Fidel tendrá siempre todo el tiempo. Por Yosvany Montano*


El Jefe se nos fue sin despedirse, en su singular sabiduría fue capaz de reconocer que no necesitaba decir adiós, que comprenderíamos su partida. A la ciudad le fue robada la alegría; rostros largos, miradas trémulas  y abrazos que reconfortan sustituyen por estos días la jocosidad tradicional del cubano. En las calles, las voces de cientos de jóvenes se funden en consignas y se escuchan las canciones de siempre, con las que crecimos en las marchas de Fidel, las que se hicieron himnos en los combates que nos forjaron como revolucionarios.  

Ahora que su dedo no volverá a señalar el argumento, la verdad, el camino; tenemos su pensamiento. Fidel es un proyecto, es el ciudadano común, el joven de la universidad, al artista de vanguardia o el cuentapropista del barrido. Fidel es el Partido y cada institución que representa y defiende al pueblo de los humildes que liberó definitivamente. Ahora nos toca no mistificarlo, no condenarlo al destierro de los mármoles y  los bronces, del cual casi  nunca se regresa.   

Fidel tendrá siempre todo el tiempo, para conspirar y derrotar imposibles, para seducir a las masas, para estar en la primera trinchera  y morir nuevamente si es necesario en el combate por su gente. “Emanciparnos por nosotros mismos y por nuestros propios esfuerzos”,  “luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo”, siguen siendo algunas de las tareas para cada cubano de estos tiempos y los que vendrán.

El Jefe se fue, pero no para quedarse, cada mañana volverá a estar en la bandera que se isa en la escuela que construyó con su constancia, en el enfermo que sana  y en el joven  que agarra su mochila, su guitarra y sale nuevamente a conquistar utopías desde el amor. Cuando la vida es sencilla y gigante la obra, entonces no se parte, la despedida es pretexto para estar siempre.

Ahora que no faltan elegías, que el dolor conmueve y se multiplica en cada rincón del mundo, queda la esperanza, la quimera y la palabra empeñada de lograr que la Revolución sea irreversible.

Cuando en las próximas horas rindamos homenaje frente a sus cenizas, los más jóvenes recordaremos a Mariana, la escucharemos repetir aquellas palabras que son campanas para el despertar de los pinos nuevos del pueblo, cuando a raíz de haber recibido Antonio su primera herida de guerra, le dijo a su hijo más pequeño, Marcos: “Empínate, que ya es hora de que pelees por tu patria como tus hermanos”.

*Profesor del Instituto Superior de Arte

7 pensamientos en “Fidel tendrá siempre todo el tiempo. Por Yosvany Montano*

  1. 1er. DPIED dediciembre 2016

    Con el pie forzado:

    “Un solemnejuramento”

     

      ( 1 ) Mi Cuba está conmovida

    porque FIDEL se ha marchado.

    Él nos entrenó a sulado

    cada instante de suvida.

    Nos dedicó sin medida

    su energía ypensamiento.

    Como respuesta al momento

    su pueblo trabajador,

    quiere firmar conhonor

    “un solemnejuramento”.

      Guadalupe HernándezBreto

    Mayajigua, SanctiSpíritus, Cuba.

      ( 2 ) Con pulcrasabiduría,

    antes del eternoviaje,

    Fidel redactó unmensaje

    donde al mundo enseñaría

    cuál es la perfectavía

    de ser libre como elviento.

    Todos, porconvencimiento,

    con dignidad, sindemora,

    debemos firmar ahora

    “un solemnejuramento”.

      Ramón Espino Valdés

    Cuba/México.

  2. Fidel si se despidió, Fidel desde que comenzó a alertarnos de la posibilidad de eventos extremos y nos dijo que en tales circunstancia, cada cubano tiene que ser su propio comandante en jefe, se estaba despidiendo, cuando nos ofreció su brillante concepto de revolución, se estaba despidiendo, en su último discurso de la universidad de la habana, Fidel se estaba despidiendo, cuando dejo la dirección del país y se dedicó íntegramente a combatir desde sus reflexiones, Fidel se estaba despidiendo, en su comparecencia en el último congreso, Fidel se despidió de todo el pueblo cubano y de todos los revolucionarios del mundo en su Discurso en la clausura del 7mo Congreso.
    ´´Constituye un esfuerzo sobrehumano dirigir cualquier pueblo en tiempos de crisis. Sin ellos, los cambios serían imposibles. En una reunión como esta, en la que se congregan más de mil representantes escogidos por el propio pueblo revolucionario, que en ellos delegó su autoridad, significa para todos el honor más grande que han recibido en la vida, a este se suma el privilegio de ser revolucionario que es fruto de nuestra propia conciencia.
    ¿Por qué me hice socialista, más claramente, por qué me convertí en comunista? Esa palabra que expresa el concepto más distorsionado y calumniado de la historia por parte de aquellos que tuvieron el privilegio de explotar a los pobres, despojados desde que fueron privados de todos los bienes materiales que proveen el trabajo, el talento y la energía humana. Desde cuándo el hombre vive en ese dilema, a lo largo del tiempo sin límite. Sé que ustedes no necesitan esta explicación pero sí tal vez algunos oyentes.
    Simplemente hablo para que se comprenda mejor que no soy ignorante, extremista, ni ciego, ni adquirí mi ideología por mi propia cuenta estudiando economía.
    No tuve preceptor cuando era un estudiante de leyes y ciencias políticas, en las que aquella tiene un gran peso. Desde luego que entonces tenía alrededor de 20 años y era aficionado al deporte y a escalar montañas. Sin preceptor que me ayudara en el estudio del marxismo-leninismo; no era más que un teórico y, desde luego, tenía una confianza total en la Unión Soviética. La obra de Lenin ultrajada tras 70 años de Revolución. ¡Que lección histórica! Se puede afirmar que no deberán transcurrir otros 70 años para que ocurra otro acontecimiento como la Revolución Rusa, para que la humanidad tenga otro ejemplo de una grandiosa Revolución Social que significó un enorme paso en la lucha contra el colonialismo y su inseparable compañero, el imperialismo.
    Quizás, sin embargo, el peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra deriva del poder destructivo del armamento moderno que podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida humana sobre la superficie terrestre.
    Desaparecería la especie como desaparecieron los dinosaurios, tal vez habría tiempo para nuevas formas de vida inteligente o tal vez el calor del sol crezca hasta fundir todos los planetas del sistema solar y sus satélites, como gran número de científicos reconocen. De ser ciertas las teorías de varios de ellos, las cuales los legos no ignoramos, el hombre práctico debe conocer más y adaptarse a la realidad. Si la especie sobrevive un espacio de tiempo mucho mayor las futuras generaciones conocerán mucho más que nosotros, aunque primero tendrán que resolver un gran problema. ¿Cómo alimentar los miles de millones de seres humanos cuyas realidades chocarían irremisiblemente con los límites de agua potable y recursos naturales que necesitan?
    Algunos o tal vez muchos de ustedes se pregunten dónde está la política en este discurso. Créanme que me apena decirlo, pero la política está aquí en estas moderadas palabras. Ojalá muchos seres humanos nos preocupemos por estas realidades y no sigamos como en los tiempos de Adán y Eva comiendo manzanas prohibidas. ¿Quién va a alimentar a los pueblos sedientos de África sin tecnologías a su alcance, ni lluvias, ni embalses, ni más depósitos subterráneos que los cubiertos por arenas? Veremos que dicen los gobiernos que casi en su totalidad suscribieron los compromisos climáticos.
    Hay que martillar constantemente sobre estos temas y no quiero extenderme más allá de lo imprescindible.
    Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá.
    Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala. He votado por todos los candidatos sometidos a consulta por el Congreso y agradezco la invitación y el honor de escucharme. Los felicito a todos, y en primer lugar, al compañero Raúl Castro por su magnífico esfuerzo.
    Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible.´´
    La humildad y sencillez de Fidel no le permitiría irse de este mundo sin despedirse como cualquier mortal, Fidel es martiano y para el también toda lo gloria de este mundo cabía en un grano de maíz, nosotros sus hijos somos los que no debemos permitir que el, su obra y todo su legado por los humildes y para los humildes ,muera. VIVA FIDEL

  3. Pingback: Fidel tendrá siempre todo el tiempo. Por Yosvany Montano* | La Covacha Roja

  4. De Armando Alfonzo Padilla, insigne poeta, repentista de nuestra filial de música de la UNEAC de Ciego de AVILA:
    Nací con suerte crecida en natural abolengo
    Porque tuve, porque tengo
    Tres padres en esta vida.
    En mi corazón se anida
    Lo que esta dicha sembró,
    Si, tres padres guardo yo
    En lo más hondo de mi
    El biológico, el mambí, Y el que hace poco murió: Fidel

  5. Lo que Fidel y el Che hablaron en santa Clara.
    Fidel le recordó al Che su carta a Celia del 5 de Junio de 1959 cuando veía caer las bombas en La casa del campesino Mario.
    Che le dijo a Fidel “si Fidel, a ellos, ni un tantico así”.
    Fidel respondió “Che seguimos adelante con mas fuerza, se nos acaba de unir el viejo amigo de la Revolución, el Comandante Hugo Chávez”.
    Che, le dijo a Fidel “mi último pensamiento es para ti y para tu pueblo que es ya mío”.
    Fidel le dijo, “Che,podríamos seguir conversando días y días desde que nos conocimos en casa de Maria Antonia, pero el tiempo apremia y tenemos que levantarnos bien temprano para junto con Chávez ir a Santiago de Cuba donde nos espera Martí que tiene mucho que decirnos”.
    Y el Che le respondió, SI FIDEL, VAMOS… HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”.

    Sergio Medina/Silvia Peralta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s