Ecuador: Cuando se elige más que un presidente. Por Iroel Sánchez


Hace diez años, Ecuador era un país bastante anodino en el escenario internacional, conocido fundamentalmente por la ingobernabilidad. Sus presidentes en la década anterior habían abandonado de forma abrupta el presidencial Palacio de Corondelet en número de tres, la corrupción estaba en el orden del día, y su falta de soberanía era coronada por la base militar que Estados Unidos mantenía en la localidad de Manta. 

La década siguiente, la del Presidente Rafael Correa y su Partido Alianza PAIS en el gobierno de la nación ubicada en la mitad del mundo, se ha caracterizado por la institucionalización, el crecimiento de los servicios sociales para los sectores más desfavorecidos, la diversificación de la economía que ya no depende solamente de la exportación petrolera, combinada con la asunción de una política exterior activa que ha llevado a Ecuador la sede UNASUR y de las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla del ELN, así como a brindar asilo en su embajada en Londres para el activista informático Julian Assange, además de reclamar un trato justo de las transnacionales hacia los países del Tercer Mundo y expulsar de su suelo a los militares norteamericanos y agencias de la misma procedencia como la USAID. Para colmo Correa ha proclamado su admiración por la Revolución cubana y la obra de Fidel, y Ecuador se ha unido a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), fundada por el mismo Fidel y Hugo Chávez.

Todos han ganado con el gobierno de Correa, y los empresarios, que han incrementado en tres veces sus ganancias, más que nadie. Pero el problema no es que hayan perdido o hayan disminuido sus ingresos sino que han tenido que aceptar una redistribución para que la salud, la alimentación digna y la educación no sean solo para ellos. 

Como era de esperar, el revolucionario Rafael Correa -Revolución es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional, Fidel dixit-  recibió su intento de golpe de estado y aunque una nueva Ley de medios y el surgimiento de una prensa de propiedad pública han quebrado en algo el monopolio de la vieja clase dominante sobre la comunicación, la figura del Presidente no ha dejado de ser demonizada. Su movimiento sufrió una importante derrota en las más recientes elecciones municipales y varias fuerzas que lo acompañaron en un inicio se le oponen en los comicios que tendrán lugar el próximo 19 de febrero. Para esa fecha Correa ya no encabezará en la boleta la candidatura de Alianza PAIS, en la que estarán el ex Vicepresidente Lenín Moreno y el actual segundo al mando del gobierno, Jorge Glas.

La fórmula de Alianza PAIS encabeza con ventaja todas las encuestas pero para ganar en primera vuelta necesitaría más del 40% de los votos con una diferencia de 10 puntos con el segundo candidato. Solo así se evitaría una segunda convocatoria electoral en la que es previsible una coalición de todos contra Alianza PAIS y se haría más difícil una victoria que permita la permanencia en el poder del movimiento que hace diez años gobierna Ecuador. Por supuesto, la prensa privada actúa ya  como un Partido único contra Alianza PAIS.

En el contexto suramericano, las elecciones del 9 de febrero en Ecuador pueden ser un punto de inflexión luego del ascenso al gobierno de la derecha proestadounidense en Argentina y Brasil y de las derrotas sufridas por los movimientos bolivarianos de Bolivia y Venezuela en el referéndum para la permitir reelección presidencial y la elección de diputados nacionales, respectivamente. Una derrota se constituiría en un avance más de la restauración neoliberal en la región y el estrechamiento del cerco contra la fuerzas antiimperialistas y populares, lo que haría más difícil la recuperación de los espacios perdidos en los últimos años.

Ser de izquierda en América Latina significa ser antiimperialista y antineoliberal, y Alianza PAIS y su líder Rafael Correa lo han sido como el que más en todos los años en que han gobernado Ecuador. El 19 de febrero, más que una elección, los ecuatorianos deciden si el camino de regreso al neoliberalismo y la dominación imperialista se estrecha o se amplía en América Latina.

(Al Mayadeen)

Anuncios

8 pensamientos en “Ecuador: Cuando se elige más que un presidente. Por Iroel Sánchez

  1. Según las estadísticas de intensión de voto :
    PDO (8 de enero)
    Lenín Moreno ALIANZA PAIS 35
    Guillermo Lasso CREO – SUMA 17
    Cynthia Viteri PARTIDO SOCIAL CRISTIANO 14

    CEDATOS (27 DE DICIEMBRE)
    Lenín Moreno ALIANZA PAIS 35.6
    Guillermo Lasso CREO – SUMA 22.3
    Cynthia Viteri PARTIDO SOCIAL CRISTIANO 10.9

    Hay dos factores que pudieran marcar puntos a favor del oficialismo ecuatoriano.
    1- Son encuestadoras de derecha lo cual cabe la posibilidad que estuvieran ponderando datos en detrimento del oficialismo.
    2- Existen un alto nivel de abstencionismo. Y dado el tipo de personalidad de los ecuatoriano, los cuales son muy tímidos para dar opiniones políticas cuando es hablar, a favor, del oficialismo cabe pensar que muchos de eso ciudadanos han decidido ya su voto por el candidato oficial pero no hacen publica su decisión.

    http://www.eleccionesenecuador.com/encuestas-presidenciales-ecuador.php

  2. Camarada Iroel. Es por demás comentar su acertado análisis, sobre la realidad política electoral de mi país de la revolución ciudadana. Nadie ni nada la detendrá, estando o no estando en el gobierno, porque la mayoría de la conquista están como política de estado. Las carreteras, los caminos vecinales, permiten sacar la producción de víveres de primera necesidad: La gratuidad de la educación, hasta la universidad, la salud gratuita, La organización popular avanza es verdad a paso lento, no porque los revolucionarios a si queremos, el caso es que tantos años de política de derecha neo liberal , lograron adormecer las masas, principalmente a la juventud que con el dicho de ser apolíticos dejan hacer de todo a los neo liberales, a lo que nuestro presidente llama larga noche neo liberal. Nuestra lucha es dura pero ganaremos a pesar de la incoherencia de algunos viejos de politiquería que se llamaron por mucho tiempo de izquierda, que con su doble moral lo que consiguieron fue detener la lucha a la toma del poder, ahora los conocemos aun mas porque están juntos con la derecha, como el MPD de tendencia maoista o Partido comunista marxista leninista, Pachakuti parte minoritaria del movimiento indígena, Las centrales sindicales fuente y reserva del imperialismo norteamericano, que ahora son rechazados por los trabajadores. UNE Unión Nacional de Educadores, que son pocos , puesto que los educadores les rechazamos , y otros traidores minoritarios ya no son reconocidos por el estado y los educadores fuimos reconocidos como Red de Educadores.
    Los partidos políticos de Izquierda como PSFA ( Partido Socialista Frente Amplio) Partido Comunista del Ecuador, Federación Ecuatoriana de Indios (FEI) Alfaro Vive, Alianza País y otros hemos formado el FRENTE UNIDO.
    Ganaremos a la primera Vuelta, los lacayos del imperio con la prensa independientes y las ONGs, no podrán con nuestro pueblo y la revolución Ciudadana.

  3. Sin ninguna duda el Sr. Correa ha estado al frente de uno de los gobiernos de mejores resultados y de más sólido desenvolvimiento de todos los sectores del país en toda Latinoamérica, con una reconocida formación económica profesional, una visión muy clara de cómo hacer girar las bisagras económicas de su país sin hacer volar en pedazos la puerta que ellas soportan y que todo se venga abajo, y partiendo siempre de políticas redistributivas que nacen de la propia creación de riquezas dentro del país pero sobre todo sin hacer de su propia política de gobierno y Alianza PAIS como formación y su propia persona, una escritura inamovible y eterna, pues en unos meses otro de su propia filiación política seguirá en cursando los destinos de ese país.
    Discrepo completamente en su último párrafo al asegurar, “Ser de izquierda en América Latina significa ser antiimperialista y antineoliberal,”, ser de izquierda es muchísimo más sencillo, y quizás políticamente radical, en su caso lo vemos pues dentro de un sistema capitalista como conserva Ecuador el Sr. Correa supo enfocar su pensamiento de izquierda y lograr significativos avances sin hacer volar en pedazos las estructuras en las que está basado el país, sobreactuar en esa delgada cuerda que une el desarrollo de una sociedad y las estructuras políticas y sociales que la crean, puede comprometer el futuro de muchas generaciones, para su desgracia a solo millas tenemos a Venezuela y su socialismo del siglo XXI que nunca uno sabe cuándo va terminar de explotar.

  4. Pingback: Ecuador: Cuando se elige más que un presidente. Por Iroel Sánchez | Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN

  5. Agencia EFE

    El presidente Rafael Correa, dijo hoy (15 de abril) en el Vaticano que el mundo actual “es el imperio del capital”, y afirmó que el “gran desafío del siglo XXI” es lograr la supremacía de las personas sobre el capital. “Vivimos en un mundo que es el imperio del capital y el gran desafío del siglo XXI es lograr la supremacía de las personas sobre el capital”, dijo Correa en un foro organizado en el Vaticano para conmemorar la publicación de la encíclica del papa Juan Pablo II ‘Centesimus Annus’. Correa agregó que “en las democracias occidentales (…) el dominio del mercado es tal que la calidad de la democracia se mide frecuentemente por la cantidad de mercado y todo lo alejado se llama populismo”. Criticó que habitualmente “las democracia de Asia, África y América” sean definidas “con adjetivos peyorativos”, pero sostuvo que “sin embargo, si la esencia de la democracia es que el pueblo formado e informado sea el soberano, bastaría con el apoyo social al gobierno para determinar que un país como Bolivia es mucho más democrático que cualquier otro de Europa”. El acto en el que intervino el presidente conmemoró el 25 aniversario de la encíclica que examinó diversos asuntos políticos, económicos y sociales de su época, al término de la ‘Guerra Fría’. Está previsto que mañana sábado (16 de abril) intervenga también en el evento el presidente de Bolivia, Evo Morales. Correa agregó que las democracias occidentales deberían “llamarse democracias mediatizadas, porque los medios de comunicación han sustituido el estado de derecho por el estado de opinión”. “No importa lo que se haya propuesto en la campaña electoral, ni lo que el pueblo haya mandado en las urnas, sino lo que aprueben o desaprueben en sus titulares los medios de comunicación”, condenó. Y animó a debatir sobre “si una sociedad puede ser verdaderamente libre cuando la comunicación social y particularmente la información viene de negocios privados con finalidad de lucro”. Correa subrayó que “con el colapso del bloque soviético” se legitimó en los países occidentales y desarrollados “el capitalismo liberal” y “su expresión extrema, el neoliberalismo” que consideraba la mínima intervención del estado “como el más adecuado para el desarrollo”. “El mundo tenía el mejor sistema económico posible, el capitalismo liberal, y el mejor sistema político posible, la democracia liberal”, ironizó. Correa matizó que la realidad ha demostrado que con este sistema económico el mundo ha derivado “a niveles sin precedentes de desigualdades”, que están provocando la muerte de las sociedades modernas. “En su informe, Una economía para el 1 %, Oxfam señala que en el año 2015, 62 personas tuvieron más riqueza de 3 600 000 000 de seres humanos”, citó Correa. “La historia nos muestra que para lograr la justicia e incluso la misma eficiencia se necesitan manos bastantes visibles, se requiere de acción colectiva, de una adecuada intervención del estado con una sociedad tomando sus decisiones por medio de procesos políticos”, agregó. Destacó que en las sociedades modernas “el trabajo humano” es tratado “como una mercancía más”, y sostuvo que “no es sólo el esfuerzo para la generación de riqueza sino una forma vital de llenar nuestra existencia”.

    Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:
    http://www.elcomercio.com/actualidad/rafaelcorrea-vaticano-critica-neoliberalismo-capitalismo.html.

  6. Es posible que la mala experiencia de Argentina ilustre a los hermanos Ecuatorianos , y se abstengan de cometer la misma locura suicida que cometió el electorado Argentino, quizás lo que paso en Brasil, contribuya positivamente en las Conciencias del pueblo Ecuatoriano, pero sigo pensando que los movimientos sociales en Latino América tienen que articularse más. Y es cierto, lo que se está jugando en Ecuador es el avance o no de las Fuerzas retrogradas del neo liberalismo, que en el pasado reciente, líderes como Chávez y Néstor Kirchner lograron detener y mandaron al alca pal carajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s