Jerusalén, la embajada y las profecías de Nostradamus. Por Salam A Mousa Reyes


Corrían los primeros días de 2018 cuando, luego de 4 siglos y medio posterior a su muerte, el profeta Nostradamus volvía a ser noticia. Sus predicciones para este año encajaban como anillo al dedo en el contexto internacional. Los vaticinios más tenebrosos venían asociados al anuncio de la llegada de un “gran aullador, sin vergüenza y audaz. Tramposo, sin escrúpulos y egocéntrico a la cabeza de uno de los países más poderosos del mundo”. Con tanta similitud a lo que sucede hoy en los Estados Unidos era imposible no darle algún crédito al adivinador.

Pero ni siquiera Nostradamus podía prever las piruetas que en política exterior realiza la administración Trump en temas tan sensibles como el equilibrio de la paz en medio oriente. La jugada de mover la embajada estadounidense a Jerusalén muchos no la consideraron como una opción real. Sin embargo, desde marzo de 2016 el magnate de New York anunció el traslado de la sede diplomática, la “revisión” del pacto nuclear con Irán, así como un apoyo irrestricto a Israel en términos de política exterior. El tema fue retomado a fines de 2017, igualmente bajo la óptica de que era una cuestión que se analizaba. Nadie consideró probable que se diera un hecho de esta magnitud, menos aun tratándose de la ciudad santa de Jerusalén.

Reconocer a Jerusalén como capital de Israel fue una decisión tomada en 1995 durante el gobierno de Bill Clinton por el Congreso de Estados Unidos, que ningún mandatario, Demócrata o Republicano se atrevió a llevar a la práctica.

El año 2017 fue tenso para los palestinos en su relación con la Casa Blanca. Trump ordenó la salida de Washington de la oficina de asuntos diplomáticos de la Organización para la Liberación de Palestina y amenazó con eliminar la ayuda que Palestina recibe de organismos internacionales, cuestión que se hizo patente durante el transcurso del año.

Pero como dije anteriormente ya este tema estaba gestándose y fue avisado. El antecedente concreto de esta medida fue el discurso de Trump en el Congreso del AIPAC (American-Israel Public Affairs Committe) en 2016. AIPAC uno de los principales lobbies de presión en los Estados Unidos, prueba de ello es que a este evento asistieron todos los candidatos presidenciales (fue antes de las primarias) y allí cada uno dio su discurso sobre la relación de Estados Unidos con Israel. Las palabras de Trump cayeron como música en el oído del ala ultraconservadora judía en Estados Unidos. Claro está, la posición de Trump no es meramente una cuestión de apoyo a Israel.

La mayoría de los análisis coinciden, en que al igual que el tema Cuba, este apoyo irrestricto a Israel es otra moneda de cambio de la administración Trump para gobernar. Sí, AIPAC es un aliado poderoso. Representa las finanzas a nivel mundial. Entre sus miembros se encuentran personas vinculadas al capital transnacional. Los principales contribuyentes de este lobby son encumbradas familias como los Rockefeller, los Rothschild (precursores del estado de Israel y el sionismo), la gran banca de los Goldman Sacks y la “Open Society” de George Soros.

Para contextualizar estas informaciones, las acciones de Trump se desarrollan en medio de rumores de un posible impeachment conducido por figuras como Obama (principal crítico de Trump a la luz de hoy) Hillary Clinton y John Kerry, participantes en las negociaciones con Irán.

Durante el gobierno de Obama, se intentaron dar pasos por este lobby para realizar presiones a nivel de Congreso, que es donde mayor influencia ejerce. Sin embargo, pese a que Obama aprobó la mayor inversión en temas militares de la historia de Israel (38 000 millones en diez años), su administración mostró su desagrado tanto a Benjamín Netanyahu, como a determinadas acciones del gobierno sionista. Ello motivó el voto de censura (es decir la abstención) de Estados Unidos ante el proyecto de Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que finalmente fue aprobada, en la cual se condena a Israel por la construcción de asentamientos de colonos en territorios ocupados al pueblo palestino.

Pero regresando al tema principal: el por qué de la embajada. Trump ha tenido relaciones con Israel conocidas desde hace más de 30 años y ha sido reconocido por AIPAC por su trabajo en función de fortalecer las relaciones comerciales entre ambos países. Ya desde 1983 el Jewish National Fund le premió por su dedicación al fortalecimiento de la relación entre EEUU e Israel. En 2004 fue seleccionado “Grand Marshal” de la “Israel Day Parade”.

La vida comercial de Trump se impulsa desde Nueva York, que es el lugar con la mayor concentración de practicantes del judaísmo fuera de Israel. Por ello sus negocios con los fondos de inversión y los grandes bancos estuvieron matizados por sus relaciones con este segmento poblacional.

Por otra parte está su conocida amistad con Netanyahu. En el año 2013 Trump protagonizó un video electoral para el público de Israel mostrando su apoyo a “Bibi”. El mismo Bibi que hace pocos días le entregó a Trump las “pruebas irrefutables” obtenidas por el Mossad de la traición iraní al pacto nuclear.

Siguiendo con el tema de las relaciones de Trump con los sectores de la ultraderecha sionista en los Estados Unidos tenemos otro ejemplo. Para su campaña electoral Trump obtuvo apoyo de Sheldon Adelson, apodado el “mega donante de Trump”, dueño de varios casinos que se encuentra entre los principales activistas del AIPAC y que tiene estrechos vínculos con Netanyahu. Este mismo empresario, se dice que fue quien sugirió el nombramiento de John Bolton en el equipo de Trump y ya ha señalado a Marco Rubio como su próximo favorito.

No menos importante es la presión que sobre la Casa Blanca ejerce uno de los sostenes de la campaña presidencial de Trump, el Grupo Evangelista Cristiano Unidos por Israel, que desde una posición religiosa exige el retorno de los judíos a Jerusalén, ya que esta es una condición esencial para la segunda venida de Cristo.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en esta lógica es el lugar que ocupa Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump (recientemente convertida al judaísmo ortodoxo) y asesor junior de la Casa Blanca en la ejecución de políticas diseñadas desde Tel Aviv. Kushner, inversor internacional, es un conocido donante de asentamientos de colonos en Cisjordania, particularmente se ha identificado su relación con asentamientos de notoria agresividad en su actuar. Kushner forma parte del AIPAC, es el asesor principal de Trump para sus relaciones con Israel y además es el “negociador” de Estados Unidos para el proceso de paz con Palestina….

Casualmente Ivanka y Kushner son quienes encabezan la delegación estadounidense junto a 10 congresistas (todos republicanos), al acto de apertura de la embajada. Tristemente dos países siguieron la iniciativa de Trump: Guatemala y Paraguay. ¿Recuerdan el Grupo de Lima?

La apertura de la embajada para la diplomacia internacional, es otro puntapié del realismo político estadounidense, que no ceja en su empeño de demostrar que no existe sistema de naciones alguno. La voluntad imperial se impone una y otra vez, frente a un concierto de naciones cada vez más desacreditado e ilegítimo.

Este evento coincide con la decisión del ejecutivo estadounidense de retirarse del paco nuclear iraní, acción que indudablemente desestabiliza más esa región del mundo. Aunque del abandono del pacto podemos hacer muchas lecturas, lo cierto es que con su desarticulación el mundo entra en una nueva etapa de la carrera armamentista. Y si bien otras partes del mundo ven en estas acciones una vía para desatar nudos convenientemente amarrados desde Washington, en medio oriente queda claro que hay un interés visible y denodado de provocar y generar conflictos que den al traste con una intervención estadounidense o israelí.

La cuestión de la embajada en Jerusalén para los palestinos es una afrenta: una sede estadounidense que está ubicada en contra de la voluntad del pueblo palestino, a quien nunca ha tenido interés real en apoyar y que además persigue como propósito legitimar la ocupación y el apartheid del régimen sionista.

Desde la perspectiva sionista es todo un espaldarazo, sobre todo al régimen de Netanyahu que ve con ojos codiciosos como se rompe el celofán que protegía la llamada “ciudad santa”. Además al reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, Estados Unidos lleva a cabo un paso decisivo para a instalación de una nueva arquitectura de equilibrios de poder en la región de medio oriente.

¿Y qué tan conveniente puede ser tener una sede estadounidense en Jerusalén? Pensémoslo de otro modo: ¿Qué tan conveniente es poner a tiro de piedra un techo de cristal? Esperemos que los palestinos y sus movimientos nacionalistas se den cuenta de que esta provocación puede ser el “Maine” del Medio Oriente, y su ubicación responder a la lógica de que una agresión, por leve que sea, puede generar un conflicto con “visos intencionales” que legitime agresiones asimétricas, y donde, claro está, los muertos los ponen los que no sirven a ningún imperio.

La posición de los países de la región es, como hasta el momento, contemplativa. Nadie está de acuerdo con Israel, ni en contra de los Estados Unidos. Todos apoyan el reclamo palestino, pero hasta ahí. Mientras el concierto de potencias sigue tocando la angustiosa sinfonía de la ambigüedad. Claro, en Palestina no hay recursos geoestratégicos, ni parece definirse ningún plano de superioridad geopolítica.

Un punto aparte merece la alianza de facto entre Israel y Arabia Saudita, cuestión que se convierte en un tema religioso que toca a la casa Al Saud. El control por los símbolos religiosos asociados al islamismo y las ciudades santas es una cuestión de seguridad nacional para los saudíes.

Mientras todo esto acontece esperamos la promesa del “plan final” de Trump para el proceso de paz en el medio oriente. ¿Qué sucederá? Creo que ni Trump lo sabe. Tal vez debamos revisitar nuevamente a Nostradamus en busca de otra clara epifanía.

9 pensamientos en “Jerusalén, la embajada y las profecías de Nostradamus. Por Salam A Mousa Reyes

  1. Parece muy claro que existe un programa de exterminio teniendo en cuenta el desprecio que muestran unos y la indiferencia de los otros por la vida humana y en teniendo en cuenta esas circunstancias cualquier cosa se puede esperar.
    Lo curioso es que no se puede tocar el asunto por temor a una maldicion divina.

  2. Desde la fundacion de Israel en 1948, el estado Zionista ha cometido crimenes y desmanes cada vez mas horrendos en contra de sus vecinos y en especial, en contra del indefenso pueblo Palestino.

    Hasta hoy, ninguna institucion internacional incluyendo la ONU, ha logrado mitigar el sufrimiento de ese pueblo, limitar la continua ocupacion de sus tierras hasta haber perdido cerca del 70% de las mismas, ni detener las incursiones militares con caza bombarderos F-16, tanques M-1, fusiles M-16 y bulldozers para demoler sus viviendas, mientras un mundo inerme, incapaz de salirse del VETO de los Estados Unidos, ve morir por sed, hambre o fuerza bruta como ayer, en la que 60 personas y 2700 personas fueron heridas.

    Cuba ha escrito la historia mas bella de solidaridad internacional en el mundo el siglo pasado. Millones de hombrs y mujeres en Africa, Asia y America Latina deben su libertad, independencia y soberania a la sangre que Cubanos han derramado en tierras extrañas; por lo que Cuba no puede permitir que sea equiparada con paises complices o los que cierran los ojos ante esta calamidad humana ni los taimados que pretende no ver ni oir la bestalidad de un Zionismo monstruoso que ofende la dignidad humana.

    Cuba puede absorber la emigracion de 50,000 familias Palestinas en el municipio de San Antonio del Sur en Guantanamo, cuyo terreno semi-arido es similar a su tierra natal, donde podrian producir palmas, higos,nueces y otros productos especificos inexistentes en Cuba.

    El mundo Arabe necesita igualmente de varios millones de medicos, enfermeros, tecnologos y otros para atender sus necesidades sanitaria, que podrian formarse una vez que el hospital de Guantanamo sea convertido en el modernisimo Centro Medico Arabe-Cubano con la Universidad donde pudieran formarse miles de jovenes Cubanos en otro idioma foraneo, aun cuando Cuba es ya el pais donde los turistas del mundo, pueden encontrar la mayor disponibilidad de trabajadores de ese giro, que hablen uno o mas idiomas extranjeros.

    Esta tarea enorme que Cuba jamas podria enfrentar con sus limitaiones economicas, encontraria gran resonancia en todo el mundo, donde individuos, instituciones y organizaciones de todo tipo, aportarian sus recursos para cubrir los costos de traslado, reubicacion y un estipendio hasta que sus producciones les permita independizarse.

    El grito surgido en America Latina es hoy mas valido que nunca al decir, Si Se Puede!

  3. Ni que decir tiene que el motivo del traslado de la embajada a Jerusalén no es otro que contribuir a la pacificación de Israel y a la convivencia entre judíos y palestinos. Una jugada táctica de la superpotencia en nombre de la paz, la democracia y los derechos humanos, faltaría más. La administración norteamericana nunca da puntada si hilo, por lo que tendríamos que preguntarnos a qué responde tanta ayuda económica, diplomática y militar desde la creación del estado de Israel, como si fuera un estado más de la Unión, un estado que sólo aporta quebraderos de cabeza y déficit, salvo que lo analicemos como un permanente foco de desestabilización en la zona.

    En el famoso binomio “cañones o mantequilla”, a los pobres árabes les toco llenarse el estómago de plomo, gracias a la generosidad de británicos, norteamericanos y judíos abonados a la torá de Wall Street y la City de Londres. El regreso a la tierra prometida no iba a ser únicamente para hacer flexiones de cabeza frente al muro de las lamentaciones. Del mismo modo que la ayuda del plan Marshal benefició a las corporaciones norteamericanas, también la ayuda a Israel iba a ser una inversión en el Minotauro Global (que diría Yanis Varoufakis), no precisamente en economía civil (como en Europa y Japón) sino en economía militar, inequívoca vencedora de la crisis de los años 30 del siglo XX y de la II Guerra Mundial.

    En el reparto de la economía mundial que hicieron las grandes corporaciones tras la II Guerra Mundial, no cabe la menor duda de que Oriente Medio le tocó a las corporaciones dedicadas a la economía de guerra y que la creación del estado de Israel acabaría siendo un factor desestabilizador clave, además de un actor fundamental, primero como contrincante del mundo árabe y, después, como patrocinador del terrorismo yihadista, con lo que logró salirse del escenario bélico (ahora los muertos y las derramas en economía de guerra corre de cuenta sólo del mundo árabe), implicar a la superpotencia y aliados imperialistas en el despilfarro militar y el saqueo de recursos y tener la capacidad y respaldo internacional para abusar todavía más de los palestinos y sus territorios (también fuera de Israel a cargo de su ejército mercenario yihadista, que, por ejemplo, convirtió en objetivo militar los campamentos de refugiados palestinos en Siria).

    ¿Cuál sería la reacción de los medios de comunicación de la tiranía si los militares del vídeo que aporta Tocororo en su comentario fueran bolivarianos? No digamos si lo ocurrido estos días en la zona, con multitud de muertos y heridos a manos de las fuerzas represivas judías, ocurriera algún día en Venezuela. Los mismos protagonistas de la jugada táctica de trasladar la embajada a Jerusalén para atizar el fuego en la zona, seguro que nos dirán antes y después del día 20 de Mayo que en Venezuela no hay democracia sino un estado fallido y una grave crisis humanitaria. Yo me terminé de convencer cuando eché un vistazo ayer a una de esas vainas que van dejando por bares, restaurantes y tiendas los peones del sindicato del crimen mediático y me enteré de la reciente visita del presidente Juan Manuel Santos a Madrid para revelar al mundo que la situación en Venezuela se está deteriorando cada vez más. Nadie con tanta autoridad moral e imparcial como el presidente del estado narcoterrorista que mantiene en nómina a mas de 10.000 paramilitares, que son la ley y el orden en las zonas de la nación donde la oligarquía los manda a patrullar, a extorsionar, a asesinar y a saquear.

    El imperio está moviendo sus piezas en torno a las próximas elecciones en Venezuela. Los artículos que publican aquí en España todos los medios de la oligarquía no pueden ser más farsantes y vomitivos. Cualquiera que los lea y no sea consciente de los intereses criminales de los dueños de esos medios, da por hecho que habrá fraude electoral. Desacreditados totalmente, los guarimberos, los golpistas, estaba claro que necesitaban a un bolivariano arrepentido como rival de Nicolás Maduro. Enri Falcón es el único que le puede robar la cartera y el espíritu al electorado venezolano en beneficio de la tiranía imperial, de ahí, inteligentemente, reservaran a los de la gasolina y las barricadas para el supuesto de que los bolivarianos vuelvan a ganar. Espero que desde este foro se preste la mayor cobertura informativa y apoyo a nuestros hermanos bolivarianos en un momento tan crucial para los intereses de América Latina y del mundo.

  4. El soldado (israeli en este caso) tiene una tarea distinta que es defender a toda costa el territorio nacional contra enemigos foraneos que traten de posesionarse en el. Los palestinos que impulsados por Hamas (Organizacion Terrorista enemiga jurada del pueblo judio que vive en Israel y fuera de sus fronteras) establecen el dia que ellos catalogancomo “del desastre ” para protestar e intentar marchar sobre las fronteras del Estado independiente de Israel y muchos intentan abrirse paso a balazos como ha ocurrido y como ocurrio en este caso. Ha ocurrido anno tras anno .
    La orden es que todo aquel que intente traspasar la frontera sea abatido y si es mostrando violencia debe ser eliminado. Eso fue lo que ocurrio.
    Esta claro que si te aproximas a la frontera e intentas atravesarla y no te detienes ante el alto que se te da y por el contrario te muestras violento, el soldado te detendra con lo que tiene para hacerlo que es su arma de reglamento.
    El soldado no tiene piedras ni gomas de auto encendidas para lanzarlas contra el agresor. Tiene un fusil y la orden de utilizarlo en el caso en que la frontera sea amenazada.
    No haria usted lo mismo si alguien tratara de meterse en su propiedad y al interpelarlo para que se detenga en su intento se muestre irreflexivo y violento poniendo en peligro su vida y la de su familia?. Yo si.

  5. Yo creo que se ha equivocado Ud. de localización geográfica, Mr. Sanson, pero sobre todo de discurso, si es que se puede decir así a semejante alegato de violencia que practica en sus palabras. Ofende la historia, las razones y la estética. Trata de foráneos a los palestinos en su propia tierra y de soldados patrios a matarifes y usurpadores. Lo que Ud. llama desastre, en realidad es la Nabka, y la traducción seria “catástrofe” cuyo significado es aquel día de 1948 cuando se expulsó a los palestinos de sus hogares y de su tierra, para crearse el estado de Israel. Este día no es una romería, ni una protesta como jocosamente Ud. escribe, sino un símbolo de resistencia y Ud. posiblemente si es que conoce la palabra Nabka, será de los que dicen que ese día no existió porque el mero reconocimiento significaría la existencia del pueblo palestino y de palestina y eso Israel no puede reconocer obviamente porque son unos usurpadores.

    Sabemos qué es un soldado de las ideas y también, Estudio, Trabajo y Fusil, pero no como Ud. interpreta, para disparar y matar a los que les arrojan piedras o ruedas en llamas, matando niños, mujeres, ni ancianos, las cifras hablan por sí mismas. Pero bueno como dice el intelectual judío Gilad Atzmon: “en Israel ya se sabe que hay un camino directo que conduce desde el asesinato a un cargo en el gobierno”

    Por sus palabras finales Ud. será de la asociación del rifle en gringolandia, con su propiedad privada, su derecho a matar y toda esa parafernalia barata y luego resulta que por mucho Sanson que se llame viene la Dadila del cuento ese y lo deja como un guiñapo….

    Eduardo Galeano escribió algo como, “Si yo fuera palestino” y decía asi:

    Ya poca Palestina queda.
    Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.
    Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera.
    Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa.
    No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva.
    Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania.
    Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo.
    En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s