Una oportunidad para La Habana. Por Iroel Sánchez


En estas semanas se han hecho realidad dos anuncios relacionados con problemáticas vitales de La Habana.

Desde Japón han comenzado a llegar los primeros veinticinco de cien carros colectores de basura, los que se complementarán con otro numeroso grupo de equipos (cargadores, camiones de volteo, buldózers, podadoras…) para la higiene de la ciudad.

También arribaron 450 microbuses rusos de doce capacidades  y 89 ómnibus chinos, entre rígidos y articulados, destinados al transporte de pasajeros.

Sin dudas, el impacto inicial será positivo y ayudará a aliviar a corto plazo dos aspectos que cotidianamente impactan en la vida de los habaneros, pero sin transformar de modo significativo la manera en que se gestionan esos servicios y el comportamiento tanto de quienes los ofrecen como de quienes los reciben, en un período no muy prolongado de tiempo se volverá a la desfavorable situación actual.

Para prolongar el efecto positivo de esas acciones mucho podría beneficiarse el intenso esfuerzo de las autoridades capitalinas por atender esos y otros aspectos críticos relacionados con La Habana si se hace acompañar de la tríada en que tanto insiste el Presidente Miguel Díaz-Cannel: Investigación Científica, Comunicación social e Informatización, con un costo seguramente muy inferior al monto de las inversiones que se están realizando.

La escasez material ha encubierto por largo tiempo la ausencia de una gestión eficiente, que haga sostenibles esas actividades, refuerce la disciplina laboral de quienes brindan el servicio, permita el control adecuado de los recursos y estimule en la ciudadanía su preservación.  Por otra parte, la comunicación no ha sido ni sistemática ni orientadora, además de la ausencia de identidad que hace que los equipos de servicio y propiedad públicas lo mismo rindan homenaje a un equipo de fútbol español que al yin y el yan, mientras sonorizan a gusto de los empleados lugares que deberían ser de orientación ciudadana y enriquecimiento cultural. 

Parte de esa comunicación pudiera incluir el debate popular de un nuevo reglamento urbano que actualice y difunda la defensa de lo común, penalizando los comportamientos que -desde la agresión sonora en el transporte por choferes y pasajeros, hasta el maltrato a contenedores y el arrojar basura a la vía pública-en otros lugares reciben multas que pueden alcanzar hasta un salario mínimo y la obligatoriedad de trabajo social en labores comunales.

El debate constitucional ha puesto en primer plano las virtudes cívicas de los cubanos. Este impulso material, por una Habana envuelta en los festejos de sus 500 años,  puede ser una oportunidad para hacer renacer esas virtudes en  la vida cotidiana de esta ciudad, potenciando su recurso más valioso: el pueblo capitalino.

12 pensamientos en “Una oportunidad para La Habana. Por Iroel Sánchez

  1. Pingback: Una oportunidad para La Habana. | argencuba

  2. Hola Iroel 🙂

    Lamentablemente tenemos que acompañar las buenas noticas con las malas.

    De niño, cuando nos compraban juguetes, recuerdo que en no pocas ocasiones mi papá decía, con un tanto para sus adentros: —Ahora vamos a ver cuánto le van a durar.

    Actualmente uno de mis hermanos acostumbra a decir ante lo nuevo: —Ojalá mi pobreza dure lo que va a durar tu “tal cosa”.

    Raúl, en una de sus primeras vistas —televisadas— a la ZDEM hacía hincapié en el mantenimiento de lo construido en ese lugar.

    Y es que no tenemos cultura del cuidado de lo poco o mucho que tenemos; por tanto, no creo que autoridad alguna logre gestionar adecuadamente los recursos bajo su dirección. Y si estuviera equivocado, entonces los que tenemos la responsabilidad directa sobre la utilización de esos recursos —dígase carros recolectores, hospitales o guaguas— los echamos a perder en un santiamén.

    Preservar lo que tenemos no es cuestión alcanzable en el momento histórico concreto en el que vivimos. El proyecto social que representa la Revolución, aún nos queda muy grande en muchas dimensiones.

    Saludos #DesdeGuantánamo 😉

  3. Esa tríada es importante, porque a veces se culpa sólo a la indisciplina ciudadana. ?Y el control? Por otra parte, a menudo se piensa que, como aquel formidable documental español de la década de 1980, “To’ er mi e’ güeno, y se deja a la buena voluntad de los indisciplinados el responder al llamado al orden en la prensa y los medios. Desde que el mundo es mundo, la disciplina se aprende por el mëtodo de recompensa y castigo. Ojalá se imponga la multa fuerte y el trabajo comunitario para los violadores de la disciplina. El desprecio por la propiedad social y la tranquilidad ciudadana puede ser señal de una situación predelictiva.

  4. De acuerdo contigo. Si no cuidamos lo que tenemos, ni cien mil camiones van a resolver el problema. Con el tema de la basura, he visto contenedores que le han llevado las ruedas y las tapas, quien sabe para que. Hay muchisimo trabajo por hacer con el tema de la educacion ciudadana. Me parece inconcedible que uno se suba a una guagua y se permita que haya 3 o 4 pasajeros con sus bocinas portatiles compitiendo por nuestros timpanos. Cuando se les interpela, a veces hay respuestas agresivas rayando con la marginalidad. Yo recuerdo que en los 80’s una vez iba en una ruta 22 del Coppelia hacia Marianao y un par de idiotas se subieron al techo. El chofer no paro hasta la estacion de policia del Hospital Militar y ahi los cogieron. Tal vez se necesite mayor presencia de la autoridad (inspectores, agentes del orden, camaras) para atajar estas infracciones, asi como multas mas severas que de verdad duelan. Todo esto junto con un mayor enfasis en los valores civicos y ciudadanos a traves de programas educativos y comunitarios.

  5. Me gusta la idea del reglamento urbano o como quiera q se llame. El problema requiere inversion, si, pero tambien oeganizacion, y sibre todo compromiso de los ciudadanos. No podemos seguir culpando a otros, cruzando los brazos y observando a distarcia, como nuestros barrios y la bella Habana se trsnsforman en un inmenso basueero. El control es clave. Poner en practica iniciativas descentralizadas p la recogida y reciclaje. Hay mucha materia prima perdida entre ls basura, q puede ser fuente de ahorro e ingreso

  6. “Parte de esa comunicación pudiera incluir (…) un nuevo reglamento urbano que actualice y difunda la defensa de lo común, penalizando los comportamientos que -desde la agresión sonora en el transporte por choferes y pasajeros, hasta el maltrato a contenedores y el arrojar basura a la vía pública-en otros lugares reciben multas que pueden alcanzar hasta un salario mínimo y la obligatoriedad de trabajo social en labores comunales. ”
    Hay un marco legal que permite que la policia actúe contra los transgresores de la disciplica social en general y en particular contra los que cometen estos actos bárbaros y vandálicos a los que se alude, tipificados como contravenciones en general. Siempre se puede mejorar la norma, pero con lo que está regulado es suficiente para actuar de inmediato. Hace falta que los que tienen la autoridad para ello la ejerzan.

  7. Anoche yo y mi esposa por YouTube primero vimos dos programas de vivir del cuento y después pasamos a tras la huella, el primero era sobre tráfico de drogas y el segundo dos capítulos de un robo de más de 33 millones de pesos de una empresa municipal de comunales, según dicen son hechos reales, después de verlo lo comentamos y el sabor amargo nos llevó a algunas reflexiones.
    Convencido estoy hoy que si se auditan todas las empresas de comunales la sorpresa será muy grande, el descontrol y el robo es hoy el más peligroso enemigo no entenderlo es un pecado capital.
    Muy fácil fue robar 33 millones y difícil resulta aumentar los salarios, no es momento ya de eliminar las empresas municipales de comunales? Han servido de algo? la basura sigue, los parques desatendidos y las funerarias para que decir.
    Si la memoria no me falla no es la primera donación, que queda de las anteriores? chatarra sólo eso.
    Un día dije aquí de la necesidad de crear un grupo anti corrupción subordinados al presidente, si tiene que salir a la calle el pleno del comité central del partido y todos los diputados a cazar corruptos y camaleones, que salgan ya antes de que sea ya tarde y se darán cuenta de que hay para pagar más y así eliminar una de las causas de la corrupción.
    Saludos

  8. Chachareo, no se si viste tambien un video de un reo confeso, ex-funcionario de Comunales que no solo desvio millones de pesos de las nominas, sino que “compro” y corrompio a varios funcionarios alrededor de el, lo que le permitio actuar con impunidad hasta que lo cogieron, pero mientras tanto, Livorio pagando. Hay que subirle la parada a este problema. La Controladuria necesita mas recursos humanos y tal vez, mayores atribuciones. Pienso que deberia haber un mayor escrutinio de los funcionarios publicos. Tal vez una auditoria antes y despues que terminan su cargo. Este personaje construyo como dos pisos encima de su casa y andaba, segun decia, no en los autos de renta mas baratos ( pues eso le afectaba su “prestigio”)

  9. Javier, la cuestión está en reconocer el problema, mientras se le dé agua al dominó, todo seguirá igual, quién te escribe en su momento fue un corrupto más, administre por 5 anos un restaurante, por orden del director que hoy está en Miami y se llevó el billete, cargué de comida el auto del presidente del gobierno del municipio y secretario del PCC, el de comunales era un maraja y el de pan y dulces otro, así mi hermano andamos y si no se corta de raíz ni constitución ni la madre de los tomates nos salvará del infierno
    Saludos

  10. caballeros, esto es un tema de todo pero sobre todo: organizacion y disciplina. Por mi casa en la calle Anita pegado a D en Ampliacion del Sevillano hay un basurero que no lo salta ni Sotomayor. Alli en algun momento pusieron un contenedor de los grandes anaranjados, ya no lo ponen. a veces la basura es tanta que se coge las dos sendas de la calle y eso en un espacio de 100 metros… repito… no vaya a ser que alguien se piense que teclee mal…dos sendas y cien metros de basura. Ahora yo pregunto: si habia un contenedor pq quitarlo? si hay un contenedor pq no venir a recogerlo todos los dias? y asi se mantiene la limpieza y la salud en debidas condiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .