hayan visto cuánto ganan por día estas empresas por alojar a un preso en un calabozo, no se “aviven”, y nos aumenten los hospedajes a los visitantes (¡Ja, ja …!)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s