Carromero, háblame de colores


Iroel Sánchez
Ángel Carromero

Ángel Carromero

En medio de tantas degracias, crisis económicas, escándalos que salpican monarcas y políticos y un doloroso accidente ferroviario atribuible a errores humanos era previsible. La prensa de derecha española -¿existe otra?- ha echado mano al personaje que más ha divertido a los españoles en el último año.

El político del Partido Popular Ángel Carromero ha aparecido este lunes en la portada del diario madrileño El Mundo con el mismo cuento que le hizo a The Washington Post el pasado marzo sobre su responsabilidad en un accidente automovilístico en el que fallecieron dos personas, del que resultó culpable en un juicio que el Cónsul General de España en Cuba describió como “procesalmente impecable”.

“Los servicios secretos cubanos asesinaron a Oswaldo Payá” se titula la entrevista con Carromero que publica El Mundo, en la que éste afirma: “Un vehículo azul comenzó a perseguirnos. Oswaldo me dijo: ´Son de la comunista´. El coche nos embistió por detrás y nos sacó de la calzada”.

Más allá de que, como dijimos a raíz de la entrevista del Post, la imagen del carro que conducía Carromero  “no muestra ningún impacto en la defensa trasera del vehículo siniestrado al salirse de la vía y chocar con un árbol, según probaron testigos y peritos en el juicio que contó con numerosa asistencia de la prensa extranjera acreditada en la Isla”, es una lástima que en tanto tiempo transcurrido el temerario conductor -según los archivos madrileños de tránsito- llegado a Cuba en plan de James Bond no haya tenido tiempo de revisar sus declaraciones al diario estadounidense.

Al Washington Post, Ángel Carromero le habló de perseguidores que sólo él ha visto a bordo de “un viejo lada rojo” (was an old, red Lada) y ahora le cuenta a El Mundo sobre “un vehículo azul”. ¿En qué quedamos, Carromero? Una cosa  es no saber conducir y otra bien distinta no conocer los colores.

Dicen los científicos que el color rojo estimula la atención y el azul la imaginación, quizás por eso decidiste cambiar los colores. Se necesita mucha, mucha imaginación, para creer tu(s) historia(s): una al tribunal y la prensa extranjera en Cuba, otra a The Washington Post y esta ¿última? a El Mundo.

Artículos relacionados:

35 pensamientos en “Carromero, háblame de colores

  1. Carromero se confunde con el rojo y el azul, pero el verde si lo ve muy bien, el verde le hace decir cualquier cosa a lo mejor es el único color que conoce, el de los USD que le pagan o le pagan con billetes de cien Euros, lo cierto es que miente con un descaro tal que parece un OLPL cualquiera y eso es mucho decir.

  2. Este hombre por ser fascista es un practicante de la razón cínica, sabe lo que dice -aunque esté mintiendo- y lo continúa haciendo sin vergüenza y escrúpulos.

  3. Sacaste la frace de contexto, Carromero le dijo al TWP que cada vez que cruzaban una frontera provincial el auto que los perseguía cambiaba, EVENTUALMENTE fue un lada rojo

  4. Ángel Carromero é um assassino, com pelo menos duas mortes nas mãos sujas. Tendo cometido os crimes em Cuba, aí deveria ter sido obrigado a cumprir a pena de prisão. Mas além de assasino, Carromero é um mentiroso cobarde e vai poder agora, em liberdade, impune, alimentar a campanha contra Cuba. A sua extradição para Espanha pode, além do mais, contribuir para potenciar outras acções contra a soberania de Cuba e contra o seu sistema social e político.

  5. Aquí en España, seguimos proponiendo que sea el chofer oficial de Rajoy. Visto su daltonismo, solo rogamos que no se encuentre a nadie cruzando semáforos cuando él pase.

  6. Esto es lo que yo digo en mi artículo: “Al Washington Post, Ángel Carromero le habló de perseguidores que sólo él ha visto a bordo de “un viejo lada rojo” (was an old, red Lada) y ahora le cuenta a El Mundo sobre “un vehículo azul”. ¿En qué quedamos, Carromero? Una cosa es no saber conducir y otra bien distinta no conocer los colores.”
    Si estás hablando de un “asesinato”· es lógico que describas al que lo ejecutó. Al WP le describió uno rojo y El Mundo uno azul.En el WP no habla deninguno azul

  7. Dijo que hubo más de un carro, ¿o todos los carros en cuba son viejos ladas rojos?

    No lo defiendo porque se que tiene un récord de manejo deprimente, pero tu artículo tergiversa la historia “verdadera o falsa” de Carromero.

  8. Carromero confunde el guion que le escribieron, para el TWP menciona a un coche con placa azul y a El Mundo le menciona un coche azul, confunde lo que le dicen en el guion que “alguien” le preparó. ¿Por qué el carro que “lo embistió” era incloro y el que lo perseguía era rojo?

  9. La contrainteligencia cubana, capaz de frustrar 640 intentos de asesinatos contra el Comandante en Jefe Fidel Castro y muchas otras acciones contra Cuba y los cubanos comete el error de utilizar, en la “persecución” de un bandido extranjero y un desconocido “líder”, un “viejo Lada rojo”, cuando todo el mundo sabe que el color rojo produce efectos indeseables para el que no quiere ser descubierto o un carro con chapa azul,que todo el mundo sabe que los que la usan pertenecen a dependencias estatales.
    Por otro lado, un Lada “viejo” no se empata en la carretera con el auto donde viajaba Carroñeromentira ni aunque le echen “combustible de avión”. Es fácil deducir, por las condiciones en que quedó el carro de Carroñeromentira que iba a una velocidad alta.
    Además, es tonto pensar que lo seguían por todo el país (“When we passed provincial borders, the shadowing vehicle would change”). ¿Y tú lo crees? O no conoces lo que es GPS o piensas que la seguridad cubana no sabe lo que es o simplemente te drogaron para creerte tal cosa.
    ¡Que pobre imaginación! ¿No se cansan del ridículo?
    Carroñeromentira y tú pueden decir ahora lo que quieran (o lo que le ordenan), pero en el juicio quedó demostrado toda la verdad y allí Caroñeromentira tuvo toda la asistencia posible de los abogados y del cónsul de España y este todas las libertades necesarias.
    Además, esos métodos mafiosos de asesinar siempre han sido del otro bando. En Cuba, después de 1959, se acabaron los asesinatos; excepto los que han perpetrado los terroristas protegidos por U$A.
    Seguro que el ángel de la mentira está tratando de ganarse algo de lo que los corruptos del PP se han robado, además de lo que le paguen los “yumas”. Él también quiere su tajada. Si no ¿p’a qué roban al pueblo español mientras les exigen “austeridad” y les aplican “recortes” y desaucios?
    ¿Qué ganas tú?

  10. En el WP dijo que notó como le seguía un coche rojo y que luego otro coche con matrícula azul, matrícula que según un acompañante suyo posee “La comunista”, que fue el que le embistió.

    A el Mundo le dijo que notó como le iban siguiendo desde hacía rato y que luego un coche azul con esa matrícula también fue el que le embistió, ¿dónde está la contradicción?

    En ningún momento de la historia se confunde de color, no dice que el que le embistió fue el rojo en el WP y luego azul en el mundo, en ambos relata como primero notó que le seguían y luego un coche de “La Comunista” le embistió. La única diferencia es que en una habla del color del coche que les sigue y en la otra del que les embiste, pero no los confunde en ningún momento.

    La historia de Carromero es poco creíble y llena de contradicciones, pero esta no es una de ellas.

  11. Parece ser que estos que aun creen en la historia de Carromero dudan, sin embargo, de la ética de la Revolución Cubana que jamás ha utlizado métodos violentos para neutralizar a los enemigos del proceso revolucionario. Las mentiras de Carromero son tan poco creíbles que si no fueran escuchadas por algunos adoctrinados por el capitalismo y sus campañas contra Cuba, moverían a risa y burla por ser tan burdas y contradictorias. Eso que habla y escribe ahora ¿por qué no lo dijo en Cuba?

  12. Al margen de que, efectivamente, Carromero es una mentira que camina, este artículo tiene un error categorial. Carromero dijo ahora que lo impactó por detrás “un vehículo azul”, pero antes no dijo que había sido un Lada rojo. A este se refirió en el Washington Post así: Eventually it was an old, red Lada. And then another, newer car appeared and began to harass us.
    Ese otro carro más nuevo sería el vehículo azul que acabó por impactarlo. Claro que no hubo impacto alguno, pero el enfoque por confusión de colores no es correcto, porque no hay contradicción. Para desbancar a Carromero sólo hay que mostrar la foto del Hyundai por detrás.

  13. ¿Existe alguna investigacion de los hechos realizada por alguna organizacion que no sea del gobierno cubano? ¿Alguien que no forme parte de los hechos?

  14. En esa confusión del guión estaría la clave de la referencia al color azul del carro, pero el dato es irrelevante, porque no entraña contradicción. A WaPo dijo: “Cuando pasamos los límites provinciales, el vehículo que nos seguía cambió. Finalmente, era un viejo Lada de color rojo. Y luego otro auto, más nuevo, apareció y comenzó a acosarnos, poniéndose muy cerca de nosotros”. Con decir que este último era azul sale de paso. De donde nunca podrá salir Carromero es de haber dicho que un carro (CUALQUIERA) lo embistió por detrás. Y esto es lo que debe enfocarse desde la prueba pericial.

  15. No es así. Carromero dijo a El Mundo: “En Bayamo, un vehículo azul comienza a perseguirnos. Viene hostigándonos muy cerca.” Y a WaPo: “Cuando pasamos los límites provinciales, el vehículo que nos seguía cambió. Finalmente, era un viejo Lada de color rojo. Y luego otro auto, más nuevo, apareció y comenzó a acosarnos, poniéndose muy cerca de nosotros.” No hay contradicción, que omitió precisar el color del auto más nuevo en WaPo. De ahí que discutir los colores no tenga sentido, porque de lo que se trata es de que NINGÚN auto lo golpeó por detrás.

  16. De lo que se trata es que le hicieron decir un guión. Mintió a El Mundo y mintió al WP, por eso cambió los colores, porque ningún auto ni azul ni rojop lo persiguió ni embistió.

  17. Así es. A WaPo refirió placa azul y a El Mundo, color azul, porque no está dando testimonio, sino repicando un guión de ficción. Y como no dijo a WaPo de qué color era el último carro, no hay contradicción formal. La contradicción es sustancial estriba en que alega impacto o embestida de otro carro y la prueba objetiva (foto del Hyundai y dictamen pericial) lo desmienten.

  18. Me parece que Raudelis desea que la policía estadounidense vaya a investigar los hechos. Pero eso nunca sucederá porque Cuba es un país soberano.

  19. Es principio elemental de Derecho que la carga de la prueba corresponde a quien alega. Carromero tiene vía expedita para llevar su caso a los tribunales, pero no lo hace porque sabe lo que la espera: una aplanaradora de pruebas en su contra.

  20. Siempre llego tarde a los sitios. Dos notas para el Informe Carromero.

    Nota 1 Televisión Española da la noticia a las pocas horas y lo veo en directo. Me sorprende que ya han editado una imágenes de Elizardo Sánchez, con un plano de la zona del accidente, con señales, acotado, y afirma más o menos literalmente que sus contactos en la zona, le informan que ha sido un accidente. Yo me quedo sorprendido porque él que inventa presos hasta el delirio, ¿cómo es posible que a las pocas horas desmienta a la familia Payá? En mi opinión: si hubiera sido un accidente provocado no se hubiera atrevido a dar otra versión. Al contrario, hubiera “cobrado” por amplificar la noticia. En el acto interpreté que no estaba dispuesto a permitir que otra “franquicia”, la Payá se llevara el gato al agua a partir de un montaje organizado por alguien.
    Nota 2. Esta vez la que se contradice y miente es la hija de Payá. Lo pueden leer entero aquí:
    http://josepcalvet.wordpress.com/2013/03/03/rosa-maria-paya-dice-la-verdad/
    Básicamente miente esa chica cuando le preguntan al llegar a España si va a reunirse con Carromero.

    “Rosa María ha contado que ha tenido la oportunidad de «hablar con Ángel Carromero personalmente» el pasado 16 de febrero, y que le confirmó «datos que ya sabía previamente sobre el supuesto accidente», y que «un vehículo les embistió por detrás y que les sacaron de la carretera». Ese encuentro, realizado nada más llegar la joven cubana a España, se produce según ella el 16 de febrero de 2013. Sin embargo, Carlos Herrerra entrevista el pasado 28 de febrero a Rosa María Payá y se produce este diálogo.

    Minuto 2:46 CH ¿Va usted a entrevistarse con Ángel Carromero, o….o se ha puesto a ello..?
    Respuesta RMP Yo espero hacerlo, es uno de mis objetivos….(balbuceos) aquí en Madrid…. (más balbuceos)

    ¿Cómo puede decir que espera hacerlo si ella misma es la que ha afirmado haberlo hecho el 16 de febrero?

  21. Iroel la presencia en un Juicio no forma parte de ninguna investigacion sino de solo atestiguar lo que sucede en dicho juicio. De hecho solo es posible constatar que OTRO hizo una investigacion.

    Y en este caso el consul de españa vela por los derechos del detenido (no investiga) y los periodistas solo informan del juicio (tampoco investigan)

  22. @Raudelis
    Te empeñas, como siempre, en rizar el rizo, en buscar las cosquillas, etc.
    Con Cuba ya se sabe que se trata de decir que una piedra fueron disparos (plural), que una pelea entre feligreses era un pre-Timisoara, que un chaval de pocos años que se pone en huelga de hambre para que hagan las fotos, es un preso de conciencia….que un cerdo como Sebastián Martínez Ferraté era un “documentalista” (Reporteros Sin Frontera) o un “periodista de Tele5” (Hablemos Press).
    El cónsul de España, hubiera expresado una protesta formal si hubiera tenido la más mínima sospecha de que podía ser verdad la alucinante historia: “La seguridad de Estado espera a tener dos testigos extranjeros, Carromero y el sueco, para darle un susto a Payá” ¡Como si los servicios secretos de cualquier país no tuvieran miles de ocasiones para hacer “trabajo sucio”! Pues no. Esperan a tener testigos y además al poco suelta al que iba “dormido” y no vio nada y poco después suelta al que en España tiene que ir disfazado en el metro y según él no puede entrar en ciertos barrios de Madrid, por……¡CHORIZO!
    ¡Qué pocos temas a dónde cogerse tenéis para confiar en la bazofia de ese paniaguado que lleva toda su poca vida chupando del bote de Nuevas Generaciones del PP… ¡los fachas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s