Los conquistadores del futuro. Por Iroel Sánchez


Por el título alguien pudiera pensar que este artículo trata de acerca de una novela escrita en la URSS durante la época de mayor auge del realismo socialista o que se refiere a un Círculo infantil construido en La Habana durante los años setenta del siglo pasado pero nada tiene que ver con ninguna de las dos cosas. 

El tema es una encuesta de la Universidad de Harvard a los millennials, los jóvenes norteamericanos que cuentan entre 18 y 29 años. Según la investigación, el 51% de ellos rechaza el capitalismo y solo el 42% lo apoya. Un análisis del diario The Washington Post, con base en esa información, refiere que “una encuesta posterior que incluyó a personas de todas las edades encontró que los estadounidenses un poco mayores también son escépticos con respecto al capitalismo”.

 El Post añade: 

Aunque los resultados son sorprendentes, las preguntas de Harvard concuerdan con otras investigaciones recientes sobre cómo piensan los estadounidenses sobre el capitalismo y el socialismo. En 2011, por ejemplo, el Pew Research Center encontró que las personas de entre 18 y 29 años se vieron frustrados con el sistema de libre mercado.

En esa encuesta, el 46 por ciento tenía una visión positiva del capitalismo, y el 47 por ciento tenía una opinión negativa – una pregunta más amplia que la de los encuestadores de Harvard, que era si el encuestado apoyaba el sistema. En relación con el socialismo, por el contrario, el 49 por ciento de los jóvenes en la encuesta de Pew tuvo puntos de vista positivos, y sólo el 43 por ciento tenía una opinión negativa.

El periódico dice que ante el resultado John Della Volpe, el director de encuestas de la Universidad de Harvard, pasó a entrevistar personalmente a un pequeño grupo de jóvenes sobre sus actitudes hacia el capitalismo para tratar de obtener más información y “le dijeron que el capitalismo era injusto y deja fuera a la gente a pesar de su duro trabajo.”

También en su último discurso sobre el “Estado de la Unión”, en enero de 2016, el Presidente Barack Obama reconoció que durante su período de gobierno: 

“A una familia trabajadora se le ha hecho más difícil salir de la pobreza, se le ha hecho más difícil a los jóvenes comenzar sus carreras y más duro para los trabajadores poder jubilarse cuando lo desean. Y si bien ninguna de estas tendencias es exclusiva de Estados Unidos, atacan nuestra creencia puramente estadounidense de que todo el que trabaja duro debe tener una oportunidad justa.”

La política del engagement (compromiso) de “pueblo a pueblo” que ha implementado el actual gobierno estadounidense hacia La Habana se basa en la idea de que el contacto con los norteamericanos va a convencer a los cubanos de que el capitalismo es la solución para su país. Si una parte importante de los norteamericanos no ve en el capitalismo una solución para su país es difícil que lo vea para Cuba y tal vez eso explique los criterios favorables con que muchos de ellos regresan a su país después de visitar la Isla, percatándose de que esta ha logrado mucho más que otras sociedades de su entorno  (México, Centroamérica y el Caribe) con graves problemas como violencia estructural, desatención a la niñez e insalubridad que los cubanos no conocen. 

Incluso algunas de las aspiraciones  que el Presidente Obama no ha logrado cumplir en sus dos mandatos -cuidado infantil universal, licencia por enfermedad pagada, una ley que garantice que la mujer reciba el mismo salario que el hombre cuando hace el mismo trabajo, derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad y a recibir una atención médica acorde, cobertura de salud para los millones que no la tienen y acceso a la Universidad sin necesidad de endeudarse- son  realidades comunes en Cuba, a pesar de las condiciones materiales propias de un país pobre cuya población no disfruta de bienes de consumo al alcance del norteamericano promedio.

Tal vez quienes reciben la misión de conquistar nuestro futuro terminen conquistados por nuestro presente, lleno de contradicciones e imperfecciones pero como decía Mario Benedetti cantado por Serrat, donde “nadie se queda fuera y todo el mundo es alguien”. 

(Al Mayadeen)

25 pensamientos en “Los conquistadores del futuro. Por Iroel Sánchez

  1. Iroel…el socialismo es muy justo y excelente como programa ..pero en la práctica es injusto…..según el estudio de Harvard dicen los estudiantes que el capitalismo es injusto..pero les preguntaron si quieren socialismo ? ya sabes la respuesta.
    Y sabes que creo ? Nadie nos va a conquistar el futuro….simplemente que lo estamos regalando y entregando.

  2. Me gusto el articulo, solo agregar que el gobierno de Cuba aun tiene mucho que mejorar en tema de lograr que no solo se sigan graduando mas universitarios, si no redefinir el papel util tendrán estos en nuestra economía, para que con su trabajo puedan: vivir ellos, sus hijos, tener su transporte y unas vacaciones modestas pero dignas….Aun estamos lejos de ser un referente para otros pueblos en temas como lograr satisfacer las necesidades económicas y personales de nuestros profesionales, tal vez ayude el hecho de permitirles a estos mas iniciativas por cuenta propria.
    Saludos

  3. La verdad por sencilla que se presente siempre resultará magistral. Le asiste la razón a todos los que piensan en nuestras imperfecciones, yo incluido, salvo que personalmente me hice el compromiso de dejar a mis hijos y nietos una sociedad mejor que la que tuve y la mía fue de maravillas… correteando por el Cerro, yendo bajo truenos y centellas al cole por aquello de “a la escuela hay que llegar puntual”, cuando los maestros nunca faltaban ni los padres nos consentían como sucede hoy, cuando tu litro de leche amanecía, todavía sudado, en la puerta de la casa y a nadie que no fuera su dueño se le ocurría ni tocarlo…
    Esos tiempos pasaron, pero en mi ateismo profundo tengo inmensa fe en la Revolución y sé que esos tiempos regresarán, porque en ellos nos va la vida y como somos mayoría, créanme, regresarán más temprano que tarde, como mismo volvieron nuestros héroes. Un abrazo a todos los que luchan. FED.

  4. A mí sí me gustaría el Socialismo: un Socialismo sin todo lo malo del Stalinismo ni el despotismo que nos impusieron en Cuba y que cuando te afectaban de algún modo, no sólo no tenías derecho al pataleo, sino que estabas obligado a aplaudir.
    Me cuadra el socialismo nórdico; la sociedad más rica que hay hoy día es la noruega.
    Lo bueno del capitalismo es la creatividad y la inventiva aplicada a la comodidad y al bienestar, pero que tu vida dependa de los ricos y los bancos y sus guerras, tá cañón, de verdad

      • Supón que no discuto eso, pero ¿hubo errores o no? ¿Hubo en esos errores despotismo o no?

      • ¿Por qué aquí hay tantos latinoamericanos? ¿Por qué tantos hombres y tantas mujeres han tenido que abandonar a sus patrias y a sus familiares (APLAUSOS), alejarse de ellos cientos y tal vez millares de kilómetros? ¿Por qué han tenido que dejar muy lejos a su patria? Porque aquí los trajo la necesidad, porque aquí los trajo o el despotismo de las camarillas desalmadas, la crueldad de los dictadores o la crueldad del hambre o el despotismo de las necesidades materiales, que es también despotismo cruel (APLAUSOS). Porque aquí están los exiliados políticos, pero aquí están también, y en un número tal vez mayor, los exiliados económicos (APLAUSOS), los que tuvieron que abandonar su patria porque no encontraron trabajo en ella (APLAUSOS), los que tuvieron que venir aquí a bregar con todas las dificultades del idioma y del clima, para ganarse la vida trabajando. Y yo sé bien cuál es el anhelo más profundo de todos los emigrados (APLAUSOS), yo sé cuál es el sueño más hermoso de todos los emigrados (APLAUSOS). ¡Volver algún día a su patria! A hacer en su patria lo que aquí están haciendo, ganarse el sustento en su propia patria, porque por grandes y altos que sean los salarios, por generosa que haya sido la hospitalidad y la acogida, la idea de la patria es algo que no se puede apartar del corazón y de la mente de los hombres (APLAUSOS).
        Fragmento del DISCURSO PRONUNCIADO POR EL COMANDANTE FIDEL CASTRO RUZ, PRIMER MINISTRO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO, EN EL PARQUE CENTRAL DE NEW YORK, ESTADOS UNIDOS, EL 24 DE ABRIL DE 1959.

  5. Pingback: I conquistatori del futuro | progetto cubainformAzione

  6. ¿Acaso la célula maligna es superior por el hecho de que pueda hacer copias de sí misma sin restricción y acaparar la mayor parte de los recursos del organismo, en detrimento del bienestar del resto de las células y de la supervivencia de este? Bajo el capitalismo, dos son las opciones básicas: imitar a la célula maligna, haciendo de la acumulación (a través de la producción y la reproducción) la razón fundamental o única de la existencia y la esclavitud o subordinación a los intereses de aquella. A la primera opción se la considera exitosa y ejemplo supremo del darwinismo social, sin que importe en absoluto su irracionalidad, su carácter autodestructivo y el daño que provoca al resto de seres humanos y al medio ambiente. Aquellos que vivimos de nuestro trabajo y los pequeños autónomos que ofrecen sus servicios o producen bienes para obtener el dinero con el que cubrir sus necesidades somos bajo el capitalismo los grandes perdedores. ¿Dónde reside pues la grandeza de un sistema de tales características? Como en la guerra, habría que decir que vence por que dispone de la fuerza, pero que no convence ya que falta la razón y la justicia social.

    En el gran ecosistema planetario, las células malignas pueden vivir décadas, e incluso siglos, dándose un gran festín a costa del resto de las células y de los recursos, pero, como en el caso de los nenúfares, la voz de alarma de tan criminal y perverso modelo tendrá que oírse de un modo atronador antes de que su labor destructiva sea superior al 50% de la capacidad total, ya que su crecimiento exponencial (cada día duplican su tamaño) nos dejará tan sólo un margen de 24 horas para solucionar el problema. Nunca en la historia de la especie fueron tan grandes los inmobilizados de las grandes corporaciones ni los dígitos bancarios de los grandes acumuladores de riqueza o la ambición humana como para que sigamos cruzados de brazos. En su plan infinito hacia el abismo, donde la inversión de capital siempre debe tener un carácter creciente, sin importar el cómo ni el contra quién, el capitalismo nos está acercando al borde del precipicio, dejando un reguero de cadáveres y mutilados por el camino. ¿Dónde está la grandeza de tan insuperable engendro o cómo funciona el programa de conducta que posibilita tanto consenso o pasividad en torno a un modelo tan perverso?

    Creo que es hora de que nos formulemos preguntas esenciales más allá del ámbito de la economía si queremos entender lo que está ocurriendo y lograr adoptar soluciones antes de que sea demasiado tarde.

  7. No existe la perfección en obras humanas pero no hay pais con mayor justicia social que el nuestro y no lo busquen porque no lo encontrarán

    • Baby;
      Si tu concepto de justicia social es recibir cosas gratuitas del gobierno, entonces debes tener en cuenta a Puerto Rico.
      O al gobierno federal de Usa con negros y hispanos.

      • Sr. Palomino ¿y desde cuando el hermano pueblo de Pto Rico y otras minorias etnicas dentro del imperialismo norteamericano reciben cosas gratuitas? Expliquese porque su comentario tiene un tufo del racismo rancio y desprecio que despliegan las elites yanquis hacia los pobres y desposeidos dentro de ese pais.

      • Compay;
        Usted está totalmente perdido respecto a la vida en Puerto Rico y Usa.
        Una joven portorriqueña de 36 años puede tener hasta 7 hijos de diferentes padres, por cada uno de los cuales recibe cada mes un cheque por cientos de dólares, tarjeta de comida y seguro médico Medicaid. Y antes de nacer también recibe la madre comida por el plan WIC.
        Y por la devolución de impuestos recibe unos dos mil dólares por niño hasta tres de ellos. Entonces “venden” los niños que faltan a cualquier familiar o amigo para repartirse el dinero a la mitad.
        Eso sin hablar de la escuela gratuita, el transporte, el desayuno, el almuerzo y los libros en primaria y secundaria.
        Puede no creerme, pero usted se lo pierde.

      • Y facilidades de pago, en la casa, teléfono y gasolina.
        Es malo chocar con la evidencia.

  8. La mitad de los Milenial quieren capitalismo, la otra mitad socialismo a lo canadience o danes y ustedes soñando en que lo que ellos quieren es comunismo ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s