Fidel: “En la nueva era que vivimos, el capitalismo no sirve ni como instrumento”


A los revolucionarios más jóvenes, especialmente, recomiendo exigencia máxima y disciplina férrea, sin ambición de poder, autosuficiencia, ni vanaglorias. Cuidarse de métodos y mecanismos burocráticos. No caer en simples consignas. Ver en los procedimientos burocráticos el peor obstáculo. Usar la ciencia y la computación sin caer en lenguaje tecnicista e ininteligible de élites especializadas. Sed de saber, constancia, ejercicios físicos y también mentales.

En la nueva era que vivimos, el capitalismo no sirve ni como instrumento. Es como un árbol con raíces podridas del que sólo brotan las peores formas de individualismo, corrupción y desigualdad. Tampoco debe regalarse nada a los que pueden producir y no producen o producen poco. Prémiese el mérito de los que trabajan con sus manos o su inteligencia.

Si hemos universalizado los estudios superiores, debemos universalizar el trabajo físico simple, que ayuda por lo menos a realizar parte de las infinitas inversiones que todos demandan, cual si existiera una enorme reserva de divisas y de fuerza de trabajo. Cuídense en especial de los que inventan empresas del Estado con cualquier pretexto y administran después las fáciles ganancias cual si hubiesen sido capitalistas toda la vida, sembrando egoísmo y privilegios.

Mientras no se tome conciencia de esas realidades, ningún esfuerzo puede realizarse para “impedir a tiempo”, como diría Martí, que el imperio al que vio surgir por haber vivido en sus entrañas, destroce los destinos de la humanidad.

Fragmento de la Reflexión Regalo de Reyes, publicada el 14 de enero de 2008

10 pensamientos en “Fidel: “En la nueva era que vivimos, el capitalismo no sirve ni como instrumento”

  1. Excelente articulo, es obvio es el pensamiento sano y desprendido de falsos conceptos y ardides con que suelen hacerlos los ideologos burgueses, solamente recuerdo con este articulo la guerra de viet-nam, en la que las autoridades norteamericanas enviaron a la muerte a decenas de miles de jovenes; engañados bajo el falso apotegma burguès del fantasma del comunismo. Fué la primera vez y no será la última que la sociedad sana de los EEUU vivió los horrores de la guerra al sentir la muerte de sus hijos y cuestionarse porque tenian que ir a morir en un paìs que no les hacia daño a los estadounidenses. El articulo antes referido cala hondo en las personas que detestamos las manipulaciones imperialistas que según ellos las realizan para invadir a los pueblos y robar en nombre de la democracia los recursos naturales de los paises invadidos y siempre utilizan a los jovenes para sus propósitos.

  2. No había leído esta reflexión de Fidel, me parece esa parte de su escrito que enfoca a los jóvenes Cubanos una tomas de conciencia tardía de la realidad Cubana de la que fue muy responsable y de las cosas que aunque no le gustaban no había podido evitar. En sus tantísimos discursos de abundante triunfalismo y grandes expectativas que muy pocas después se cumplían, fue muy culpable de crear esas “ilusiones que algunos compatriotas esperan milagros de nuestra porfiada y digna Revolución.”, a quien culpar por esos métodos económicos de regalar demasiado y producir bien poco, de los grandes planes económicos de la revolución que terminaron en rotundos fracasos, en premiar más que “el mérito de los que trabajan con sus manos o su inteligencia.”, a aquellos que ofrecían fidelidad a su figura y a las ideas que solo él podría tener de la realidad Cubana, ejemplos de profesionales muy capaces caídos en desgracia por entrar en debate con sus ideas abundan creo demasiado como para olvidarlo.
    Muy acertado universalizar el trabajo físico simple y cualquier otro que implique “realizar parte de las infinitas inversiones que todos demandan”, pues comiencen por aceptar el trabajo privado de los miles de profesionales y técnicos que se esa revolución ha formado y hoy vegetan en el sistema empresarial estatal sin resultados, acepten el reto de la pequeña y mediana empresa privada que revierta la descapitalización de la industria y la producción de bienes de consumo a los que se ha llegado. Y por último destacar esa advertencia que hoy pende sobre la sociedad Cubana como guillotina lista para romper la piñata, “Cuídense en especial de los que inventan empresas del Estado con cualquier pretexto y administran después las fáciles ganancias cual si hubiesen sido capitalistas toda la vida, sembrando egoísmo y privilegios.”, pues creo se están dados claros pasos para aceptar que dentro de muy poco, algunas de esas empresas serán privadas y todos esos capitalistas disfrazados de proletarios, pasaran a mostraran su individualismo, su corruptela y sobre todo la acostumbrada prepotencia avalado por el linaje y el árbol genealógico. El capitalismo no sirve ni como instrumento, pero el socialismo nunca ha podido ser instrumentado, así que tremendo dilema para los que les gusta romperse la cabeza.

  3. Livio:
    Fidel te queda grande, grandísimo. Ante él debes callarte, por favor. Estas pocas palabras suyas aplastan tu verborrea “Hablan sobre el fracaso del socialismo, pero ¿dónde está el éxito del capitalismo en África, Asia y América Latina?”

  4. Carlos Luis respeto muchísimo a Fidel como lo que fue, un hombre genial con una visión muy propia de las cosas que no le gustaba perder ni jugando. No puedo hablar de fracaso del socialismo porque creo y en eso pienso estemos de acuerdo en que nadie lo ha logrado. Pero no equivoque respeto con admiración que hace borrar las realidades vividas. Tengo 55 años y de ellos 40 los pase dándole en el intento del socialismo tropical, lo que digo lo digo por experiencia vivida, no porque alguien me lo conto.

  5. Si hablamos de fracaso, ¿cuál más evidente (y criminal) que el capitalismo?
    ¿Acaso no es mucho más digno – por simplemente humano – fracasar una y otra vez – lo cual indica que algo se procura hacer distinto del capitalismo – intentado el socialismo? No creo que sea digno del ser humano agotarse por el fracaso de un intento, para acogerse no a otro fracaso, sino al mayor crimen contra la humanidad…Como individuos podemos acogernos a renunciar, pero no tenemos el derecho de desanimar y confundir a los demás. Prefiero fracasar una y otra vez impidiendo que el criminal asesine, que acertar permitiéndolo…

  6. ´´ Cuídense en especial de los que inventan empresas del Estado con cualquier pretexto y administran después las fáciles ganancias cual si hubiesen sido capitalistas toda la vida, sembrando egoísmo y privilegios´´. Estas reflexiones del comandante aparte de un consejo a las nuevas generaciones de revolucionario, también lleva implícita una autocritica y una alerta a todos los que decimos defender nuestro socialismo, que es defender nuestra independencia. Defenderse de los bolsones capitalistas que son capases de regenerarse dentro de nuestro socialismo, y que no voy a dejar de llamar la atención en ello por el hecho de que en el foro estén participando hipercríticos que solo ven las manchas del sol.

  7. Martí advirtió: “Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras, el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, y el de la soberbia y la rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo, empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse como frenéticos defensores de los desamparados”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s