¿A quién dañan los anuncios de Trump sobre Cuba? Por Iroel Sánchez


Finalmente, después de anuncios y más anuncios, ha llegado el día. La Casa Blanca ha confirmado que este 16 de junio, desde un Teatro en Miami con nombre de un agente de la CIA, el Presidente Donald Trump anunciará las medidas que ha prometido “por los derechos humanos” en Cuba. 

Según han revelado diversas fuentes, concretamente el anuncio trata de restricciones asociadas al modo en que los norteamericanos pueden viajar a Cuba y limitaciones a acuerdos con empresas estatales cubanas. Todas las informaciones coinciden en señalar una persona -el Senador Marco Rubio- como el principal promotor de las medidas.

Pero, de ser así, el efecto que provocará el anuncio no irá en la línea de la visión de derechos humanos tal y como la interpretan Trump y Rubio: promoción de la iniciativa privada y la democracia representativa en Cuba.

Como ha señalado la ensayista británica Emily Morris “si la administración Trump adopta una línea dura, perjudicará a los emprendedores emergentes más que al estado, al tiempo que se reforzará los esfuerzos de Cuba para encontrar nuevos socios en otros lugares”. Gracias a la política de Obama es con el sector privado con quienes se relacionan la mayoría de viajeros norteamericanos que llegan a  la Isla y a quienes le reportan más ingresos. Además, con seguridad se dañará consecuentemente el retorno de las inversiones que muchos cubanoamericanos han hecho o prevén hacer en hostales, restaurantes y autos de alquiler a nombre de sus familiares en Cuba. 

Otros afectados serán los viajeros norteamericanos que, si es cierto lo revelado por el sitio Político Magazine, tendrán que llevar un registro de sus actividades en el teritorio enemigo  más detallado que la “hoja de ruta” de un chofer a cargo de un vehículo estatal en Cuba. 

En cuanto a la promoción de valores democráticos, el hecho de que una persona -Marco Rubio, se dice gracias a su apoyo a Trump en su ataque al Obamacare- influya más en una decisión del Presidente que la opinión mayoritaria del electorado norteamericano, que según el Centro de Investigaciones Pew apoya en un 75% las políticas que las decisiones de este viernes buscan revertir. No es un buen ejemplo de democracia para los cubanos del que se enterarán no por la “propaganda del régimen” sino por sus familiares en Miami. 

Al parecer, las decisiones adoptadas por Obama que más han beneficiado políticamente al gobierno cubano se mantienen en pie: el cambio de la política de pies  secos-pies mojados de acoger automáticamente a emigrantes cubanos y el cese del programa para alentar la deserción de médicos cubanos que trabajan en terceros países porque son consistentes con el discurso de Trump sobre migración. 

En lo económico, el principal beneficio de la política de Obama para el sector estatal de Cuba no ha sido el mínimo comercio bilateral que ahora Trump amenaza con restringir. Mucho más impacto ha tenido su efecto indirecto en la deshinibición de los aliados de Estados Unidos. Ello se tradujo en visitas de mandatarios de Europa, Canadá y Japón enfocados en la inversión y el comercio, el acuerdo de diálogo político alcanzado con la Unión Europea, y el incentivo que ello significó para destrabar las negociaciones sobre la deuda externa con el Club de París. 

No deja de ser sintomático que el día D de los anuncios trumpistas -desmintiendo  la “Cuba en vilo” por las medidas de Trup de que ha hablado cierta prensa- sorprenda al canciller cubano de gira por Europa, donde por cierto no están muy contentos con el Presidente-empresario. En todo caso la actitud de Cuba recuerda unas palabras del Che Guevara que casualmente transmitió el programa de la televisión cubana La pupila asombrada la noche de este jueves: “No fijamos nuestra posición, escuchando, mirando lo que hacen los EE.UU. Hacemos nuestra política internacional.”

El anuncio de Trump podrá fortalecer la imagen de Marco Rubio entre los sectores duros en Miami, que -dicho sea de paso- ya no son mayoritarios. Pero lo que es en Cuba, y también en el mundo, traerán más daño que beneficio a los interseses estadounidenses.  (CubAhora)

 

Anuncios

23 pensamientos en “¿A quién dañan los anuncios de Trump sobre Cuba? Por Iroel Sánchez

  1. Pingback: ¿A quién dañan los anuncios de Trump sobre Cuba? Por Iroel Sánchez | La pupila insomne | angelgodoy78

  2. Desde los tiempos en que Martí con su pluma como fusil escribía en importantes periódicos de los Estados Unidos y avisoraba sobre las pretensiones anexionistas del imperio y en su ensayo Nuestra América nos mostraba la importancia la lucha contra el colonialismo de los poderosos, sabíamos como cubanos que el camino estaría lleno de obstáculos contra nuestros soberanía nacional.
    Cuba se enfrenta hoy a un retroceso en las relaciones con el imperio ante las medidas que pronunciará hoy el loco millonario Donald Trump, que según él, responden a ‘intereses clave de seguridad nacional y solidaridad con el pueblo cubano’. La más hipócrita de sus aseveraciones.
    No saben que el pueblo cubano no se rinde ante las imposiciones de un falso y autoproclamado gobierno mundial democrático y que ante cada medida contra nuestra heorica isla solo logran hacer ver al pueblo cubano su falsa intención de ayudar de forma justa e incondicional, esas palabras no existen en su diccionario.
    No saben que la soberanía cubana, su identidad nacional, el patriotismo del pueblo cubano no se negocian, que se hacen cada vez más evidentes las malas intenciones de las ya varias administraciones norteamericanas, de socavar nuestra independencia y autodeterminación y es que no aceptan que hayamos escogido el camino del socialismo, de la libertad conquistada con el filo del machete, esa es la estirpe de los cubanos, esa es la garantía de defensa de nuestros ideales.
    El pueblo cubano sale fortalecido en sus principios con esta mala decisión trumpista agraciada con la mafia cubanoamericana que lo apoyó para llegar al poder, Cuba profundizará sus relaciones con otros países y nunca pero nunca confío en el imperio, ni un tantico así, como dijera el Ché, hoy queda demostrado que el gobierno del norte no tiene ningún respeto por los pueblos cubano y norteamericano y si por su interés imperial de anexionismo y opresión, especialmente de Cuba, pero ya saben que somos un hueso duro de roer.
    Vienen a mi memoria Martí, Maceo, Che, Fidel, y otros tantos que dedicaron sus valiosas vidas a alcanzar y defender nuestra soberanía, hoy tenemos ante los EE.UU una nueva Protesta de Baraguá, un nuevo Movimiento 26 de Julio, y se renuevan las palabras del Titán de Bronce, en cada cubano patriota y antimperialista: “El que intente apoderarse de Cuba, recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la contienda”
    Abajo el imperialismo yanqui!
    Abajo el brutal, ilegal y genocida bloqueo de los EE.UU contra el glorioso pueblo de Cuba!
    Viva Fidel!
    Vida Raúl!
    Viva el heroico pueblo cubano!
    Hasta la victoria siempre!

  3. Pingback: ¿A quién dañan los anuncios de Trump sobre Cuba?

  4. En las circunstancias actuales un Trump aparentemente acosado, buscara dar muestras de desprecio hacia los cubanos de la isla y asi agradar a los del exilio para vender la idea que la vida vueleve a ser igual.
    En realidad, logrado detener el flujo de cubanos hacia Miami, que significa comenzar a disminuir los mil millones de dolares mensuales en subsidios democraticos que demandan, todo lo demás es importante solo para las gradas.

  5. Sin el ánimo de hacer como el tipo del cuento del gato, ni de Obama ni de Trump, nunca he esperado nada, Obama tenia prerrogativas para hacer mucho , pero muchísimo más de lo que hiso , y sin embargo no lo hiso, Trump es el protagonista visible de una danza macabra , que se viene bailando en EU, Al ritmo de su propia decadencia en el afán de mantener a todo costo su hegemonía mundial, y américa latina, será el escenario principal de las peores aberraciones que es capaz de cometer un imperio cuando se sabe herido de muerte, ya las estamos viendo , y el ejemplo de rebeldía ,resistencia y soberanía que irradia Cuba frente a ese imperio caduco e inmoral, sigue siendo la daga mortal , mientras Cuba permanezca de pie, EU no va poder campear por su respeto en América Latina y eso, ellos, la elite más reaccionaria de EU, lo sabe muy bien , no nos queda otra que emanciparnos por nosotros mismo, y esto también le va a los nuevos emprendedores Cubanos, para que sean un poquito más patriotas, mas nacionalistas y menos egoístas.

  6. Muy buen articulo. Marcos Rubio no representa el sentir de la mayoria de los cubanos que viven en el Sur de La Florida y es cierto que cualquier paso hacia atras en cuanto a las politicas de Obama podra perjudicar en alguna medida a los cubanos, pero ellos saben que nunca nada de lo que hagan sera el fin del Proyecto Social cubano. Cuba lleva casi 60 anos resistiendo el bloqueo y la hostilidad de los Estados Unidos y alli esta.

  7. ¿Se podía esperar otra cosa? De nuevo la prepotencia, la arrogancia, el adjudicarse prerrogativas de “paladín de la democracia y los derechos humanos”. Parece que falta mucho para que haya algún día una administración estadounidense respetuosa, con sentido común, sin “creerse cosas”, como decimos por acá. De nuevo mucha paciencia y tratar seriamente de hacer todo lo mejor posible, esté un payaso o un simulador al frente del imperio más poderoso que se ha conocido en la Tierra.

  8. “si la administración Trump adopta una línea dura, perjudicará a los emprendedores emergentes más que al estado, al tiempo que se reforzará los esfuerzos de Cuba para encontrar nuevos socios en otros lugares”. Gracias a la política de Obama es con el sector privado con quienes se relacionan la mayoría de viajeros norteamericanos que llegan a la Isla y a quienes le reportan más ingresos. Además, con seguridad se dañará consecuentemente el retorno de las inversiones que muchos cubanoamericanos han hecho o prevén hacer en hostales, restaurantes y autos de alquiler a nombre de sus familiares en Cuba.´´ Yo estoy convencido que en ese sector de emprendedores por cuenta propia existe un gran potencial de hombres y mujeres que aman y respetan a la revolución y reconocen en ella su alto sentido humanista , no puede ser posible que de la noche a la mañana tantos camaleones al unísono muten sus pieles y sus corazones, y se conviertan en una rancia burguesía vende patria y lame botas, por lo que el tipo de relación que se debe construir con ese sector no debe ser de confrontación, mas bien, y útil seria, edificar un constante dialogo que robustezca el amor propio y la sana autoestima en sus conciencias del papel y la contribución que ellos pueden y deben realizar en este momento de la historia de la patria, ojo, no me estoy refiriendo para nada al oportunista, al camaleón deschavado , o los burócratas corruptos que han chupado hasta la sangre de nuestro pueblo, no ,no no, me refiero al obrero o al profesional decente y honrado que decidió tomar el camino del trabajo por cuenta propia. Ernesto Estévez Rams recientemente hacia una reflexión que viene muy a tono, creo yo, con el tema cuando decía,´´ Fidel es dialéctica y necesidad de pensar con cabeza propia, no convertir en dogmas lo que fue creación heroica. Si asumimos que ahora todos somos Fidel, entonces hay que asumirlo en toda su consecuencia. Hay que escuchar a todos los revolucionarios porque dejar una sola voz fuera es dejar fuera un Fidel y la Revolución no puede permitírselo. En ese sentido hemos llegado a la encrucijada intelectual de que la Revolución se salva como resultado del aporte intelectual colectivo, diverso y plural de todos los revolucionarios o se hunde´´. No es que yo abogue por estas formas productivas, pero si la aceptamos, azumémosla de la manera más amigable que sea posible, a pesar de las lógicas contradicciones.

  9. Marco Rubio, farsantante, aliado de la mafia y los mezquinos intereses de la putrefacta clase dirigente del imperio yanki, en Cuba te repudiamos como traidor y enemigo de nuestro pueblo. ¡Viva Fidel y nuestra gloriosa Revolución socialista!

  10. íQue tomen nota el tarugo y estulto de Queens y su pandilla de piratas!
    Gracias Tocororo.

  11. Pingback: ¿A quién dañan los anuncios de Trump sobre Cuba? | Cubano y punto

  12. He aquí por qué es un traidor a sus orígenes y un oportunista. Es un anticubano por donde se lo mire.

    Marco Rubio: El traidor
    Escrito por Nicanor León Cotayo
    http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/31337-marco-rubio-el-traidor

    Senador en la práctica del neonazi Tea Party, ha manejado el tema inmigratorio como un negocio electoral.
    Pero el zigzag de sus posturas, que incluye desde fieros discursos hasta un gradual mutismo, le araña la imagen.

    Este martes, un conocido sitio bilingüe, Tú Decides, publicó el siguiente titular: “¿Héroe o Traidor?”

    Bajo la firma de David Jakeman y Rebecca Skabelund, escribió que, debido a esto, se encuentra en dificultades por asuntos migratorios.

    Agregan que a lo largo de meses su cruzada pro-reforma le facilitó dividendos al senador Rubio, pero ahora la disminuye para complacer al Tea Party.

    Uno de los motivos radica en la teórica posibilidad de que se llegara a iniciar un camino hacia la normalización del status de millones de personas en aquel país.

    Cuando aspiró por primera vez a un cargo público, muy pocos le conocían, hasta que durante un espectáculo del Tea Party en West Palm Beach, pronunció un discurso que emocionó a los asistentes.

    Desde esa oportunidad los mencionados neonazis lo han respaldado en todo, incluido un empujón decisivo para ganar a su oponente, más conocido que él.

    Pero ahora, luego de posar como supuesto líder pro-reforma migratoria y de votar a favor de esta, Rubio es acusado de cambiar repentinamente su política.

    De acuerdo al sitio bilingüe Tú Decides, miembros del Tea Party ven los coqueteos del senador como apoyo a una “amnistía” que podría convertir a los indocumentados en ciudadanos estadounidenses.

    El malestar contra Rubio llega en Miami al estallido de protestas frente a su oficina.

    Hasta una figura tan radicalmente a la derecha en el seno del Tea Party, como Sarah Palin, hizo llegar por Twitter el siguiente demoledor mensaje:

    “’Obama ha llamado a Rubio para felicitarlo por la Reforma Migratoria’… Espero que esto valga 30 monedas de plata,” dijo en referencia a la traición bíblica de Jesús por parte de Judas.

    Es indispensable no olvidar que el caso de este legislador republicano viene rodando desde meses atrás.

    Hace un año, el 20 de agosto de 2013, el sitio Terra.com., bajo la firma de Michael J. Mishak, desplegó un titulo que aseveraba:

    “Marco Rubio habla cada vez menos de inmigración”.

    Y al explicar el motivo, Mishak lo remitió a que su apoyo a la reforma le quitó simpatías entre los conservadores.

    El conductor de un programa radial floridano, Doc Washburn, analizó la reticencia del senador cuando habla del tema:

    “Luego de pasarse meses haciendo promoción a una reforma integral migratoria, ¿por qué hace una gira para recomponer su imagen defendiendo causas conservadoras en los principales bastiones republicanos de la Florida?

    Añadió, otrora bien visto por el Tea Party, el nombre de Rubio genera ahora abucheos en ciertos lugares.

    Y reforzó de esta manera su apreciación: En un discurso de 35 minutos en el Rotary Club, de Jacksonville, “le dedicó apenas un minuto a la reforma que impulsó en el Senado”.

    Sin embargo, alerta el sitio Tú Decides, su apoyo a la reforma podría impulsarlo en la elección primaria republicana que en 2016 seleccionará a su candidato presidencial.

    Una reciente encuesta, realizada por Latino Decisions/America’s Voice, indicó que Rubio es un líder cuando lo sitúan a la par de otros potenciales contendientes.

    No obstante, ese mismo sondeo muestra a Hillary Clinton por delante de cualquier adversario y favorecida, al menos, por dos tercios de los votos latinos.

    Mientras tanto, al senador Marco Rubio le han endilgado un nuevo e incómodo apelativo: traidor.

    ¿De dónde serán Ted Cruz y Marco Rubio? Porque de #Cuba, no son

    Edmundo García / La Tarde se Mueve
    https://micubaporsiempre.wordpress.com/2015/12/07/de-donde-seran-ted-cruz-y-marco-rubio-porque-de-cuba-no-son/

    Me veo precisado a recomendar y resumir brevemente artículos de Jason Horowitz aparecidos en The New York Times, porque la prensa en español de Estados Unidos les ha estado pasando por alto, evitándolos. En especial la desnortada prensa que se hace en el sur de la Florida, donde esta información sería muy útil para entender algunos problemas y orientar a los lectores, sin manipularlos.

    Horowitz ha cubierto con gran acierto las campañas electorales que están desarrollando los candidatos Republicanos a la presidencia de Estados Unidos que son de origen cubanoamericano; me refiero a Ted Cruz, Senador por Texas, y Marco Rubio, Senador por la Florida. El periodista ha indagado sobre todo en la forma en que estos dos personajes tratan de sacar provecho político al origen cubano de sus familias, reinterpretando y a veces mintiendo sobre la historia verdadera.

    El articulista de The New York Times también ha investigado sobre la relación entre ambos candidatos, mostrando la falsedad de la cacareada unión de los legisladores cubanoamericanos, que en verdad se recelan y vigilan para ganar el favor del establishment del partido Republicano, de los cabilderos y de los políticos tradicionales de la casta del poder en Washington DC.

    El 5 de julio de este año Jason Horowitz publicó en el New York Times el artículo titulado “Marco Rubio Is Hardly a Hero in Cuba. He Likes That”. El periodista rastreó opiniones en La Habana acerca de lo que los cubanos sencillos piensan de Rubio, y llegó hasta Cabaiguán inquiriendo por los antecedentes familiares del senador.

    En La Habana, entre otros, Horowitz entrevistó a un residente de 66 años llamado Héctor Montiel quien le dijo que la victoria de Rubio sería lo peor que podía pasar, pues consideraba que Rubio era anticubano de todas las formas posibles; Montiel agregó que Hillary Clinton entendería mejor el problema cubano.

    Los cubanos no olvidan las rencorosas declaraciones de Rubio sobre el proceso de normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos hecho público el 17 de diciembre del 2014; ni su rechazo a la libertad de Los Cinco héroes cubanos. Rubio, que no conoce los verdaderos sentimientos patrióticos del pueblo cubano, debería enterarse de lo que piensan de él los cubanos de la isla. Para Rubio el nacionalismo y el independentismo son fruto de la “desinformación”; con esta explicación no hace otra cosa que mostrar su ignorancia de la historia de Cuba y de las raíces sociales y políticas de la Revolución Cubana. Según dice Horowitz en su artículo, Rubio cree que la opinión crítica que existe en Cuba sobre sus posiciones se debe a una campaña montada en su contra. El senador no puede ser más frívolo e ignorante sobre los móviles de la historia.

    Marco Rubio ha usado sus orígenes cubanos para ascender en la política local de Miami y en la política estatal de Florida. También se acompañó de sus padres Mario y Oriales en el año 2010 cuando lanzó su candidatura a la presidencia de Estados Unidos. Destacó su parte cubana en su autobiografía, pero de inmediato fue descubierto en la mentira de venderse como hijo de exiliados políticos perseguidos por la Revolución Cubana, demostrándose suficientemente que sus familiares llegaron a Estados Unidos antes del triunfo revolucionario, exactamente en el año 1956. Cuando en el año 2011 The Washington Post divulgó a escala nacional este dato, Rubio se salió por la tangente diciendo que realmente él lleva a Cuba “en su imaginación” y eso es lo que importa. Pero el votante norteamericano no olvida este mensaje: Rubio miente para lograr sus objetivos.

    Horowitz cuenta una simpática anécdota, relacionada con comentarios del senador Rubio sobre los parientes que le quedan en el poblado de Jicotea, en Villa Clara. Al parecer el periodista viajó o investigó acerca de Jicotea, y en lugar de encontrar simpatías por Rubio documentó unos tractores con unos letreros que decían “Viva Raúl”.

    En verdad los parientes de Rubio residían en Cabaiguán pero abandonaron el pueblo en 1940 y se establecieron en La Habana.

    Para investigar sobre los orígenes cubanos del senador Ted Cruz, el periodista Jason Horowitz recogió en Matanzas algunas opiniones. En esa provincia una entrevistada de 34 años, nombrada Yadira Suárez, dijo no saber quién era Ted Cruz. También lo declararon otras personas, cosa que según Horowitz demuestra el rol exagerado que el senador ha dado a Cuba en la conducción de su campaña y creación de su imagen política.

    El 9 de noviembre Jason Horowitz publicó el artículo “Cuban Peers Dispute Ted Cruz’s Father’s Story of Fighting for Castro”, dedicado a precisar algunas afirmaciones que Rafael Cruz, padre del senador, ha estado haciendo para favorecer la carrera política de su hijo.

    El senador Ted Cruz ha dicho que empezó a amar la libertad desde que siendo un niño escuchó hablar de las rebeldías de su padre, supuestamente un “líder” de las luchas revolucionarias de los años 50. Estas referencias han servido a Cruz para conectar emocionalmente con los votantes conservadores, especialmente con los círculos del llamado Tea Party. El problema que tiene esto es que la mayor parte de los testimonios sobre ese “liderazgo libertario” de la familia Cruz es falsa.

    Rafael Cruz ha dicho, y su hijo el senador Ted ha asumido, que él se destacó en los medios revolucionarios de Santiago de Cuba alrededor del año 1956, y que tuvo amistad con Frank País.

    Horowitz obtuvo testimonios de veteranos de aquella gesta revolucionaria cubana, que desmienten las egocéntricas versiones de Cruz. Leonor Arestuche, quien el gobierno cubano encomendó precisamente el cuidado de la memoria sobre esas luchas, y personas que conocieron a Cruz, dijeron que este quizás había participado en marchas y pintado algún cartel en un muro, pero ni recogió armas ni participó en acciones más comprometidas. Tal vez Rafael Cruz pudo hasta haber “rezado” por la caída de Batista, que era algo que los revolucionarios, jóvenes católicos algunos, agradecían, pero eso no lo convertía en un “líder” de la lucha por la libertad de Cuba.

    Horowitz fue concluyente: No se descarta que algunas de las anécdotas “revolucionarias” de Rafael Cruz puedan encontrar algún fundamento; pero ningún veterano de aquellas luchas ni ningún historiador respetado de la Cuba actual, considera que fue un “líder” revolucionario.

    Tanto Marco Rubio como Ted Cruz se han aprovechado de sus orígenes cubanos en los debates políticos para hacer la demagógica referencia al “sueño americano”; han manipulado ese dato como un escudo para presentar sus verdaderas intenciones antiinmigrantes. Ambos quieren mantener a Cuba bloqueada; los dos se oponen a la normalización de las relaciones con Estados Unidos; ninguno quiere lo mejor para el pueblo cubano ni tiene entre sus planes conocer a los cubanos de la isla de primera mano, en sus vidas verdaderas. Ninguno tiene la más mínima intención de visitar la isla. Ni antes, ni ahora, ni nunca. Por eso siempre que sale el tema apelan a la dilatoria justificación de que solo irán en el futuro, cuando existan “elecciones libres”.

    Todo eso es mentira. Marco Rubio y Ted Cruz no están interesados en acercarse a los cubanos reales. Ni siquiera están interesados en su propia amistad y solidaridad política. Todo se trata de una pose electoral. Esto lo demuestra el propio Jason Horowitz en otro artículo en NYT del 1 de noviembre titulado “Ted Cruz and Marco Rubio Grow Apart as Their Ambitions Expand”. Se los recomiendo como un puente entre los otros dos, para que vean que las referencias que ellos hacen al orgullo hispano, al orgullo latino, a la familia cubana y toda esa sensiblería sobre los orígenes, no es más que una fachada para encubrir a dos personas muy ambiciosas que sueñan con ser aceptados por la elite de poder tradicional de los Estados Unidos.

    Por eso repito: Yo no sé de dónde serán Marco Rubio y Ted Cruz, pero de Cuba, no son.

  13. Ni Ted Cruz ni Marco Rubio son cubanos. Los dos son norteamericanos. Sería como decirle a Obama que es africano por su padre. Tiene un origen africano pero no lo es.
    El hecho de que los personajes mencionados tengan orígenes cubanos no los hace cubanos. Si se fuera a usar esa lógica tan ilógica, entonces el apóstol traicionó su tradición española, Fidel Castro también por su padre español, René González Sehwerert que nació en Chicago, Estados Unidos (que si es norteamericano de nacimiento como Marco Rubio), así como innumerables ejemplos. La traición es un término que excede a ese análisis tan superficial que roza con lo ridículo.
    Pero lo esencial es a qué traiciona Marco Rubio, a qué o a quién para que digan que es traidor. ¿Traiciona su origen cubano? Si fuera así creo que tenemos bastantes personajes históricos que han traicionado a sus orígenes.
    Otro término “cubanos reales” en el comentario “Todo eso es mentira. Marco Rubio y Ted Cruz no están interesados en acercarse a los cubanos reales.” No sabía que existían cubanos reales. Entonces si hay reales debe haber cubanos irreales. Vaya término un poco confuso salido del realismo mágico latinoamericano.
    Coincido con lo último del comentario: “Yo no sé de dónde serán Marco Rubio y Ted Cruz, pero de Cuba, no son.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s