El orgullo de ser americano


Néstor García Iturbe

Bandera de EE.UU. en  prisión de GuantánamoRecientemente recibí del Dr. Nelson Valdés, profesor de la Universidad de Nuevo México un artículo de  Paul Craig Roberts* , titulado “The Shame Of Being An American“ (La vergüenza de ser un americano).  No puedo menos que coincidir con el Sr. Roberts y agradecer a Nelson el envío del artículo, pero sugerí podía escribirse otro titulado “The Proud of being an American” (El orgullo de ser un americano), e inclusive dije que si no lo escribía alguno de ellos, yo lo haría.

Considero que escribir este artículo no resulta difícil, pues sería simplemente tomar todos los elementos que plantea Roberts por los que se siente avergonzado y plantearlos nuevamente, significando la oposición a los mismos por un americano que tiene orgullo de su país y de sus tradiciones, que no está de acuerdo con lo que sucede en Estados Unidos y por eso protesta.

De acuerdo con lo que plantea Craig Roberts, el gobierno ha subestimado la cantidad de orgullo que pudiera tener el pueblo de Estados Unidos.

Un verdadero ciudadano estadounidense, amante de las verdaderas tradiciones del país, no lo pensaría dos veces para oponerse a lo planteado el 15 de febrero por la Secretario de Estado, Hillary Clinton, restringiendo el derecho de todo ciudadano a la utilización de Internet, unido a las acciones del Departamento de Justicia contra sistemas como el Twitter.

Cualquier ciudadano estadounidense que sienta orgullo de serlo, reconocerá en Bradley Manning a un héroe, que no vaciló en sacar a la luz pública y al conocimiento de los otros ciudadanos los desmanes e ilegalidades realizadas por el Departamento de Defensa y que ahora es penalizado en condiciones  que violan la Constitución y las Leyes que garantizan las libertades ciudadanas y los derechos humanos.

Es necesario que los ciudadanos de ese país, los que se sientan orgullosos de ser americanos, denuncien la corrupción gubernamental que se ha puesto de manifiesto para tratar de crear un caso de “conspiración” contra Julian Assange con el fin de penalizarlo por revelar documentos del gobierno de Estados Unidos que prueban, sin duda alguna, la falta de ética y respeto a la dignidad humana por dicho gobierno.

Cualquier estadounidense orgulloso de serlo, protestará por las implicaciones de lo revelado en el periódico The Guardian el día 15 de febrero sobre las acciones y mentiras fabricadas para derrocar a Saddam Husein. Este periódico publicó una entrevista con “Curveball”, Rafid Ahmed Alwan al-Janabi, la fuente que utilizó Colin Powell en el discurso repleto de mentiras que pronunció en las Naciones Unidas donde hablaba de las Armas de Destrucción Masiva “existentes” en Iraq.

Los estadounidenses amantes de las leyes y las libertades, orgullosos de sus tradiciones, no pueden más que condenar las mentiras dichas por Colin Powell y el objetivo de estas para justificar la invasión a otro país,  provocar la muerte de sus ciudadanos y de soldados de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Las mentiras dichas por “Curveball”, admitidas por él en la entrevista para The Guardian, nunca fueron verificadas por las agencias de inteligencia de Estados Unidos. Irresponsablemente se inició una guerra basada en información de segunda mano, recibida de la incompetente inteligencia alemana. El prestigio de Estados Unidos fue una vez más lanzado al fango, en esta oportunidad por la administración Bush-Cheney, para defender los intereses de las grandes empresas petroleras , lo cual no puede ser aceptable para aquellos que aman y luchan sinceramente por su país.

Todo americano que se sienta orgulloso de serlo reconocerá que la democracia no existe en un país donde la prensa es totalmente incompetente e irresponsable y el gobierno no hace más que decir mentiras cada vez que se pronuncia sobre algún asunto.

Todo americano que se sienta orgulloso de serlo estará en contra de la inmoralidad que representa el  haber creado una situación totalmente falsa para justificar la invasión de Iraq, que ha causado más de un millón de muertes de ciudadanos de dicho país, cuatro millones que han perdido sus hogares, más de 4 754 ciudadanos estadounidenses muertos además de 40 000 heridos y lisiados, a lo que debe agregarse que dicha guerra ha costado al contribuyente estadounidense más de 3 000 000 de millones de dólares lo que invertido en beneficio de la población de Estados Unidos sería más que suficiente para resolver los graves problemas educacionales, sociales y económicos que sufre el país.

Todo americano que se sienta orgulloso de serlo protestará y luchará en contra de este sistema, que no es el que querían los padres fundadores de la nación; un sistema que viola la Constitución, las Leyes y los derechos de los ciudadanos del país. Un sistema creado por la mentira para garantizar los intereses de unos pocos contra los intereses de la mayoría de la población.

*Paul Craig Roberts fue Secretario Asistente del Tesoro durante el primer término de la administración Reagan. Ocupó el cargo de Editor Asociado del Wall Street Journal

Artículos relacionados:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 pensamientos en “El orgullo de ser americano

  1. EL CIUDADANO NORTEAMERICANO HONESTO, DEBE SENTIRSE ORGULLOSO DE QUE EN MEDIO DE TANTA PODREDUMBRE EN UN GOBIERNO DE MÁFIAS,HALLA PERSONAS CON EL VALOR SUFICIENTE PARA ENFRENTAR Y DENUNCIAR LAS CANALLADAS QUE SE COMETEN CON EL MISMO PUEBLO NORTEAMERICANO Y CON OTROS PUEBLOS DEL MUNDO,CUANDO CUALQUIER MENTIRA PREFABRICADA EN SUS LABORATORIOS MEDIÁTICOS ES SUFICIENTE ARGUMENTO PARA INVADIR Y ARRASAR PUEBLOS ENTEROS EN NOMBRE DE SU HIPÓCRITA Y MAL FUNDADA DEMOCRACIA .HAY QUE SER MUY VALIENTE PARA ENFRENTAR AL MÓNSTRUO DESDE SUS PROPIAS ENTRAÑAS.PESE A QUE EL PUEBLO LLANO SE ENCUENTRA ENEJENADO EN SU GRAN MAYORÍA POR LOS MEDIOS, EL ALCOHÓL Y LA DROGA,NO DEJA DE APRECIARSE EN CONTEXTO,CIERTO E INCIPIENTE DESPERTAR,Q EN SU MOMENTO ,DARÁ AL TRASTE CON TODO ESE APARATAJE DE FANTASÍA QUE CONFORMA EL LLAMADO SUEÑO AMERICANO

  2. Los americanos fundaron su capital en el llamado Distrito de Columbia, aludiendo al descubridor de América y luego a la ciudad capital la llamaron como el fundador de la nación americana, pero pudieran haberla llamado Bolívar o haberla llamado con con el nombre de cualquiera de los apóstoles bíblicos, llamarla David, por ejemplo, o llamarla Jesús.

    Da lo mismo, a fin de cuentas fundaron un imperio, se vinieron a más por la mezcla de los angolosajones que traían herencias imperiales de siglos y hay millones de ilustres americanos y de ejemplares americanos nacidos en esas tierras, están llenos los nombres ilustres de las historias vividas y se pudieran hacer muros de verguenza con la gracia divina de lo bueno que ha generado la nación americana en mucho tiempo, pero me pregunto: Porqué no triunfaron los buenos en esa nación, porque se ha venido a menos y hasta un presidente negro avergueza que esté en la silla presidencial?.
    Será que la gracia divina no se ha hecho posible y lo bueno no puede gobernar en la cima del mundo?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.