El Che del puerto. Por Iroel Sánchez


Cuando aquellos pequeños recipientes de pintura, difícilmente reunidos con mil gestiones – y hasta los recipientes eran entonces escasos- se derramaron desde el andamio sobre el que Ramsés Bernal, estudiante de diseño y Vicepresidente de la Federación de Estudiantes de su Instituto, olvidando su operación a corazón abierto, pintaba, jamás pensó que iba a durar tanto y mucho menos que iba a ser tan fotografiada y reproducida. Yo, que lo auxiliaba desde abajo, tampoco. Por supuesto, menos aún el corresponsal extranjero que se acercó para preguntarnos por qué hacíamos aquello y que al redactar su despacho se concentró más en la precariedad de nuestros medios que en la pedurabilidad del hombre que emergía de la pared. 

Sin embargo, si usted pone en el buscador de imágenes de Google las palabras “Che Guevara” hay -entre las muchas de la Plaza de la Revolución de La Habana o los testimonios fotográficos del paso por la vida del comunista asesinado en La Higuera hace ahora cincuenta años- una que está entre las más repetidas: la que resiste el paso del tiempo sobre el muro de la Terminal Sierra Maestra del puerto de La Habana. 

No es un monumento, no tiene protecciones adecuadas contra la lluvia y el viento ni ha sido jamás restaurada o retocada, pero ahí está desde hace casi un cuarto de siglo esa alegoría con una estrella que se proyecta más allá de la foto que Alberto Korda hiciera del Che en el entierro de las víctimas asesinadas por la CIA en 1960 a pocos metros de allí. Si se cruza la calle perpendicularmente se verá que cae exactamente en el arco del edificio que en la acera de enfrente alberga la Asamblea Municipal del Poder Popular en La Habana Vieja, asombroso resultado que Ramsés no se propuso y del que no dejo de sorprenderme cada vez que paso por allí. 

Corría el segundo semestre de 1993, para muchos el año más duro de la Revolución cubana tras la desaparición del 75% del comercio exterior y la caída del 35% del PIB, fruto de la abrupta desaparición de las relaciones económicas con los países de la Europa del Este y sobre todo con una URSS que enviaba petróleo, equipos y alimentos a cambio de azúcar y cítricos. Apagones de doce horas, alimentación limitada a los poco variados e insuficientes granos del racionamiento, extraños “cárnicos” como el picadillo de soya y el perro sin tripa, junto a un pan diario de cien gramos se volvieron la esencia del día a día en la alimentación del cubano, mientras se acercaban 26 años de que las balas de un sargento entrenado y dirigido por enviados de Washington dieran muerte al protagonista de la fotografía más reproducida del Siglo XX. 

En Miami se hacían maletas para regresar victoriosamente a la Isla rebelde, no pocos se aprestaban a abandonar Cuba en cualquier objeto capaz de flotar y el neoliberalismo era proclamado como la fórmula que iba a conducir a Latinoamérica al Primer Mundo.  

Si laborar en un contexto en que el peso cubano perdía su valor en picada era ya un acto de fe, qué sentido podría tener entonces el trabajo voluntario en aquellas circunstancias en que al día siguiente de concluir de pintar Ramsés cientos de jóvenes recordaron que la terminal Sierra Maestra era uno de los muchos lugares donde el Che ejemplificó con su cuerpo y su mente su concepción del hombre nuevo en esas imágenes en que lo vemos trasladando sacos con una carretilla. O que quienes eran niños muy pequeños o no habían nacido cuando ocurrió su asesinato acudieran a otros escenarios donde también el Comandante-Ministro encabezó jornadas para edificar una nueva Cuba. 

Han pasado 24 años. A Ramsés lo encontré hace poco terminando una imagen cerámica de Fidel a la entrada del estudio de televisión donde se realiza el programa Mesa Redonda.  Y cuando veo a varios de esos muchachos que protagonizaron aquel octubre, trabajar con su talento para un proyecto colectivo, como Joel Queipo, Doctor en Ciencias y Físico Nuclear, entonces presidente de la FEU en su Instituto, que encabeza en estos días de huracán el Consejo de Defensa de un municipio habanero; a la Doctora en Ciencias Tania Crombet, entonces con similar responsabilidad en el Instituto de Ciencias Médicas de La Habana y hoy subdirectora del Centro de Inmunología Molecular, exponer en Estados Unidos las vacunas cubanas contra el cáncer; o a José Luis Perdomo que presidía la FEU en la CUJAE, Doctor en Ciencias en una Universidad alemana, impulsar como Viceministro de Comunicaciones los esfuerzos por informatizar el país, le hallo  el sentido a aquel “grano de arena”, como le llamó Ernesto Niebla -hoy al frente del brillante grupo creativo Casa 4 y entonces presidente de la FEU en el Instituto Superior de Diseño- a la campaña que diseñó voluntariamente  para aquella movilización, cuya huella permanece en la Avenida del Puerto o en cada centro donde se colocó la tarja que él concibió con la leyenda “Aquí trabajó”. 

Hasta el cartel que nombraba la calle ya no está, con el traslado de la actividad portuaria hacia el Mariel la Terminal Sierra Maestra no recibe sacos sino cruceristas pero la “imagen constante” sigue allí, e incluso marca la pared donde la pintura ha desaparecido. Tal vez a alguien le sea incómodo y piense en que esa pintura mural ya no debiera estar allí y que el trabajo voluntario carece de sentido, pero si queremos seguir teniendo gente como Ramsés, Perdomo, Niebla, Queipo y Tania, como muchos que sostienen este país golpeado con frecuencia por los huracanes y las decisiones de los mismos en quien -según el Che nos dijo- no se puede confiar “ni un tantito así”, esa incomodidad resulta imprescindible. 

(CubAhora)

 

13 pensamientos en “El Che del puerto. Por Iroel Sánchez

  1. SIENTO REALMENTE UNA GRAN ADMIRACION POR UN SER
    HUMANO QUE TENIENDOLO TODO MATERIALMENTE NECESITO
    LUCHAR HASTA SACRIFICAR SU VIDA POR LA CAUSA DEL SOCIALISMO
    Y ELCOMUNISMO=HOY COMO SIEMPRE TE SALUDO VALIENTE
    CAMARADA ERNESTO CHE GUEVARA=

  2. Muy controversial el mundial personaje Ernesto Guevara de la Serna ( Che para sus amigos como el mismo aclaraba), pensar que mi generación creció todos los días en la mañana anunciando el “Seremos como el Che” y muy poco realmente profundizamos en que eso quería decir. Es de los poco líderes de la revolución que es más fácil encontrar imágenes trabajando que en las tribunas, es junto a Fidel las dos imagines más visibles de esa revolución, y eso que solo participa de los 5 primeros años de la gesta, los dos últimos los pasa fuera de Cuba en sus gestas de guerrilla primero Congo y después Bolivia donde encuentra la muerte, el propio Fidel hace publica su carta de despedida el 3 de octubre de 1965, casi dos años después es capturado y asesinado por órdenes de la CIA. Hizo de su vida una experiencia muy rica, dos viajes con sus amigos al continente que lo vio nacer, uno primero sur americano de practicante adolecente y un segundo latinoamericano que le lleva a Guatemala primeramente donde sufre el derrocamiento del gobierno de Arbenz, y después a México que conoce a Fidel y se enrrola en el Granma y la revolución Cubana, vivió tan intensamente como de la forma que encontró la muerte, cercado, herido y traicionado.

  3. Iroel sabes llegar a donde te propones, sobre todo al corazón y no lo digo empalagosamente, Cuba es así, la revolución cubana es así, su gente es así, sus héroes son así y los enemigos son como son, unos amargados derrotados en cada rincón de la isla rebelde a 90 millas, porque como dices, “en Miami se hacían maletas para regresar victoriosamente a la Isla rebelde..” y con el permiso firmado para “limpiar” las isla durante dos semanas al menos, tampoco se libraría ninguna imagen de los héroes de esta invicta revolución, ni los cementerios, ni nada, pero se quedaron con las maletas llenas de su mugre en Miami, se quedaron con las ganas en Girón, los de la compota, los de la 2056, patéticos y se quedarán sónicamente pasmaos ahora, porque gracias a personas como nombras a Ramsés, Perdomo, Niebla, Queipo y Tania, como muchos que sostienen este país golpeado y quiero decirlo, como tú Iroel, no nos descabalgan “ni un tantito así”..

  4. Pingback: El Che del puerto. – Blogosfera Cuba

  5. Cayo livius flaco, para los amigos Livio Delgado, nos hace una semblanza del Che, que así le llamaban los amigos nos dice, pues son millones y millones de amigos los que le conocen como Che y su eterna presencia. Definitivamente el Sr. Livio, ( aclaro que no soy amigo) nació en el sitio equivocado, me temo que tendrá que guardar las maletas como los de Miami si es que quiere entrar de manera triunfal como soñaban en Miami y conformarse con venir con la maleta turística y unos adhesivos a modo de imagen “made in Canada” a visitar parientes y amigos de la infancia, que no tendrán otro remedio que aguantar muela, chapa y pintura durante la estancia vacacional.
    Patetico livio delgado, para los amigos..

  6. Livio Delgado debió obviar su reseña sobre nuestro “Che” si lo que quería destacar es su imposibilidad para profundizar el sentido de la frase “seremos como el Che”

  7. Los más amantes del patriotismo de consigna son tan predecibles como los que no saben bien cómo lidiar cuando desde el respeto de la posición contraria, se resalta lo humano más que lo político, el hombre que fue más que las ideas que muchos quieren que perdure, mantengo que las descalificaciones personales en su blog dice mucho más de los que la escriben porque a pocos convencen, si algo siempre personalmente admire de lo que se cuenta del Comandante Guevara y repito Che para sus amigos es su verticalidad en convicciones, su reconocida forma de vida acorde a sus convicciones de pueblo, ese que se descamisaba y trabajaba a la par de las circunstancias y miles de fotos de testigo dejo a la historia. Hace muchos años cuando mi esposa estudiaba y yo todavía creía en la grandeza de todo aquello, 1988 más o menos, fuimos un grupo de estudiantes y algunos pegados como yo, a visitar la planta de Moa en Nicaro camino a subir el pico Cristal la elevación más alta de la sierra del mismo nombre, por cosas de la vida fuimos a visitar al reconocido ing. Demetrio Presilla y sus expresiones de respeto, de orgullo de haber trabajado bajo las órdenes del Che y sobre todo su respeto por ese que él mismo nos decía “tanta falta hacía en esos momentos” nunca olvidare, de eso hace casi 30 años.
    Dije miles de veces la frase que el Sr. Garva me reclama no puedo profundizar en su sentido, de ahí sale la famosa idea del hombre nuevo del que ya hoy casi ni se habla, y que ha resultado el hombre nuevo al paso de casi 6 décadas, alguien puede negar la lejanía en resultados para los jóvenes de ayer, hombres de hoy, en lo que vemos en el día a día nacional, alguien puede imaginar al Che disfrutando del desfile de Channel con sus hijos como hizo una muy publica diputada, u ocultando el desastres que representa que jóvenes profesionales luchen una plaza en el turismo porque les representa otra vida, o desde su verticalidad de “al imperialismo ni un tantico asi” ceder la administración de empresas a capital foráneo, capitalistas porque no hay otras, simplemente por la incapacidad de hacerlas producir correctamente por el desastre administrativo y organizativo a que se ha llegado, Fidel fue claro en la velada solemne en memoria del Che el 18 de octubre de 1967, y aquí esta creo la mejor interpretación de que representa, Ser Como El Che que usted me pide,
    “Si queremos expresar cómo aspiramos que sean nuestros combatientes revolucionarios, nuestros militantes, nuestros hombres, debemos decir sin vacilación de ninguna índole: ¡Que sean como el Che! Si queremos expresar cómo queremos que sean los hombres de las futuras generaciones, debemos decir: ¡Que sean como el Che! Si queremos decir cómo deseamos que se eduquen nuestros niños, debemos decir sin vacilación: ¡Queremos que se eduquen en el espíritu del Che! Si queremos un modelo de hombre, un modelo de hombre que no pertenece a este tiempo, un modelo de hombre que pertenece al futuro, ¡de corazón digo que ese modelo sin una sola mancha en su conducta, sin una sola mancha en su actitud, sin una sola mancha en su actuación, ese modelo es el Che! Si queremos expresar cómo deseamos que sean nuestros hijos, debemos decir con todo el corazón de vehementes revolucionarios: ¡Queremos que sean como el Che! “
    Desde mi visión de hoy día, de no seguidor de las ideas que muchos siguen llamando ser “Revolucionario”, hasta a Fidel muchos han traicionado en sus deseos pero siguen viviendo del cuentecito.
    Gracias Iroel por seguirme soportando y mis respeto desde la discordancia.

  8. El amigo LiIvio no sabe de los médicos que fueron a combatir el ébola o los Cinco que resistieron las presiones imperiales sin doblegarse. ¿No son hombres nuevos?

  9. Que comente el susodicho livio delgado es un signo claro que la revolución funciona y no tiene otro remedio que pasear todo sus complejos cotidianos y a veces bajo el signo del llamado “síndrome de Estocolmo” para él, esto es el colmo. Livio delgado está lleno de complejos, se podría decir que es un acomplejado, parece que muy marcado por su infancia y adolescencia donde según él tuvo que repetir miles de veces consignas que quedaron vacías para él , no nos aclara si le obligaban a recitar cual letania aburrida y repetida consigna, porque aquellos ya murieron y con ellos lo que significaban y nace el hombre nuevo, livio delgado, tiempos nuevos, oportunidades nuevas, tierras nuevas, parece que la frase anglosajona de: “hay que olvidar el pasado y vivir el presente” le atrapó, le mató..
    Lo suyo son discordancias, lo de otros descalificaciones y consignas baratas, hay algo que escribe el livio que mas significativo de todo lo expresado no puede ser y dice así: “si algo siempre personalmente admire de lo que se cuenta del Comandante Guevara y repito Che para sus amigos…” dice de lo que se cuenta del Comandante Guevara… ayyy livio, de lo que se cuenta ehh?? Te traiciona el subconsciente, .. a mi personalmente me pareces divertido, algo cómico, sin descalificar livio, sin descalificar.. con tu pan te lo comas..

  10. BUENO ES QUE APAREZCA UN APÁTRIDA QUE CON SUS LETANÍAS PROVOQUE LAS RESPUESTAS DE NUESTROS COMPAÑEROS. Y LE DIGO APÁTRIDA AL TAL “LIVIUS COPROFAGUS” PORQUE ES ALGUIEN QUE NO MERECE HABER NACIDO EN NUESTRA AMÉRICA, SI SE ATREVE A OFENDER A NUESTRO CHE. AL FINAL TALES “LIVIUS” SON ÚTILES PARA DESTROZARLES SUS ARGUMENTOS.
    PERO FINALMENTE, Y PARA QUE QUEDE CLARO NO TE PERMITIREMOS NUNCA QUE SALGAS INDEMNE DE ESTAS DISCUSIONES, SEGUIRÁS RECIBIENDO PALOS POR SERVIL, PALOS POR SER VIL Y PALOS POR NO SERVIR PARA NADA.

  11. Livio Delgado :
    ” Puedo asegurarte que este Comentario suyo sobre el Che Guevara No ES TUYO , ? quien te manda a Publicarlo ? ” asi como el Segundo Comentario ….” Estas no Pertenecen a tu Libreto , Toda vez que si analizamos anteriores palabras suyas , maneras de expresarte asi como tus pensamientos y las Viejas ideas notaremos que estas ultimas de hoy Fueron escritas , copiadasde algun
    PERSONAJE PIRRICO y PIRATA del Miami herald. “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s